Neurociencias, ajedrez y funciones ejecutivas

por Uvencio Blanco Hernández
20/12/2022 – Durante el desarrollo de un partido de ajedrez participan algunas de las funciones ejecutivas superiores más importantes; entre ellas se encuentran: la anticipación y desarrollo de la atención, el control de impulsos y auto regulación, la flexibilidad mental, la planificación y organización y la selección de estrategias para resolver problemas. Artículo por Dr. Uvencio Blanco. | Foto: Nadja Wittmann (ChessBase)

ChessBase 17 - Mega package ChessBase 17 - Mega package

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta. - Paquete Mega.

Más...

Las neurociencias nos revelan los “misterios” del cerebro

Principalmente con Binet, desde 1895 se conocen las primeras investigaciones en las que la psicología experimental intenta estudiar el juego de ajedrez y sus posibles efectos en varias áreas de la personalidad humana. Más adelante, hacia comienzos de la década de los 70´s del siglo pasado, las ciencias cognitivas ya habían adoptado al ajedrez como su principal campo de estudio. De hecho, los resultados de algunas de tales investigaciones, sugieren que el ajedrez desarrolla habilidades intelectuales tan importantes como la memoria, la concentración, la visualización, la perseverancia, la toma de decisiones, la estética, etc. y que algunas de tales capacidades están fuertemente asociadas al deporte.

Además, la práctica del ajedrez no sólo es un desafío mental, sino que atrae tanto a alumnos sobre dotados, como a estudiantes de todos los niveles de aprendizaje; inclusive, muchos estudiantes que han estado experimentando problemas, particularmente en las áreas de lectura y matemática. En ocasiones, dichos estudiantes demuestran un progreso notable después de aprender ajedrez. Al parecer, el ajedrez hace a los niños más inteligentes.

Efectivamente, en los últimos cincuenta años la neurociencia viene desvelando los misterios del cerebro humano, lo que va permitiendo un mayor conocimiento acerca de su funcionamiento- vamos entendiendo, por ejemplo, cómo trabajan los sistemas de memoria, cómo la buena alimentación permite un mayor desarrollo cognitivo, como es importante conocer el sistema atención para modular la práctica pedagógica, o cómo desde el aula se puede estimular las funciones ejecutivas y la autorregulación desde la primera infancia, lo que las probabilidades de éxito académico de los estudiantes y de mejor comportamiento.

Los lóbulos prefrontales, lugar de ubicación de las funciones ejecutivas

En relación con las funciones ejecutivas. Redolar (2014) y Kolb & Whishaw (2015), consideran que la atención, la inhibición, la planificación, la ejecución, la evaluación, la memoria de trabajo son las funciones que permiten al cerebro centrar toda su energía en la toma de decisiones y la resolución de problemas. Esto quiere decir que la función ejecutiva es el primer componente funcional cerebral necesario para el proceso de enseñanza- aprendizaje

Las funciones ejecutivas están localizadas en la porción anterior de los dos lóbulos frontales (lóbulos prefrontales), concretamente en la corteza prefrontal, la que tiene mayor relevancia a la hora de gestionar este conjunto de habilidades y, desde allí, regulan el aprendizaje y la conducta. Estas funciones dependen del proceso de maduración cerebral que se completa aproximadamente a los 21 años, tanto en hombres como en mujeres, siendo la adolescencia el período crítico de maduración. Por su relevancia, estos hallazgos deben ser tenidos en cuenta en educación (Sousa, 2017).

Los neurólogos observan que daños localizados en esta región del cerebro, provocan serias dificultades o limitaciones en los procesos mentales superiores que permiten la gestión de la conducta, como puede verificarse en diferentes trastornos y traumatismos. Además, el desarrollo de las funciones ejecutivas se vincula en gran medida a la maduración cerebral del prefrontal, el cual no acaba de producirse hasta la edad adulta.

Otras definiciones importantes

Las llamadas funciones ejecutivas superiores son aquellas encargadas del procesamiento general del cerebro, tanto de la arquitectura, la organización y la regulación; e incluyen la gestión del tiempo y la atención

Los investigadores Gilbert y Burgess (2008); Lezak (2004), definen las funciones ejecutivas como “un conjunto de habilidades implicadas en la generación, la supervisión, la regulación, la ejecución y el reajuste de conductas adecuadas para alcanzar objetivos complejos, especialmente aquellos que requieren un abordaje novedoso.

Igualmente, Anderson (2008), afirmó que las funciones ejecutivas se corresponden con: la anticipación y desarrollo de la atención, el control de impulsos y auto regulación, la flexibilidad mental y utilización de la realimentación, la planificación y organización, la selección de forma efectiva de estrategias para resolver problemas y la monitorización.

Ahora bien, ¿cómo se entrelazan las funciones ejecutivas con los procesos de aprendizaje?

Redolar (2014), da la siguiente explicación:

“Al sistema nervioso central ingresan estímulos desde los órganos de los sentidos, estos son procesados en las áreas de la corteza cerebral denominadas de asociación y se genera la percepción, la cual transforma en contenido mental, que se renueva influenciado por la memoria y las experiencias anteriores de la persona. Entonces, a partir de estos procesos, en conjunto con las funciones ejecutivas se ponen en marcha los procesos de aprendizaje”.

Por otra parte, es necesario considerar la calidad de información tienen los docentes acerca de la relación cerebro - aprendizaje-desarrollo humano. Al respecto tenemos un porcentaje muy alto de educadores que fueron formados bajo el enfoque de corrientes el conductismo, lo que les da, de alguna manera, formas tradicionales de ver la educación. Complementario a este hecho, están los maestros que no se dedicaron a actualizar conocimientos y a innovar su práctica. cómo Comprender cómo aprende el cerebro, cómo funcionan los sistemas de memoria, las funciones ejecutivas, las emociones, la atención, etc., permitirá al educador repensar su forma de enseñar implementando nuevas estrategias que activen el potencial del cerebro de sus alumnos para aprender, pero, antes que nada, permitirá al educador recrear su propia misión de vida y valorarse como eje fundamental en el desarrollo de un ser humano.

De estas funciones ejecutivas, ¿cuáles están asociadas con el ajedrez?

Con base en los elementos señalados por Anderson, en el ajedrez pueden manifestarse las siguientes: la anticipación y desarrollo de la atención, el control de impulsos y auto regulación, la flexibilidad mental, la planificación y organización, la selección de estrategias para resolver problemas.

De allí que la práctica de ajedrez -iniciada durante la niñez- exige la ejecución de diferentes procesos cognitivos ejecutivos; lo que sugiere que el ajedrez sería una herramienta efectiva para favorecer el desarrollo de las funciones ejecutivas durante la niñez.

Así mismo, la habilidad para anticipar, planificar los movimientos antes de realizarlos y analizar la efectividad de las jugadas o combinaciones ya ejecutadas, serían los procesos ejecutivos implicados en el juego de ajedrez.

Fuentes y enlaces

  • Todos los artículos por Dr. Uvencio Blanco en la web de ChessBase  
  • Anderson, P. J. (2008). Towards a developmental model of executive function. In Executive Functions and the Frontal Lobes: A Lifespan Perspective (pp. 3-21). Taylor & Francis. 
  • Blanco, U. (2022). Ajedrez, ciencia cognitiva y educación. Obra S/P. 18, R110-114. 
  • Kolb, B., & Whishaw, I. Q. (2015). Fundamentals Of Human Neuropsychology. New York City. Lezak, M.D. (2004).  
  • Neuropsychological assessment. New York: Oxford University Press
  • Redolar R, D. (2014). Neurociencia Cognitiva. Buenos Aires, Editorial Médica Panamericana. 
  • Sandoval-Tipán, L., & Ramos-Galarza, C. (2020). Efectos del ajedrez en el funcionamiento neuropsicológico infantil de la memoria de trabajo y la planificación. Revista Ecuatoriana de Neurología, 29(2), 46-51.

Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Ajedrez y Educación FIDE. Escritor, Investigador, Conferencista, Árbitro Internacional, Organizador Internacional, Entrenador, Profesor de Ajedrez ECU y Lead School Instructor FIDE.
Debate y comentarios Envíe sus comentarios a los editores