Sudáfrica, país de contrastes

02/10/2013 – En 1990, Nelson Mandela fue puesto en libertad tras 27 años de cárcel y se convirtió en el primer presidente negro, pero Sudáfrica sigue siendo un país de grandes contrastes sociales. Dado que el ajedrez contribuye a la mejora del aprendizaje, la Deutsche Schulschachstiftung (Fundación Alemana de Ajedrez Escolar) apoya esa actividad en Sudáfrica y con mucho éxito. Reportaje gráfico por Elisabeth Pähtz...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Elisabeth Pähtz haciéndose cargo de la cantera sudafricana

Sudáfrica es un país que durante mucho tiempo ha sufrido en los tiempos de la conquista y colonización, tanto por Gran Bretaña como por Holanda y que durante muchos más ha tenido que vivir con la política del apartheid.

Hoy en día se hablan 11 idiomas oficiales en Sudáfrica. Entre los muchos idiomas de las tribus, el zulú y el sutu son dos de los idiomas principales de la población negra. Los blancos suelen hablar afrikaans e inglés. El afrikaans se parece al holandés y es el idioma más joven del mundo.

En general se puede decir, que Sudáfrica es un país de los grandes contrastes. Hay muchos idiomas, culturas, religiones y tradiciones diferentes, no solo en esa región, sino en toda África, y eso es lo que hace este continente tan único. A lo largo de los años, cada vez más se nota la adaptación entre un grupo étnico y el otro y hoy en día ya casi se puede hablar de una unidad.

Mi impresión tras tan solo los primeros cuatro días es, que la hospitalidad, el altruismo, la mentalidad abierta y la confianza son los valores más destacados en Sudáfrica.

Ahora surge la pregunta, porque estamos aquí, los alemanes. Gracias a la Fundación de Ajedrez Kasparov y del proyecto de la FIDE "CIS" (Chess in Schools) el virus del ajedrez se ha extendido a los colegios de muchos países en todo el mundo. Y también se ha contagiado Sudáfrica.

 El virus del ajedrez está contagiando a todos

"Desde febrero de 2012, el presidente de la Deutsche Schachstiftung (DSS) Matthias Dräger está en África con su equipo. Hasta ahora ha estado tres veces en Johannesburgo y una vez en Kinshasa (Congo). Esta vez vuelve a tocar Johannesburgo, a donde nos hemos acercado con una delegación de 9 personas de la Deutsche Schachstiftung, partiendo el 21.09.2013.

Nos ha acompañado un equipo de cámaras entero de la empresa Media LB, con Anita Stangl y sus dos compañeros Chris y Axel. Además está con nosotros el autor de DVDs ChessBase y entrenador, Stefan Becker, el profesor de escuela primaria y director del grupo de ajedrez del colegio, Karol Lalla, el pedagogo de ajedrez Detlef Koch y el GM alemán, Falko Bindrich. No nos olvidemos tampoco de Matthias Dräger, el hombre que ha hecho posible todo esto.

Una foto en grupo en la plaza Nelson

Stefan Becker dando clases de ajedrez en el colegio San Pedro

Matthias Dräger en plan volador

El proyecto se dirige a dos colegios locales: la escuela primaria Mambo-Primary School, un colegio modelo en la barriada Soweto (donde únicamente vive gente de piel negra), y por otra parte el colegio privado, St. Peters o San Pedro, en el norte de Johannesburgo (allí hay habitantes blancos y negros conviviendo)

La directora de la escuela San Pedro (dcha.) con el monitor de ajedrez Blessing Zambuko (izda.) y Elisabeth en el medio

Clases de ajedrez al aire libre

Soweto

Una calle en Soweto

La meta que tiene la Deutsche Schachstiftung es fomentar a los futuros monitores (que son los multiplicadores del ajedrez) en los colegios sudafricanos para más adelante sean capaces de dar clases de ajedrez en las escuelas primarias y en los colegios e institutos. Por otra parte, los profesores deben recibir entrenamiento también a la hora formar a sus próximos monitores para así contar con un amplio equipo de profesores y monitores de ajedrez en el futuro.

Jabu dando clase

Elisabeth Pähtz con dos alumnas del colegio en Soweto

Linda explicando el movimiento de la dama

Para conocer y evaluar bien la situación educativa en los townships (en las favelas) hay que plantearse que el nivel de la educación de la población es extremadamente bajo, pero no así su inteligencia. Eso es donde el ajedrez puede poner en funciones sus efecto positivo y estimulador porque alienta e inspira a la gente para que se vayan interesando también para otros contenidos intelectuales.

El entrenador Andrew, del colegio de Soweto junto a Elisabeth

Comienza la partida

La diferencia con el ajedrez que ya se ha establecido en el país a nivel de clubes, es que aquí no se trata de criar a talentos, sino aprovechar el ajedrez como contenido cultural, orientado en valores sociales. Para terminar quisiera comentar que me he quedado muy conmovida por ese encuentro, por franqueza de la gente, su cordialidad y su confianza, tanto entre niños como entre adultos.

El contraste entre ricos y pobres nos han dado perplejos y me hacen sentir la gran responsabilidad que tenemos.

Fotos y texto: Elisabeth Pähtz
Traducción: Nadja Wittmann (ChessBase)



Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro