Fritz X3D y Kasparov en Nueva York (3)

por Frederic Friedel
13/11/2021 – En 2003 se llevó a cabo un duelo gigante "Hombre vs. Máquina" en Nueva York. Garry Kasparov se enfrentó con "X3D Fritz", un programa de ajedrez que corría en un nuevo hardware y el software que permitía que se visualizasen imágenes en 3D. El efecto era parecido al de un holograma, con las gafas 3D puestas parecía "flotar" en el aire, fuera de la pantalla del ordenador. El duelo fue un éxito sin precedentes del ajedrez informático. La atención de los medios de comunicación fue increíble. Y fue una gran aventura para el equipo de ChessBase, hasta en los detalles del propio viaje a Nueva York. El tercer artículo por Frederic Friedel, recordando las historias relacionadas con nuestro programa de ajedrez, Fritz, que este año "cumple" 30 años.

How I became World Champion Vol.1 1973-1985 How I became World Champion Vol.1 1973-1985

Autobiografía profesional del mayor genio del ajedrez de todos los tiempos a través del análisis de sus propias partidas. Desde sus más tiernos comienzos. Descubra el mito desde su origen.

Más...

Marc Armand Rousso, es hombre de negocios, filantropista, aficionado al ajedrez. Se fondeó en su profesión de ser comerciante de sellos. Es famoso por haber comprado el Treskilling Yellow, uno de los sellos más valiosos del mundo. Fundó varias empresas más. Una de ellas era  X3D. Creaban unos compomentes de hardware y de software que permitían crear imágenes en 3D,casi fotorealistas. Las imágenes parecían flotar en el aire, separadas de la pantalla. Se trataba de  imágenes basados en tecnologías 3D con y sin gafas 3D. 

Para promover esta tecnología, Rousso decidió organizar un duelo de ajedrez en 3D en Nueva York que se iba a jugar sin piezas, ni tablero. Se puso en contacto con ChessBase, rogándonos que probasemos su tecnología, para crear un programa informático apto para la tecnolgía 3D.

¡Estamos hablando de hace 20 años! 

Afortunadamente, acabábamos de contratar a un nuevo programador que se interesaba mucho en las tecnologías novedosas. Jeroen van den Belt se puso manos a la obra y creó una versión de Fritz que cumplía con los requisitos de Armand Rousso. X3D Fritz era capaz de hacer visible un tablero de ajedrez animado y de recibir y procesar comandos hablados de viva voz para ejecutar los movimientos.

Me acerqué a Nueva York junto con Jereon por este proyecto de Rousso y por otros más. Los viajes fueron unas verdaderas aventuras, en todos los sentidos. 

Armand era dueño de un apartamento maravilloso, en medio de Manhattan, y nos alojábamos ahí durante nuestras visitas. 

La vista desde el apartamento de Armand, al fondo el Río Hudson. Fue una experiencia verdaderamente espectacular. 

Esta era la vista que yo tenía desde mi dormitorio. ¡Podía ver el Ground Zero donde antes había estado el World Trade Center que había sido destrozado por el ataque terrista del 9-11 dos años antes. 

¿A quién le invitarían para jugar el duelo con X3D Fritz? Armand tenía las cosas claras: tenía que ser Garry Kasparov. Y tendría que jugar sin piezas y sin tablero físico. 

Nosotros (Frederic y Jeroen, señalando con el dedo a la pantalla) probamos la tecnología con algunos jugadores profesionales de ajedrez.

Susan Polgar nos ayudó con las preparativos 

Probando la tecnología: GM Ian Rogers y la Campeona de EE. UU., Anna Hahn

Jeroen y Garry Kasparov. Este último se apuntó en seguida al proyecto

Garry jugaba en el tablero virtual de Jeroen, llevando gafas 3D y realizando los movimientos, dando los respectivos comandos por hablado. A Garry le encantan las nuevas tecnologías. 

El duelo fue organizado para ser disputado en noviembre de 2003.

Desde luego, el propio viaje para nostoros comenzó con una aventura aparte... 

Robo con fractura e intervención de la unidad de policías de élite

Nuestro vuelo a Nueva York iba a partir a las 07:15 horas de la mañana, desde el aeropuerto de Hamburgo. El programador de Fritz, Mathias Feist, iba a viajar conmigo. Llegamos a la oficina de ChessBase a las seis de la madrugada para recoger algunas cosas, antes de acercarnos al aeropuerto. La oficina de ChessBase quedaba a un cuarto de hora en coche hasta el aerpuerto. El ordenador portátil que íbamos a recoger contenía contenía toda la información principal sobre el duelo y también nos queríamos llevar algunos CDs para los procesos de instalación. 

Nos acercamos al edificio donde en aquel entonces estaba ubicada la oficina de ChessBase. Algo raro había. Antes de darnos cuenta qué exactamente era, nos pararon dos policías con armas y nos preguntaron qué estábamos haciendo ahí. Les respondimos que querríamos acercarnos a nuestra oficina para recoger algunas cosas antes de embarcarnos a un viaje a Nueva York. Ellos nos nos decían que: ¡ni hablar! Nos explicaron que habían entrado ladrones en el edificio, probablemente con armas y que podrían ser peligrosos. Estaba a punto de llegar una unidad especial del departamento de Armas y Tácticas Especiales, además con perros, para vencer a los ladrones. 

Para nosotros esto fue todo un dilema. No nos daba tiempo para esperar. Les explicamos explicamos los policías la urgencia e importancia de nuestra situación. Tras un momento de negociación, los policías estaban de acuerdo y nos querían dejar entrar. Nos acompañaron hasta la oficina de ChessBase. Les prometimos que únicamente íbamos a recoger el ordenador portátil tan importante para el duelo en Nueva York y unos CDs. "No tardaremos más de que minutos", les prometí. 

Los policías formaron un grupo pequeño de protección para nosotros, pero cuando llegamos a la oficina se nos dimos cuenta de las dimensiones del desastre: 

Los policías entrando en la oficina de ChessBase, a la que los ladores se habían abierto paso rompiendo la puerta de cristal 

¡Efectivamente! Los ladrones habían forzado justamente la puerta de la oficina de ChessBase.  ¡Habíamos sido nosotros las víctimas de sus malas intenciones! La puerta en principio era muy estable. Estaba fabricada de un cristal de protección muy gordo. ¡Pero a los criminales eso les había dado igual. ¡Habían tirado el hierro de una boca de tormenta que se habían traído desde la calle para abrirse paso a nuestra oficina! 

El equipo especial que nos había acompañado eran tres policías. Cuando vislumbraron la escena, nos rogaron apartarnos un poco para estar a salvos. Ellos entraron en la oficina para rastrear el lugar del crimen. Estaba todo roto. Los ordenadores habían sido destrozados, los armarios estaban abiertos y los papeles tirados al suelo. Los ladrones habían puesto todos patas arriba. Los policías, con las pistolas enfundadas, examinaron una  parte de la oficina. Luego nos dejaron entrar en el despacho en el que pensábamos que íbamos a encontrar el ordenador portátil y los CDs. Pero, claro. El ordenador portátil ya no estaba... Únicamente encontramos los CDs con los tablbases. Nos los llevamos y nos marchamos corriendo al aeropuerto. Aún llegamos a tiempo para no perder el avión, pero solo lo logramos por un pelo. 

Durante la primera mitad del vuelo Hamburgo - Nueva York, Mathias estaba haciendo movimientos negativos con la cabeza todo el tiempo, y yo también. Cuando estábamos voloando en Atlántico, tras habernos tomado un buen vaso de vino tinto de Lufthansa, finalmente dejamos de hacer movimientos negativos con las cabezas y comenzamos a pensar cómo íbamos salir de este rollo. Nos habían robado todo lo que habíamos preparado para el duelo. Hubo que pensar un muy buen plan para aún poder jugar el duelo. (Mientras nuestros compañeros en Hamburgo estaban luchando con el resto del desastre en la oficina.)

El duelo

Antes del duelo Kasparov vs X3D Fritz el especialista en estadísticas, Jeff Sonas, había estudiado el progreso de los mejores programas de ajedrez en comparación con los mejores jugadores humanos en vida. Los ordenadores casi habían logrado alcanzar la fuerza de juego de los humanos.  

En aquel entonces, GM Joel Lautier escribió un resumen sobre el duelo para nosotros y explicó las posiciones clave:

La primera partida fue todo un lío. Kasparov se impuso al ordenador durante la fase de la apertura con un típico sacrificio de peón. Pero, a continuación no logró convertir en victoria su ventaja debido a la defensa escrupulosa por parte del ordenador. 

La segunda partida le rompió el corazón a Garry, dado que en un primer instante había maniobrado con tanta maña que se tenía ventaja contra X3D Fritz de nuevo. Pero entonces cometió un error y estropeó la partida con un solo movimiento. Era como si el ordenador hubiese presentido que el jugador humano podría equivocarse exactamente de la manera que realmente lo hizo, debido al motivo táctico que le pilló de sorpresa a Kasparov y la máquina planteó la maniobra de manera sagaz. 

La tercera partida fue el sueño de cualquier gran maestro de ajedrez. El ordenador entró en apuros en la apertura y la posición que surgió era totalmente bloqueada. El ordenador no estaba en conduciones de presentar un plan a un largo plazo y por lo tanto movía las piezas de un lado al otro sin saber qué hacer, mientras que Kasparov esperaba pacientemente y poniendo en posición a sus propias piezas para entonces dar el golpe letal. En una posición evaluada como inferior por la propia máquina, pero aún no totalmente perdido, los programadores se rindieron con la máquina avergonzados. 

La última partida más bien fue un "anticlímax". Kasparov jugaba con mucha produencia para asegurarse unas tablas en esta partida y así también en el duelo completo de las cuatro partidas. 

 

Cuatro partidas son muy poco para mostrar la fuerza relativa de los jugadores si juegan a un nivel tan parecido. De hecho, este encuentro no arrojó ninguna luz nueva sobre el ajedrez informático. La máquina ganó y perdió como ya lo conocíamos y Kasparov tiene razón cuando dice que ha dominado la mayoría de las partidas. Pero su nerviosismo extremo a la hora de enfrentarse con una máquina le  jugó una mala pasada una vez más y por lo tanto no logró jugar aprovecharse de sus ventajas en algunas posiciones.

He aquí las cuatro partidas, con comentarios a cargo de Mig Greengard. La primera partida no lleva comentarios: 

 

Una bomba mediática

El duelo entre Kasparov y X3D Fritz fue un éxito nunca visto en este ámbito. Contó con más cobertura por los medios de comunicación que cualquier otro duelo de ajedrez en la historia. En un momento dado se habían publicado unos 46.000 artículos que salían en Google. El acontecimiento contaba con cobertura en directo a través de internet y atrajo a literalmente millones de espectadores. La emisión de la cadena de deportes estadounidense ESPN duró 17½ horas.

La rueda de prensa tras el duelo con Kasparov, Maurice Ashley, Paul Hoffman y Yasser Seirawan

Los camiones para la retransmisión, enfrente del edificio del New York Athletic Club 

Enlaces


Ex editor jefe de la página de noticias de ChessBase en inglés. Estudió Filosofía y Lingüistica en las universidades de Hamburgo y Oxford. Del mundo académico pasó al periodismo científico, produciendo documentales para la televisión alemana. En 1986 fue uno de los fundadores de ChessBase.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors