El ajedrez viviente de Jávea representó el poema Escacs d’Amor

por Rafael Andarias
02/08/2022 – Tras el obligado paréntesis por la pandemia, el Ajedrez Viviente de Xàbia reanudó su cita anual con la celebración de la XXIV edición que se celebró el pasado 30 de julio en el núcleo urbano de Port de Xàbia. Para este año, la organización decidió representar de nuevo (ya se ofreció en 2004) una de sus obras más elogiadas: el Poema Escacs d´Amor (Poema Ajedrez de amor) de Francesc de Castellví, Narcís Vinyoles y Mossen Fenollar. | Fotografía: Toni Bolufer

Noticias de ajedrez


ChessBase 16 - Mega package Edition 2022 ChessBase 16 - Mega package Edition 2022

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

Una obra singular

Tras el obligado paréntesis por la pandemia, el Ajedrez Viviente de Xàbia reanudó su cita anual con la celebración de la XXIV edición que se celebró el pasado 30 de julio en el núcleo urbano de Port de Xàbia. Esta original e innovadora iniciativa escénica, que inició su andadura en 1996 organizada por la Comisión de Fiestas de Loreto y con la colaboración del Ayuntamiento, recibió en 2002 (tan solo seis años después) el título de Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Para este año, la organización decidió representar de nuevo (ya se ofreció en 2004) una de sus obras más elogiadas: el Poema Escacs d´Amor (Poema Ajedrez de amor) de Francesc de Castellví, Narcís Vinyoles y Mossen Fenollar. Este texto escrito en Valencia, posiblemente en 1475, adquiere una dimensión universal por dos razones: es un clásico de la literatura en lengua valenciana y, además, constituye la primera referencia del ajedrez moderno en el que se incorpora la Dama o Reina (sustituyendo al alferza de movimiento más limitado) y donde se contemplan las nuevas reglas del juego que se mantienen la mayoría hasta nuestros días.

Desde el punto de vista literario, es una singular obra en la que se combina el verso y los movimientos de una partida (inventada por los autores y de escasa calidad ajedrecística). El Poema está repleto de gracia y de dobles intenciones y las estrofas son una alegoría del arte amatorio y la trama se enmarca en la mitología clásica donde Marte trata de conseguir los favores de Venus, bajo los consejos de Mercurio que interviene como árbitro.

Ajedrez viviente de Jávea

Recordando a Ricardo Calvo

El médico, ajedrecista e historiador de ajedrez de Alcoy (Alicante) Ricardo Calvo —Maestro Internacional y Campeón de España por Equipos con el club de su ciudad natal— impulsó a principios de la década de los ochenta del pasado siglo la recuperación de esta obra que estaba medio abandonada hasta entonces por instituciones oficiales e historiadores.

Con este fin, una de sus primeras iniciativas fue organizar en 1986 un ajedrez viviente en la emblemática plaza de España de Alcoy (lugar de celebración del día grande de los Moros y Cristianos, la prestigiosa fiesta alcoyana de dimensión internacional), donde se representó la partida que se intercala entre las 64 estrofas (el número de casillas del tablero). Para apoyar la iniciativa, se contó con la presencia de un joven Garri Kasparov, recién proclamado campeón del mundo.

Garry Kasparov, Ricardo Calvo

En su empeño por difundir esta obra, otro hito fue cuando en 1999 publicó un libro en el que transcribió el texto original y realizó un riguroso análisis histórico y literario del mismo, contando con un prólogo del también historiador de ajedrez José Antonio Garzón que sigue en la actualidad su estela para la difusión del mismo (Ricardo Calvo falleció en 2002). En este momento, es justo mencionar a su viuda María del Carmen Romeo y al historiador neerlandés Govert Westerveld que también han realizado una ingente tarea en pos de la divulgación del Poema.

Nuestra adaptación para ajedrez viviente teatral

Cuando hace dieciocho años, decidimos representar el Poema, el primer paso que tuvimos que dar fue realizar su adaptación lingüística de valenciano antiguo a moderno: una exhaustiva labor que llevaron a cabo los especialistas Pepa Guardiola, Paco Reus, Dionís Henarejos, Vicent Ferrer y José Erades. Y el segundo paso fue crear una adaptación teatral de la que se hizo cargo el arriba firmante (debemos recordar que se trata de un texto que carece de indicaciones escénicas).

Para la representación de este año, Joan Bou, Raquel Violero (directora y actriz de teatro) y Laura Bou —que también participaron físicamente en la actuación— escribieron un nuevo libreto, basado en la adaptación anterior, que aporta una visión contemporánea de la obra en la que se contemplan otras formas de amar. Incorporaron nuevas escenas en forma de microhistorias que se intercalaron entre las de 2004 y, además, tuvieron la acertada idea de incluir a dos narradoras (dos hermanas, una veinteañera y otra adolescente) que fueron explicando la obra en castellano. (El texto es de difícil comprensión, a pesar de su adaptación lingüística, por sus abstractas referencias alegóricas y mitológicas, incluso para los valencianos nativos).

Ajedrez viviente de Jávea

En la nueva versión ofrecida el pasado sábado estuvieron presentes más de ochenta personas en escena: los treinta y cuatro figurantes, incluyendo los dos alferzas, (encarnados por escolares y dos adultos); la presentadora Irene Wittwer; los dos jugadores y el árbitro, Arnau Dkaidek, Laura Bou y Bartolomé Bas; las narradoras, Raquel Violero e Iris Cholbi; diez ayudantes de escena cuya misión fue la supervisión general y retirar del tablero el atrezzo capturado (torres y caballos); y la treintena de componentes de la Orquesta Sinfónica de Xàbia, dirigida por Joan Bou, que ejecutó una serie de piezas musicales acompañando el desarrollo escénico de la obra.

La obra comenzó con la intervención de las narradoras. La hermana pequeña no entendía por qué sus compañeros de clase estaban tan enamoradizos y le pidió ayuda a su hermana para entenderlo. Esta, aprovechando que estaba leyendo el libro Escacs d’Amor, le fue explicando y dando ejemplos sobre los distintos tipos de amor: amor filial, amor prohibido…

Acto seguido, los dioses Venus, Marte y Mercurio aparecieron en el tablero, y Mercurio expuso el problema que estaban generando Marte y Venus con sus disputas por ver quién era el mejor en las artes amatorias y les animó a enfrentarse en una partida de ajedrez para dirimir el mejor.

Pero, al dar comienzo la partida, los dioses se quedaron confundidos pues se preguntaron por qué no había reinas. Mercurio pidió al dios Júpiter un cambio y aparecieron las reinas, que fueron recibidas por los alfiles con un baile de homenaje en su honor, y pasaron a sustituir a los alferzas que se despidieron con una reverencia y los dioses les agradecieron la labor que habían desempeñado durante los diez siglos anteriores, cuando nació el ajedrez en la India.

A continuación, los jugadores otorgaron valores alegóricos a cada una de las piezas (Voluntad, Pensamientos, Belleza…) y dio comienzo la partida. Entre los movimientos y las escenificaciones (un baile cortesano, un alarde, una lucha de espadas entre los cuatro monarcas y otras) se fueron introduciendo las microhistorias en las que la hermana mayor iba ilustrando a la pequeña con ejemplos para que comprendiera la naturaleza del Amor.

Ajedrez viviente de Jávea

La obra fue avanzando acompañada de piezas musicales de la orquesta en la que "Capriol Suite" de Peterr Warlock fue el hilo conductor de toda la obra, intercalada con otras composiciones clásicas como la “Marcha de la Oda a Sta. Cecilia” de G. F. Haendel y “Oiseaux dans la Charmille” de J. Offenbach, así como con fragmentos de temas de películas como “Gladiator” de H. Zimmer, “Alatriste” de R. Baños y “El Señor de los anillos” de J. Whitney, entre otras.

Uno de los momentos cumbres de la velada fue cuando el violista Pablo Nieto interpretó en medio del tablero “Oblivion” de A. Piazzolla junto con la orquesta, acompañando una escena en la que intervinieron cuatro figurantes que encarnaron a la reina Victoria de Inglaterra, Marie Curie, el emperador de la India Shah Jahan (la historia del Taj Mahal) y el rey Eduardo VIII de Inglaterra. Los cuatro personajes, ataviados con atuendo de época, cuando entraron en el tablero se presentaron y acto seguido relataron en una pincelada su vida amorosa.

Ajedrez viviente de Jávea

La partida concluyó con el mate de las blancas a las negras. Pero, tras efectuar la jugada, Marte reflexionó y consideró que la victoria no tiene sentido, al tiempo que las piezas se quedaban congeladas, proclamando (traducido del valenciano): «¿Qué importancia tiene ganar en el juego del amor? Es un hecho egoísta. El amor es de todos y cada uno ama como puede y sabe». Luego, se dirigió a Venus: «Estimada amiga, compartimos el triunfo»; y Venus le contestó: «Estimado amigo, así sea en nombre del amor», y se estrecharon las manos, mientras que sobre el tablero ambos reyes se abrazaban.

Fue una noche mágica en la que teatro, danza, música… y Amor se fundieron como en un crisol y emocionaron al millar de espectadores que asistieron a la representación.

Ajedrez viviente de Jávea

La dirección corrió a cargo de Rafael Andarias (Dir. del Ajedrez Viviente) y de Vicente Gavilà (Pdte. de la Comisión Organizadora).

Hay más fotografías en la galería en la parte superior de la página.


Master Class Vol.4: José Raúl Capablanca

El ajedrecista cubano marcó un hito en su época y en todas, en una época en la que el ajedrez romántico daba sus últimos estertores, pasando al ajedrez psicológico y empezando a vislumbrarse el ajedrez científico. Para aprender, entender y apreciar.

Más...


Enlaces


Rafael Andarias, médico, director del Ajedrez Viviente de Xàbia
Discussion and Feedback Submit your feedback to the editors