El teatro de las vanidades y los chanchullos

por Leontxo García
11/08/2014 – Con los congresos de la FIDE me pasa lo mismo que con las olimpiadas, aunque por razones muy distintas: éste es mi 15º, pero me parece tan interesante o más que el primero, sobre todo cuando hay elecciones. De modo que he decidido retrasar unas horas la publicación de este diario para glosar este magnífico teatro de las vanidades. La décima entrega de su diario...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

El diario de Leontxo (X)

En la Olimpiada, convives con gentes de toda índole que comparten una misma pasión, y ello te incita a creer en la bondad del género humano; en que un mundo mucho mejor es posible; en que la buena convivencia de religiones, razas e ideas políticas que se aprecia en algunos países muy especiales (Islas Mauricio y algunas ciudades de Canadá son los casos que mejor conozco) se podría aplicar en muchos más lugares. Pero luego te metes en las trincheras electorales –y no digamos si opinas a pecho descubierto en el campo de batalla- y recuerdas abruptamente que una parte del ser humano es malvada por naturaleza.

Universidad de Tromso, 09.00 del lunes 11 de agosto de 2014, una fecha que la historia del ajedrez recordará, pase lo que pase dentro de unas horas en la contienda de Kaspárov contra Iliumyínov; directivos de la FIDE en la presidencia, delegados de casi todos los países del mundo sentados como en un Parlamento y unos 30 periodistas en la parte alta. Aún más arriba, la cabina de los traductores simultáneos (en su mayoría mujeres), mentalizados para sufrir una jornada agotadora. El café que sirven en los pasillos es malo, pero será muy consumido.

Para que el lector tenga claro el contexto, recordaré algo que ya he escrito alguna vez. La corrupción es algo normal, cotidiano, y está muy poco perseguida en la mayoría de los países del mundo. En otros, como España, se supone que es mucho menos frecuente, pero abundante a pesar de todo, aunque está más perseguida. Por último, hay muy pocos países (entre ellos, Noruega, anfitrión de este Congreso) donde es algo raro y muy castigado. Por tanto, queda claro que la gran mayoría de los delegados en la Asamblea General de la FIDE proceden de países donde la corrupción es frecuente.

Sólo con esa idea en la cabeza puede entenderse que los delegados –incluso quienes luego van a votar por Iliumyínov- no se indignen en masa y monten un escándalo ante casos vergonzantes, patéticos a más no poder. Como el de la Federación de Gabón. La documentación y los testimonios que he acumulado no dejan la menor duda de que el equipo de Iliumyínov ha organizado un chanchullo bochornoso en ese país para eliminar a la federación legítima y sustituirla por otra inexistente con el único fin de lograr su voto. Kaspárov ha presentado una carta oficial del Gobierno de Gabón y otra del Comité Olímpico Gabonés que reconocen a la federación legítima y descalifican a la nueva. Sin embargo, en una decisión ignominiosa, la Comisión Electoral (en la que cuatro de sus cinco miembros están claramente alineados con Iliumyínov, y el otro con Kaspárov) reconoce a la federación nueva. Hace unos minutos, los argumentos de varios delegados africanos han sido tan elocuentes que Iliumyínov ha tenido que ceder… pero a su manera, con una astucia que podemos admirar desde el punto de vista de su creatividad, pero horrible éticamente: “Gabón es uno de mis países favoritos, y quiero que mis amigos gaboneses estén contentos. Pero aquí y ahora no podemos revocar las decisiones tomadas por la Comisión Electoral; por tanto, no podemos cambiar ahora al delegado gabonés. Pero voy a pedir al delegado reconocido de Gabón que vote por Gari Kaspárov, y así el problema queda resuelto”. El aplauso de sus partidarios ha sido estruendoso; y supongo que su alegría se debe tanto al ingenio de su líder como a la seguridad de que el delegado fraudulento de Gabón no votará por Kaspárov ni harto de vodka.

