Problemas de lógica para ajedrecistas (4): el peón tonto

por Arne Kaehler
25/05/2020 – En nuestra cuarta entrega de la serie de problemas de lógica para ajedrecistas, nos cruzaremos el camino con un peón tonto y dos caballos majos en principio, pero con ganas de jugar un poco con el pobre peón inocente. El peón no es tonto de por sí. Simplemente tiene un problema con las cifras... Al igual que en los problemas anteriores de lógica que hemos publicado, el ajedrez más bien sirve para crear el ambiente de la historia, pero no se trata de un verdadero problema de ajedrez. A ver si encuentran la solución. Seguro que les costará mucho menos que al pobre peón encontrar donde está encerrado el gato.

Suscripción anual Premium a la Cuenta ChessBase Suscripción anual Premium a la Cuenta ChessBase

Suscripción durante 12 meses a los servicios Premium de la cuenta ChessBase

Más...

El peón tonto

 

Érase  una vez un peón tonto blanco. Quedó en la quiebra con su negocio porque le obispo le había estafado. 

El peón se sentía destrozado e únicamente quería marcharse para casa. Caminar a casa no era una opción, porque tardaría un día entero. Revisó su cartera para ver si tenía suficientes ducados como para comprarse un billete de tren. Pero no tenía dinero suficiente.

En ese momento, pasaron dos caballeros ♘♞ y vieron al triste peón que estaba sentado en la casilla del rey negro.

El ♘ le preguntó por qué no se marchaba para casa. El peón les contó su miserable situación y les preguntó si los ducados que le quedaban serían suficientes para llevarlo a casa.

Los caballeros  ♘♞ se miraron el uno al otro durante un instante. De repente, el caballero mayor le dijo al peón: "Escucha, no es suficiente dinero para llevarte a casa, pero ¿qué tal si te hago una oferta? Quiero que corras al otro lado del tablero de ajedrez tan rápido como puedas y vuelvas con nosotros. ¡Si logras hacerlo dando todo lo que tienes, duplicaré el dinero que tienes! Además, ¡podrás hacer esto cuantas veces quieras!" El peón le estaba escuchando con atención. "¡Pero, tendrás que darle exactamente 24 ducados!" Con esta última frase, el ♘ señalaba hacia el ♞, que ponía cara de soprendido. "¿Tenemos un trato, peón?"

"¡Claro que sí, que tenemos un trato, caballero ♘! ¡Muchísimas gracias!", dijo el peón, que estaba muy agradecido por la generosa oferta. Bueno, al menos eso era lo que pensaba el peón... 

Dicho esto, el peón corrió tan rápido como podía hacia el otro lado del tablero de ajedrez y de vuelta a los caballeros ♘♞. ¡Igual podría ganar muchos ducados de esta manera! 

En el momento en que el peón llegó, el caballero le dio el doble de la cantidad, tal como se lo había prometido. El peón le dio 24 ducados al ♞, con una sonrisa en su rostro.

A continuación, el peón comenzó a correr de un lado al otro del tablero de ajedrez y volvió a los ♘♞.  La segunda vez ya estaba un poco más agotado.

Después de conseguir el doble de la cantidad de nuevo y de dar los  24 ducados al caballero ♞, se detuvo un momento para recuperar el aliento y contar el dinero. Todavía no era suficiente como para comprarse un billete de tren ni como para desplazarse con los señores caballeros ♘♞.  

Después de que el peón volviera por tercera vez consecutiva, respirando pesadamente, ambos caballeros ♘♞ empezaron a reírse de él.

Tan pronto como el peón recibió el doble de la cantidad y le hubiese dado los 24 ducados al caballero ♞, se dio cuenta, de qué se estaban riendo, pues, ahora le quedaban cero ducados. 

Los dos caballeros ♘♞ le pidieron perdón por haberle dejado correr tanto de un lado para otro. Le devolvieron su dinero y también le llevaron para casa, es que no eran malos, sino únicamente habían querido tomarle el pelo un poco. 

La pregunta es:

¿Cuántos ducados tenía el peón?

ChessBase 15 - Premium package

¡Entrenarse como Carlsen, Caruana y compañeros! ¡Más rápido, más confortable y más eficiente! ¡Disfrute de las ventajas del flamante programa ChessBase 15! Los nuevos programas de paquetes combinan el nuevo ChessBase 15 con la nueva Mega Database 2019.

Más...


La solución al problema no. 3  (el problema de lógica anterior)


La solución más lenta para el caballo 

La mayoría de las personas que nos mandaron sus sugerencias para una solución habían encontrado la respuesta correcta. Me gustaría darle las gracias especialmente a JoshuaVGreen por siempre mostrarse tan comprometido a la hora de resolver los problemas y darle tantas vueltas a las cuestiones más generales que rodean la problemática.

La mejor solución sería, intercambiar los caballos, tomar el alfil en g3 y a continuación procurar avanzar a un final con un peón aislado mientras que... perdón... 

Quería decir que la mejor solución sería intercambiar los caballos de los hijos. 



Arne Kaehler, una persona creativa y apasionada por los juegos de mesa en general, nació en Hamburgo y aprendió a jugar ajedrez muy pequeño. Al enseñar ajedrez a equipos juveniles y al crear contenido sobre ajedrez en YouTube, Arne consiguió transmitir su pasión y llegó a crear un curso de ajedrez online. Actualmente, Arne publica en la página inglesa de ChessBase, enfocándose en producir artículos entretenidos y de promoción.

Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro