Shakhriyar Mamedyarov ha ganado el Grand Prix en Riga

por Antonio Pereira
25/07/2019 – Shakhriyar Mamedyarov ganó la segunda etapa de la serie del Grand Prix en Riga tras vencer a Maxime Vachier-Lagrave con negras en la partida de muerte súbita (también conocida como Armagedón). A lo largo del emocionante match, Vachier-Lagrave remontó en dos ocasiones un marcador desfavorable. Gracias a este triunfo, Mamedyarov ahora comparte la punta de la tabla general del Grand Prix con Alexander Grischuk. | Foto: World Chess

ChessBase 15 - Mega package ChessBase 15 - Mega package

Find the right combination! ChessBase 15 program + new Mega Database 2019 with 7.6 million games and more than 70,000 master analyses. Plus ChessBase Magazine (DVD + magazine) and CB Premium membership for 1 year!

Más...

Una final a nueve partidas

Fue un match final lleno de emoción el del Grand Prix en Riga: tanto Maxime Vachier-Lagrave como Shakhriyar Mamedyarov desplegaron un juego sin ataduras de principio a fin en la capital letona. Es más, fueron los únicos jugadores en el torneo que obtuvieron victorias en las partidas a ritmo clásico (Vachier-Lagrave ganó cuatro y Mamedyarov tres). Consecuentemente, casi todas las partidas del duelo final fueron batallas luchadas.

Tras intercambiar victorias en las partidas lentas, los jugadores se enfrentaron a ritmos rápidos y de blitz el miércoles. Las dos partidas a 25'+10" (25 minutos con 10 segundos de incremento) y las dos a 10'+10" terminaron igualadas; en esta etapa, Vachier-Lagrave desperdició una gran oportunidad de llevarse el campeonato, en el segundo encuentro a veinticinco minutos.

Siguieron las partidas de blitz (5'+3"), y Mamedyarov ganó el primero de estos enfrentamientos con las piezas. Pero Vachier-Lagrave reaccionó con una victoria en la sexta partida del día, lo que significaba que la muerte súbita definiría al campeón. Mamedyarov tenía negras y sólo necesitaba igualar, pero terminó ganando y llevándose el primer puesto del torneo.

Ambos jugadores llegaron a Riga menos de una semana después de haber concluido su participación en Zagreb, donde ambos coincidentemente sumaron 4½ puntos de 11 posibles. Y ahora, tras doce días de tensión, se dirigirán a París, donde el sábado arranca la tercera etapa del Grand Chess Tour. ¡No es fácil ser un ajedrecista de primera con este calendario apretado!

Shakhriyar Mamedyarov, Maxime Vachier-Lagrave

Fue una lucha tensa | Foto: Niki Riga / World Chess 

Primera serie de rápidas

Mamedyarov arrancó con las piezas blancas y enfrentó una vez más la defensa favorita de su rival: la Grünfeld. Vachier-Lagrave confirmó que conoce a fondo esta apertura al realizar rápidamente todas sus jugadas hasta firmar las tablas en una posición algo superior tras apenas 23 jugadas.

El francés planteó una Apertura Italiana en la siguiente partida, la misma que le había servido para remontar en las partidas a ritmo clásico del match. Su oponente tenía las cosas bajo control, hasta que un par de maniobras pasadas de ambiciosas lo metieron en problemas. Mamedyarov había entregado un caballo para poder colocar su torre en la segunda fila, apuntando a g2, pero al hacerlo no previó que las blancas tendrían un golpe letal pocas jugadas después:

 

Vachier-Lagrave podría haber conseguido una clara ventaja con 34.♗f5, dado que tras 34...exf5 su torre puede infiltrar el campo enemigo por la columna-e. En cambio, el galo optó por 34.d3, y las negras terminaron consiguiendo el empate tras 46 jugadas.


Las dos partidas a 25'+10"

 

Shakhriyar Mamedyarov, Maxime Vachier-Lagrave

¿Hablando de oportunidades perdidas? | Foto: Niki Riga / World Chess 


Segunda serie de rápidas

Una vez más Mamedyarov abrió con 1.d4 y una vez más Vachier-Lagrave defendió con la Grünfeld. La partida se mantuvo equilibrada hasta que los jugadores entraron en una posición con cuatro torres en el tablero, tres peones por bando y un caballo contra un alfil: las negras tenían el alfil pero también un peón débil en la columna-e. Finalmente, las blancas consiguieron capturar el peón, pero las negras tenían más que suficiente compensación con el alfil en la posición abierta. Las tablas se firmaron tras 56 jugadas.

