Ajedrez contra las adicciones

por Luis Alberto Tardío
25/01/2021 – En la región española de Extremadura, se cuenta con diferentes centros dedicados a la atención, tratamiento y superación de las adicciones: adicciones con sustancia, como se dice en el mundillo (alcohol, drogas, pastillas) o sin sustancia (juego). Hay diferentes centros, pero los que tratan de forma integral este problema son las llamadas Comunidades Terapéuticas: la Comunidad Terapéutica (CT), es un concepto clásico en la intervención contra las adicciones, que surgió en Estados Unidos hacia los años 50 y 60 del pasado siglo. Se basaba en un concepto de ayuda por iguales y de realización de muchas y variadas actividades, que en sí funcionaban como una auténtica intervención terapéutica. Muchas se instalaron en zonas rurales, donde funcionaban como auténticas “comunidades”, que incluso en cierto modo se autoabastecían de muchas de sus necesidades. Una de esas actividades es el ajedrez. Artículo por Juan Antonio Montero. | En la foto: visita de la ivestigadora alemana (Universidad de Heidelberg), Sabine Vollstädt-Klein visitando en 2019 | Foto: Juan Antonio Montero

ChessBase 16 - Mega package Edition 2021 ChessBase 16 - Mega package Edition 2021

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

Hoy el concepto ha evolucionado y muchas se encuentran ya en las zonas urbanas. Desde el Club Magic Extremadura Deportivo-Social actualmente intervenimos en dos: La CT “La Garrovilla” (Mérida) y “Arca de Noé” (Badajoz). La segunda se mantiene en el concepto más tradicional de las CC.TT. Estas dos son el foco actual de un programa donde nuestro Club desarrolla su particular metodología de Entrenamiento Cognitivo a través del Ajedrez: se denomina Rehabilitación Cognitiva en blanco y negro, y está apoyado por el máximo organismo oficial extremeño en la lucha contra las adicciones, la Secretaría Técnica de Drogodependencias de la Junta de Extremadura.

Usuarios en el Garrovilla  | Foto: Juan Antonio Montero

Leontxo García dando una charla para los usuarios del Garrovilla | Foto: Juan Antonio Montero

Empezamos a trabajar en CC.TT nada menos que en 2010 y desde entonces no hemos parado, siquiera en el año aciago de la pandemia. Suspendimos la presencialidad en marzo de 2020, pero nos adaptamos pronto, diseñando una estrategia adaptativa que nos ha permitido trabajar a distancia mediante la edición de vídeos para monitores y la preparación de baterías de ejercicios para que pudieran mantener el trabajo, que consiste en recuperar las funciones cognitivas (atención, memoria, etc.) deterioradas por el consumo de drogas, a través de nuestro sistema de ajedrez.

Clases en el Arca Noe  | Foto: Juan Antonio Montero

Clases en el Arca Noe  | Foto: Juan Antonio Montero

Una década más tarde son ya muchas personas, superan las trescientas, las que han participado en este programa, teniendo en cuenta estancias variables en los centros, con una media de 6 meses de duración de estancia en los mismos. Impartimos dos sesiones a la semana de hora y media de duración cada una, lo que constituye un auténtico programa de intervención-rehabilitación, que responde a los parámetros más rigurosos: y todo ello, y creo que eso es un mérito muy grande, con un programa basado en el ajedrez.

La mayoría de los ejercicios se adecúan a ese marco descrito. Las sesiones que impartimos en las comunidades terapéuticas son exclusivamente ECAM: atención focal, dividida, discriminación perceptiva, organización de la información, ejecución de acciones causa-efecto, razonamiento lógico, razonamiento lógico espacial, memoria de trabajo, memoria inmediata, capacidades de atención y/o memorización auditiva-visual, etc. Nuestro principal recurso de trabajo es un tablero mural, no utilizamos tableros de mesa. Los participantes de las sesiones solo tienen su cabeza, a veces pueden contar con algún ejercicio en papel.

Una de las clases | Foto: Juan Antonio Montero

Una de las clases | Foto: Juan Antonio Montero

La dinámica de una sesión consiste en seleccionar una o dos capacidades cognitivas concretas, a veces pueden coincidir varias en un solo ejercicio –como es el caso de las funciones ejecutivas y un ejercicio donde tengan que resolver cuántos movimientos son necesarios para devolver una serie de piezas a sus casillas de origen-, y ponerlas en práctica durante cada parte de la sesión. Por ejemplo, podríamos dedicar una parte de la sesión a realizar un ejercicio de memoria de trabajo con una posición de peones (4), en vertical, formando una columna amplia. Tendrían 1 o 2 minutos para memorizar la posición, dependiendo de su estado de forma, y tendrían que salir uno por uno frente al tablero a reproducir la posición. Este éxito inicial nos sirve para motivar y ampliar la dificultad, añadiendo piezas, una a una, a la posición inicial, hasta completar un paisaje ajedrecístico con un número mayor de piezas.

En la segunda parte podríamos cambiar y realizar un ejercicio de atención, colocando diferentes piezas en el centro del tablero y realizando preguntas directas sobre conteo y discriminación de piezas: cuántos peones hay, cuántos caballos y alfiles en casillas blancas, cuántos caballos y alfiles blancos en casillas negras, y torres negras en casillas blancas, y así.

Nunca se detiene el programa, está activo todo el año, no es un curso estándar y común. Es una terapia complementaria a las que se desarrollan en el centro, y como ya apunté, el objetivo es recuperar capacidades cognitivas (atención, memoria, funciones ejecutivas, razonamiento lógico, percepción…) deterioradas tras muchos años de exposición a conductas adictivas.

Leontxo García de visita | Foto: Juan Antonio Montero

Carmen Quesada, Juan Antonio Montero y Leontxo García en el CC. TT.  | Foto: Juan Antonio Montero

Las motivaciones de las personas que acuden a las CC.TT, y se cubren las plazas vacantes (cuando alguien termina su estancia de seis meses) en el momento en que se producen. No hay un comienzo en una “sesión cero o primer día” hasta una “sesión final o último día de curso”, donde recorremos niveles del 1 al 10, como si fuera un temario. No es así. Hay una progresividad  y una escala de grados en las dificultades con las que planificamos cada semana, según el grado de deterioro  o según el tiempo que lleven participando en el taller, entre otros factores. Siempre puede darse la circunstancia de estar empezando “desde el principio” (los primeros ejercicios más sencillos de cada área cognitiva que trabajamos) y a la vez van a ser recurrentes a lo largo del programa.

Momento del taller | Foto: Juan Antonio Montero

Momento del taller | Foto: Juan Antonio Montero

En ese sentido nuestro trabajo resulta muy circular: comenzamos conociendo en general intereses, qué saben previamente sobre el ajedrez, si están familiarizados con estas modernas metodologías… El juego puro y tradicional no suele estar presente, aunque los hay que tienen ciertos conocimientos. Después tras varias semanas, otros aprenden algunas cosas y se incorporan al ritmo de nuestros ejercicios ECAM, algunos logrando auténticas proezas como memorizar más de 20 piezas en una sola sesión. Tras un tiempo tienen que marcharse o se van y volvemos a la casilla inicial con los nuevos que llegan a las comunidades terapéuticas.

Al final del día nosotros somos una constante y muchos de ellos están de paso en esos centros. Otros se quedan trabajando como voluntarios en los centros, y son un apoyo esencial para los nuevos, teniendo en cuenta que muchos solo conocen el ajedrez como imagen y lo miran desde la distancia de quien piensa que es un reto intelectual que no es para ellos, cosa que no es así. Por eso el trabajo de la motivación y la autoestima también forma parte de esta rehabilitación en blanco y negro, y a todo color. Son cuatro horas a la semana dedicadas a revertir los efectos de años prolongados de consumo y adicciones para retomar una partida, que si bien le faltan piezas, aún se puede ganar.

Enlaces

 


Luis Alberto Tardío, Responsable de Comunicación del Magic Extremadura y de los proyectos de ajedrez social y terapéutico y monitor. Antropólogo y educador, de profesión.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors