Presencia del ajedrez en el desarrollo integral del niño

por Uvencio Blanco Hernández
20/01/2021 – En otras oportunidades hemos afirmado que el juego es un derecho consagrado por la Organización de las Naciones Unidas, mediante la llamada “Declaración de los derechos del niño”. En la misma, el niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones los cuales deberán estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho. Artículo por Dr. Uvencio Blanco. | Foto: Nadja Wittmann (ChessBase)

El pequeño Fritz El pequeño Fritz

¿Se acuerda de cómo aprendió a jugar al ajedrez? ¿Tal vez fue de la manera típica, clásica: con el abuelo como profe que nunca perdía la paciencia? ¿O en el club de ajedrez, en uno de esos cursillos dados por un tío algo raro pero a la vez simpático? ¿Quizá fue un autodidacto, que aprendió con la ayuda de un libro de bolsillo? Ahora ChessBase y la renombrada editorial alemana Terzio, especializada en software para niños, acaban de publicar un programa interactivo de enseñanza para aprender y entrenar ajedrez.

Más...

  • Los juegos responden a diversas clasificaciones, con base en opiniones de expertos y de corrientes pedagógicas y sociológicas que los estudian. 
  • El medio familiar juega un papel importante en el desarrollo del niño; jugar en el seno familiar es una forma de trasmitir valores de los padres hacia sus hijos.
  • La práctica del ajedrez educa al niño en la autorregulación de sus emociones y el respeto a la norma compartida; por ejemplo: el silencio como derecho de todos.

El juego presenta una serie de características que les son propias. Entre ellas destacan: es libre, contribuye con procesos socializadores, facilita el conocimiento del entorno, presenta reglas específicas, se desarrolla en diferentes ambientes y circunstancias, favorece la formación de los niños, etc.

Los juegos responden a diversas clasificaciones, con base en opiniones de expertos y de corrientes pedagógicas y sociológicas que los estudian. En este contexto, el ajedrez aparece inscrito en varias clasificaciones como juego intelectual secuencial, de mesa, pedagógico, etc.

El juego en el contexto social

Por ejemplo, cuando hablamos del juego libre, reconocemos que este es, en gran medida un evento de tipo social porque en él los niños tienden a jugar juntos; en grupos. Incluso cuando juegan solos, a menudo desempeñan los roles de las personas que se encuentran a su alrededor (es decir, padres, hermanos, maestros, etc.).

Normalmente, los primeros compañeros de juego de los bebés son padres que les enseñan juegos sencillos para, gradualmente, ir incorporando a los hermanos y compañeros; quienes comienzan a asumir roles más activos.

En el marco de los juegos libres, los juegos sociales resumen las distintas formas mediante las cuales los niños interactúan con sus compañeros. Este tipo de juegos incluyen: juegos solitarios o independientes, juegos paralelos (los niños juegan uno al lado del otro, pero no entre ellos), juegos con un amigo y juegos grupales.

El ajedrez pertenece a esta categoría cuando el ejercicio del mismo se realiza con un amigo o compañero (de clases, del barrio o en casa con un familiar).

De esta manera, el juego se convierte en el intermediario entre el niño y lo social, ya que, mediante este, el niño logra interactuar ilimitadamente con familiares y amigos. Es por ello que el medio familiar juega un papel importante en el desarrollo del niño; jugar en el seno familiar es una forma de trasmitir valores de los padres hacia sus hijos.

Sin embargo, el ejercicio de juegos sociales por parte de los niños no le permiten total independencia de acción. En este sentido, Vygotsky (1978), sugiere que los juegos deben ser reglados; normas que los niños deben seguir para continuar el juego. Estas reglas tienen en cuenta las características del papel que desempeña el niño y las de los niños que lo rodean. Es por ello que el juego social es esencial porque los niños no pueden simplemente tener total independencia de acción, cambiar norma o hacer lo que les plazca, sino que deben tener en cuenta las opiniones y sentimientos de los demás.

Los beneficios del juego

Las investigaciones sugieren que mediante la práctica del juego los niños ganan numerosos beneficios físicos como, por ejemplo, mejoran la coordinación de mano a ojo y de pie a ojo. Y esto ocurre cuando corren, lanzan, atrapan, se balancean de peldaño a peldaño en las escaleras elevadas, suben o bajan escaleras, se ponen de pie al llegar al fondo de un tobogán, caminan a lo largo de las vigas del paisaje o vigas de equilibrio o ruedan y patean pelotas. Todas estas actividades mejoran en gran medida el desarrollo físico y perceptivo de los niños

En este tipo de actividad también incluye beneficios relacionados con la salud, como la resistencia aeróbica y muscular, la fuerza, la flexibilidad y la mejora de la función de los órganos vitales Así mismo proporciona una estimulación esencial para los cuerpos de los niños al aumentar el flujo de sangre y por lo tanto el oxígeno a todos los órganos vitales, mejorando el funcionamiento aeróbico y muscular.

También es importante tener en cuenta que el juego libre está relacionado con el desarrollo emocional y saludable de los niños. Estos consiguen en el juego libre un momento para la expresión ilimitada de sus sentimientos; y lo hacen a través del juego de roles, juegos de persecución, los juegos bruscos, juegos de construcción y otras formas de juego.

Los juegos de desarrollo emocional

Los estudios sugieren que, al jugar, los niños desarrollan una serie de habilidades complejas de investigación, cuestionamiento, exploración, razonamiento, prueba, hipótesis, racionalización, creación e imaginación. Como podemos observar, muchas de estas acciones –eminentemente cognitivas- están asociadas con el desarrollo de una partida de ajedrez; en la cual el niño se ve obligado a estar atento, utilizar su inteligencia para discriminar estructuras o configuraciones de piezas y peones, etc.

También los investigadores señalan que en el juego están contenidas todas las tendencias de desarrollo y es en sí mismo una fuente importante de desarrollo. En el caso de los juegos de desarrollo emocional, estos incluyen reacciones afectivas durante el juego; esto es, comportamientos tales como agresión (intención de lastimar) y señales verbales (risa, llanto, etc.).

Vygotsky (1978), propuso que los niños tengan una "zona de desarrollo proximal" (ZDP) o una serie de tareas entre las que los niños pueden manejar de forma independiente y las que pueden dominar con la ayuda de adultos o compañeros más capaces; y que el juego también crea la zona de desarrollo proximal del niño.

Según esta consideración, el subdesarrollo cognitivo en algunos niños pudiera estar relacionado con la falta de juego. Un niño que no juega está perdiendo la herramienta de aprendizaje más importante con la que cuenta en ese periodo de su vida. Autores como Frost (1998) han considerado que el juego no solo influye en el pensamiento y el razonamiento de, sino que también lo hace sobre el cerebro humano. Así mismo, Bodrova y Leong (1996), apoyan firmemente el vínculo entre el juego y el desarrollo cognitivo y que aquellos niños que no tienen experiencia en el juego, sufren un subdesarrollo cognitivo importante.

Por su parte, Begley (1997), informa que la tecnología ha demostrado la existencia de este tipo de correlaciones. Específicamente mediante tomografías por emisión de positrones (TEP), existe evidencia científica de que las experiencias de juego ejercen un impacto dramático y preciso en el desarrollo, determinando físicamente cómo se conectan los intrincados circuitos neuronales del cerebro.

La expresión de emociones durante la actividad lúdica

Otros autores opinan que expresar sentimientos a través del juego les permite a los niños hacer su propio camino hacia un desarrollo emocional saludable, junto con el apoyo de los padres y otros adultos importantes.

Según Smilansky (1990), este tipo de observación es hecha principalmente durante el desarrollo de juegos de simulación; allí los niños experimentan con diferentes roles que brindan oportunidades para explorar una amplia gama de emociones

Parece haber consenso entre los especialistas respecto a que cada una de las cuatro categorías (cognitiva, social, física y emocional), juega un papel importante en el desarrollo integral del niño. En tal sentido debemos garantizar que las actividades de juego para niños incluyan oportunidades para todos; categorías que son esenciales para su crecimiento y éxito.

En este caso, es pertinente señalar que el ajedrez es un juego extremadamente reglado y que, entre sus condiciones, está la del silencio, el correcto comportamiento y el guardar las reglas de urbanidad y comportamiento frente al adversario. De tal forma que la expresión de alguna de estas emociones, dentro de la sala de juego, implica la amonestación correspondiente.

De tal manera que la práctica de este juego, educa al niño en la autorregulación de sus emociones y el respeto a la norma compartida; por ejemplo: el silencio como derecho de todos.

Fuentes

  • Begley, B. (1997). Fortalecimiento de lazos emocioanles a través del arte entre padres e hijos. 
  • Blanco, U. (2020). Ajedrez, ciencia cognitiva y educación (s/p)/ Bodrova, E. y Leong, D.J. (1996). Tools of the mind EnglewooCiff, NJ.
  • Fèdèration Internationale des Échecs (2018), “Leyes del ajedrez”
  • Huizinga, J. (1990). Homo Ludens. Madrid: Alianza Ed.
  • Smilansky, Sara (1990). El juego socio dramático: Su relevancia en la conducta y los éxitos en la escuela. En E. Klugman & S. Smilansky (Eds.), El juego y el aprendizaje de los niños. Nueva York: Teacher's College Press.UNICEF (2011). Derechos fundamentales del Niño. https://www.unicef.org/lac/
  • Vygotsky, L.S. Pensamiento y lenguaje. Buenos Aires, Argentina (1978)
  • Wikipedia "Juego"

El pequeño Fritz (2ª parte) Ajedrez en el Castillo Negro

Después del gran éxito de “El pequeño Fritz – Aprende y entrena ajedrez“, por fin llega la segunda parte de la historia.

Más...


Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Mundial de Ajedrez para las Escuelas FIDE Entrenador y organizador.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors