Lanzamiento de un libro de investigación histórica

24/04/2009 – En el mes de mayo (2009) será presentada oficialmente la edición del libro “El Ajedrez en Chile”, obra que pretende reunir los antecedentes más relevantes de la actividad ajedrecística en dicho país, además de los grandes momentos alcanzados por sus jugadores en el extranjero. Con la autoría de Ángelo Guiñez (La Vuelta al Ajedrez en 90 años, homenaje al maestro internacional René Letelier, 2005), se puede ver un trabajo de investigación muy profundo y excelentemente asesorado por figuras insignes del deporte ciencia del país andino. Guiñez trabajó casi 4 años para que el libro viera la luz, junto a personajes como Jorge Egger (maestro internacional, ex presidente de la FENACH), Iván Morovic (gran maestro), Eduardo Vassallo (escritor y ajedrecista), Juan Sebastián Morgado (jugador e historiador de ajedrez argentino), Eugenio Larraín (jugador de Chile en las Olimpiadas de Leipzig 1960 y La Habana 1966) y las leyendas del ajedrez nacional Berna Carrasco, René Letelier, César Velásquez y Rodrigo Flores, con los que se realizaron interesantes entrevistas. Amplísmima reseña ilustrada por Juan Morgado...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Lanzamiento del libro de investigación histórica

El Ajedrez en Chile

Reseña por Juan Morgado

Autor: Ángelo Guiñez Jarpa. Patrocinador: Fundación Chilena de Ajedrez. Formato: 24 por 24 cms, 400 páginas

En el mes de mayo (2009) será presentada oficialmente la edición del libro “El Ajedrez en Chile”, obra que pretende reunir los antecedentes más relevantes de la actividad ajedrecística en Chile, además de los grandes momentos alcanzados por jugadores nacionales en el extranjero.

Con la autoría de Ángelo Guiñez, La Vuelta al Ajedrez en 90 años, homenaje al maestro internacional, René Letelier (2005), se puede ver un trabajo de investigación muy profundo y excelentemente asesorado por figuras insignes del deporte ciencia nacional. Refiriéndose a ese punto, Guiñez trabajó por casi 4 años para que el libro viera la luz junto a personajes como Jorge Egger, maestro internacional, ex presidente de la FENACH, Iván Morovic, gran maestro de Ajedrez, Eduardo Vassallo, escritor y ajedrecista, Juan Sebastián Morgado, jugador e historiador de ajedrez argentino, Eugenio Larraín, jugador de Chile en las Olimpiadas de Leipzig 1960 y La Habana 1966, y las leyendas del ajedrez nacional, Berna Carrasco, René Letelier, César Velásquez y Rodrigo Flores, con los que se realizaron interesantes entrevistas.


Jorge Egger vs. Ruben Felgaer en 2006


Iván Morovich vs. Viktor Korchnoi en 1988


César Velásquez

En el princio de sus páginas, el libro cuenta cronológicamente los inicios de la actividad en Chile, sus primeros Círculos y Asosiaciones… A propósito de la naciente actividad del Círculo de Ajedrez de Santiago, el periódico del Partido Democrático “La Tarde”, dirigido por los hermanos Galo y Alfredo Irarrazabal, hizo notar su presencia. Sería en el número 997, del día 10 de abril de 1900, en que “los progresistas” de aquel tiempo hicieran la siguiente consideración.


Pedro Donoso

“Nos es grato dejar constancia del excelente pie en que se encuentra el Club de Ajedrez de Santiago y en cual figuran distinguidos maestros en tan interesante juego. Recientemente el Club ha comunicado su instalación definitiva a los clubes de Montevideo, Caracas, Río de Janeiro, San Pablo y Buenos Aires. Además ha invitado a este último a jugar una o dos partidas, haciendo uso de los cables telegráficos. Este es un desafío fin de siécle, que llamará con justicia la atención de los numerosos ajedrecistas de uno y otro país. El Club de Santiago, fundado el 31 de Julio del año próximo pasado (1899), reanuda sus torneos de tablero el 1ero de Mayo próximo. Hay mucho entusiasmo entre sus miembros por asistir a las veladas que han de hacer menos monótonas las pesadas noches de invierno”.

Tras los primeros matchs en Santiago se apresta el primer Campeonato de Chile, en el año 1920. Posteriormente se suceden los match de desafio con clubes argentinos –jugados por telégrafo-, la fundación del Club Chile, la Federación de Ajedrez, la visita del campeón mundial, Alexander Alekhine, en 1927… De lo siguiente se recuerdan las siguientes palabras del campeón mundial dichas al periódico El Mercurio, el día sábado 31 de diciembre de 1927.


Alekhine con el niño Rodrigo Flores

“Llevo mis mejores impresiones de este hermoso país y de los entusiastas y jóvenes aficionados chilenos, que me han colmado de atenciones durante mi estada entre vosotros. El estilo de juego de los chilenos me ha hecho una magnífica impresión por sus bien plantadas aperturas y por los preceptos científicos observados durante el desarrollo de las partidas. Así, Rodrigo Flores, para quien se abre un hermoso porvenir en las esferas ajedrecísticas sudamericanas, me opuso en el Gambito de Dama una defensa sabiamente conducida y muy superior a la que me planteó el propio Capablanca en esta misma variante. Igualmente, Mariano Castillo, vuestro joven campeón nacional, me opuso una seria resistencia en su tablero con el Gambito Blumenfeld. En suma, la extremada juventud de vuestros aficionados hace que en el futuro no lejano obtengan sonadas victorias en los torneos de América”.

En los años treinta, la competencia fue más bien interna, exceptuando la participación de algunos jugadores en Mar del Plata 1936, y el triunfazo de Rodrigo Flores en el Sudamericano de Brasil 1937, en el cual obtuvo el primer lugar, seguido por René Letelier.


En los tiempos de los Nazis... Klaus Junge

Para finalizar los treinta, el ajedrez chileno contó con la primera experiencia, en lo que fue el Torneo de las Naciones 1939, jugado en Buenos Aires.


Dubrovnik 1950: los jugadores chilenos llevan número

Ya en los cuarenta, hay espacio para los torneos internacionales jugados en Viña del Mar, y también los realizados en los cincuenta por el Club Chile, en los cuales vinieron grandes figuras como Paul Keres y Alexander Kotov (1957) y Robert Fischer, Ludek Pachman, Herman Pilnik y Borislav Ivkov (1959). Haciendo memoria de este gran evento ajedrecístico se puede comentar…

Sin duda alguna la mayor noticia del año 1959 para Chile, ajedrecísticamente hablando, fue la realización del II Torneo Internacional Club Chile 1959 , Arturo Alessandri Palma. Para este segundo encuentro internacional patrocinado por el Club Chile fueron convidados nuevamente grandes figuras del ajedrez mundial. En su primera versión, del año 1957, se convidó a la dupla soviética de Paul Keres y Alexander Kotov, quienes fueron las estrellas indiscutidas del juego. En la segunda celebración los protagonistas fueron, Ludek Pachman , de Checoslovaquia, quien finalmente se consagró campeón del Torneo, Borislav Ivkov, de Yugoslavia, Herman Pilnik, de Alemania y Robert Fischer, de EE.UU. Además participó el gran jugador brasilero Joao Souza Mendes, Raúl Sanguineti de Argentina y Augusto Sánchez de Colombia, que obtuvo una muy buena colocación en la tabla final como primer sudamericano clasificado.


Bobby Fischer y Arturo Alessandri Palma en Santiago de Chile 1959

Sin opacar por completo la figura del campeón Ludek Pachman, la gran atracción del Torneo fue Robert Fischer, quien sólo ocupó el cuarto puesto. El joven talento norteamericano, que en el año 1972 se consagrara campeón mundial ya tenía una serie de paranoias que crearon varias anécdotas durante su estadía en Chile. Y como todo lo que le pasaba o no a Fischer, dentro o fuera del tablero, era noticia se escribieron muchas líneas inútiles o intrascendentes, siendo que si fue muy importante la partida que perdió frente al jugador nacional Carlos Jáuregui, de la cual no se habló mucho, como correspondía en su momento, ya que es una de las partidas históricas del legado del ajedrez chileno.


Vladimir Savon en 1972

Sergio Costagliola, Presidente de la Federación de Ajedrez, en su discurso inaugural. Reproducimos a continuación sus acápites principales:

“Nos encontramos en los momentos inaugurales del Torneo Internacional que en memoria del ex presidente de Chile don Arturo Alessandri Palma, han organizado la Federación y el Club de Ajedrez de Chile.

Se expresa en estos minutos, y en éste lugar, el recuerdo de una figura que ha llenado muchas páginas y que marca uno de los vértices más altos de la trilogía de los hombres que formaron nuestra conciencia pública y nos dieron el estilo clásico de nuestra actitud cívica.

Y porque en los instantes actuales de la vida nacional todo sugiere una evocación de don Arturo, como se le llamaba en nuestro ambiente, nos sentimos moralmente impulsados con este acto a destacar la estatura intelectual de quien supo conjugar su seriedad de gobernante extraordinario con la distracción del hombre culto por excelencia, de quien también solía inclinar su frente ante los cuadrados enigmáticos, que es el campo figurado de acción ajedrecística, que son casillas de aspecto geométrico y de número restringido, pero que tiene la vastedad de lo inacabable.

Fue un ajedrecista, un ciudadano ilustre e ilustrado cuyas proyecciones continentales siempre crecientes, confirman el fenómeno palpable en todo prócer genuino: a medida que el tiempo corre su figura se proyecta en el pasado de nuestra nación, y nos acercamos más a su exacta y formidable dimensión histórica.

Este Torneo Internacional a él consagrado, tiene pues, forma y tiene sentido.

La presencia aquí de los Grandes Maestros que nos honran con su visita: Joao de Souza Mendes, de Brasil; Herman Pilnik, de Argentina; Ludek Pachman, de Checoslovaquia; Robert Fischer, de Estados Unidos; Borislav Ivkov, de Yugoslavia; Raúl Sanguintetti, de Argentina, y Augusto Sánchez, de Colombia, le dan el marco adecuado que su enunciado exige y el tono magistral que de ellos fluye. Y no olvidemos, en trance de cortesía hacia lo exterior, el selecto grupo de 6 maestros chilenos que esta noche competirán también en la justa importante que haya tenido lugar en este país.

Nos cabe darles la bienvenida a todos ellos. Nuestra nación tiene una sola aspiración genérica que aquel que en tránsito de horas pase por este lugar remoto se vaya sin indiferencia.

Nuestro común deseo es convivir cerca de los que, a despecho de las distancias prolongadas, que nos evitan por mucho tiempo el placer de conocerlos personalmente se hacen admirar por su talento y se nos hacen familiares por su trayectoria.

Esperamos que la permanencia en Chile de los maestros extranjeros, tenga en espíritu el acento amable que nuestra naturaleza arisca les está negando hasta hoy día.

Este Torneo Internacional es un efecto de voluntades diversas cuya mención particular es imposible, sin embargo, no podemos dejar en el sobreentendido al señor Ramón Álvarez Goldsack, Intendente Alcalde de Santiago, al señor Eleazar Vergara, Director de Informaciones y Cultura, al señor Fernando Renard, director del Departamento de Deportes del Estado, y al eterno amigo del ajedrez, el regidor por Santiago, señor Voltaire Lois ”.

Sin tantos galardones, pero con una personalidad creciente, los jugadores chilenos tuvieron dignas actuaciones. Por ejemplo: Carlos Jáuregui triunfó frente a Robert Fischer y Joao Souza Mendes, y René Letelier, venció al yugoslavo Borislav Ivkov. Estos dos triunfos, ante prodigios del ajedrez de ese momento, avalaron la dura tarea de los organizadores para montar un torneo de gran nivel en nuestro país. Nuestros jugadores los respetaban, y ellos comenzaban a sentir el mismo sentimiento hacia los jugadores chilenos.

El día 7 de mayo, al culminar el torneo, se coronó campeón el checoslovaco: Ludek Pachman. El segundo puesto perteneció a Borislav Ivkov, seguido de Herman Pilnik y Robert “Bobby” Fischer.

En los sesenta, uno de los torneos más relevantes fue el propiciado por el Club Lo Ovalle “Fraternidad de los Pueblos”(1965) en el cual jugaron los sensacionales jugadores soviéticos Efim Geller y Vassilly Smyslov. En sus días en Chile, Smyslov fue entrevistado por la Revista Gol y Gol, 3 de noviembre, de 1965, y declaró cosas como…

¿Qué sabía del ajedrez chileno antes de pisar tierra nacional?

Había conocido en el Torneo Internacional de Venecia a Mariano Castillo y René Letelier. Recordaba también a Rodrigo Flores y sabía que Herman Pilnik residía aquí. Siempre pensé que en el ajedrez chileno existían grandes valores, y... Letelier me acaba de convencer. (Smyslov se refiere a su partida de la segunda ronda con Letelier, que terminó empatada.)

¿Quién es su favorito en el match Tahl-Spassky, y quién cree será el próximo campeón mundial?

Indudablemente el match Tal-Spassky es un encuentro muy interesante. No quiero pronosticar quién será el vencedor,, aunque por las últimas actuaciones Spassky aparece como favorito. Es muy prematuro también vaticinar quién será el próximo campeón del mundo. En todo caso, el actual campeón Petrosian y los dos aspirantes, Tahl y Spassky, son ajedrecistas extraordinarios.

¿Cuáles son para usted los diez mejores ajedrecistas de todos los tiempos?

Considero muy difícil decidir quiénes son los diez mejores. Entre ellos hay sin duda campeones mundiales y no campeones, como el caso de Morphy y Tschigorin. En todo caso, creo, sin pretender ser original, que los mejores ajedrecistas están en la historia del ajedrez; es decir, en la historia de los campeones del mundo. La respuesta es, por tanto, bastante fácil.

El campeón norteamericano “Bobby” Fischer ha declarado que contra los soviéticos no se puede competir porque juegan en equipo. ¿Qué tiene que decir al respecto?

Considero que las aseveraciones de Fischer son injustas. Él quiere justificar su derrota de Curazao. Fischer fue vencido porque, siendo un jugador muy capaz, es muy joven para competir contra valores tan grandes, como Keres, Petrosian, Tahl, etc.

Si hubiera tenido más fuerza, habría conseguido un triunfo, pero es demasiado débil todavía.

¿Qué método de preparación usa usted en particular y los ajedrecistas soviéticos en general?

Creo que la preparación de cada jugador es algo individual. Existen, sin embargo, recomendaciones generales: a) conocer a los jugadores que se va a enfrentar, y b) gozar de buena salud.

¿Cree usted que algún día la máquina vencerá al hombre en ajedrez?

Creo que la máquina puede ayudar, pero nunca reemplazará al hombre.

¿Qué valores intelectuales asigna usted al ajedrez?

El ajedrez da al ser humano un gran desarrollo cerebral. Alimenta el cerebro para poder pensar con facilidad en otras cosas.

¿Cómo definiría usted: a) amor, b) ciencia, c) arte, d) ajedrez?

Sólo los genios pueden definir tales conceptos. Y como yo no soy un genio...

Complementando a las tablas finales de la mayoría de los Campeonatos de Chile están todas las participaciones de nuestro país en Olimpiadas mundiales, además de Panamericanos y Nacionales Femeninos hasta llegar a estos años.


Oscar Panno (dcha.) en "La Gaceta" el 31 de octubre de 1971 en su partida contra David Godoy (izda.)

Especial atención, además, se da a las publicaciones que se han gestado en nuestro país, como Manual de Ajedrez, de Juvenal Canobra (1972), y las numerosas revistas que comenzaron a aparecer desde Stvdio, en el año 1928.

Teniendo especial atención en la prensa, el libro rescata momentos de descubrimientos de los jóvenes talentos, como ocurrió el 26 de Julio de 1976 por Mauricio Carvallo, para El Mercurio, refiriéndose a Iván Morovic.

“Quienes lo ven jugar, pálido, pequeño para su edad, coinciden en destacar la precisión con que mueve las piezas y lo que los entendidos llaman: “El dominio del tablero”. Sin embargo en Lille, Francia, donde acaba de participar en el Tercer Campeonato Mundial para Cadetes, los entrenadores de Inglaterra y la URSS fueron mucho más allá y pronosticaron que antes que cumpliese 21 años, el chileno, Iván Morovic, que ahora tiene 13, se convertirá en Gran Maestro.

Lo importante ahora es cuidarlo, dirigirlo y que no se desilusione en el camino por la falta de actividad, como ocurrió con tantos niños que se fijaron en el ajedrez. En Europa un equipo prepararía sus pasos. En Chile, Morovic tiene la suerte de contar con el apoyo de sus padres y con la colaboración de Pedro Donoso, que le permitirán progresos que otros no pudieron.”

Tras los setenta, en la década de los ochenta aparecieron grandes jugadores chilenos como Roberto Cifuentes o Iván Morovic, con resonantes triunfos internacionales. En las categorías inferiores también hubo obtenciones meritorias como las logradas por Giovanna Arbunic (vicecampeona mundial juvenil, 1983) y Eduardo Rojas (campeón mundial Cadetes, 1985).


Roberto Cifuentes

Ya en los noventa se jugó en Chile el Mundial Juvenil, en el cual jugaron Shirov, Gurevich y Akopian, más otros importantes ajedrecistas actuales.

Así se llega a estos días, con la aparición de la FENACH, el título de gran maestro de Rodrigo Vásquez, el cambio de local del Club Chile, y el surgimiento de la Fundación Chilena de Ajedrez.

Tras los capítulos de historia, el libro se cierra con dos momentos de especial trato. Primero, se exhiben entrevistas a destacadas personalidades del ajedrez nacional como Eugenio Larraín, Iván Morovic, René Letelier, Mauricio Flores, Daniel Yarur, Jorge Egger y Rodrigo Flores, de las cuales adelantamos algunos momentos…

Rodrigo Flores Álvarez

Campeón de Chile en 11 ocasiones.

17 de noviembre 2005

Siempre se habla de Mariano Castillo como el mejor jugador de su época. ¿Qué nos puede contar de él?

Mariano Castillo era profesor de idiomas en regiones. Cuando mejor pudo competir fue cuando vivía en Concepción. Si hubiese vivido en Santiago su carrera habría sido muy diferente.

¿Qué opinión le merece el ajedrez jugado por Internet?

El ajedrez obliga a pensar, a razonar, a sacar conclusiones. Es muy bueno para los niños. Creo que la Internet es una gran enemiga del ajedrez, con la computadora se juega otra cosa, no es ajedrez.

¿Cuál ha sido la virtud más importante que le ha brindado el ajedrez?

El ajedrez me formó un carácter perfeccionista.

¿Qué diferencia sustancial existe entre el ajedrez de sus tiempos y el de la actualidad?

La gran diferencia de mis años es que antes jugábamos por el honor, y ahora juegan por plata. Esto no es un fenómeno netamente ajedrecístico, sino que sucede en todas las áreas. Pero sucede que el ajedrez es muy delicado, no se puede ensuciar con cualquier cosa.

René Letelier Martner


Letelier vs. Pachman en La Habana

El primer maestro internacional chileno de ajedrez. Septiembre de 2004 - abril 2006.

Letelier y la bibliografía de ajedrez en sus años de juventud.

Una buena anécdota para reflejar la inexistencia de textos ajedrecísticos en los años treinta me la confió don René Letelier, durante una entrevista que le hice hace algunos meses. Rememora, Letelier, de 91 años. “En los años treinta, en Chile, sólo podías encontrar una especie de revista argentina, en la que aparecía una entrevista y cuatro o cinco partidas, sin analizar, del ex –Campeón Mundial, Emanuel Lasker. No te rías, esa fue mi Biblia durante meses. No tenía otra posibilidad. En esos días, Chile era un país muy pobre en materia bibliográfica, y sobre todo de ajedrez. Recuerdo que un amigo mío, en los años treinta, viajó a Europa y ofreció traerme algo que necesitara. Como yo estaba enamorado de la belleza del juego de Lasker, sin muchas esperanzas, le encargué un libro de él. Creo, sin miedo a la falta de memoria senil, estar seguro que conté cada día de su viaje, de su estadía y regreso a Chile. Obviamente, lo fui a recibir a su llegada a Valparaíso, y para mi fascinación traía en su mano mi obsequio. No recuerdo el nombre del libro, pero debe haber sido algo así como, Las Mejores partidas de Lasker. Lo extraordinario es que estaban comentadas por él mismo. Además del libro de Lasker mi amigo me trajo varías revistas que yo ni en mis sueños imaginaba”.

Y como arte de magia, Letelier desprende una variante de la anécdota anterior. “A la semana de recibir el libro, se festejó el cumpleaños de mi hermano Gustavo. Él era un gran admirador y jugador del ajedrez, entonces, le regalé el libro de Lasker. Gustavo lo recibió emocionado, pero me preguntó, ¿cómo es que me lo regalas si recién hace una semana te llegó de Europa? Mi respuesta no la hice esperar. Ya me lo sé de memoria”.

Y sigue Letelier… “Todo esto cambió con los argentinos. Ellos nos ayudaron mucho a conseguir material de ajedrez. Cuando viajábamos a Buenos Aires era una maravilla”.


1939 Torneo de las Naciones en Buenos Aires

Daniel Yarur Elsaca

Presidente y fundador de la Fundación Chilena de Ajedrez y Vicepresidente de la Federación Nacional de Ajedrez, FENACH

12 de julio 2008

¿Cómo nace la inspiración de formar la Fundación Chilena de Ajedrez?

La inspiración nació de una idea que tuve siempre en mi interior, considerando que había un vacio que llenar en el ajedrez chileno, y que la Fundación podría contribuir para sitiar al ajedrez en el lugar que le corresponde. De tal manera, fue una idea abstracta que de a poco fui decantando hasta aterrizarla. Estos son procesos largos, algo ingratos a veces, pero estoy muy contento de haberme decidido a establecer los cimientos de esta fundación.

Este año 2008, en que se cumplen tres años del nacimiento de la Fundación, ¿cuáles han sido sus mayores satisfacciones como presidente?

Para ser honesto, de modo personal, mi mayor satisfacción fue el lanzamiento del libro que le hicimos al maestro René Letelier. Satisfacciones han habido muchas, pero la que recuerdo más en el alma fue la del lanzamiento del libro del “Lete”, con quien forjamos una amistad muy bonita, y que lo hemos extrañado mucho. Además tener la satisfacción de que hay mucha pasión alrededor del ajedrez. Mucha gente joven está participando, aunque lamentablemente a nivel de federaciones no hemos podido aunar las fuerzas como corresponde. La satisfacción central es sentirse que estamos haciendo este trabajo con cariño y pasión por este deporte que todos amamos, y creo que Chile debe poco a poco situarse en el lugar que merece del ajedrez mundial, que es muy por sobre lo actual, por cierto.

¿Cuáles cree que deberían ser los valores fundamentales de los dirigentes del ajedrez chileno?

Yo creo que pensar de forma menos egoísta y eliminar los personalismos. Preocuparse más de elevar el ajedrez nacional, más que en triunfos o carreras personales. Al igual que los países se proyectan, el ajedrez chileno debe hacer lo mismo, con medidas claras, para sustentarse en el futuro. Para esto todos debemos cooperar, ya que no hay ningún dueño del ajedrez nacional. El ajedrez nos pertenece a todos. Hay que democratizarlo, por lo que la Fundación cooperará fuertemente.

Iván Morovic Fernández


Iván Morovich en 1978

Primer Gran Maestro chileno y presidente de la Federación Nacional de Ajedrez

3 de agosto del año 2008.

¿Cuál crees que es la mayor virtud del ajedrez chileno?

Creo que es el talento de muchos de sus jugadores. Sin exagerar creo que Chile ha tenido y tiene jugadores de grandes condiciones, que no han tenido la oportunidad de desarrollarse. Quizás tenemos más talento que muchos otros países sudamericanos, como Argentina o Brasil, o hasta pienso en Cuba. Pero no hemos tenido nunca la organización para que estos talentos no se pierdan. El mismo Donoso era un talento extraordinario, un jugador que estaba a otro nivel.

¿Qué opinas de la iniciativa de realizar la investigación de este libro?

Bueno, lo encuentro fabuloso, necesario, ya que no tenemos un libro contundente, con datos fidedignos de resultados históricos de nuestros jugadores, que nos sirvan para medirnos con un objetivo claro de seguir avanzando con un frente claro. Hay muchos grandes éxitos del ajedrez nacional que la gente ignora, ya que estamos en un país donde la mayoría de los periodistas deportivos sólo saben algo de fútbol, y de fútbol y un poco de tenis. Es bueno informarles que existe una historia, con una tradición atrás que ha logrado grandes cosas con muy pocos recursos. Entonces creo que será un libro notable en ese sentido.

¿Cuál te gustaría que fuese tu legado para las próximas generaciones de ajedrecistas chilenos?

Primero que nada, todavía me considero un jugador muy activo, por lo que pienso jugar unos 8 o 10 años más. Espero que todo lo que he logrado sirva para formar jugadores, lo que yo considero de gran importancia. El sentir que si yo fui el primero en obtener el título de Gran Maestro, otros también vinieron a continuación, por lo que pienso que si en un minuto pude vencer a don Víctor Korchnoi, otros también lo pueden lograr. De esta manera se va creando una especie de tradición, que yo considero muy importante. Pienso que hacer escuela y formar jugadores es una gran tarea, que indudablemente es tema de todos los que trabajamos por esta actividad.

¿Vinculas al ajedrez con algún rol social, o lo percibes como una actividad aislada de desarrollo personal?

Le veo un rol social tremendo. Es ajedrez es plenamente formativo, por ser un juego de estrategia y táctica pura, se puede colmar de analogías con la vida cotidiana. Te enseña a planificar, a evaluar, a tomar las mejores decisiones. Por esto el ajedrez tiene esa característica social. Está comprobado que los niños que juegan ajedrez mejoran sus notas, porque planifican y se concentran mejor etc. Sin duda el ajedrez cumple una misión social importante, por algo ha estado asociado desde mucho a la educación de niños en Europa y Rusia.

¿Te recuerdas de alguna anécdota en alguna Olimpiada?

Sí, muchas, pero hay una muy buena de la Olimpiada de Malta. Jugábamos contra Inglaterra, tremendo equipo, formado por 6 grandes maestros. En un momento vamos perdiendo 2 a 1, y Campos supende su partida contra John Nunn, la cual iba para tablas seguras. Tras un par de horas de análisis del equipo completo, vimos un jaque perpetuo y la verdad es que la partida era tablas por donde se mirara, pero Costagliola (presidente de la Federación) nos obligaba a seguir analizando para ganar la partida como fuera, con la idea de igualar el match. Campos vuelve a jugar, y el inglés le ofrece tablas, a lo que Campos no responde, y se pone a pensar y pasan los minutos, 20, 30, 40 minutos, hasta que veo que un grupo grande comienza a rodear la mesa de juego, y llega una camilla y todo, de locos. Fue tanta la tensión que don Sergio Costagliola se desmayó y lo tuvieron que sacar en ambulancia. Para colmos, Campos juega la mala, a lo que le meten una torre en séptima u octava fila, para darle mate en dos, por lo que abandonó y perdimos 3 a 1.

Posteriormente se muestra una selección de partidas históricas del ajedrez chileno, entre las que destacan los triunfos nacionales como los ocurridos en las partidas de Carlos Jaúregui- Robert Ficher, Letelier- Najdorf o Morovic- Beliavsky.

Este segundo libro, patrocinado por la Fundación Chilena de Ajedrez, en nombre de su presidente, Daniel Yarur, pretende ser un sincero homenaje a generaciones de familias que han mantenido el desarrollo del ajedrez en Chile. A todos quienes viven entre las murallas del ocho por ocho, vaya este documento que esperamos sirva de raíz y guía para un futuro bastante más esplendoroso.

(La fecha del lanzamiento oficial será confirmada próximamente)

Ajedrez Integral - La librería de Morgado
Peru 84, Piso 4to.
Oficina 55
1067 Buenos Aires



Temas: Libros
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro