Pequeño gran hombre

por Rafael Andarias
28/07/2015 – En la edición XIX el ajedrez Viviente de Jávea se remontó al idéntico siglo para representar sobre el tablero los enfrentamientos entre indios y colonos en la conquista del oeste de EE.UU. Además de los cuidados aspectos artísticos y ajedrecísticos a los que nos tienen habituados, no faltó a la cita tampoco la enseñanza a extraer. Y verán como se cocina todo esto para ofrecérselo en su punto...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

En la noche del sábado 25 de julio se celebró en la explanada del Puerto de Xàbia el XIX Ajedrez Viviente de Xábia, evento que organiza desde 1996 la Comisión de Fiestas Mare de Déu de Loreto con la colaboración del Ayuntamiento y que está galardonado con el título de Fiesta de Interés Turístico Nacional desde 2002.

El tablero de ajedrez, que cumplía la función de escenario teatral, tenía unas dimensiones de 10 m x 10 m y a su alrededor se habilitaron cuatro gradas que albergaron a alrededor de un millar de personas. La obra llevó por título "Una d'indis i vaquers: els natius americans" (“Una de indios y vaqueros: los nativos americanos”) escrita por María Rosario Henarejos, la dirección de escena fue desempeñada por Josep Gregori, y la  coordinación general a cargo de  Rafael Andarias, director del Ajedrez Viviente.

El invitado de honor, que leyó las jugadas de las negras, fue el actor Alfred Picó, un destacado representante de lo que podríamos llamar la Ficción Valenciana, integrada por magníficos directores de cine y teatrales, guionistas, dramaturgos, actores, directores artísticos, especialistas en fotografía, vestuario, maquillaje, atrezzo, efectos especiales  y todas las áreas que hacen realidad el mundo audiovisual y teatral. Con esto el Ajedrez Viviente Teatral de Xàbia quiso rendir un homenaje a todos estos profesionales.

El jugador local, que condujo los movimientos del bando blanco, fue el niño de 13 años Harry Guevara, javiense de origen colombiano, clasificado en el Torneo Hogueras de San Juan 2015; siendo la  narradora  Anabel Chulvi, una enamorada de la cultura valenciana, cuya voz fue un auténtico lujo poder escuchar. 

El encuentro Garry Kasparov- Boris Gelfand,  Torneo de Linares, 1991 (9ª ronda); sirvió de base para la representación. Como es sabido, la partida es el elemento conditio sine qua non para el desarrollo del ajedrez viviente; y este año, según se desprendía de la lectura del libreto,  se requería una que contuviera una serie de características que permitieran la escenificación de la historia. Para ello se precisaba que se conservasen el mayor número piezas sobre el tablero durante la apertura y medio juego, y que el final fuera “violento” con capturas consecutivas (las blancas fueron encarnadas por los vaqueros y las negras por los indios) de tal forma que desembocase en una inferioridad numérica de la negras, que fueron las que se rindieron (como sucedió en la realidad histórica), pero conservando ambos bandos los monarcas. El maestro internacional  Francisco Sánchez Guirado,  colaborador desde los inicios con esta iniciativa, seleccionó más de mil partidas que cumplían dichos criterios, optándose finalmente por la mencionada.    

[Event "Linares 09th"] [Site "Linares"] [Date "1991.??.??"] [Round "2"] [White "Kasparov, Garry"] [Black "Gelfand, Boris"] [Result "1-0"] [ECO "D45"] [WhiteElo "2800"] [BlackElo "2700"] [PlyCount "75"] [EventDate "1991.02.??"] [EventType "tourn"] [EventRounds "13"] [EventCountry "ESP"] [EventCategory "17"] [Source "ChessBase"] [SourceDate "1991.06.01"] 1. d4 d5 2. c4 c6 3. Nc3 Nf6 4. e3 e6 5. Nf3 a6 6. b3 Bb4 7. Bd2 Nbd7 8. Bd3 O-O 9. O-O Bd6 10. e4 dxc4 11. bxc4 e5 12. c5 Bc7 13. Na4 exd4 14. h3 Re8 15. Re1 h6 16. Rb1 Nh7 17. Bc4 Qf6 18. Rb3 Nhf8 19. Bc1 Ng6 20. Nxd4 Nde5 21. Bf1 Rd8 22. Bb2 Nh4 23. Ree3 Qg5 24. g3 Nhg6 25. Qc2 h5 26. Bg2 h4 27. f4 Nxf4 28. gxf4 Qxf4 29. Nb6 Ng4 30. hxg4 Bxg4 31. Nxa8 Qh2+ 32. Kf1 Bg3 33. Rxg3 hxg3 34. Qd3 Bh3 35. Qxg3 Qh1+ 36. Kf2 Bxg2 37. Qxg2 Qh4+ 38. Ke2 1-0

En el preámbulo, conducido por Irene Wittwer, el presidente  de la comisión organizadora, Juan José García, entregó unas placas conmemorativas al niño y a la narradora; y el alcalde, José Chulvi, una escultura del artista local José Manuel Molina al invitado de honor.

El presidente de la Comisión Organizadora Juan José García  entregando la placa al niño Harry Guevara, bajo la mirada de la narradora Anabel Chulvi.

El alcalde José Chulvi entregando la escultura del artista javiense José Manuel Molina  al invitado de honor el actor Alfred Picó

La presentadora Irene Wittwer protegida por un vaquero y un indio en el preámbulo.

La narradora y los jugadores al inicio de la representación

La entrada de los indios

Entre los invitados y autoridades se contó con la presencia del “Hijo Adoptivo de la Villa de Xàbia” el astronauta Pedro Duque y su esposa la diplomática Consuelo Femenía, ambos Invitados de Honor en pasadas ediciones. También, en la tribuna de invitados, se encontraba el profesional de baloncesto Romà Bas; así como una selección de la última hornada de deportistas javienses de élite: el atleta Siro Piña, Campeón de España Juvenil de 800 metros lisos; la atleta Aine Sentous, Campeona de España de Carrera de Montaña; el regatista paralímpico Rafa Andarias, Campeón de España de clase 2.4 mR y representante de nuestro país en el próximo mundial de Australia; la regatista Julia Miñana, proclamada hacía tan sólo tres días Campeona de Europa de Optimist y el portero Antonio Sivera, Campeón de Europa con la Selección Nacional de Fútbol sub-19, título conseguido el anterior fin de semana.

La actuación arrancó con la aparición de los indios, habitantes del continente norteamericano desde siglos antes de que lo colonizase el hombre blanco. Se representaron varias escenas costumbristas, que reflejaban el estilo de vida de los nativos,  y los primeros encuentros pacíficos entre ambos pueblos, incluyendo una escena romántica, diversos bailes y danzas que encandilaron al público. Finalmente, los indios se enfrentaron a los vaqueros cuando estos profanaron sus lugares sagrados. La historia terminó con la victoria de los vaqueros que arrinconaron a los indios, que se hallaban en clara inferioridad, siguiendo la partida Kasparov-Gelfand.

La vida cotidiana del pueblo indio cuando el hombre blanco no había llegado todavía a sus territorios

La negras encarnaron al bando indio.

Y la blancas al bando vaquero

Adorando al tótem

Una vaquera a la última moda

Algo pasa en el poblado

Preparando la comida

El majestuoso rey blanco

La encantadora dama blanca

El espectacular rey indio

La bella dama india

La posición tras los cuatro  primeros movimientos (el tótem presidió la partida durante la apertura). Las torres blancas eran fuertes  y las negras tiendas.

El baile de las blancas fue uno de los momentos álgidos de la obra 

Los anfitriones del baile

Sigue la fiesta

El amor puede surgir sin atender a culturas ni religiones

Los enamorados pasean sin importarles nada más

La tierna escena del bebé

Cazando búfalos

La danza de la lluvia... que fue efectiva

La muerte de uno de los suyos

Los indios seguían sus rituales ancestrales de la muerte

El indio parecía más dormido plácidamente, bajo la protección de los  atrapasueños, que muerto

Panorámica del recinto

El poblado indio acaba de rendirse

Los indios mostrando su sumisión al hombre blanco

La representación concluyó con los niños cogiéndose de la mano en círculo mirando al público, mientras la narradora leía la famosa frase de Toro Sentado: "Si el Gran Espíritu hubiera deseado que yo fuera un hombre blanco me habría hecho blanco... ¿Es un agravio amar a mi pueblo? ¿Soy malvado porque mi piel es roja? ¿Porque soy un sioux? Dios me hizo un INDIO”. 

El alegato final de la narradora fue un mensaje de respeto y solidaridad hacia todas las culturas, pues no hay unas sociedades mejores que otras, sino simplemente diferentes y con costumbres diversas. Y retomando la historia recién escenificada, remarcó que no todo lo que nos han contado las películas del oeste ha sido verdad, ni mucho menos; los nativos americanos eran pueblos con una cultura y unas tradiciones específicas de acuerdo y en concordancia con la naturaleza, a la que respetaban y con la que convivían en armonía, sin utilizar más de lo que necesitaban.

El saludo final de los niños alzando la voz al unísono con un “¡Hau!”, fue el colofón de una velada en la que el espíritu indio, con sus tradiciones ancestrales, impregnó la noche de una magia especial que se continuó tras finalizar la representación. Poco después  llovió, tras meses sin hacerlo: la danza de la lluvia para rogar a sus dioses que la sequía terminara fue escuchada…

La despedida de los pequeños actores y actrices

Saludando al millar de espectadores

La foto de familia con los organizadores, la Penya La Porcà y los deportistas de élite

El invitado de honor con dos actores muy queridos por todos

El director con los deportistas

Otra foto en la apoteosis final: la Penya La Porcà  con los deportistas

Rafael Andarias, Consuelo Femenía, Antonio Sivera, José Luis Domenech (pte de Cruz roja de Jávea) y Pedro Duque

Hemos de alabar la excelente actuación de la narradora que con su voz atrapó al público desde el principio, así como la brillante interpretación de los 36 pequeños actores y actrices, de entre 6 y 14 años, pertenecientes a todos los colegios de la localidad que bordaron sus papeles con sus interpretaciones.  Asimismo, debemos destacar la labor del “Estudio de Danza Salomé Rodríguez” que logró que los niños  ejecutaran a la perfección complicados bailes y danzas, que normalmente sólo están al alcance de profesionales; así como la inestimable colaboración, cuyo debut fue este año, de la “Penya La Porcà”.  Tampoco podemos olvidar a  la veintena de personas integrantes de la organización que hacen posible que este evento se lleve a cabo, año tras año, mediante su trabajo en las más diversas áreas: dirección, dirección de escena,  guionista,  regidor, el trabajo de realizar la selección musical rescatando  temas originales de la cultura india, decoración de la tarima de los jugadores, montaje del tablero, vestuario, maquillaje y atrezzo.

Los preparativos

Las cosas no salen bien por casualidad, sino que hay muchas horas de dedicación, con ensayos y preparativos para que todos los detalles estén en su sitio a la hora de ofrecer el trabajo a los espectadores.

El director Rafael Andarias, la autora de la historia Mª Rosario Henarejos y la ayudante de escenografía Fina Llopis revisando el libreto en uno de los primeros ensayos bajo la atenta mirada de los niños

Mª Rosario Henarejos y Fina Lopis revisando bocetos de vestuario y reajustando el casting de los niños

Los enamorados ensayando su escena de amor

Los vaqueros ensayando su baile en el ensayo de la víspera

Las indias ensayando la escena del bebé.

El director de escena Josep Gregori comprobando si la escena de la rendición final de los indios se ajusta al guion. 

Reportajes de las ediciones anteriores

Información: organización del Ajedrez Viviente de Xàbia
Material fotográfico gentileza de Xàbia al día

Enlaces



Rafael Andarias, médico, director del Ajedrez Viviente de Xàbia
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro