Un recuerdo con sabor a Buenos Aires

03/09/2012 – "Ese hombre de rostro blanco y redondo, calvicie avanzada y ojos sin destellos por el dolor de un desengaño, ya ha visto y escuchado más de la cuenta. Es un sobreviviente del antiguo régimen de la Unión Soviética, Volodymir Borisovich Tukmakov conoce muy bien la diferencia, entre ser y parecer. Formó parte del ajedrez de la URSS cuando ese juego no sólo era un privilegio para el viejo Estado; con su práctica silenciosa y solitaria se alentaba la construcción de sueños; querer y poder a veces podían ser sinónimos". Así comienza la entrevista que Carlos Ilardo ha mantenido con Tukmakov en Estambul...

ChessBase 15 - Mega package ChessBase 15 - Mega package

Find the right combination! ChessBase 15 program + new Mega Database 2019 with 7.6 million games and more than 70,000 master analyses. Plus ChessBase Magazine (DVD + magazine) and CB Premium membership for 1 year!

Más información...

Lunes, 3 septiembre de 2012

Olimpiada de Ajedrez de Estambul 2012

La XL Olimpiada de Ajedrez se celebrará entre el 27 de agosto y el 10 de septiembre de 2012 en Estambul (Turquía). Las olimpiadas de ajedrez se suelen llevar a cabo cada dos años, con equipos de todo el globo que compiten entre si. Están organizadas por la FIDE, que elige al país anfitrión. La última olimpiada tuvo lugar en Khanty-Mansiysk (Rusia) en 2010 y la siguiente será en Tromsø (Noruega) en 2014. La primera olimpiada de la historia se celebró en París en 1924 y contó con la participación de 16 países. La última olimpiada dio la bienvenida a 143 naciones, 1294 competidores (254 GM, 65 WGM, 159 MI y 90 MIF). Para la edición de este año, los organizadores se esperan incluso más.

Un recuerdo con sabor a Buenos Aires

Por Carlos Ilardo

Ese hombre de rostro blanco y redondo, calvicie avanzada y ojos sin destellos por el dolor de un desengaño, ya ha visto y escuchado más de la cuenta. Es un sobreviviente del antiguo régimen de la Unión Soviética, Volodymir Borisovich Tukmakov conoce muy bien la diferencia, entre ser y parecer. Formó parte del ajedrez de la URSS cuando ese juego no sólo era un privilegio para el viejo Estado; con su práctica silenciosa y solitaria se alentaba la construcción de sueños; querer y poder a veces podían ser sinónimos.

Aquí, en el Centro de Exposiciones de Estambul, sede de la 40ª Olimpíada de Ajedrez, su figura firme, erguida y el mentón levantado despierta solemnidad y respeto entre los casi 1300 participantes; lleva una credencial colgada al cuello que lo identifica como el capitán del seleccionado masculino de Azerbaiyán. Concentrado en su tarea, es fácil advertir cómo arenga a sus jugadores, alienta la unión del grupo y fija pautas de líder.


El equipo azerí, Tukmakov al centro, a su derecha Radjabov y Mamedyarov en la Olimpiada de Estambul 2012

Tukmakov nacido en Odessa (Ucrania) el 5 de marzo de 1946 parece no tener descanso durante las casi 6 horas de sesión de juego diaria. Mira y analiza las posiciones de los 4 integrantes de su equipo, pero no descuida la de otros potenciales rivales que juegan en mesas aledañas. Por eso va y viene sin tregua. Durante un breve descanso en un patio, donde se siente y bebe agua, fue sorprendido por La Nación; y aceptó una charla de 10 minutos.

Ud. jugó un magistral en Buenos Aires en 1970. Finalizó segundo detrás de Bobby Fischer. ¿Qué recuerda de aquel torneo?

Pasaron muchos años pero lo recuerdo perfectamente. Me sorprendió el interés de la gente y el conocimiento de ajedrez que allí había. Fue mi única visita a la  Argentina y haber jugado con Fischer -me ganó muy bien y yo jugué muy mal- fue otra gran experiencia. También me sorprendió cómo los organizadores veneraran a Fischer y aceptaran todas sus condiciones; llegó tarde al torneo y en vez de jugar hizo que se cambiaran las luces y se modificaran las butacas con permanencia de público en la sala de juego (el Teatro San Martín). Muchos extranjeros nos quejamos, eso demoró 2 o 3 días el final del torneo; pero parecían todos felices haciendo feliz a Fischer. Yo no dije más nada, en definitiva me habían invitado a ese torneo.

¿Y por qué fue invitado?

Esa es una buena pregunta; en verdad no tenía por entonces muchos méritos, no era aún gran maestro. Había ganado campeonatos nacionales juveniles y estudiantiles y un subcampeonato mayor de la URSS. Tal vez la razón fue que los soviéticos me mandaron allí porque ninguno quería enfrentarse con Fischer. Esa vez me acompañó solamente Smislov.

¿Le parece?

Puede ser, ya por entonces los soviéticos le temían a Fischer; era una preocupación, pero si bien era muy fuerte en el tablero yo no pensé cuando perdí con él que me había vencido un futuro campeón mundial.

En el Magistral de Buenos Aires 1970, Tukmakov sumó 11,5 puntos sobre 17 (7 victorias, 9 empates y 1 derrota), y no le alcanzó para ser campeón; Fischer sumo 15 puntos, con 13 triunfos y 4 empates.


Tukmakov en Chacabuco

Antes de marcharse se sorprende que en el Club Huracán de Chacabuco una foto gigante suya ocupé una de las paredes junto a la figura de Jiri Pelikán (un maestro checo que vivió y falleció en esa ciudad). “Jugué simultáneas en Argentina, pero no recuerdo haber estado en Chacabuco. Hay muchos aficionados que son verdaderos fanáticos y tal vez llevaron una foto mía”.

Detrás del recuerdo está este hombre subcampeón de la URSS en 1970,1972 y 1973, integrante del equipo campeón olímpico en 1984 y campeón europeo por equipos en 1973 y 1983. Su mente guarda una foto sepia del pasado; eso se palpa. Pero para recoger sus historias que se cuentan como tangos hay que tener un corazón en blanco y negro, o con sabor a Buenos Aires.

Enlaces:



Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro