Topalov ya está en México

12/02/2006 – Veselin Topalov, el campeón mundial de la FIDE y el rating Elo más alto (entre los jugadores activos) ya está en México. Viene a participar en el tradicional torneo de Linares, que en esta ocasión se llevará a cabo en dos partes, jugándose la primera mitad en Morelia, Michoacán. El viernes, 10 de febrero el campeón ofreció una sesión de partidas simultáneas, en la cual compitieron 40 jugadores, entre los que se encontraban algunos de los mejores jugadores juveniles, además de personalidades de las letras y de la cultura en México, como los escritores Vicente Leñero y Homero Aridjis y el actor Enrique Rocha. En la mañana de ese mismo día, Topálov les concedió una entrevista a nuestros amigos Manuel López Michelone y Guil Russek para satisfacer algunas de las dudas más comunes que tenemos como jugadores de ajedrez. Entrevista con Topalov...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Una plática con Topálov

Fotos y entrevista por Guil Russek y Manuel López Michelone


Topalov dando las entrevistas

Manuel y Guil: ¿Siendo campeón del mundo, las obligaciones del título cambian la rutina de un gran maestro?¿Cómo es ahora la vida siendo campeón mundial?

Topalov: Ahora aprecio mucho más el tiempo libre. Si antes tenía tiempo para descansar, salir con amigos o pasear por la ciudad donde uno se encuentre, ahora ya eso se ha ido.

Manuel y Guil: Sin embargo este hecho solamente refuerza la validez del título que ganaste en San Luis, Argentina. La gente te reconoce como campeón del mundo…

Topalov: Los últimos años hubo una crisis en cuanto a títulos y la gente no podía orientarse en exactamente quién era el campeón. Pero además, ahora se ha dado un momento en donde el campeón del mundo es el número uno del Elo. Eso desde hace mucho no se había conseguido. En mi caso puedo decir que ahora soy el campeón del mundo, el número uno del rating y el que mejores resultados ha obtenido últimamente.

Manuel y Guil: Debiésemos agregar que tú. como nuevo campeón es el que ha obtenido las victorias más convincentes…

Topalov: Sí, yo puedo decir que mi estilo ha sido muy efectivo, tanto en mis victorias como en mis derrotas, incluso puedo decir que tengo algunas derrotas de las que me puedo sentir muy orgulloso, por ejemplo con Kaspárov (Wijk aan Zee 1999). Y no sólo esa, tengo unas partidas que he perdido pero bellísimas.

Manuel y Guil: Con respecto a las partidas mismas, nosotros empezamos a jugar cuando había partidas suspendidas. ¿Tú llegaste a suspender algunas partidas?

Topalov: Sí, de niño.


Topalov dando una conferencia de prensa antes de la sesión de simultáneas

Manuel y Guil: Es una época “prehistórica” del ajedrez…

Topalov: Parece que fue hace mil años pero sí quiero decir que si aplacé algunas partidas.

Manuel y Guil: ¿Cómo ves el ajedrez actual, el cual parece ser muy diferente al de hace quizás unos veinte años?

Topalov: Es verdad. Los ordenadores lo han cambiado todo. Las nuevas tecnologías, el mundo de Internet. Ya ahora todo llega a todos los rincones de manera “online”. Los niños aprenden muchísimo más rápido y además, si antes, para ir a un torneo yo llevaba 20 libros en mi maleta, ahora vas con tu ordenador portátil. Además, el nivel medio de los jugadores ha subido muchísimo porque las aperturas son las mismas. En las primeras 10 jugadas es difícil inventar algo nuevo y por la cantidad de información disponible, el mundo del ajedrez es ahora mucho más dinámico, hay que estudiar más, crear más en casa.

Manuel y Guil: Igualmente los ritmos de reflexión han cambiado…

Topalov: Sí, ahora el ajedrez es un juego más competitivo. Si antes hacíamos las 10 jugadas teóricas, pues ahora son 20. Está todo bastante estudiado. Sin embargo, creo que todavía esto tiene su encanto y estudiar todo esto en casa y encontrar un defecto o algún error de los programas o de los libros.

Manuel y Guil: Como le pasó hace poco a Krámnik con Leko…

Topalov: Por ejemplo. Incluso ahora en la partida que yo jugué contra Anand (Wijk aan Zee 2006), cuando le jugué h3 y me hace d6, fue una jugada que me sorprendió y que me dejo con una cara de tonto.


En poster con el anuncio de la sesión de simultáneas con Topalov

Manuel y Guil: Es claro entonces que la labor de equipo es ahora más importante que antes,¿no?

Topalov: No necesariamente. Antes el equipo hacía más trabajo en las partidas aplazadas. Ahora como no existe eso, se dedica mucho tiempo a las aperturas, por ejemplo.

Manuel y Guil: Quizás entonces antes la posibilidad de un Fischer solitario. ¿Hoy en día es más difícil esta situación?

Topalov: No, no lo creo. Cuando Kárpov fue a jugar uno de esos matches por el campeonato mundial contra Korchnoi, dicen que su equipo contenía alrededor de 40 miembros, sobre todo analistas. Trabajaban sobre todo en las aperturas y en las partidas aplazadas. Ahora no hay partidas aplazadas y las aperturas las puedes analizar con un buen programa de ajedrez que es casi igual a cinco grandes maestros. Ya se puede con un par de analistas y un ordenador potente, hacer un muy buen trabajo.

Manuel y Guil: ¿Cómo ves el ajedrez en 30 años? ¿Qué crees que pase?

Topalov: Como dije antes, ahora el ajedrez es mucho más dinámico. Antes el campeón mundial defendía su título cada tres años y ahora ha habido muchos campeones en los últimos años y antes para mantenerte como campeón del mundo por diez años, tenías que defender el título un par de veces. Hoy en día, lo mismo lo tienes que hacer cinco o seis veces. Entonces establecer un dominio es más complicado.


Preparando el escenario

Manuel y Guil: ¿Eres optimista con respecto al futuro del ajedrez?

Topalov: El ajedrez, si se desarrolla bien, tiene un enorme potencial. Como cultura, como educación para los niños, ligarlo a la inteligencia, y además, por otra parte, las nuevas tecnologías, en donde el juego más beneficiado sin duda por la red Internet ha sido el ajedrez, pues es casi lo mismo que en una partida en vivo. Ahora se pueden ver partidas en el momento que se están jugando sin importar en qué parte del mundo uno esté. La excitación de ver partidas así es casi la misma a la de estar en la sala de juego. Incluso con los comentarios de connotados jugadores. El ajedrez es un deporte/juego muy popular en países como la India, Rusia y China, por ejemplo, en donde sobrepasa las edades y las culturas. Yo creo se puede aprovechar muy bien. El ajedrez es en realidad universal: pasatiempo, cultura, educación, deporte…

Manuel y Guil: Es sorprendente ver como hoy día los jugadores de elite pueden jugar cada día una partida de tanta energía. ¿Cómo es posible esto?

Topalov: Yo siento que tengo la obligación de dar espectáculo y de jugar, y no sólo por ser el campeón del mundo. Esto lo he intentado antes también. Porque las partidas de los mejores jugadores se siguen mucho. Yo no me puedo permitir el lujo de hacer unas tablas cortas pues cuando pasa eso los aficionados se decepcionan mucho. Pero hay jugadores, es verdad, que se toman muchas veces descansos. Es una cosa un poco negativa que yo intento evitar.


Dando los últimos retoques para la sesión vespertina

Manuel y Guil: ¿Kaspárov será un precursor en esta actitud?

Topalov: Kaspárov fue un ejemplo, sí.

Manuel y Guil: Hay otras cuestiones que para nosotros, los aficionados, nos parecen sorprendentes también. ¿Cómo es posible que un jugador pierda una partida y al día siguiente juega con tanta energía como si nada hubiera pasado? ¿Cómo hacen esto? ¿Cómo olvidan una derrota?

Topalov: Yo creo que mis derrotas más dolorosas están en el pasado. Ahora me las tomo más filosóficamente pues he llegado a la conclusión de que no soy invencible, que no soy un ser superior y sé que cada victoria se consigue con mucho esfuerzo.

Manuel y Guil: Es importante para un gran jugador saber olvidar una derrota…

Topalov: Si, es verdad. En mi caso borro el “disco duro” de mi cerebro bastante rápido.

Manuel y Guil: ¿No se necesita una preparación psicológica, cursos para enfrentar las derrotas?

Topalov: Yo estuve durante un año trabajando con un psicólogo y creo que en el 2002 fue la última vez que tomé una sesión al respecto. El saber ganar y perder y el sistema nervioso son súper importantes así como saber aprender a ganar, a ser buen uso de la victoria. A mí el éxito, el título mundial me llegó con 30 años. Si me hubiese llegado con 20 creo que no hubiese sabido manejarlo correctamente. Ahora lo veo como de lado. Sé que es una cosa que va a terminar la fama. Nadie es eterno.


Los ejércitos listos para entrar en combate

Manuel y Guil: Anand alguna vez dijo, en una entrevista, que “sólo el ajedrecista que ha jugado sabe los demonios que tiene que sufrir en una partida”. La pregunta es entonces. ¿Ha tenido Ud. alguna partida donde ha sentido un terror o esa satisfacción de hacer una partida especial?

Topalov: Sí, muchas. He tenido encuentros espectaculares contra Kasparov, por ejemplo. En el año 1998 disputamos un match en León, en España, de ajedrez avanzado, ayudado por el ordenador, y fue muy espectacular, y al ser la primera vez, todos estaban sorprendidos del éxito que tuvo. También, la famosa partida que me ganó en 1999 en Holanda, que se considera una de las partidas más bellas de la historia. Me enorgullece haber perdido esa partida. Luego también la que le gané al mismo Kasparov en Linares 2005, cuando anunció su retiro.

Manuel y Guil: En la Olimpiada de Moscú, en 1994, recuerdo la partida que le ganaste a Kaspárov y cómo saliste de la sala, como si hubieses dado un knock out a un boxeador. ¿esa habrá sido tu partida más memorable en el aspecto deportivo?

Topalov: La verdad no me acuerdo cómo salí de la sala. Pero si recuerdo la anécdota muy curiosa. Yo estaba jugando y estaba muy estresado y había un apuro de tiempo en esa partida y de repente, yo hago una jugada y Kaspárov abandona. Yo no sabía por qué. Yo le daba el mate en dos pero yo no lo veía aunque todo el mundo lo estaba viendo. Más tarde le pregunté a uno de mis compañeros de equipo por qué abandonó Kaspárov, pues no me he enterado. “Es que le das mate en dos”, fue la respuesta.

Manuel y Guil: Con respecto a tu futuro como campeón. ¿Hay planes de escribir un libro sobre tus partidas?

Topalov: De hecho hubo un proyecto para hacer el libro el año pasado y es un libro que ya tendría que haber salido. Pero me di cuenta que el tiempo que tenía para hacer el libro era de sólo diez días. Yo comentaba los partidos, y otro escritor hacía el libro, la biografía, etc. Pero no se podía hacer algo de calidad en tan poco tiempo y por ello lo hemos aplazado.


El GM mexicano Marcel Sisniega comentando las incidencias de cada tablero en la sesión de simultáneas

Manuel y Guil: ¿Se trata de una colección de tus mejores partidas?

Topalov: Sí, unas cuarenta partidas. Hablar de mi historia, mi carrera, etc. Pero diez días son insuficientes.

