La FIDE ve, ¡por fin!, lo obvio

por Leontxo García
07/08/2014 – "Fue un momento histórico, revelador, emocionante, que no olvidaré jamás. A las 15:15 de la tarde de un día soleado en Tromso, a escasos 100 metros de la costa del Océano Ártico, pocos minutos después de que la comisión de Ajedrez en las Escuelas comenzara su reunión oficial..." Si quiere saber lo que epató a Leontxo, no sea tímido y lea su diario (VI)...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

El diario de Leontxo (VI)

La FIDE ve, ¡por fin!, lo obvio

Fue un momento histórico, revelador, emocionante, que no olvidaré jamás. A las 15.15 de la tarde de un día soleado en Tromso, a escasos 100 metros de la costa del Océano Ártico, pocos minutos después de que la comisión de Ajedrez en las Escuelas comenzara su reunión oficial, en una sala abarrotada por unas 60 personas de los cinco continentes, el israelí Israel Gélfer, vicepresidente de la FIDE, se puso en pie y pronunció estas solemnes y enternecedoras palabras: “¡El futuro del ajedrez está en las escuelas, no en Gari Kaspárov!".

¡Oooooooooh! Casi lloro de la emoción. Gélfer, uno de los dirigentes más veteranos de la FIDE, (ya estaba con el inolvidable Florencio Campomanes), a quien jamás vi (mi primera Olimpiada fue la de 1984) poner un interés especial en la faceta pedagógica del ajedrez, había descubierto por fin la luz de la revelación, el camino de la gloria. ¿Cómo pudo producirse tamaño milagro? ¿Acaso Dios es ajedrecista?

Campomanes, Ilyumzhinov y Gelfer en el Congreso de la FIDE en Dresde 2005

Si el ajedrez  -de cuya enorme utilidad pedagógica y social hay suficientes pruebas científicas y experiencias- se introduce masivamente en los colegios de todo el mundo, habrá millones de familias más o menos conectadas con el deporte mental a través de sus niños. Eso producirá un vivero de potenciales patrocinadores, públicos y privados; y con que sólo el 5% de esos niños acaben siendo jugadores federados, el número de ajedrecistas de competición se multiplicaría exponencialmente. Además, y esto es lo más importante en realidad, el ajedrez estaría aportando algo muy valioso a la educación de los niños de todas las razas, culturas y religiones.

André Schulz (ChessBase) con Kirsan Ilyumzhinov, de visita en Hamburgo y con el programa de enseñanza para niños" El Pequeño Fritz en la mano

Para comprender eso no hace falta ser doctorado en Harvard, ni físico nuclear ni experto en pedagogía. Es puro sentido común. Algunos lo venimos diciendo desde hace muchos años, y con frecuencia hemos tenido la sensación de predicar en el desierto. Esa es la principal razón que me llevó, el pasado noviembre, a escribir un artículo para ChessBase (uno de los capítulos del Diario de Leontxo durante el Campeonato del Mundo de Chennai) en el que me decantaba claramente a favor de Kaspárov como futuro presidente de la FIDE. Pocos meses antes, en una larga conversación telefónica con él, tras comprobar que estaba muy sensibilizado y bien informado sobre este asunto, le pregunté para qué necesita ser presidente de la FIDE si puede introducir el ajedrez en las escuelas a través de la Fundación Kaspárov. Y esta fue su respuesta, convincente para mí: “Porque entonces tendría acceso mucho más directo a 180 ministros de Educación”.

Hay elementos de la campaña de Kaspárov que parecen diseñados por sus enemigos: la enorme foto –sin afeitar, demasiado serio, sobre fondo negro- que se ve en muchas calles de Tromso, su falta de química en la distancias cortas con las personas que no conoce o no le interesan especialmente, la tardanza en empezar su campaña (que debió iniciarse hace cuatro años, sobre todo en Latinoamérica)… Pero el excampeón del mundo es mucho más apropiado que Kirsán Iliumyínov y su equipo en los dos objetivos fundamentales para el futuro del ajedrez: lograr grandes patrocinios internacionales e introducir masivamente el ajedrez en los colegios. Como Iliumyínov ha fracasado durante 19 años en el primer asunto, y me temo que lo seguirá haciendo si el presidente es reelegido porque su imagen internacional es muy negativa, ahora intenta acortar distancias en el segundo, lo que es una noticia excelente, sin duda, aunque sólo estemos en el punto de partida.

Vamos a situarnos en el caso más favorable para el actual presidente de la FIDE. En la información que se distribuyó ayer sobre los supuestos éxitos de la Comisión de Ajedrez en las Escuelas, se habla de “visitas a 107 federaciones”, entre las que se incluyen 74 viajes de Iliumyínov (entiendo que pagados con el dinero de la FIDE, aunque eso no se menciona). Supongamos que el presidente está personalmente convencido de la importancia de este asunto, que ha visitado a esos 74 ministros de educación correspondientes, y que incluso ha llegado a acuerdos verbales o escritos con ellos para impulsar el ajedrez pedagógico. Es evidente que los resultados están muy lejos, proporcionalmente, a tanto esfuerzo, tiempo y dinero invertido en viajes.

Kirsan Ilyumzhinov en el avión

Ya sea porque la Comisión no tiene un presupuesto suficiente, o porque está mal administrada, o porque los planes diseñados por sus dirigentes son erróneos, o por alguna otra razón que me reservo para el último párrafo, la eficacia deja mucho que desear. Si esos acuerdos hubieran sido funcionales, habría multitud de cursos de formación de docentes en ajedrez, y de ajedrecistas en pedagogía, como mínimo en la mayoría de esos 74 países, así como resoluciones de sus respectivos parlamentos, campañas de comunicación, etc. Es decir, parece que no hay un seguimiento adecuado de los caminos que supuestamente abre el presidente. De hecho, los propios dirigentes de la Comisión reconocen que hay muy poca interacción en su portal de Internet, señal inequívoca de que su gestión ha sido mala durante años.

Como habrá muchos lectores que no conozcan al detalle mi actividad profesional, quiero subrayar que sé muy bien de lo que estoy hablando. Llevo al menos un decenio empleando gran parte de mi tiempo en la investigación y promoción del ajedrez pedagógico, y fui miembro de la Comisión de Ajedrez en las Escuelas durante un par de años, a petición del anterior presidente, el venezolano Uvencio Blanco, hasta que me echó el nuevo, el turco Ali Nihat Yazici, sin tener siquiera la cortesía de decírmelo hasta dos años después, durante la Olimpiada de 2012: “Compréndelo. Valoro mucho tu aportación, y por eso te he invitado como ponente al Congreso de Estambul. Pero era muy peligroso tener a un periodista crítico como tú dentro de la Comisión”. Entonces había gente muy valiosa en ese grupo, pero con muy pocos recursos.

Ali Nihat Yazici

Ahora, Yazici ha tenido el gran acierto de nombrar Secretario Ejecutivo al irlandés Kevin O’Connell, a quien conozco desde los años ochenta: muy trabajador, serio, culto y equilibrado. El portal en Internet de la Comisión tiene muchísima información, y todo indica que la FIDE ha comprendido por fin que todo lo relativo a este asunto debe enfocarse, por ahora, como una inversión importantísima, y no como un negocio directo, como parece desprenderse del plan que Yazici puso en marcha tras lograr la presidencia.

Kevin O´Connell (fotografía: ChesscomputerUK.com)

O’Connell dijo algo fundamental durante la reunión. Y estoy convencido de que lo dijo muy sinceramente, aunque da la casualidad de que es exactamente lo que dice Kaspárov desde hace años: “Habría que cambiar el nombre de la Comisión. En lugar de Ajedrez en las Escuelas, Ajedrez en la Educación”. Esa diferencia es muy sustancial y entronca con algo que muchos ajedrecistas y la gran mayoría de las federaciones aún no han comprendido: una cosa es que el ajedrez sea uno de los deportes que se practican en los colegios, y otra muy distinta que sea una asignatura, sobre todo si se imparte en horario lectivo (no como actividad extraescolar). El objetivo de las clases de ajedrez en un colegio (no en un club) jamás debe ser el de crear jugadores, sino el de enseñar a pensar y transmitir valores con el ajedrez como herramienta. De lo contario, el director del colegio cancelará las clases muy rápido. Además, los valores educativos del ajedrez no se limitan al ámbito escolar normal: superdotados, hiperactivos, autistas, síndrome de Ásperger, niños con cáncer, síndrome de Down, cárceles y reformatorios, rehabilitación de drogadictos, trastorno mental grave, ciegos, sordomudos, otros discapacitados, cursos de estrategia para desempleados, motivación de indigentes, encuentros intergeneracionales… son aplicaciones sociales de éxito comprobado en diversos países (España es probablemente el país más avanzado en este campo).

Si la FIDE hubiera estado realmente sensibilizada sobre esto, sus congresos sobre ajedrez en las escuelas no serían de segunda o tercera fila (aunque en ellos suele haber algunos ponentes de calidad indudable). Los mejores congresos que yo conozco se han organizado fuera de la FIDE: los españoles de Buitrago, Navacerrada, Sabadell y Valencia; el de Londres, el argentino de San Luis, los de Ciudad de México, el de Montevideo (Uruguay), los de Bogotá (Colombia) y alguno en Italia… son los más recientes que recuerdo ahora. Y eso no tiene ninguna lógica.

Israel Gélfer

Termino volviendo al iluminado Gélfer, pero esta vez para aplaudirle sin ningún tipo de ironía por esta otra frase: “Esta comisión es la que trabaja más duro, y sin duda debe ser una de las más importantes de la FIDE”. Sí, señor vicepresidente, eso mismo venimos diciendo algunos desde tiempos inmemoriales, sin que nos hicieran el menor caso. Pero entonces llega la pregunta del millón de dólares, y nunca mejor dicho: si, durante los 19 años del mandato de Iliumyínov, la FIDE ha sido incapaz de lograr un gran patrocinio internacional global, ¿logrará uno específico para algo tan delicado como la educación de los niños (la Comisión de Ajedrez en las Escuelas está actualmente patrocinada por Rosneft, gran empresa petrolera, propiedad del Gobierno ruso, con el que Iliumyínov mantiene estrechos lazos; pero ese patrocinio no debe ser muy cuantioso o está mal administrado, porque los resultados no son proporcionales)? ¿Qué habrán pensado esos 74 ministros de educación al escribir el nombre del presidente en Google (donde aparece más con la transcripción Ilumzhinov) y descubrir que asegura haber sido abducido y secuestrado por unos alienígenas, y que se enorgullece de haber sido amigo de dictadores sanguinarios como Sadam Hussein, Gadafi y Assad, entre otras perlas de su biografía? ¿No será esa la razón por la que sus visitas a tantos países han sido tan poco fructíferas?

Crónica: Leontxo García

Todos los díarios de Leontxo desde Tromsø

Programa

Viernes 01.08.2014 Inauguración a las 19:30 en la Sala Skarphallen
Reunión de árbitros: 21:30 en la Chess Olympiad Arena
Sábado 02.08.2014 Reunión técnica de los capitanes: 09:00 Chess Olympiad Arena
Ronda 1: 15:00 Chess Olympiad Arena
Domingo 03.08.2014 Ronda 2 14:00 Chess Olympiad Arena
Lunes 04.08.2014 Ronda 3 14:00 Chess Olympiad Arena
Martes 05.08.2014 Ronda 4 14:00 Chess Olympiad Arena
Miércoles 06.08.2014 Ronda 5 14:00 Chess Olympiad Arena
Jueves 07.08.2014 Día de descanso
Viernes 08.08.2014 Ronda 6 14:00 Chess Olympiad Arena
Sábado 09.08.2014 Ronda 7 14:00 Chess Olympiad Arena
Domingo 10.08.2014 Ronda 8 14:00 Chess Olympiad Arena
Lunes 11.08.2014 Ronda 9 14:00 Chess Olympiad Arena + elecciones presidenciales de la FIDE
Martes 12.08.2014 Ronda 10 14:00 Chess Olympiad Arena
Miércoles 13.08.2014 Día de descanso
Jueves 14.08.2014 Ronda 11 11:00 Chess Olympiad Arena
Clausura: 20:00 en la Sala Skarphallen
Viernes 15.08.2014 Salida



Es periodista deportivo, especializado en ajedrez, de cuyas virtudes es gran comunicador y difusor.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro

cis@kochess.com cis@kochess.com 09/08/2014 06:45

En primer lugar, debo pedir disculpas por escribir en Inglés, pero he olvidado la mayor parte de mi español.

There is a lot of misunderstanding about the job of the CiS Commission, what it has achieved, how that has been achieved and the role of the FIDE President.

The FIDE President has visited many countries, often talking to the Head of State or the Head of the government and almost always speaking to the Minister of Education, and not just during the last four years. These things take time; it is possible that the recent visits by Garry Kasparov will bear fruit in the future. The results of Kirsan Ilyumzhinov's visits, which started many years ago, are already visible; the most obviously impressive have resulted in the following countries (at least) introducing chess to the curriculum: Armenia, Azerbaijan, Greece, Hungary, India (especially the states of Maharashtra & Tamil Nadu) and Romania.

The objective of CiS is to promote chess for education, primarily as a social project, but also as an engine of growth for the national federations. Although CiS, and FIDE in general, is happy to cooperate with all, that cooperation needs to be conducted through (or with the agreement of) the national federations. Such desire is not always reciprocated by private organizations which operate under no such constraints..

Kevin O'Connell, Executive Secretary, FIDE-CiS
1