Los finalistas se ciñeron al guion y jugaron la Italiana en la revancha a diez minutos. Las blancas expandieron sus fuerzas en el flanco de rey y las computadoras le daban ventaja a las negras. Sin embargo, Mamedyarov decidió que lo más prudente era dar jaque perpetuo en la posición de doble filo que surgió. La partida duró 24 jugadas.


Las dos partidas a 10'+10"

 

Shakhriyar Mamedyarov

Mamedyarov enfrentó la Italiana en más de una ocasión  | Foto: Niki Riga / World Chess 


El blitz

Ahora Vachier-Lagrave recibió las blancas primero y, por supuesto, otra Italiana. Mamedyarov manejó las complejidades de la apertura y el medio juego con tranquilidad y entró en un final superior con una dama, una torre y siete peones por lado. A pesar de la igualdad material, sin embargo, el azerí controlaba la única columna abierta en el tablero y contaba con una mejor estructura de peones. 

 

Las negras han transferido su rey al flanco de dama y están listas para invadir el terreno de las blancas con 40...d3, dado que ahora pueden esconder a su monarca en a6 tras 41.xg7+ b6 42.c5+ a6. Mamedyarov alcanzó la victoria tres jugadas más tarde: 43.b4 d5+ 44.f3 d2+ 45.h3 h5 y las negras tienen mate en cinco.

Vachier-Lagrave estaba obligado a ganar por segunda vez en el match, pero en esta ocasión tenía las piezas negras. El francés decidió esta vez no jugar la Grünfeld y su plan funcionó, pues consiguió ganar un peón en el medio juego:

 

Las negras necesitaron 34 jugadas para convertir esta posición en victoria. Es cierto que las blancas podrían haber resistido con mayor tenacidad en algunos momentos, pero nunca es fácil defender posiciones así con tan poco tiempo en el reloj.

Tras esta partida, sólo quedaba una forma de dirimir diferencias: ¡con el Armagedón!


Las dos partidas a 5'+3"

 

Maxime Vachier-Lagrave

Hora de remontar, una vez más | Foto: Niki Riga / World Chess 


La muerte súbita

Vachier-Lagrave tenía las piezas blancas, un minuto extra en el reloj y estaba forzado a ganar para coronarse campeón del torneo. El francés obtuvo una buena posición tras la apertura y rompió en el centro en el momento justo (13.c5). Su iniciativa no duró mucho, sin embargo, pues Mamedyarov tomó la delantera con unas cuantas maniobras precisas. Surgió un final de alfiles de distinto color (con caballos y torres en el tablero):

 

Las blancas obtuvieron un peón pasado en la columna-a tras 41.b4 axb4 42.xb4, pero las negras tomaron control de la columna-b inmediatamente con 42...b8.

Diez jugadas más tarde, Vachier-Lagrave tomó una decisión que probablemente no hubiera tomado de no haber necesitado la victoria:

 

Las blancas jugaron 51.f2 en vez de 51.♗xg5 (tras 51...♚xg5 tienen 52.♖b5, con una posición igualada). En la partida, en cambio, las negras quedaron mejor y usaron su iniciativa efectivamente hasta forzar a su oponente a abandonar en la jugada 64:

 

Las negras seguirán con 65...♜e1. 0-1.


El Armagedón

 

Shakhriyar Mamedyarov

¿El gesto de la victoria? | Foto: World Chess 

Curiosamente, dio la impresión de que Mamedyarov estaba molesto cuando dio la mano a su rival al culminar el Armagedón, lo que confundió tanto a los comentaristas como a los seguidores. De cualquier manera, el azerí se llevó diez puntos para el Grand Prix y 24.000 Euros en metálico. Mamedyarov ahora comparte el liderato en la tabla general del Grand Prix con Alexander Grischuk (los dos han acumulado diez puntos tras haber participado tanto en Moscú como en Riga).


Entrevista con Mamedyarov y Vachier-Lagrave (en inglés)


Retransmisión con comentarios

Comentarios a cargo del GM Evgeny Miroshnichenko y del GM Arturs Neikans


Todas las partidas

 

Enlaces




Antonio Pereira, autor "freelance" y filólogo.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro

miguelmayo miguelmayo 26/07/2019 07:36
Felicitaciones Mame! ... brutal batalla.
1