Manuel y Guil: Sería aprovechar la coyuntura de ser el nuevo campeón…

Topalov: Sí, lo sé, pero yo quiero hacer un buen libro.

Manuel y Guil: ¿Piensas en el futuro emular lo que ha hecho Kaspárov como escritor de libros?

Topalov: Pienso que no. Prefiero hacer pocos libros pero buenos libros. Hacer uno o dos libros pero bien hechos, probablemente de mis propias partidas. Aunque claro, hablar de mi carrera, de la vida de un jugador de ajedrez, pero en general, sobre el mundo del ajedrez de elite.

Manuel y Guil: En los últimos dos años quizás, tu nivel avanzó espectacularmente. De estar en los primeros diez te colocaste prácticamente como el número uno. ¿Cómo lo lograste?

Topalov: La realidad es que fue poco a poco, porque por ejemplo, pasé por una crisis que fue desde 1998 hasta el 2001. Y después del 2001, hubo un torneo en Dortmund, en donde empaté el primer puesto con Krámnik, que acababa de ganarle un match a Kasparov. Y bestab jugando un gran nivel. Después, en el campeonato mundial de la FIDE, a finales del 2001, creo que jugué muy bien. Y llegué a cuartos de final en donde perdí un desempate muy largo contra Alexei Shírov, pero a partir del año 2000 comencé a mejorar…. Y en el 2004 estuve muy cerca de conseguir un título mundial y sólo perdí con quien a la postre se convertiría en el campeón mundial Kasimdzhanov. Ahí salí como número tres de la lista de rating, sólo superado por Kaspárov y Anand.


Minutos antes de comenzar con las simultáneas

Manuel y Guil: Sobre los jugadores del pasado ¿admiras a alguien en especial? ¿has tomado de modelo a alguien?

Topalov: Sí, a mí me gusta Paul Morphy, que no fue campeón del mundo oficial. Su estilo fue uno muy propio y creo que estaba 50 años delante de todos sus adversarios. Alekhine, también, por su afán de ganar, su gran energía. Y desde luego, Fischer y Kaspárov.

Manuel y Guil: ¿Y Tahl?

Topalov: Tahl, claro. La verdad es que él tenía un estilo que es muy difícil de imitar y es una pena que solamente haya sido campeón mundial un solo año.

Manuel y Guil: ¿De los jóvenes de hoy a quienes le ves más futuro?

Topalov: Están Karjakin… Carlsen, que sin duda tienen el potencial de llegar a lo más alto.

Manuel y Guil: En el ajedrez de antes, era como muy claro el estilo de los jugadores. Un Anderssen contra un Ljubojevic, o un Petrosian, eran estilos muy diferentes ¿En el ajedrez actual se puede hablar de estilo o sólo se busca la mejor jugada?

Topalov: En principio todos buscan la mejor jugada. Yo diría sin embargo que es muy fácil diferenciar el estilo mío contra el de Leko o el de Krámnik. Yo cuando juego, juego a ganar, es mi estilo, mi meta y ellos juegan, diría yo, a no perder.

Manuel y Guil: Jugadores como Carlsen o Karjakin, ¿en cuanto tiempo crees que lleguen a la elite?

Topalov: Creo que realmente les falta experiencia, porque ajedrecísticamente no están muy por debajo. Como capacidad de creación puede que les falte algo. Quizás en tres o cinco años ya estén listos.

Manuel y Guil: ¿Algún libro que recomiendes?

Topalov: La verdad es que es una pregunta difícil que no puedo contestar

P. D. En nuestra opinión, más que entrevista fue una charla informal en la cual Topalov se mostró muy amable, dispuesto a contestar todas las preguntas que se le hiciesen y en donde nos mostró que sabe muy bien dónde está parado, amén de mostrarse como un ser humano normal, como si fuese uno más entre nosotros.

 



Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro