Valencia, cuna del ajedrez moderno y duelo Karpov vs. Kasparov

27/08/2009 – Durante 5 días se podrá disfrutar en la ciudad de Valencia del enfrentamiento mediático entre Karpov y Kasparov. El primer día se realizará la presentación oficial a los medios de comunicación en la Lonja. Por la tarde se efectuará una fiesta de bienvenida en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, lugar emblemático de la modernidad e innovación valenciana, donde ambos campeones jugarán exhibiciones de simultáneas. En los siguientes días Karpov y Kasparov se enfrentarán en partidas semirrápidas, de 25 minutos para cada jugador, durante dos horas cada día. En el cuarto día se jugarán partidas rápidas de cinco minutos por jugador, dando más emoción al duelo. El último día se realizará el acto de clausura con la proclamación del ganador del encuentro. Así que se jugarán un total de 12 partidas con formatos distintos para festejar el 25 aniversario de su mítico duelo por el título mundial. Todos los detalles...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Del 21 al 25 de septiembre de 2009, en Valencia (España)

Durante 5 días se podrá disfrutar en la ciudad de Valencia del enfrentamiento mediático de Karpov vs. Kasparov.

En la mañana del primer día se realizará la presentación oficial a los medios de comunicación del match en la Lonja de Valencia, edificio representativo de la época medieval valenciana. Por la tarde se efectuará una fiesta de bienvenida en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, lugar emblemático de la modernidad e innovación valenciana. Aquí se creará un espacio abierto al público para que se pueda presenciar el duelo en directo. Durante este especio se batirán los dos jugadores mediante partidas simultáneas a lo largo de dos horas. Así el público valenciano conocerá la existencia de un evento dirigido a todos los públicos. Un deporte mental que puede practicar todo el mundo.

En los siguientes días aumentará el interés por el enfrentamiento ya que se efectuarán partidas semirrápidas, de 25 minutos para cada jugador, durante dos horas cada día.

En el cuarto día se jugarán partidas rápidas de cinco minutos por jugador, dando más emoción al duelo. El último día se realizará el acto de clausura con la proclamación del ganador del enfrentamiento.

En cuatro días se jugarán un total de 12 partidas con formatos distintos, dando frescura a cada día del acontecimiento.

Estos duelos serán retransmitidos en directo por los medios de comunicación desde Valencia. De este modo, el enfrentamiento Karpov vs. Kasparov conseguirá una repercusión mediática a nivel internacional.

Los dos mejores jugadores de la historia moderna del ajedrez, con sus rivalidades conocidas, ¡en Valencia!

Transcripción del texto del vídeo oficial de presentación.

El vídeo oficial con la presentación del gran duelo Kasparov vs. Karpov

"25 años después". El duelo del XXV aniversario

Programa

Fecha Hora Actividad Lugar
Lunes, 21 de septiembre de 2009 A fijar Presentación oficial a los medios de comunicación Lonja de Valencia
  A fijar Simultánea Ciudad de las Artes y las Ciencias
Martes, 22 de septiembre de 2009 A fijar Partidas rápidas (25 minutos por jugador) Ciudad de las Artes y las Ciencias
Miércoles, 24 de septiembre de 2009 A fijar Partidas de ajedrez relámpago (5 minutos por jugador) Ciudad de las Artes y las Ciencias
Jueves, 25 de septiembre de 2009 A fijar Clausura  

Las dos "K"s


El duelo entre Karpov vs. Kasparov por el título mundial

El primer duelo: Moscú  1984

La historia de este espectacular duelo tuvo su comienzo el 9 de septiembre de 1984, primer envite de un  encuentro que levantó más expectación que el match entre Fischer y Spassky. Se enfrentaban dos jugadores completamente opuestos, dos filosofías distintas de entender el ajedrez: Kasparov osado y amante del estilo romántico, Karpov frío como el hielo, calculador y con una precisión digna de una computadora. Se estipuló que el match llegaría a su fin cuando uno de los dos participantes ganase seis partidas. Kasparov poseía un talento descomunal, pero era muy inexperto y esto se tradujo en un 5-0 tras las primeras 27 partidas (22 en tablas). Pero justo en ese momento, Karpov cambió su forma de jugar. Confiado por su superioridad, empezó a buscar el sexto triunfo corriendo algún riesgo y lo que se encontró fue con una derrota que cambió el rumbo de los acontecimientos.

A esa derrota siguieron muchas partidas que finalizaron en empate, pero el match había entrado en una dinámica diferente, ahora era Karpov el que sufría para entablar y el joven aspirante el que dominaba la situación. Karpov sólo se encontraba a una victoria del triunfo final, pero se le veía cansado y acobardado ante el empuje de su joven rival. Dos victorias seguidas de Kasparov (47ª y 48ª partidas) presagiaban el hundimiento del campeón, pero entonces llegó la gran polémica, Florencio Campomanes, presidente de la FIDE, declaró el match terminado porque se estaba alargando en demasía y los jugadores estaban agotados. El match se declaró nulo, una decisión que favorecía a un exhausto Karpov y que nadie acertó a comprender.

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

Karpov 

½

½

1

½

½

1

1

½

1

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

Kasparov 

½

½

0

½

½

0

0

½

0

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½


25

26

27

28

29

30

31

32

33

34

35

36

37

38

39

40

41

42

43

44

45

46

47

48

Total

½

½

1

½

½

½

½

0

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

0

0

25

½

½

0

½

½

½

½

1

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

1

1

23

El segundo duelo: Moscú 1985

Tras la gran polémica generada, las aguas volvieron a su cauce con la repetición del match en Septiembre de 1985. Evidentemente había que cambiar el formato del encuentro y se decidió poner un límite máximo de 24 partidas. La expectación generada era máxima y se llegaron a pagar cantidades desorbitadas en la reventa de entradas. El match no defraudó a nadie y resultó espectacular. Karpov llegó a adelantarse 3-2, pero Kasparov logró reaccionar, gracias a un inmejorable ajedrez táctico, para ponerse por delante 8'5-7'5. A falta de 3 partidas Garri ya dominaba por 11'5-9'5. Karpov estaba contra las cuerdas, pero en un alarde de voluntad logró una nueva victoria para llegar a la última partida con un resultado de 12-11 (y jugando con blancas). Hay que mencionar que el empate a puntos le hubiese dado el título a Karpov, por lo que la expectación era máxima. Pero Kasparov quería demostrar al mundo su grandeza y en una soberbia partida obtuvo el triunfo y por ende la victoria final por 13-11, tras mes y medio de dura lucha. Kasparov se había proclamado nuevo Campeón del Mundo.

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

Total

Kasparov 

1

½

½

0

0

½

½

½

½

½

1

½

½

½

½

1

½

½

1

½

½

0

½

1

13

Karpov 

0

½

½

1

1

½

½

½

½

½

0

½

½

½

½

0

½

½

0

½

½

1

½

0

11


En este duelo, Kasparov consiguió sorprender a Karpov con una gran preparación en las aperturas, su fuerza e intensidad en el tablero hicieron el resto. Karpov también desplegó un juego de gran nivel, mostrándose tan sólido como siempre, pero en frente tuvo una ambición inquebrantable. Anatoly supo pelear hasta el último segundo, a pesar de su inferioridad, y demostró mucha garra y tesón, cualidades dignas de un guerrero como es Anatoly.

Gracias a esta victoria, Kasparov se convirtió en al campeón del mundo más joven de la historia, con 22 años y 210 días.

El tercer duelo: Londres - Leningrado 1986

Estaba estipulado que si Kasparov ganaba el match de 1985, tenía que conceder una revancha al año siguiente. Ésta se celebró entre Londres y Leningrado, en el verano de 1986. Este fue el match en el que Kasparov se mostró más fuerte, a pesar de todas las dificultades que tuvo para prepararlo. Una de los escollos que tuvo que superar fue la aparición de un "topo" dentro de su equipo de preparadores. Este espía filtró parte de los análisis para el match, como los estudios y mejoras de la apertura Grünfeld, que era la que habían planeado utilizar con más asiduidad (esta es la versión del equipo de Kasparov).

Kasparov comenzó tomando ventaja, mostrando una gran fuerza en su juego, pero Tolia se repuso y consiguió igualar la situación. A partir de la octava partida, Kasparov vuelve a dominar y logra una gran ventaja, en la decimosexta partida: 9'5-6'5. Pero una vez más Karpov consigue levantarse, cual ave fénix, y gana 3 partidas consecutivas. Justo en este momento, Vladimirov es expulsado del equipo de Kasparov acusado de ser el topo. La espadas están en todo lo alto, Kasparov gana la vigésimo segunda partida y se pone por delante 11'5-10'5 a falta de sólo dos partidas. Las dos últimas acaban en tablas y Kasparov retiene su título por un total de 12'5-11'5.

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

Total

 Kasparov 

½

½

½

1

0

½

½

1

½

½

½

½

½

1

½

1

0

0

0

½

½

1

½

½

12'5

  Karpov 

½

½

½

0

1

½

½

0

½

½

½

½

½

0

½

0

1

1

1

½

½

0

½

½

11'5

Tras la expulsión de Vladimirov, Karpov bajó mucho su rendimiento y dejó de adivinar las variantes preparadas por el equipo de Kasparov. Nunca llegaremos a saber si esta historia fue cierta o sólo un arma utilizada por el equipo del campeón para cambiar la dinámica del encuentro a su antojo.

El cuarto duelo: Sevilla 1987

Tomémonos un respiro para elogiar a estos dos jugadores, auténticos gladiadores que luchaban con gran intensidad durante encuentros muy largos, algo que supone un enorme desgaste físico y psicológico. Tal vez el aspecto más importante de estos encuentros es el desgaste mental y los constantes cambios en el estado de ánimo de los jugadores: euforia tras el triunfo, hundimiento tras la derrota, miedo, presión... Por eso, tanto Kasparov como Karpov, tenían largas sesiones con psicólogos e incluso ambos llegaron a buscar la ayuda de videntes, amuletos e incluso de parapsicólogos... todo vale para llegar hasta la victoria.

El cuarto match tuvo lugar en el teatro Lope de Vega de la capital hispalense, como en el anterior duelo, el campeón se dirimiría tras 24 partidas. Karpov comenzó dominando tras ganar la segunda partida, pero hacia la mitad del campeonato Kasparov había logrado voltear la situación y se imponía por medio punto. Una vez más la igualdad presidía el match, algo que siempre caracterizó estos duelos y que fue una de las razones por la que fueron seguidos a lo largo y ancho de todo el planeta.

El juego de Kasparov no tuvo la fuerza de otras ocasiones, tal vez el miedo a perder su corona le atenazaba. La decimosexta partida se la apuntó Karpov, con lo que lograba igualar el marcador. Se llegó a las dos ultimas partidas con un incierto 11-11. La penúltima partida se la apuntó Karpov, tras una variante errónea utilizada por Kasparov. Karpov estaba por delante 12-11, quedaba una sola partida y le servían unas simples tablas... pero surgió el Ogro de Baku con toda su fuerza y energía enfocada para lograr la victoria. Tras una dura lucha, en la que supo explotar la pequeña ventaja lograda en el medio juego, consiguió derrotar a Tolia y retener el título (las normas estipulaban que a empate de puntos el título no cambiaría de dueño). Al finalizar la partida la sala entera se puso en pie y rindió una larga ovación al campeón del mundo. Gracias a este match la afición al ajedrez en España sufrió un gran impulso: miles de aficionados siguieron las partidas con inusitado interés. El 4º match acabó 12-12 (4 victorias para cada uno y 16 tablas), el más igualado de todos.

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

Total

Kasparov 

½

0

½

1

0

½

½

1

½

½

1

½

½

½

½

0

½

½

½

½

½

½

0

1

12

Karpov 

½

1

½

0

1

½

½

0

½

½

0

½

½

½

½

1

½

½

½

½

½

½

1

0

12

El quinto duelo: New York - Lyon 1990

La preparación de Kasparov para este match fue deficiente, descuidó mucho su entrenamiento para atender algunos asuntos de carácter no competitivo, como su cruzada contra la FIDE. Una vez más, el duelo levantó una gran expectación y fue patrocinado por grandes empresas estadounidenses e internacionales. La parte jugada en New York fue de un nivel más bien bajo, ninguno de los dos consiguió alcanzar un nivel óptimo, algo que supuso una gran decepción tras las expectativas levan por las polémicas declaraciones que los jugadores cruzaron antes del inicio del encuentro. Las tablas se sucedían (sólo 1 victoria para cada uno) y el match perdió la atención de los medios y de la afición.

Con empate a puntos el match se trasladó a Lyon, con la esperanza de que el espectáculo mejorase. Y así fue, pero sin alcanzar el nivel de anteriores duelos. Karpov demostró estar mejor preparado en la teoría de aperturas, pero esto no fue suficiente para destronar a Kasparov. Gary terminó venciendo ajustadamente por 12'5-11'5. Este match fue quizá el más flojo, lo que se vio reflejado en un descenso en el número de aficionados que lo siguieron.

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

Total

Kasparov 

½

1

½

½

½

½

0

½

½

½

½

½

½

½

½

1

0

1

½

1

½

½

0

½

12'5

Karpov 

½

0

½

½

½

½

1

½

½

½

½

½

½

½

½

0

1

0

½

0

½

½

1

½

11'5

Crónicas: sitio web oficial


Anatoly Karpov


Garry Kasparov

Información y vídeo: cortesía del sitio web oficial

Fotos: ChessBase


El regreso de Francesch Vicent

Presentación del libro ‘El regreso de Francesch Vicent’

El trabajo de Garzón “es la obra que necesitaba la Historia del ajedrez” en palabras de Anatoli Karpov, firme defensor del origen valenciano del ajedrez moderno. En el monumental trabajo se acredita, y, además, con nuevas e inesperadas pruebas (es connotativo el título del libro), que la Reina del ajedrez fue creada en Valencia hacia 1475 y sólo dos décadas después, una vez consolidada por la práctica la nueva forma de jugar, que ilumina al ajedrez de nuestros días, esa revolución se extendió por toda Europa. No hay ninguna duda. “Todo ocurre en Valencia”, nos dice Garzón. Como resultado de tan ímproba labor “se pone fin a 5 siglos de espera y conjeturas con hallazgos cuya verdad es cegadora”, en palabras de Anatoli Karpov, legendario campeón mundial de ajedrez, que acudirá a la presentación del libro. Garzón: “No hemos querido abandonar el espíritu de trabajos anteriores”. En esta obra se desvelan algunos misterios de la Historia del ajedrez.

‘El regreso de Francesch Vicent’ pone fin a cinco siglos de conjeturas.

“EL REGRESO DE FRANCESCH VICENT” de José Antonio Garzón

por Rafael Solaz Albert

Aparición de la Reina. En pos del incunable perdido. Sucesos enigmáticos. La contundente investigación de Garzón cambia la historia del ajedrez. Pruebas concluyentes. Misteriosos mensajes cabalísticos. Anatoli Karpov. El esperado regreso de Francesch Vicent.

Hace ya muchos años consultando al azar una obra sobre bibliografía valenciana supe que el primer libro impreso sobre el ajedrez moderno, esto es, cuando aparece por vez primera la Reina, fue de un segorbino llamado Francesch Vicent. Su título: Libre dels jochs partitis del scachs en nombre de 100, impreso por Lope de Roca, en Valencia, el año de 1495. Así lo vi reseñado por José Ribelles Comín en el primer tomo de su Bibliografía de la lengua valenciana (1920).


José Antonio Garzón Roger

Tuvo que pasar mucho tiempo hasta que conocí a José Antonio Garzón, buen ajedrecista, una autoridad en la historia del ajedrez y, por el tiempo, gran amigo. Nos encontramos por vez primera hace unos nueve años en la librería anticuaria de mi hijo Rafa, situada entonces en la plaza Margarita Valldaura. Mi hijo ya me había hablado de José Antonio y de su búsqueda del libro de Vicent del que no se hallaba localizado ningún ejemplar en bibliotecas públicas o privadas del mundo. Desde un primer momento, tras las conversaciones mantenidas con Garzón, me percaté de la importancia que él mismo trasmitía y su interés en la localización del libro para así restaurar la verdad sobre quienes dudaban de su existencia. Poco a poco descubrí que yo viajaba también en la estela que José Antonio iba dejando En pos del incunable perdido, que era el título de su primera obra producto de las incipientes investigaciones realizadas sobre el tema. Entonces Garzón ya ofrecía al lector y al investigador pruebas contundentes sobre la existencia del libro y sus avatares. Precisas fichas bibliográficas, el Monasterio de Monserrat, la guerra contra la ocupación francesa, la misteriosa desaparición de la obra, una venta clandestina, un librero catalán, otro alemán, el millonario americano… Ingredientes que, como si de un guión cinematográfico se tratase, iban dejando pistas emergentes que pronto se desvanecían en el carácter desgraciado, oculto y misterioso que siempre envolvió al Libre de Jochs Partitis de Francesch Vicent. Y es que parecía como si la suerte adversa se hubiera aliado con una serie de acontecimientos contrarios a la verdad, ese juicio que no se puede negar racionalmente cuando se funda en principios irrefutables.

Como en un álbum que recoge la información obtenida mediante búsqueda de los diversos estadios por los que pasa una realidad determinada, en este caso con nuestro Vicent como colección coincidente, fuimos intercambiando los cromos destinados a proporcionar noticias sobre nuestras particulares investigaciones. Garzón es el que más aportaba. No había reunión en que no me diera una novedad sobre el particular. Casi siempre se dirigía a mí, diciendo: Vas a caerte de la emoción cuando sepas lo que he descubierto, toda una bomba. Yo le atendía boquiabierto y humildemente le presentaba algún apunte bibliográfico que confirmaba sus descubrimientos. Así pasó cierto tiempo. José Antonio continuaba trabajando de forma intensa en un nuevo estudio basado en el examen exhaustivo de nuevos documentos, dando a la luz hechos novedosos que, según decía el inagotable autor, eran de tal importancia que le producían desasosiego y esperanza, ese estado de ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que esperamos.


La portada del libro

Ahora José Antonio Garzón ha presentado al gran público su obra: El regreso de Francesch Vicent, la historia del nacimiento y expansión del ajedrez moderno, que es una aportación de pruebas concluyentes fruto de su investigación frenética, rigurosa, costosa y compleja, llegando hasta sus últimas consecuencias, analizando con lupa documentos y libros situados en los más recónditos lugares y robándole varios años de su vida, que según palabras de Garzón han sido recompensados porque a partir de ahora: la verdad del Vicent ya no puede mancillarse. Pero no se contenta con este elaborado y arduo estudio. No. José Antonio nos envuelve en su obra la reconstrucción del Vicent, página a página. Como si del antiguo impresor Lope de Roca se tratara, va introduciendo en la caja tipográfica los diversos signos y letras, edificando los tableros con los 100 problemas, su solución y sus comentarios, todo ello elaborado con paciencia oriental y comparación exhaustiva de otras obras en las que se demuestra tuvieron idéntica paternidad, por cierto, hasta este momento, misteriosamente ocultas o, quizá, intencionadamente olvidadas.

A la importancia del texto del nuevo libro se une una magnífica edición, bien elaborada con una correcta maquetación e impresión, acompañada de múltiples ilustraciones y cuidada hasta el último detalle, lo que la convierte en una obra de referencia bibliográfica, teniendo el aval de sus editores: la Generalitat Valenciana y la Fundación Jaume II El Just.

Sus capítulos tratan sobre la historia del ajedrez, los diferentes tratados manuscritos, sus revelaciones y ocultaciones; las pistas italianas como principales estelas del Vicent; el Lucena; el Damiano; las pruebas de origen español; valenciano; la mutación del ajedrez con Reina de la que deriva el juego llamado marro de punta o sea el de las populares damas que, coincidencia, también aparece en Valencia; la primera partida de ajedrez moderno en el poema Scachs d’amor; la influencia astrológica y la posición de los planetas que inspiró a los poetas; el enigma cabalístico, ese mensaje cifrado… y, como no, Francesch Vicent, el hombre, el segorbino criado en Valencia, retratado en su tiempo y analizado quinientos años después, todo ello con la inestimable aportación de un prólogo reafirmativo de una de las más grandes figuras ajedrecísticas, el indiscutible campeón mundial: Anatoli Karpov.


Una conjunción planetaria, verificable en Valencia, entre Marte, Mercurio y Venus (30 de junio de 1475 ó 6 de junio de 1477), inspiró el poema "Scachs d´amor". Gentileza de Juan Antonio Belmonte (IAC, La Laguna).

Así pues, con la nueva obra, no solo se destruye una incertidumbre de muchos años, demasiados, sino que se recupera un libro y a un autor que son el ADN del ajedrez moderno, ese eslabón perdido en el tiempo hasta hoy. Un valenciano segorbino tuvo la gloria de ser el primero que revolucionó el ajedrez arcaico y puso la gran Dama como Reina de un juego que, a partir de ese momento, cambió para siempre. Otro valenciano, José Antonio Garzón, ha sido el culpable de hacer zozobrar la historia del ajedrez poniéndola patas arriba, encajando en un puzle lleno de intereses, desconocimiento y mentiras, la pieza que injustamente faltaba y, lo que es más importante, ofreciéndonos el retorno de un invitado largamente esperado: El regreso de Francesch VicEnT.

Rafael Solaz Albert, bibliógrafo y escritor

La presentación del libro "El regreso de Francesch Vicent" de José A. Garzón

La Dama Valenciana

La dama entra en juego

Era la alferza el guardián del rey, su ayuda de cámara, su guardaespaldas. Pero en un momento dado se trocó en eficaz, eficiente y veloz organizadora y dominadora del tablero. Y parece ser que esa revolución se alumbró en Valencia, donde también se originó el juego de damas, inmortalizando de esta manera el papel de Isabel la Católica en la dirección de un incipiente país, inmerso a la vez en la finalización de su cohesión institucional y territorial y en la apertura de nuevas fronteras más allá del Mar Tenebroso. Nadja Woisin estuvo en la ciudad del Turia y ha traído buenos recuerdos y hermosos reportajes que ahora comparte con todos ustedes.

 

Valencia, cuna del ajedrez moderno 


El Museo de Bellas Artes de Valencia


De derecha a izquierda: Govert Westerveld (autor del libro), Consuelo Císcar Casabán (Secretaria de Cultura dela Generalitat Valenciana), Esteban Gonzalez Pons (Consejero de Cultura, Educación y Deporte) y José Antonio Garzón (coautor)


José Antonio Garzón, historiador y coautor del libro, publicó un reportaje sobre la presentación del libro "Isabel la Católica: Su reflejo en la dama poderosa de Valencia, cuna del ajedrez moderno y origen del juego de damas" en Mini Diario de la Comunidad Valenciana. Ha sido tan amable de permitirnos la reproducción de su artículo aquí

  José A. Garzón

Una monumental obra del historiador holandés Govert Westerveld acredita que la Reina del ajedrez se inspiró en Isabel la Católica.


La Conselleria de Cultura, Educación y Deporte, a través de la Secretaría Autonómica de Cultura presentó el jueves 26 de febrero, en el Museo de Bellas Artes de Valencia, un libro muy esperado que contribuye a aclarar, de forma definitiva, el origen español tanto del juego de damas como del ajedrez moderno.

Otro hito importante de este libro es que la Secretaría Autonómica de Cultura, a través de la publicación del mismo, rinde un gran homenaje a la Reina Isabel la Católica, al celebrarse este año el V Centenario de su muerte. Queremos agradecer a Consuelo Císcar que desde un primer momento supiera apreciar la importancia de la obra que nos ocupa, y que impulsara con cariño su publicación.


Consuelo Císcar Casabán

El autor, el gran historiador holandés Govert Westerveld, autoridad mundial en Historia del Juego de Damas, ha consagrado 20 años de su vida a esta ardua investigación intitulada:

La Reina Isabel la Católica: su reflejo en la Dama poderosa de Valencia, cuna del ajedrez moderno y origen del juego de damas.

El título no puede ser más explícito. En este trabajo de Westerveld, unos de los libros más profundos jamás publicados sobre la materia, se han estudiado y referenciado más de 1.000 libros sobre Historia, Bibliografía, Tratados Técnicos, Literatura, Cultura General, etc. En suma, se trata de una obra valiosísima para la cultura española.


Govert Westerveld, el autor del libro

La idea más fecunda de la misma, que viene ratificada con pruebas documentales, propugna que la Reina del ajedrez, nacida en Valencia, tomó como modelo inspirador a la gran monarca de la vida real: la Reina Isabel la Católica.

El trabajo abraza dos grandes tramos de investigación, y se divide por tanto en 2 partes, adornadas con gran profusión de imágenes, grabados y diagramas. En la primera parte se reúne por primera vez y en español su investigación de 15 años sobre el origen del juego de damas y su conexión con el ajedrez moderno a través de la la Reina Isabel la Católica, y se establecen ya todas las hipótesis, refrendadas fehacientemente con pruebas en la segunda parte de la obra. Westerveld demuestra un profundo conocimiento de los juegos de tablero antiguos, medievales y renacentistas, unido a una exquisita erudición de la Historia de España, particularmente de los siglos XV y XVI, en los que nuestro país era la nación hegemónica en el mundo, no solo políticamente hablando sino de una forma muy especial en el campo de las letras y la cultura. Precisamente el desconocimiento de la Historia de España y de nuestra lengua había bloqueado a muchos historiadores de ajedrez, incluso al más prestigioso de todos: H.J. Murray.

Westerveld tarda en opinar, en pronunciarse. Antes deja que muchos libros y autores hablen por él, pero cuando toma la palabra lo hace desde la autoridad del investigador profundo, riguroso y transparente. Nunca oculta pruebas, teorías o documentos en contra de sus ideas. Tampoco escatima méritos ni reconocimiento a nadie. Ni siquiera a sus detractores. Este talante desgraciadamente escasea hoy en día en la investigación.

En las páginas de su libro se analizan minuciosamente todos los juegos que alguna vez han sido candidatos a ser llamados juego de damas. Así, el juego de damas va perdiendo, tras este riguroso análisis, varios siglos de antigüedad: se descartan los juegos egipcios, griegos y romanos, con pruebas suasorias.

Govert Westerveld ha sido el primer investigador en proclamar con firmeza y argumentos la conexión entre el ajedrez moderno y el nacimiento del juego de damas (finales del siglo XV), vindicando el origen español, y por supuesto, valenciano de todo ello.


José Antonio Garzón, el coautor del libro

Siempre sospechamos (y así lo indicamos en nuestro libro En pos del incunable perdido (2001), obra en la que presentamos pruebas inequívocas del origen valenciano del ajedrez moderno, poniendo fin a cinco siglos de injusticias y a una espera que no parecía terminar nunca) que en la intersección del juego de damas con el ajedrez moderno, podrían encontrarse nuevas pruebas que dieran armonía a todo el conjunto. La intersección, esto es decisivo, es Valencia. Todo ocurre en Valencia. Unos buscan argumentos etimológicos en Francia, otros se inspiran en el progresismo de algunas regiones de Italia, en suma ideas demasiado epidérmicas, mientras en Valencia tenemos los primeros documentos y técnicos, lo que es aún más significativo, tanto del ajedrez moderno como del juego de damas. Pero nunca se habían estudiado de conjunto.

Una y otra vez el malogrado Ricardo Calvo, que tanto luchó por Valencia, me conminaba a dirigirme a su amigo Westerveld. Conocía a ciencia cierta el “arrinconamiento incomprensible” que la comunidad de historiadores mostraban hacia las ideas de Westerveld. Es difícil luchar contra la Historia apuntalada con extraños intereses, pero peor aún es hacerlo contra la incomprensión. Ahora los tiempos han cambiado, y esta verdad tan importante para España, tan meritoria para Valencia, ya no puede ser zaherida por más tiempo.

He tenido pues el privilegio de trabajar junto a Govert Westerveld, y se ha evidenciado lo necesario de esta colaboración, pues la intersección entre el juego del ajedrez y las damas era mucho más grande y decisiva de lo que pensábamos. Ha sido una titánica lucha contra el destino, y contra el tiempo.

La obra que se presenta hoy es una de las investigaciones más rigurosas, honestas, y documentadas que jamás se hayan publicado sobre la Historia de las Damas o del Ajedrez.

En ella se analizan, de forma cohesionada y profunda los primeros documentos tanto del ajedrez moderno (MS. Scachs d´amor, incunable del segorbino Francesch Vicent de 1495), como del juego de damas (Torquemada, 1547; Ruiz Montero, 1591; Lorenzo Valls; 1597; Timoneda , 1635) todos ellos valencianos; así como la extensión de esta gran reforma a Italia, Francia y otros países.

El libro, como si el autor se hubiera planteado en un hercúleo esfuerzo agotar la materia para él tan dilecta, es la suma de muchos proyectos, de ahí su atractivo, que tendrían sentido independientemente. Pongamos algunos ejemplos. Estamos ante un trabajo que refleja magistral y profusamente la presencia de los juegos de tablero en la literatura española y en la vida de la Corte. Incluye una bibliografía elaboradísima sobre el juego de las Damas, así como sobre los juegos en general. En el libro se resuelve casi sin pretenderlo el mayor enigma de la bibliografía del juego de damas, hablamos del primer libro impreso en el mundo (Torquemada (¿), Valencia 1547). Este asunto cuyo misterio no le va a la zaga al del incunable de ajedrez de Vicent de 1495 (¡inmensa fatalidad: ambas obras pioneras en el mundo en su género, en apariencia parecen perdidas en aciago avatar para la cultura valenciana!), había suscitado verdadero interés entre los bibliófilos, y podría erigirse en sí mismo en una investigación independiente y necesaria. Ambos hemos llegado a la conclusión (hipótesis ya avanzada hace años por Westerveld) que el libro de Torquemada nunca existió, pero que sí se imprimió un libro en Valencia y en 1547. El autor no era otro que el librero Timoneda, por lo tanto su libro de 1635, con el poeta librero-editor ya muerto era en realidad una segunda edición. En todo caso, como vemos en la obra de Westerveld, es el libro más inquietante de la bibliografía del juego de damas, esclarecedor también para comprender la introducción del ajedrez moderno.

En suma, se recupera de este modo un tesoro cultural para España. Valencia vuelve a situarse, con todo su brillo, en el lugar de privilegio que tuvo y mereció a finales del siglo XV. Govert Westerveld, orgullo de nuestra tierra, de nuestro país, nos ha regalado su tesón, su fe inquebrantable, rescatando aquello que más no puede orgullecer a todos. Nuestro agradecimiento hacia él, auténtico y creciente, es nuestra humilde forma de corresponderle.


José A. Garzón

________________________________________________________________________________

Esteban González Pons, Consejero de Cultura, Educación y Deporte, contó algunas anécdotas ajedrecísticas de su propia vida:

Solía en Noche Vieja poner un tablero de ajedrez y, después de comer las uvas, su hermano y él jugaban una partida. Con la sana intención de ser los primeros en España en jugar al ajedrez en el Año Nuevo. Dijo que si entonces hubieran sabido que pertenecían a la ciudad primera en haber inventado la dama probablemente hubieran desarrollados una apertura desconocida que permitiría la salida de la dama prácticamente desde la segunda jugada para poder ser los primeros en mover la dama en este año. Agregó que en aquel entonces su hermano solía perder... Su hermano es siete años menor que él. 

Vídeo entrevista con José Antonio Garzón

Pulsando con el ratón en la imagen podrá ver a una muestra del vídeo en formato WMV. Tiene un tamaño de 969 Kb.

Textos sobre las presentaciones de los libros, fotos y vídeo: Nadja Woisin, ChessBase

Enlaces:



Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro