Ajedrez: de la guerra fría a la caliente

04/07/2005 – El diario chileno La Nación, en su edición del domingo, ofrece un amplio artículo de Daniel Johnson sobre la utilización política del ajedrez y su empleo como metáfora durante la Guerra Fría. Y por las noticias que nos llegan desde Rusia en los últimos tiempos, parece que la relevancia política del ajedrez no ha disminuido aún tras la desaparición de la Unión Soviética, a juzgar por el accidentado periplo de Garry Kasparov por su país dando a conocer sus ideas políticas. Si en un primer incidente lo agredieron con un tablero de ajedrez, en esta ocasión se vio bombardeado con huevos. Sucedió en Beslam, que se hizo tristemente famosa por la masacre de septiembre pasado. Kasparov culpa a los servicios secretos de Rusia. Ataque con huevos

ChessBase 15 - Mega package ChessBase 15 - Mega package

Find the right combination! ChessBase 15 program + new Mega Database 2019 with 7.6 million games and more than 70,000 master analyses. Plus ChessBase Magazine (DVD + magazine) and CB Premium membership for 1 year!

Más información...

El 3 de septiembre de 2004. en la ciudad de Beslam se produjo una horrible masacre en la que un acto terrorista de los separatistas chechenos causó la muerte de 344 civiles, de los que al menos 172 eran escolares.

Kasparov, que es uno de los líderes del Comité 2008 y del recientemente creado Frente Civil Unido, estaba allí para protagonizar un mitin, dentro de su viaje por el país, dando a conocer sus proyectos.

De acuerdo con MoscowNews, que cita como fuente la emisora de radio Echo Moskvy, "se lanzaron contra la leyenda del ajedrez huevos cubiertos con tomate". El ataque no lo llevaron a cabo ciudadanos de la localidad, que se habían congregado para hablar con el campeón. Kasparov informa que había sido seguido todo el tiempo por dos coches del FSB (Servicio Federal de Seguridad) "Incluso cuando fui a ver la espantosa escena de la escuela destruida con las Madres del Comité Beslan", dijo Kasparov, "fui seguido por dos hombres del FSB que portaban cámaras, así que deberían haber estado preparados para grabar cualquier acción que las autoridades podrían interpretar como sospechosa”.

En la plaza donde está el centro cultural, empezó a congregarse la gente. "Resultaba claro que las instrucciones las estaba impartiendo un hombre con equipo de camuflaje, que llevaba los galones de coronel", dijo Kasparov, "y por un hombre que tenía todas las pintas de un líder de bandidos local. Llegó en un jeep sin placas de matrícula. Fue muy revelador que la policía, que ya se encontraba allí, actuase como si todo fuera de la manera en que debía suceder”.

Kasparov está seguro de que tal acto de provocación había sido preparado. “Dos hombres empezaron a acosarme exigiéndome que me fuera sin causar problemas. Pero fueron ahuyentados por las Madres de Beslan. Tras esto, tuvo lugar un mitin improvisado, que fue interrumpido por esa gente, que había tomado posiciones para que les fuera más fácil hacer blanco, lanzándonos huevos y tomate”.

Los simpatizantes de Kasparov echan la culpa del incidente a las juventudes del Movimiento Nashi, pro-Kremlin.

A pesar de todo, Suissinfo publica una entrevista traducida al castellano concedida por Kasparov a la agencia Reuters en la que, a la pregunta de si no echa de menos el deporte que le dio fama, es contundente al señalar que "Estoy demasiado liado".



Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro