Nunn sobre el factor K: ¡Demuéstrenmelo!

03/05/2009 – Con el debate sobre la decisión de la FIDE de cambiar o no cambiar el factor K empleado para el cálculo de la puntuación de los ajedrecistas en plena ebullición, el gran maestro y doctor inglés John Nunn aporta algunas visiones interesantes del asunto: "No parece que haya pruebas reales de que K=20 vaya a ofrecer un sistema de puntuación más preciso, mientras que hay determinados riesgos y desventajas". Cuestiona los argumentos expresados por Jeff Sonas y Bartlomiej Macieja, añadiendo algunos otros aspectos a considerar, fundamentalmente el incremento de la tentación para hacer trampas con la puntuación Elo. Les ofrecemos, traducidos al castellano, su planteamiento y explicaciones en este breve ensayo...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

GM Dr. John Nunn (Inglaterra)

Pensé que debía hacer algunos comentarios sobre el debate del factor K.

Cambiar el factor K de 10 a 20 para toda la lista Elo es un cambio radical; el más radical en los 40 años de historia del sistema Elo. Lo que resulta curioso es que en todo el debate nadie parece haber establecido con exactitud cuales son las supuestas ventajas de este cambio. Sin duda, las puntuaciones de la gente subirán y bajarán más rápidamente, ¿pero por qué debe eso hacer que las puntuaciones sean "mejores"?

Jeff Sonas afirma "El empleo de un factor K más dinámico (24 en vez de 10) resultaría en puntuaciones que predecirían con más precisión el resultado futuro de los jugadores y así llamaría a esas puntuaciones más 'precisas'". ¿Pero dónde está la prueba de eso? Me da que esta afirmación, es de hecho muy poco probable que sea cierta. El rendimiento de los jugadores varía considerablemente de un torneo a otro. Aumentar el factor K da más peso a los resultados más recientes, así que la puntuación se basa menos en un promedio de los resultados y más en el último torneo. Dado que esto está sujeto a una amplia variable aleatoria, parece que no hay una razón particular para creer que la puntuación reflejará con más precisión la fuerza de un jugador o que predecirá mejor los resultados futuros.

La polémica anticipada por el GM Bartlomiej Macieja sobre que un aumento del factor K es una consecuencia necesaria de las listas Elo más frecuentes no soporta un examen. El factor K y la frecuencia de las listas de puntuación no están correlacionados entre si. El cambio de puntuación depende del número de partidas que se hayan jugado. Si se juegan 40 partidas en 6 meses, no hay diferencia si la FIDE publica una lista Elo al final de los seis meses o una cada día; se habrá jugado el mismo número de partidas y el cambio en la puntuación debería ser igual.

Estoy en contra del aumento del factor K por dos motivos. El primero es que el sistema Elo ha funcionado bien durante 40 años y, mientras que todos los sistemas de puntuación tienen sus defectos, durante este tiempo, el sistema Elo se ha ganado el respeto como un buen indicador de la fuerza de juego actual. ¿Por qué cambiar entonces de una forma tan importante?

La segunda razón no parece haber sido mencionada hasta ahora, pero creo que esta es la razón por la que muchos jugadores de primera fila están en contra del cambio del K=20. Con las clasificaciones para muchas pruebas importantes, incluyendo el Campeonato del Mundo, basadas en las puntuaciones, obtener una puntuación más alta puede ser extremamente valioso. En el pasado ha habido cierta cantidad de ‘trampas' con la puntuación, desde la compra de partidas a la construcción completa de torneos imaginarios. Con  las apuestas tan altas, sin duda eso también ocurrirá en el futuro. El problema es que es mucho más fácil hacer trampas con K=20. Con 20 puntos en juego en cada partida, solo se necesita una pequeña cantidad de trampas para ocasionar un gran aumento en la puntuación. Por lo que se preocupan los jugadores de primera fila es que los puestos en torneos de elite e incluso en el Campeonato del Mundo que deberían legítimamente ser para ellos, en vez de eso irán a "puntuaciones entrampadas". Por supuesto, también se pueden hacer trampas con la puntuación con K=10, ¿pero por qué hacer las cosas mucho más fáciles?

En total, no parece que haya pruebas reales de que K=20 vaya a ofrecer un sistema de puntuación más preciso, mientras que hay determinados riesgos y desventajas.


Referencias

 



Temas: FIDE
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro