Sesión de simultáneas de Viktor Korchnoi

29/06/2007 – Las simultáneas pertenecen al género del ajedrez espectacular, al mundo de los hitos, las marcas y los registros increíbles. No obstante, tienen también una vertiente de cercanía, de aproximación entre los grandes ajedrecistas y su público. Medirse con ellos sobre el tablero es una forma de comunicarse, intercambiando ideas por encima de las barreras lingüísticas. Es una modalidad que no se me ocurre que exista en ningún otro deporte, en la que lo individual y lo colectivo se den la mano de esa manera. Ajedrez de ida y vuelta...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Sesión de simultáneas de Viktor Korchnoi

Como les anunciamos, Viktor Korchnoi dio una sesión de simultáneas en la estación de autobuses de Oviedo, el pasado día 26 de junio, a las 18:00 CEST, organizadas por Editorial Chessy, y auspiciadas por la Sociedad Regional de Turismo; la empresa ALSA y la Federación Asturiana de Ajedrez.

Esta modalidad de juego tan espectacular permite que varias personas realicen el sueño de jugar contra un ajedrecista de primer nivel, al que de otro modo muchos no podrían acceder. Fue una simultánea cerrada, sin tiempo. El simultaneador condujo las blancas en todas las partidas. En la primera vuelta efectuó la jugada inicial y en las posteriores, a medida que se situaba delante de un tablero, el rival ejecutaba su movimiento, al que Korchnoi respondía. En determinados casos se puede alterar esa cadencia. Si el maestro llega a un jugador y éste no ejecuta el movimiento, se lo saltará pero deberá jugar en la vuelta siguiente. Del mismo modo, en el caso de que se produzcan una serie de jugadas forzadas o evidentes, se intercambian las mismas en un mismo turno.

Repasando algunos datos, me encontré con un párrafo de la Larousse del Ajedrez (Larousse Editorial. Barcelona, 1999) que viene como anillo al dedo:

"Uno de los grandes maestros preferidos en simultáneas es Viktor Korchnoi, pues su técnica reúne todos los ingredientes propios para el espectáculo: un juego agresivo, que desencadena una auténtica marea blanca sobre los tableros, rapidez de ejecución, marcha a paso de carga entre los tableros, actitudes de comediante... y unos resultados siempre aplastantes para sus adversarios"

Pero como las imágenes valen más que las palabras, vamos a pasar a la acción.

La estación de autobuses sigue a su ritmo, pero el acontecimiento no pasa desapercibido y mucha gente se acerca con curiosidad a echar un vistazo. Un comentario recurrente era la edad del protagonista, en un mundo cada vez más habituado a una quizás, estereotipada ya, hegemonía de la juventud en muchas actividades.


Viktor Korchnoi dedicó algún tiempo antes de la sesión de simultáneas a firmar libros y autógrafos


Los periodistas de una televisión intentaron dar el toque humorístico colando un parchís


Poco a poco, los más jóvenes van ocupando su puesto. Blanca de la Peña
(6 años, Campeona de Asturias sub 10) y Lucía Fidalgo (Campeona de España sub 18)


Y también los más veteranos (Luis Antonio Lajara Rodríguez)


Javier Villa, que se perfila como posible heredero de Fernando Alonso
en los circuitos de F1, hizo la apertura de honor.


Con el objeto de no alargar mucho la ceremonia, sólo ejecutó la jugada inicial
en el tablero de Carlos Muñoz, héroe de la afición del fútbol local,


pero acompañó a Viktor Korchnoi en su vuelta inicial al circuito ajedrecístico en herradura.


Cualquier medio es bueno, para capturar un recuerdo de una ocasión especial


En el centro, José Ramón Herrero Merediz, que fue senador y parlamentario
europeo y que ahora preside el Consejo Social de la Universidad de Oviedo.
Uno de los que igualaron en el marcador.


Korchnoi mantuvo la etiqueta para la ocasión, ataviado con americana blanca y corbata.


1, 2, 3, 4...


5, 6, 7,8. 9... (Samuel Castelao, de Mieres, en la mesa con el cartel naranja,
fue el único que se anotó el punto; Daniel Oliveros, a su derecha, logró unas tablas)


8, 9, 10, 11, 12...


13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21...


21, 22, 23, 24 y 25.


Es difícil seguir las partidas en unas simultáneas estas características,
pero la mayor atención la concitaba el simultaneador. Al lado de la pequeña
Blanca, está Francisco Sierra, que amarró medio punto.


¿Cómo ha llegado ese peón a e6 tan rápido?


A medida que avanzaban las partidas, era necesario detenerse un poco más ante los tableros.
No obstante, nunca mostró alterada su concentración, a pesar del ruido de fondo.


Apenas levantaba la mirada de las piezas


¿Hay algo aquí?


Esa dama tiene pinta amenazadora...


Estos chavales me están poniendo las cosas difíciles...


Poco a poco,  piezas y tableos rompen la formación inicial.
Cada tablero es un mundo y desde fuera el conjunto parece un caos


En la cabeza de este hombre, todo cobra sentido. El ajedrez fluye de forma
armoniosa y natural. Hasta parece fácil, cuando se ve jugar a esta gente.


A ver que te parece esto, Rodrigo...


El equipamiento de los simultaneados era variopinto, pero ni libros, ni teléfonos móviles,
ni los comentarios de los espectadores, ni las rápidas escapadas al servicio empañaron la afabilidad y distensión de la tarde.


¡Qué ya está ahí otra vez!


Incordia un poco ese caballo en f7...


¡Qué ha hecho este hombre!

(Con una botella en la que el efecto óptico ha metido varias piezas, Javier Alonso, Campeón de Asturias sub-12, que entró en el palmarés de los que no se dejaron el punto completo)


Al cabo de dos horas todos los participantes se mantenían en liza,


aunque pronto cayó el primero. Eso sí, no sin llevarse la firma del astro del tablero como recuerdo


Tres horas ya


¿Examinando al que quizás es el rey de los finales de torre?


En la cuarta hora, muchas partidas fueron finalizando y se recolocaron algunos
tableros, para que no fueran tan largos los paseos del simultaneador.


Tres partidas cumplieron la cuarta hora.

Es un hito haber llegado hasta ahí, pero la disminución de los participantes supone jugar el final de partida a ritmo relámpago, con lo que las posibilidades de éxito son escasas ante un rival de tal entidad. El GM Alfonso Romero ejerció de maestro de ceremonia y estuvo pendiente de todos los detalles.


Viktor por fin pidió una silla y fue concluyendo partida a partida


Raúl García Boix, fue el último en resistir, con unas tablas por repetición de jugadas.

Quizás le hubiera gustado jugar con tiempo esa posición tan dinámica y desequilibrada, pero las normas de la simultánea son inexorables.


Cuatro horas y dieciocho minutos. Una maratón para la mente

El resultado final en cifras fue pues  +19, =5, -1. En lo personal, fueron los aficionados, jugaran o no, quienes se llevaron a casa el buen sabor de boca de un acontecimiento especial.

Reportaje sobre la vida de Korchnoi en su 75 cumpleaños

Monografías

Viktor Kortchnoi My Life for Chess Vol. 1
Más informaciones y vídeo de muestra...

Monografías

Kortchnoi My Life for Chess Vol. 2
Más informaciones y vídeo de muestra...


Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro