Una carta para Alekhine

por Andre Schulz
14/09/2022 – Alexander Alekhine fue uno de los más grandes del ajedrez. La habilidad del campeón del mundo, que murió en circunstancias misteriosas en 1946, emana hasta hoy, como demuestra una carta que Ludger Bröring descubrió en la tumba de Alekhine, en el Cementerio de Montparnasse en París.

ChessBase 16 - Mega package Edition 2022 ChessBase 16 - Mega package Edition 2022

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

Una vida de película

Alexander Alekhine, nacido el 19 de octubre de 1892 en Moscú y fallecido el 24 de marzo de 1946 en Estoril, fue el cuarto campeón mundial de ajedrez de la historia después de Steinitz, Lasker y Capablanca.

Alexander Alekhine era hijo de padres nobles. Su padre era diputado de la Duma y su madre, hija de un industrial. Después de la revolución, Alekhine consiguió salir de la Unión Soviética al casarse con Anneliese Rüegg, una mujer suiza, en 1922. La pareja tuvo un hijo y vivió durante un tiempo en Berlín. Alekhine se trasladó a Francia en 1927, mientras que su mujer regresó a Suiza con su hijo.

En el encuentro del Campeonato del Mundo de 1927 en Buenos Aires contra Capablanca, Alekhine ganó el que era hasta ese momento el encuentro del Campeonato del Mundo más largo de la historia. Defendió el título dos veces contra Bogoljubow, lo perdió contra Euwe y lo volvió a ganar en la revancha. Después de eso, mantuvo el título hasta su muerte en 1946, en parte porque la guerra ya no permitía encuentros por el campeonato mundial.

Alekhine conoció a Grace Wishaar en una exhibición de simultáneas en Japón y se casó con ella en 1934. Ella era 16 años mayor que él. Había heredado mucho dinero de su difunto marido y compró un castillo en el norte de Francia, donde el matrimonio Alekhine vivió hasta la ocupación nazi de Francia.

Al principio de la Segunda Guerra Mundial, Alekhine, con sus buenos conocimientos de idiomas, sirvió en el departamento de inteligencia del ejército francés. Sin embargo, después de la capitulación, creó un estrecho lazo con el mandamás nazi Hans Frank, que era un amante del ajedrez, y participó en torneos en Polonia, Checoslovaquia y otros lugares ocupados por los alemanes. Además, Alekhine publicó artículos sobre el “ajedrez judío y el ajedrez ario”. Alekhine deseaba emigrar a Estados Unidos, lo que le llevó a trasladarse a Portugal al final de la guerra, quizás con esperanzas de encontrar una oportunidad para cruzar el océano.

Incluso antes de la guerra, Mikhail Botvinnik había mantenido negociaciones con Alekhine sobre la defensa de su título y continuó el contacto tras el final de la guerra. Alekhine quería jugar el match contra Botvinnik. Inglaterra estaba dispuesta a acoger el encuentro.

Pero entonces Alekhine fue encontrado muerto en circunstancias misteriosas en Estoril el 24 de marzo de 1946. Hay algunas inconsistencias en los relatos de su muerte, que alimentaron muchas teorías conspirativas. ¿Habían matado a Alekhine agentes del Mossad o de la Resistencia Francesa? ¿O tal vez enemigos de Botvinnik del servicio secreto ruso que querían impedir un match entre Botvinnik y Alekhine? ¿O es que Alekhine se suicidó?

El cuerpo de Alekhine fue trasladado de Estoril a París en 1956, donde finalmente fue enterrado en el Cimetière du Montparnasse. La FIDE le erigió una lápida honorífica.

La vida de Alekhine se vio ensombrecida por los acontecimientos políticos en Europa. La Revolución Rusa, la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial tuvieron un inmenso impacto en su vida.

Independientemente de cómo se juzgue su personalidad, fue uno de los mejores ajedrecistas de la historia. Además, sus logros en el tablero de ajedrez llegan hasta nuestros días.

El aficionado al ajedrez Ludger Bröring (SF Lohne) estuvo en París con su familia en agosto y visitó la tumba de Alekhine. Allí encontró la carta de un joven aficionado depositada en el lugar de la tumba, una carta que calienta el corazón.

La carta dice (en francés):

Pour le plus grand joueur d`echecs de tout le temps. De votre plus fervent admirateur qui aimerait bien suivre vos traces.

Aurelién 11 ans

20/08/22

En español:

Para el mejor ajedrecista de todos los tiempos. De su más ferviente admirador, al que le encantaría seguir sus pasos.

Aurélien, 11 años

20/08/22

 

Selecciona la partida que desees reproducir en la lista desp


Master Class Vol.3: Alexander Alekhine

En esta entrega de la serie se analiza la obra de uno de los más grandes del ajedrez: Alexander Alekhine. Aunque se ha dicho mucho sobre él, sus partidas desprenden nuevos destellos a la luz de los conocimientos más actuales.

Más...


Enlaces


Es el editor jefe de la web de ChessBase con noticias en alemán. Forma parte de ChessBase desde 1991 y lleva la web alemana desde 1997.
Discussion and Feedback Submit your feedback to the editors