¿A quién debe votar España y por qué?

por Leontxo García
08/08/2014 – Kaspárov (junto con Kárpov) ha contribuido mucho a la fuerza del ajedrez español. Por el contrario, Iliumyínov vetó a España tras los escándalos de la Olimpiada de Calviá (2004) y algunos de sus directivos han ofendido o ignorado repetidamente al presidente Javier Ochoa de Echagüen. Sin embargo, todo indica que éste votará por Kirsan. Intentemos entenderlo. El Diario de Leontxo (VII)...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

El diario de Leontxo (VII)

¿A quién debe votar España y por qué?

Dados los infundios, malentendidos y especulaciones que se han escrito a raíz de un reciente artículo de Kaspárov contra Ochoa en el diario El Mundo, empiezo aclarando algo de suma importancia: no tengo la menor duda de la honradez personal del presidente de la FEDA y de la Federación Iberoamericana (FIBDA), a quien conozco desde hace más de 40 años. La crítica en los siguientes párrafos se refiere únicamente a su postura institucional ante las elecciones y a su falta de transparencia. El propio Kaspárov aclaró después en Twitter que nunca ha acusado a Ochoa de obtener un beneficio personal en la supuesta transacción por el voto a Iliumyínov.

Además, sería muy injusto olvidar que la tenacidad a prueba de bombas de Ochoa fue esencial para destronar (a finales de 1997) a su antecesor, el dictador Román Torán, quien manejó el ajedrez español durante decenios con muchos más errores que aciertos. Aquí están los detalles ("El País"). Aunque sólo fuera por eso, el ajedrez español estará siempre en deuda con Ochoa. Cosa distinta es si conviene que alguien permanezca en el mismo cargo 16 años seguidos, los que lleva él al frente de la FEDA, aunque sea de manera inequívocamente democrática y sin una oposición seria y bien organizada.

España ha sido durante muchos años, desde 1988 (y quizá lo siga siendo, a pesar de la crisis) el país del mundo con más torneos internacionales; y en el último decenio se ha convertido en la vanguardia de las aplicaciones sociales del ajedrez. Ello se debe, sobre todo, al enorme trabajo de muchos organizadores y promotores, en su gran mayoría no profesionales. Pero ese logro hubiera sido poco menos que imposible sin la espoleta mediática que Kárpov y especialmente Kaspárov explotaron desde el Mundial de 1987 en Sevilla (13 millones de espectadores vieron en directo la última partida por TVE) y en sus numerosas visitas de años posteriores, así como la colaboración de Kaspárov con TVE y las editoriales Planeta y Salvat, entre otras muchas actividades. También debe tenerse muy en cuenta que Kaspárov y Silvio Danáilov, presidente de la Unión Europea de Ajedrez (ECU) y residente en España desde hace muchos años, hicieron un trabajo formidable para lograr que 415 europarlamentarios (desde la extrema izquierda a la extrema derecha) votasen (marzo de 2012) a favor de recomendar la introducción del ajedrez como asignatura obligatoria en los 28 países de la Unión Europea.

Javier Ochoa de Echagüen, presidente de la FEDA

Tras los escándalos que varios directivos de la FIDE provocaron durante la Olimpiada de Calviá –especialmente el georgiano Zurab Azmaiparashvili con su cabezazo a un guardia civil durante la ceremonia de clausura-, la FIDE vetó a España (sin concederle sedes de torneos oficiales) mientras Ochoa fuera presidente de la FEDA, como puede verse en esta crónica publicada en El País.

Que yo sepa, ese veto sigue vigente. Además, he sido testigo de comentarios ofensivos de varios directivos de la FIDE contra Ochoa por la firmeza de las posturas del presidente de la FEDA y porque no se plegaba al peculiar estilo de gobierno de esos dirigentes, por decirlo con la mayor suavidad que se me ocurre. También en esto, la actitud de Ochoa me parece correcta.

Sin embargo, la FEDA, que en elecciones anteriores votó en contra de Iliumyínov, da ahora la impresión de que va a votar a favor. Y, con independencia de lo que pueda obtener a cambio –luego profundizaré sobre ello-, me temo que esa actitud tiene mucho que ver con la citada tenacidad enorme de su presidente, que esta vez la proyecta en sentido negativo. Ochoa tiene serias razones para estar molesto con Kaspárov. Sobre todo, tres, que detallo a continuación, añadiendo los matices que me parecen necesarios para que el lector se forme su propia opinión:

  1. El singapureño Ignatius Leong, protagonista de otros escándalos en Calviá como alto directivo de la FIDE, está ahora en el equipo de Kaspárov. Éste argumenta que sin Leong no podría competir con Iliumyínov en Asia. Leong me dijo hace unos días que en Calviá cumplía órdenes de Makrópulos (presidente adjunto de la FIDE) y que le gustaría explicar todo esto personalmente a Ochoa.
  2. Ochoa pidió apoyo hace cuatro años a Kaspárov cuando era candidato a una vicepresidencia de la FIDE. A petición de su madre, Kaspárov apoyó a Azmaiparashvili, ex entrenador suyo y amigo de la familia. “Vi que, incluso con mi ayuda, Ochoa no podía ganar. Y preferí enojar a Ochoa que a mi madre”, me explicó Kaspárov hace unos meses.
  3. Danáilov pidió audiencia la pasada primavera en el Ministerio de Educación español para una visita en compañía de Kaspárov y diversas autoridades de Galicia sin avisar antes a Ochoa, a quien sí invitó después; el presidente de la FEDA no fue a la reunión ni envió a nadie en su representación.

Javier Ochoa y Leontxo García

Insisto: Ochoa tiene razón en esos tres puntos, aunque creo que se equivocó en el tercero. En su lugar, yo hubiera hecho tres cosas: acudir a la reunión con la Secretaria de Estado, Montserrat Gomendio, en compañía de Kaspárov y Danáilov; aprovechar la ocasión para pedir a Gomendio una cita oficial en las semanas siguientes con el fin de explorar el ámbito de colaboración entre el Ministerio y la FEDA (que tiene planes en ese sentido desde hace meses pero todavía no ha logrado esa reunión); y advertir seriamente a Danáilov y Kaspárov de su actitud inapropiada, para que no vuelva a repetirse.

Ahora bien, ¿son esos tres puntos razón suficiente para que la FEDA vote a Iliumyínov? Parece evidente que no: el criterio del voto de España debe ser el interés del ajedrez español, muy por encima de lo legítimamente enfadado que pueda estar su presidente. Además, lo lógico es que Ochoa dialogue todo lo posible con ambos candidatos para conocer sus ideas y proyectos, y cómo encaja España en ellos, o qué propuestas concretas hacen a la FEDA.

Ilyumzhinov y Ochoa estrechándose la mano - frente al tablero

Es también evidente que Ochoa está dialogando bastante con la candidatura de Iliumyínov (y Azmaiparashvili para la presidencia de la Unión Europea de Ajedrez), y muy poco con la de Kaspárov (Danáilov). Por ejemplo, se reunió con Azmaiparashvili en Barcelona hace unos meses. Y anteayer estaba hablando con Jorge Vega, presidente de FIDE América y principal artífice de que Iliumyínov se haya mantenido en el cargo durante 19 años seguidos, en una terraza de un hotel de Tromso. Por cierto, Vega debería haber estado en ese momento en la reunión de la Comisión de Ajedrez en las Escuelas, dado que forma parte de ella como “Coordinador Continental para América” y que la FIDE ha declarado que introducir el ajedrez masivamente en la educación es un objetivo prioritario.



Kasparov y Ochoa

Ochoa se reunió el año pasado con Kaspárov. Por lo que ambos me han dicho, no hubo buena química entre ellos, y sí algún malentendido. Lo cierto es que, hace unos dos meses, Kaspárov le envió un correo electrónico (al que he tenido acceso) en términos muy amables, incitando al diálogo y ofreciendo a Ochoa un puesto directivo en la FIDE si el ruso gana las elecciones. Según me dijeron ambos hace poco, Ochoa no ha respondido a ese correo, ni siquiera acusando recibo. Unas semanas más tarde, el belga Jan Callewaert, vicepresidente en la candidatura de Kaspárov, se ofreció a visitar a Ochoa en Barcelona o donde el presidente de la FEDA quisiera para hablar sobre las elecciones. Esta vez sí hubo respuesta, que puede resumirse así: estoy muy ocupado; ya nos veremos en Tromso. Pero no tengo ningún indicio de que Ochoa quiera reunirse aquí con Kaspárov: anteayer se cruzaron inesperadamente por la calle, se estrecharon la mano con muy poco entusiasmo y siguieron cada uno por su lado.

Jan Callewaert , de Bélgica, es empresario y hombre de negocios con gran experiencia en las gestiones de grandes empresas. Su pasión por el ajedrez y los amplios beneficios educativos que tiene el deporte ciencia, le ha animado a apuntarse a la Fundación de Ajedrez de Kasparov y ahora vicepresidente en la candiatatura de Kasparrov.

Kaspárov sospecha –dice que tiene constancia de que esto también está ocurriendo con otras federaciones- que la oferta electoral de Iliumyínov a Ochoa incluye la cancelación de la deuda (cercana a los 40.000 euros) que la FEDA tiene con la FIDE. Si es verdad, el asunto implica consideraciones éticas muy delicadas. Para empezar, porque el candidato Iliumyínov no debería utilizar su conocimiento –como presidente de la FIDE- de las deudas de algunas federaciones. Además, porque sólo se me ocurren dos maneras de borrar esa deuda con el 100% de seguridad y manteniendo la legalidad de las cuentas de la FIDE: A) Dar dinero en mano a Ochoa para que la FEDA haga una transferencia a la FIDE; B) Dar dinero a la FEDA para que ésta se ahorre la financiación de algunas actividades y pueda destinar entonces parte de su presupuesto ordinario a pagar la deuda.

Aunque en algunos países ambas variantes se consideran corrupción, la segunda podría estar en el límite de lo admisible, siempre que Ochoa lo explicara públicamente. De hecho, una de mis críticas a su gestión en este asunto es que la está manteniendo en secreto (supongo que la comparte con su Junta Directiva) cuando las especiales circunstancias de estas elecciones aconsejan más que nunca que el voto de España y el proceso para decidirlos sean muy transparentes. Ochoa representa a todos los ajedrecistas españoles, y sus enfados no le liberan de esa responsabilidad, por muy justificados que puedan ser.

Pero en este punto llegamos a algo que me revienta los hígados: la FEDA ha rechazado varias veces un aumento drástico del precio de las licencias federativas (el irrisorio coste actual está entre los 10 y los 50 euros anuales, y es muy importante saber que sólo una pequeña parte -entre 4,5 y 10 euros- va a la FEDA) en época de crisis, cuando la subvención del Consejo Superior de Deportes ha bajado muchísimo, y ahora debe cerca de 40.000 euros a la FIDE. En la Federación Valenciana explicaron la situación a los ajedrecistas, se aprobó una subida de 30 euros a 50, y no ha pasado nada malo. En la FEDA no se han atrevido (ni siquiera ofreciendo un trato especial a parados y jubilados), a pesar de que 60 euros al año significan cinco al mes, menos de lo que cuesta el gin-tónic que nos podemos tomar en un bar mientras discutimos sobre ello. Más valentía y responsabilidad en este asunto tan importante hubieran evitado o suavizado mucho la incómoda situación que tiene ahora Ochoa ante el polémico voto para Iliumyínov o Kaspárov.

Como ya he explicado varias veces (la última, ayer, en el Diario de Leontxo 6), creo que la brújula de la FIDE debe tener dos nortes: la entrada masiva del ajedrez en la educación y los grandes patrocinios internacionales; y que Kaspárov es mucho más apropiado para lograrlos que Iliumyínov, cuyo balance durante 19 años en ambos aspectos es muy negativo. La FEDA tiene todo el derecho a opinar lo contrario, como hacen otras federaciones. Por ejemplo, la muy respetable de Andorra, que vota a Iliumyínov porque siempre ha cumplido sus promesas y porque está enfadada con algunas actitudes personales de Kaspárov. Pero es ineludible que agote el diálogo con ambos candidatos. Que sea muy transparente en cualquier caso. Y que si opta por Iliumyínov nos explique con luz y taquígrafos por qué apoya ahora a quien ha ofendido gravemente al ajedrez español y a su presidente durante los últimos diez años.

Crónica: Leontxo García

Todos los díarios de Leontxo desde Tromsø

Programa

Viernes 01.08.2014 Inauguración a las 19:30 en la Sala Skarphallen
Reunión de árbitros: 21:30 en la Chess Olympiad Arena
Sábado 02.08.2014 Reunión técnica de los capitanes: 09:00 Chess Olympiad Arena
Ronda 1: 15:00 Chess Olympiad Arena
Domingo 03.08.2014 Ronda 2 14:00 Chess Olympiad Arena
Lunes 04.08.2014 Ronda 3 14:00 Chess Olympiad Arena
Martes 05.08.2014 Ronda 4 14:00 Chess Olympiad Arena
Miércoles 06.08.2014 Ronda 5 14:00 Chess Olympiad Arena
Jueves 07.08.2014 Día de descanso
Viernes 08.08.2014 Ronda 6 14:00 Chess Olympiad Arena
Sábado 09.08.2014 Ronda 7 14:00 Chess Olympiad Arena
Domingo 10.08.2014 Ronda 8 14:00 Chess Olympiad Arena
Lunes 11.08.2014 Ronda 9 14:00 Chess Olympiad Arena + elecciones presidenciales de la FIDE
Martes 12.08.2014 Ronda 10 14:00 Chess Olympiad Arena
Miércoles 13.08.2014 Día de descanso
Jueves 14.08.2014 Ronda 11 11:00 Chess Olympiad Arena
Clausura: 20:00 en la Sala Skarphallen
Viernes 15.08.2014 Salida


Es periodista deportivo, especializado en ajedrez, de cuyas virtudes es gran comunicador y difusor.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro