Irina Bulmaga recordando la "Batalla de los Sexos 2022" en Gibraltar

por Irina Bulmaga
17/02/2022 – La "Batalla de los Sexos 2022" en Gibraltar se disputó como torneo por sistema Scheveningen, a 10 rondas, entre un equipo femenino y otro masculino, en las fechas 24 de enero al 3 de febrero de 2022. Finalmente se coronaron campeones los jugadores del equipo masculino, "Sabino". Dejaron el marcador final en 53:47 a su favor. Irina Bulmaga estaba in situ, en esta ocasión para encargarse de los comentarios en directo, junto con Lawrence Trent. Recuerda el espectáculo y se ha preguntado, si es que los hombres tienen más maña a la hora de formar un equipo. Y se ha planteado más preguntas, relacionadas con el ajedrez femenino en general y en comparación con el ajedrez de los hombres. | Foto de Irina Bulmaga: David Llada

ChessBase 17 - Mega package ChessBase 17 - Mega package

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta. - Paquete Mega.

Más...

Gibraltar 2022

Del 24 de enero al 3 de febrero de 2022

Marcador final

# Equipo  Total
1 Equipo Sabino 53,0
2 Equipo Pia 47,0
 

¡Gibraltar! La mayoría de la gente lo conocerá como "territorio británico de ultramar", como "enclave británica" y promontorio en la costa sur española. A muchos también les sonará lo del "Peñón de Gibraltar", que tiene 426 metros de altura y ha sido testigo las conquistas y la presencia de personas de culturas muy distintas durante siglos. Es uno de los puntos de guardia de la única entrada al Mar Mediterráneo desde el Océano Atlántico. Gibraltar (del árabe - Jabal Ṭāriq - monte Tarik), siempre ha jugado un papel estratégico muy importante. Desde el siglo XVIII, Gibraltar ha sido conocido como símbolo de la fuerza naval británica y los lugareños se refieren a él como "the Rock", o sea que, "el Peñón".

Me parece que el Peñón, hoy por hoy, se ha convertido en un "pilar" importante para el mundo del ajedrez. La primera edición del Festival de Ajedrez de Gibraltar se disputó en el año 2003. Mientras tanto, se han llevado a cabo 19 ediciones  con jugadores muy fuertes. Han acudido campeones del mundo y jugadores de la flor y nata mundial, y también jugadores aficionados o semi profesionales para disfrutar del ajedrez todos juntos, durante 11 días a comienzos del año para pasárselo bien y para participar en las numerosas actividades sociales que se suelen organizar en paralelo. 

Durante muchos años, Gibraltar había sido "un sueño" para mí. ¡Siempre querría ir y lamento mucho no haberlo conseguido antes! Desde 2019, he vuelto a mi querido Peñón todos los años, primero como jugadora y participante y en esta ocasión, en 2022, como comentarista oficial, por primera vez. 

Irina Bulmaga y Lawrence Trent comentando las partidas en directo en Gibraltar | Foto: John Saunders

Igual los lectores se preguntarán, por qué he elegido la palabra "pilar", para describir el Festival de Ajedrez de Gibraltar. Esta vez, como no he tenido que pasarme muchas horas preparándome partidas, he tenido el tiempo suficiente como para averiguar algunos detalles curiosos más acerca de Gibraltar. ¿Sabían, por ejemplo, que Gibraltar se considera ser uno de los pilares de Herculés? El otro sería el Monte Hacho, cerca de Ceuta, en Marruecos. Según Homero, los Pilares se crearon cuando Hércules partió en dos la montaña que conectaba Europa y África, definiendo los límites occidentales de navegación para el antiguo mundo mediterráneo.

Es muy interesante observar la dualidad que tiene todo: la vida y la muerte, lo bueno y lo malo, el ying y el la yang, masculinidad y la femininadad; y la Batalla de los Sexos 2022 en Gibraltar. 

Gibraltar siempre ha sido un lugar donde han apoyado mucho al ajedrez femenino. No había lugar ni ocasión mejor que competir para las ajedrecistas femeninas que en los torneos en Gibraltar. Ha sido allí donde las jugadoras de ajedrez se podían enfrentar con los hombres de la elite mundial, por el honor y también por los premios generosos. 

Debido a la pandemia, los organizadores tenían que replantearse el formato del festival e inventaron lo de la "Batalla de los Sexos". Dos equipos, diez hombres y diez mujeres, con la fuerza de juego más o menos igualada, se enfrentarían por una bolsa de premios de 100.000 libras esterlinas.

La lucha sería feroz y cuando me preguntaron qué pensaba yo, cuál de los dos equipos iba a ganar la competición, yo aposté por el equipo femenino, porque contaba con jugadores profesionales muy fuertes. El equipo masculino en cambio estaba compuesto por jugadores en gran parte "semi profesionales", entre ellos algunos jóvenes talentos, pero también jugadores semi profesionales, que suelen dividir el tiempo entre otro tipo de profesión y el ajedrez en los torneos de ajedrez. 

Me parecía, que las chicas deberían acudir mejor preparadas al ser un torneo de este nivel, tanto por la componente del propio ajedrez, como por la experiencia que tienen. Sin embargo, el resultado final resultó ser otro. Aunque el equipo femenino había ganado los dos primeros con +3 en cada jornada, el equipo masculino mostró una gran actuación y se apuntó seis (¡6!) victorias consecutivas. Únicamente perdieron el duelo de una ronda más, la ronda 9. Pero al final dejaron el marcador a su favor con +6, y un resultado de 53:47. 

La sala de juego en la Biblioteca Garrison | Foto: John Saunders

¿Cómo es posible? Como yo no jugaba ni tampoco formaba parte del equipo, únicamente he podido observar algunos detalles desde fuera. 

Las jugadoras del equipo femenino ya se conocían de antes dado que se suelen ver las caras como oponentes a lo largo del año. Compiten en los mismos torneos de la elite mundial femenina. Al contrario, el equipo masculino contaba con jugadores que no se conocían de nada o en todo caso muy poco, y tenían que armar el espíritu de equipo in situ sobre la marcha. ¿Cuál de las dos situaciones nos parece más favorable? Claro, la meta era la misma para ambos equipos y todo el mundo estaba procurando crear un ambiente amistoso, pero yo me he quedado con la impresión que el equipo masculino tenía mejor honda. He visto como los chicos compartieron ideas sobre las aperturas, como preparaban material juntos y como daban todo por ganar sus respectivas partidas. El individuo no les importaba en este contexto. Únicamente existía el "¡nosotros!" Las chicas sin embargo, así mi percepción, mantenían más de distancia. Sería debido al hecho que se van a ver las caras más a menudo entre ellas, en los próximos meses y a lo largo del año. ¿Cuánto estabarían dispuestos a compartir, teniendo en cuenta eso? La respuesta es: "Desde luego, no lo suficiente para ganar contra los hombres..." 

¿Esto significa que los hombres tienen más maña a la hora de formar un equipo? Está claro que no se pueden sacar conclusiones absolutas a base de un solo torneo. Pero me ha hecho pensar que quizá también es que nosotras, las mujeres, nos tomamos todo mucho más a pecho en el sentido personal... ¿Conoce Ud. algún caso en el que dos jugadoras femeninas profesionales de ajedrez trabajan juntas en el ajedrez? ¿Alguna vez ha visto como dos mujeres entran una sala de análisis juntas tras haber terminado la partida? Con excepción de unos pocos ejemplos que además se basan en relaciones familiares, por ejemplo, los hermanas Polgar, las hermanas Muzychuk o las hermanas Kosintseva, no se me ocurren más casos. 

Yo he analizado muchísimas partidas con mis oponentes, pero siempre y exclusivamente han sido hombres. ¿Cómo debemos ser capaces de mejorar y comprender nuestras debilidades si no trabajamos juntas? La primera cosa que me viene a la cabeza es que nos cuesta revelar nuestros puntos flacos ante otras mujeres. Nos importa menos hacerlo con los hombres, porque los hombres pasan por ser más fuertes en todo caso. No es lo mismo reconocer que no eres igual de fuerte que un hombre que compararte con otra mujer y resulta que eres la más débil de las dos. Yo creo que este fenómeno también tiene que ver con el hecho que siempre hay dos secciones aparte, una para chicas y otra para chicos. Es aceptable que una niña de 10 años pueda jugar inferior a un niño de 10 años, pero me pregunto, ¿por qué? 

No es posible prescindir de todos los torneos femeninos porque entonces, como consecuencia, varias generaciones futuras ya no competirían en absoluto. A mi me gusta más un enfoque más suave, el de animar a las mujeres a participar más en los torneos mixtos, con hombres y mujeres al ofrecer premios especiales para las participantes femeninas. 

Yo creo que a largo plazo, si los premios para las mujeres más fuertes se darían en torneos mixtos con hombres y mujeres, esto automáticamente mejoraría el nivel de juego del ajedrez femenino. Y quizá algún día ya no haría falta ni que se otorguen premios para las mejores participantes femeninas. ¡Incluso entonces una mujer podría alzarse con el título del Campeón del Mundo absoluto. 

Cierto, me he desviado un poco del tema, pero creo que el formato del torneo de este año del Festival de Ajedrez en Gibraltar ha servido para plantear algunas cuestiones importantes y han marcado un gran ejemplo para demostrar que este tipo de acontecimientos son exactamente son  lo que necesitamos las ajedrecistas femeninas y tengo la sensación que no tendremos que esperar mucho tiempo hasta que haya más torneos de este tipo. 

Herculés fue el que rompió la montaña para crear dos pilares. Gibraltar es el que ha juntado a unos y a otras. ¿Quién será el que romperá la barrera de los géneros? 

Todas las partidas de la "batalla de los sexos" 2022 

 

Ritmo de juego: 90 - 30 - 30 o 100 min./40 movimientos + 50/20 + 15/resto de la partida, más 30 segundos de incremento por movimiento

Enlaces


Irina Bulmaga tiene el título de WGM/MI. Nació en Moldavia y juega bajo la bandera de Rumanía. Se coronó Campeona de Moldavia como jugadora más joven de todos los tiempos cuando tenía 14 años. Es integrante del equipo olímpico femenino de Rumanía desde el año 2010.