Humpy Koneru: hoy es el día de su cumpleaños

por Sergio Ernesto Negri
31/03/2022 – Humpy Koneru, es una extraordinaria ajedrecista india, nacida en la ciudad de Vijayawada, el 31 de marzo de 1987) quien, a pesar de sus pergaminos, y seguramente de mucho merecerlo, no ha podido ser campeona mundial de ajedrez, una expectativa que renueva vez en vez y que, quizás, pueda lograr a concretar en algún momento del futuro, a pesar de que quizás lo mejor de su potencia frente al tablero ya es parte del pasado. | Foto: cortesía de Humpy Koneru

ChessBase 16 - Mega package Edition 2022 ChessBase 16 - Mega package Edition 2022

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

Humpy Koneru, la campeona mundial de ajedrez que (aún) no fue

Lo suyo ha sido tan trascendente que, después de la mítica jugadora húngara Judit Polgár (nacida en 1976), la mejor ajedrecista de la historia, Koneru fue la primera de su género en superar la barrera de los 2.600 puntos ELO, adelantándose en esa carrera a la china Hou Yifan (nacida en 1994). La ajedrecista india en octubre de 2007 llega a los 2.606 puntos, los que incrementa para julio de 2008 a 2.622, valores desusados para cualquier jugador, y mucho más si se está en presencia de una mujer.

En 1997, 1998 y 2000 es campeona del mundo de niñas menores de 10, 12 y 14 años, respectivamente, en el primer caso en Cannes, Francia y, en los restantes, en Oropesa del Mar, España. Y en 2001, ganó en Atenas el campeonato mundial juvenil femenino, con 9.5 en 13, dejando atrás a la china Xu Yuanyuan (nacida en 1981).

Humpy Koneru

Y en el 2002 llegó a cumbres ideales ya que estableció un récord mundial al convertirse en la mujer más joven en lograr el título de Gran Maestro (absoluto) a la edad de 15 años, 1 mes y 27 días, dejando atrás, por tres meses, la marca de Judit Polgár. Fue la octava persona de su sexo en obtenerlo a lo largo de la historia. Sin embargo ese año no pudo repetir el título mundial juvenil femenino del anterior, ya que perdió en el desempate por la corona ante la jugadora china Zhao Xue (nacida en 1985), lo que sucedió en la ciudad india de Goa.

Humpy Koneru | Foto: cortesía de Humpy Koneru

Todos aquellos títulos mundiales en categorías juveniles, este logro como GM tan precoz, y el estratosférico puntaje ELO aquilatado, hacían presagiar que Koneru pronto habría de transformarse en campeona mundial entre las mayores pero, en ese caso, la rueda de la fortuna le será esquiva. Con todo logrará una vez esa condición, mas en ajedrez rápido, lo que sucederá en 2019 en Moscú, al lograr nueve puntos en doce en la prueba (entre los varones se consagró, una vez más, Magnus Carlsen), tras vencer en el desempate dramático a la más joven competidora china, Lei Tingjie (nacida en 1997).

En esa sequía de título en la categoría mayor entre las mujeres, además de algunas actuaciones irregulares en las competencias en las que intervino, en varias de las cuales era la principal favorita en alzarse con la corona, y de la relumbrante aparición de la china Hou, primó otra decisión muy personal, Es que la jugadora en 2016, en estado deportivo de plenitud, decidió abandonar momentáneamente (por dos años) las competencias para dedicarse a ser madre, dando a luz en 2017 a una nena llamada Ahana (nombre que evoca al aire). Su regreso se habrá de producir en la Olimpíada de Batumi 2018.

Koneru en su casamiento con Dasari Anvesh

A propósito de las Olimpíadas, es algo curioso que su presencia en esa clase de pruebas se dio en dosis homeopática. Debutó en Calviá 2004, en el primer tablero, cuando tuvo una actuación digna: seis triunfos; cinco empates y tres derrotas (una ante la excampeona del mundo Maia Chiburdanidze), siendo su país noveno en la tabla de posiciones. Regresa de inmediato en Turín 2006, con una India que finaliza en la colocación duodécima, y con una Koneru en donde vuelve a tener una actuación solo aceptable (quizás se esperaba más dado su nivel de juego), con seis triunfos, cuatro empates y dos derrotas. Y en aquel regreso en Batumi 2018 (la última competencia del estilo antes de la pandemia), siempre al frente de la delegación, que saldrá octava, la jugadora emblema de su país, quien a la sazón tenía 2.586 puntos ELO, logra 5,5 puntos sobre 9.

Este terreno olímpico no le fue demasiado propicio a la talentosa Koneru quien, para más, tuvo diferencias con su país por lo actuado en Turín (adonde viajó sin su padre que era el entrenador), acusando a la federación de su país de falta de apoyo. A partir de eso su progenitor, Koneru Ashok, alguien que sacrificó su trabajo (de profesor) y su propia carrera frente a los tableros (llegó a ganar algunos torneos en su país) para que su hija pudiera cumplir con su sueño de dedicarse al ajedrez, no podrá acompañarla por un tiempo en futuros viajes internacionales.

La jugadora india, a diferencia de lo que sucedía sistemáticamente en el pasado, salvo honrosas excepciones, no dudó en participar en competencias abiertas (con varones), en las que tuvo buenos resultados. Por caso, vencerá en diciembre de 1999 en el campeonato asiático juvenil sub-12 disputado en Ahmedabad, India. Dos años más tarde, en el Hotel Lipa de Hungría (una prueba en la que los participantes tenían un promedio de 2.400 puntos ELO) y en Yugoslavia, vencerá en sendas pruebas frente a varones para obtener, con catorce años, norma de un título de GM que pronto vendría.

En 2004, al desarrollarse el campeonato mundial juvenil, en vez de participar en la prueba femenina (de la que había sido antes campeona y subcampeona), preferirá hacerlo en la sección general, en la que triunfará su compatriota Pendyala Harikrishna (nacido en 1986), viéndosela a Koneru ocupar un dignísimo quinto puesto compartido, con 8.5 en 13, a punto y medio del vencedor, en torneo disputado en su país, en la ciudad de Cochín. Su primer triunfo en competencias sin restricciones de género será en Hilversum, Países Bajos, en el Abierto HSG, en 2007, cuando con 7.5 en 9 logre la primera posición. Poco después, en prueba similar, aunque ahora en Luxemburgo, reiterará victoria en el Abierto Kaupthing, con 7 en 9.

En los años 2000 y 2002 será campeona femenina de Inglaterra, esa que nunca obtuvo Vera Menchik (1906-1944), hecho que no se dio simplemente porque la primera campeona del mundo no participaba en esa clase de pruebas. En 2003 en Kozhikode, India, será también campeona de Asia y en 2005 ganará otra importante prueba femenina: será la Copa de los Urales del Norte, en Krasnoturinsk, con 6 puntos en 9, quedando delante de la china Xu Yuhua (nacida en 1976) y de la rusa, Aleksandra Kosteniuk (nacida en 1984) dos figuras que, alguna vez, serán campeonas del mundo.

Vayamos al punto nodal de la trayectoria de Koneru, ese título mundial que siempre le resultó, y esperemos que en algún momento revierta esa situación, del todo esquivo.

Su debut será en 2004, en Elistá, Rusia. De las 64 participantes en una competencia que se resolvía por eliminaciones directas sucesivas, hasta arribarse a la mejor, la jugadora india era la primera preclasificada ya que, por entonces, tenía 2.513 puntos y, además, junto a la georgiana Chiburdanidze, la sueca Pía Cramling (nacida en 1963) y la búlgara Antoaneta Stefanova (nacida en 1979), era quien podía exhibir entre sus congéneres el título de GM. Pero será esta (preclasificada N° 7) quien al cabo de todo se alce con la victoria. Koneru perdió, inesperadamente, en semifinales ante la rusa Ekaterina Kovalevskaya (nacida en 1974) por 2.5 a 1.5, concretándose la primera frustración de la jugadora india que siempre estuvo en pos del título máximo entre las mujeres.

En agosto de 2014, Humpy se casó con Anvesh Dasari, en la foto sale la hija de los dos cuando tenía casi tres añitos | Foto: Humpy Koneru

Humpy preparando al comida en su cocina | Foto: cortesía de Humpy Koneru

Buscando revancha, se presenta en 2006 en na nueva edición de esta competencia máxima en Ekaterimburgo, Rusia, con una Koneru que es quien tiene el ELO más alto (2.537 puntos), pese a lo cual es preclasificada N° 2, al quedar detrás de Stefanova, la titular reinante. Era la segunda ocasión que era la favorita pero, inopinadamente, caerá en segundo rueda ante la francesa Marie Sebag (nacida en 1986), por 3 a 1. En esa oportunidad será la jugadora china Xu Yuhua quien recibirá el trofeo máximo.

En 2008 y 2010 suma buenas actuaciones, será semifinalista, pero siempre sin logra la ansiada corona. En el primer caso será en la ciudad rusa de Nálchik y, otra vez, Koneru es la que ostenta el mayor ranking (2.622), pero escolta a la campeona china Xu en la preclasificación (que tenía apenas 2.483 puntos ELO), antecediendo a una Hou Yifan (nacida en 1994) que ya asomaba con fuerza. No obstante se impondrá esa vez Kosteniuk, precisamente venciendo en la final a una Hou que, en la instancia inmediata previa, había batido a Koneru por 4 a 2.

En la prueba de 2010, en Antioquía, Turquía, sigue aún Koneru siendo la de mejor ranking (2.600), la segunda preclasificada detrás de la campeona Kosteniuk y anticipando por poco margen a Hou quien, de nuevo, vence a la jugadora india en semifinales (y luego esta vez se consagrará campeona), al derrotarla 1.5 a 0.5.

Del 2009 al 2011, la FIDE celebró una serie de competencias, denominadas Grand Prix, para determinar quién se habría de clasificar para disputar el match contra la campeona, la china Hou. Koneru sale segunda en el acumulado (vence en el torneo de Estambul, cuando Hou es tercera; también en el de Doha, mas es tercera y quinta en otras dos pruebas). Pero, como es la propia jugadora china la que predomina en la tabla general, Humpy logra el derecho de enfrentarla por el título. Pero caerá claramente en el match disputado a fines de 2011 en Tirana, Albania, con cinco tablas, tres derrotas y sin triunfos. Otra oportunidad perdida, mas poco esta vez para lamentar, ya que sucede ante la mejor ajedrecista de tiempos actuales.

La siempre presente Koneru volverá a brillar en próximos Grand Prix. En el ciclo 2011/2012 será de nuevo escolta en la tabla general respecto de Hou, producto de un triunfo en la competencia de Ánkara y Kazán y otras buenas actuaciones en otras dos competencias. Pero esta vez, a diferencia de la anterior, no accede al match por el título, ya que en ese momento la campeona era la ucraniana Anna Ushenina (nacida en 1985), por lo que será Hou quien la enfrente en 2013 por la poltrona máxima (y naturalmente le gane).

Ushenina había vencido, no sin sorpresa, en el torneo mundial de 2012, cuando la primera preclasificada era Hou, y Koneru era la segunda (a pesar de que tenía más ranking que aquella, 2.610 contra 2.606, la china fue ubicada primera ya que era la campeona). La ajedrecista ucraniana, en comparación, apenas era la N° 30 en el escalafón previo. Nuestra Humpy vuelve a defeccionar ya que cae en segunda rusa ante otra representante de Ucrania: Natalia Zhukova (nacida en 1979).

¿Seguimos registrando las oportunidades en las que Koneru, siendo habitualmente la máxima candidata, quedó tan cerca del cetro máximo entre las mujeres? En el Grand Prix del periodo 2013/2014 (en ese tiempo la FIDE combinaba pruebas, una por eliminación, para determinar la campeona, y otra por torneos acumulativos para hallar a la desafiante en un futuro match) reitera su condición de escolta respecto de Hou. La ajedrecista india de los cuatro torneos de los que forma parte en dicha ocasión, vuelve a imponerse en dos (en la ciudad armenia de Dilijan y en la uzbeka de Tashkent). La jugadora china será la que adquiera el derecho de enfrentar a la campeona, la ucraniana Mariya Muszychuk (nacida en 1992), lo que sucederá en 2016 con otro éxito para aquella, por lo que Humpy, como es casi una letanía para esta clase de competencias, se queda a las puertas de la gloria.

En el 2015 Muszychuk había ganado el título en el torneo de Sochi en el que, como fue tantas veces usual, anunciando un predominio que luego no se daría, Koneru era la de mejor ranking (2.581 puntos) entre las 64 participantes, mas perderá con la sorprendente Mariya, futura vencedora, en cuartos de final, por 2.5 a 1.5.

Un nuevo Grand Prix para el lapso 2015/2016 verá a una Hou que solo juega una prueba (la gana, pero esa presencia aislada la pone en posiciones alejadas de la punta en el acumulativo). Pero Koneru es desplazada por otra jugadora china, Ju Wenjun (nacida en 1991), por lo que de nuevo no accede al match por un título.

En el 2017, en Irán, en otra prueba por eliminación buscando a la campeona, en la que habrá de triunfar la jugadora china Tan Zhongyi (nacida en 1991), Koneru se ausenta por razones de maternidad. Esa es la primera vez en la que no se la aprecia luchar por la esquiva corona.

En Janty-Mansisk, Rusia, en el mes de noviembre de 2018, cuando Ju Wenjun es la primera preclasificada y campeona vigente (le había ganado en mayo el match a su compatriota Tan), y ratifica esa condición imponiéndose en el campeonato del mundo femenino, Koneru sigue siendo la N° 2, ahora con 2.557 puntos, lejanos de los que supo cosechar, y con una desconcertante performance ya que pierde en segunda ronda ante la polaca Jolanta Zawadzka (nacida en 1984) por 1.5 a 0.5. Igualmente, estas competencias por eliminación, en mini-matches que se deben resolver en solo dos encuentros, suelen deparar esta clase de sorpresas.

Habida cuenta de esa situación (que en el caso de Koneru le jugó varias malas pasadas oportunamente al perder con rivales inferiores en disputas acotadas a dos partidas), desde la asunción del nuevo Presidente de FIDE, el ruso Arkady Dvorkovich (nacido en 1972), se reemplazó el sistema anterior en el que existían, en simultaneidad, formas combinadas para acceder al título (torneo por eliminación y ciclo de torneos para nominar a la desafiante de la campeona). Desde ahora, se elegirá a la desafiante mediante un Torneo de Candidatas.

Aplicando el nuevo (viejo) esquema, en 2019 se hizo en Kazán el respectivo Torneo, en la que se observó la ausencia de la jugadora india. Allí se impuso la rusa Aleksandra Goryachkina (nacida en 1998), alguien que ya se ubica, pese a su juventud, como la segunda mejor jugadora del mundo detrás de Hou Yifan, quien luego, en el match por el título, habrá de caer ante Ju, en muy apretada definición.

Como se verá por la enumeración de la casuística, varias jugadoras que llegaron a lo más alto tienen, claramente, menos pergaminos que una Koneru quien, por lo hecho en su trayectoria, bien debería haber podido al menos en alguna oportunidad inscribir su nombre en esa prodigiosa nómina.

Pero sigue en la brega. Para el ciclo 2019-2020, en las nuevas condiciones reglamentarias, el que será interrumpido por la pandemia, todo recomenzó con un torneo en Skólkovo, Rusia, en septiembre de 2019, en el que la jugadora india resulta victoriosa, con 8 puntos en 11, permaneciendo invicta, y dejando atrás a Ju y a Goryachkina. La siguiente se realizó en Mónaco a fines de ese año, logrando la primera posición Koneru, en forma compartida, con Kosteniuk y Goryachkina.

Con estos grandes resultados, la jugadora india, sin participar en las otras dos pruebas previstas, alcanzó la clasificación para el Torneo de Candidatas. Ellas fueron las de Lausana (Suiza), en el mes de marzo de 2020, en la que ganó la georgiana Nana Dzagnidze (nacida en 1987) y en los meses de mayo y junio de 2021 en Gibraltar, en donde ganó la muy joven, y promisoria jugadora kazaja Zhansaya Abdumalik (nacida en 2000).

En el transcurso del primer semestre del presente año se prevé disputar el Torneo de Candidatas. Una será la ganadora quien habrá de retar a Ju por la corona. Las clasificadas son: las rusas Goryachkina, Kateryna Lagno (nacida en 1989) y Kosteniuk; las chinas Tan y Lei; las hermanas ucranianas (Anna y Mariya) Muszychuk y, como no podía ser de otro modo, nuestra Humpy Koneru, la segunda preclasificada, después de Goryachkina, considerando el ELO de las participantes.

Una de las últimas competencias de Koneru, aunque fuera de este circuito, fue a inicios de 2020 pero, más tarde, se perdió otras por una razón insólita: al estar inoculada con una vacuna anti-COVID que es un desarrollo indio (Covaxin), no fue permitida a participar al no ser un producto aprobado formalmente, en ese momento (en noviembre 2021 lo será) por las autoridades sanitarias de los países anfitriones. Ese es el tiempo que vivimos. ¿una nueva piedra que debe superar Koneru que por momentos parece predestinada a no ser campeona mundial entre las mujeres?

Actualmente, con una Hou Yifan algo retirada, y que prefiere disputar en cualquier caso competencias que no sean por eliminación y entre los varones, la campeona mundial es la poderosa Ju, quien ha superado la barrera de los 2.600 puntos ELO (la quinta en lograrlo, y ya sabemos que Humpy fue la segunda en conseguirlo en la historia). Nos preguntamos si esta vez, quizás en una oportunidad que pudiera ser postrera, Koneru llegará a las merecidas alturas formales que le han sido, por causas diversas, anteriormente negadas. Para ello deberá primero imponerse en el Torneo de Candidatas y luego en el match a la campeona reinante. Ya veremos si puede cumplir un sueño. Que es el de ella. Y el de muchos de quienes admiramos su trayectoria.

En el último listado de la FIDE, al mes de marzo de 2022, Koneru curiosamente no aparece, como símbolo de cierto grado de inactividad. El respectivo listín es encabezado, como es usual, por Hou, con 2.650 puntos, anticipándose a Goryachkina y a la titular del mundo Ju. No hasta hace mucho, en las mediciones correspondientes a diciembre de 2021, la jugadora india era la N° 3 del planeta, y por delante de la mencionada campeona, con 2.586 puntos ELO.

En su país se la valora muchísimo. De hecho recibió en el mes de abril de 2021 uno de los reconocimientos más importantes, el otorgado por The Hindu Group of Publications, organización que anualmente entrega en los Premios Sportstar ACES. En ese contexto, al reconocer a los mejores deportistas olímpicos y no olímpicos, a Koneru se la eligió como la “Deportista de la Década” en la categoría «deportes individuales no olímpicos» en mujeres (igual galardón recibió el excampeón mundial Viswanathan Anand en varones). Días atrás había recibido otro galardón: el de mejor deportista india del año entregado por la BBC.

Al ser bautizada eligieron el nombre de Hampi que, además de ser el nombre de una ciudad india, significa «victoria». Y vaya que lo suyo fue el éxito. Más allá de las formalidades de alguien que, no fue la titular del mundo entre las mujeres, solo por los caprichos del destino. Talento y merecimientos, indudablemente nunca le faltaron, a la «campeona mundial que (aún) no fue».

Humpy Koneru en la base de datos online de jugadores de ChessBase

Selección de partidas disputadas por Humpy Koneru

 

Fotos: Humpy Koneru / Elisabeth Pähtz

Edición: Nadja Wittmann (ChessBase)

Enlaces


Sergio Ernesto Negri nació en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Es Maestro FIDE. Desarrolló estudios sobre la relación del ajedrez con la cultura y la historia.