Siento lástima por la presidenta de la Comisión Electoral, Margaret Murphy (Islas Vírgenes de EEUU), una mujer muy amable con la que compartí muchos momentos en la Comisión de Ajedrez en las Escuelas hasta que me echaron, hace cuatro años. Con su ingeniosa solución, Iliumyínov está reconociendo implícitamente que Kaspárov tiene razón en el caso Gabón, y que la decisión de la Comisión Electoral es inaceptable. Además, el ínclito Georgios Makrópulos, presidente adjunto de la FIDE y moderador de la Asamblea General (lo cual es un claro atentado contra la ética, dado que también forma parte del equipo electoral de Iliumyínov), ha ninguneado dos o tres veces a Murphy en las dos primeras horas. En un organismo realmente democrático, quien preside la Comisión Electoral debe ser tratado con una cortesía exquisita, porque es responsable de la limpieza del proceso. Pero esperar tal cosa de Makrópulos, que lleva 30 años acostumbrado a los modos de la FIDE, es pedir demasiado. Su conducta verifica que esa comisión es un puro instrumento manipulado por los directivos de Iliumyínov.

En uno de los capítulos anteriores de este diario, el 8, comenté una carta oficial, con membrete de la FIDE, a un ministro vietnamita en la que Iliumyínov mezcla descaradamente su doble función de presidente actual y de candidato; es decir, utiliza su poder presidencial para presionar al Gobierno y la Federación de Vietnam para que cambien su intención de voto. Han pasado tres días desde que Kaspárov repartió fotocopias de la carta, y la FIDE no ha dicho que sea falsa. Sin embargo, no veo a nadie muy indignado –ni siquiera entre los votantes de Kaspárov- ante semejante atropello, que debería sonrojar a cualquiera que tenga un mínimo espíritu democrático. Para colmo, Iliumyínov ha resuelto el asunto con enorme cinismo hace unos minutos, cuando Ignatius Leong (secretario general de la FIDE y miembro fundamental del equipo de Kaspárov en Asia) ha planteado el tema en la Asamblea General. El kalmuko, sentado a la derecha del singapureño (a quien en esa misma carta llama “traidor”), le ha pasado la mano por el hombro y ha tomado el micrófono: “Ignatius, tú eres mi hermano, aunque hayas decidido trabajar para el equipo de mi rival. No descarto que volvamos a trabajar juntos. Por favor, mantengamos el espíritu de la FIDE y no planteemos ahora este tipo de cuestiones”.

No menos vergonzante es el ya famoso asunto de los proxies (votos delegados por un país en otro), en el que Murphy ha vuelto a quedar en un posición ridícula al reconocer que la Comisión que preside no ha visto los correos electrónicos enviados a la FIDE que contenían algunos de esos votos. Kaspárov pide que se los enseñen porque sospecha que varios de esos votos no cumplen las estrictas normas de la FIDE para los proxies. Por más vueltas que le doy no se me ocurre una razón aceptable para negar a un candidato que tenga acceso a esa documentación tan simple. Ante las recurrentes preguntas sobre este asunto, Murphy se limita a repetir: “Hemos examinado todas las reclamaciones. Hemos votado. Hemos hecho nuestro trabajo”.

En esa discusión ha habido un momento especialmente absurdo: Kaspárov ha pedido el micrófono, ha empezado a hablar, y alguien de la mesa presidencial (no sé quién) le ha pedido que se identifique, ante la carcajada general: “Dado que los campeones del mundo somos sólo 16 en toda la historia, se supone que los miembros de la Asamblea General nos conocen a todos”.

El momento más tenso de la mañana ha llegado con en las discusiones de las finanzas de la FIDE. Incluso ha tenido que intervenir el personal de seguridad para quitarle el micrófono a Essoh Jean Mathieu Claude Essis, de Costa de Marfil, por orden de Makrópulos, cuyo argumento parece muy simple: “Ya se han agotado los 15 minutos establecidos para este punto”, ignorando que él mismo e Iliumyínov han consumido buena parte de ellos.

Nigel Short, subcampeón del mundo en 1993 y miembro del equipo electoral de Kaspárov, ha recordado el muy oscuro caso Aegon: Iliumyínov, como presidente de la FIDE, y Andrew Paulson, presidente de Aegon, firman a finales de 2012 un “memorándum” (la traducción mejor que se me ocurre es precontrato) por el que la FIDE cede a Aegon los derechos de todos sus torneos más importantes (incluido el Campeonato del Mundo). Pero hay un asombroso pequeño detalle: Iliumyínov tiene el 51% de las acciones de Aegon (y Paulson el 49%). Además, el precontrato incluye sustanciosos beneficios para tres directivos de la FIDE: Makrópulos, Geoffrey Borg y Bérik Balgabáiev. En su día logré una copia de ese “precontrato”.

La FIDE ha insistido siempre que ese documento era simplemente una propuesta. Pero las propuestas no se firman como si fueran contratos, digo yo; y debe ser por eso que a Iliumyínov se le ve excepcionalmente nervioso cuando habla de ello. A juzgar por las respuestas que ha recibido Short hoy, la deducción más lógica es que Iliumyínov firmó ese documento, se lo enseñó después a Makrópulos, éste se dio cuenta de que era una chapuza tremenda y mandó parar. Pero en el bando de Kaspárov muchos sospechan que después se firmó otro contrato, secreto, y que si Kaspárov ganase las elecciones esta tarde podría encontrarse con que la FIDE tiene vendidos sus derechos sobre el Campeonato del Mundo y todos los torneos importantes. Salvo que yo no haya oído o entendido bien alguna frase en la discusión de hoy, la FIDE no ha negado que exista un contrato posterior secreto, como ha insinuado Short.

También cabe preguntarse por qué Paulson está presente en esta Asamblea General si ya no preside la federación inglesa ni está haciendo nada con Aegon. En todo caso, ese precontrato demuestra una clarísima intención de cometer un fraude, algo gravísimo si quien lo comete es el presidente de un organismo con 181 países afiliados. Pero, salvo enorme sorpresa, ese individuo va a ser reelegido “democráticamente” dentro de unas horas.

Texto: Leontxo García

Todos los díarios de Leontxo desde Tromsø

Programa

Viernes 01.08.2014 Inauguración a las 19:30 en la Sala Skarphallen
Reunión de árbitros: 21:30 en la Chess Olympiad Arena
Sábado 02.08.2014 Reunión técnica de los capitanes: 09:00 Chess Olympiad Arena
Ronda 1: 15:00 Chess Olympiad Arena
Domingo 03.08.2014 Ronda 2 14:00 Chess Olympiad Arena
Lunes 04.08.2014 Ronda 3 14:00 Chess Olympiad Arena
Martes 05.08.2014 Ronda 4 14:00 Chess Olympiad Arena
Miércoles 06.08.2014 Ronda 5 14:00 Chess Olympiad Arena
Jueves 07.08.2014 Día de descanso
Viernes 08.08.2014 Ronda 6 14:00 Chess Olympiad Arena
Sábado 09.08.2014 Ronda 7 14:00 Chess Olympiad Arena
Domingo 10.08.2014 Ronda 8 14:00 Chess Olympiad Arena
Lunes 11.08.2014 Ronda 9 14:00 Chess Olympiad Arena + elecciones presidenciales de la FIDE
Martes 12.08.2014 Ronda 10 14:00 Chess Olympiad Arena
Miércoles 13.08.2014 Día de descanso
Jueves 14.08.2014 Ronda 11 11:00 Chess Olympiad Arena
Clausura: 20:00 en la Sala Skarphallen
Viernes 15.08.2014 Salida

Enlaces




Es periodista deportivo, especializado en ajedrez, de cuyas virtudes es gran comunicador y difusor.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro