Racísmo y educación: una mirada desde FIDE

por Uvencio Blanco Hernández
27/06/2020 – A principios de la tercera década del S. XXI, la humanidad se encuentra amenazada y acorralada por una pandemia que, paradójicamente nos coloca en condiciones similares, porque, indistintamente, cualquiera de nosotros puede ser su próxima víctima. Artículo por Dr. Uvencio Blanco, de la Comisión Mundial de Ajedrez para las Escuelas FIDE.

ChessBase 15 - Mega package ChessBase 15 - Mega package

Find the right combination! ChessBase 15 program + new Mega Database 2020 with 8 million games and more than 85,000 master analyses. Plus ChessBase Magazine (DVD + magazine) and CB Premium membership for 1 year!

Más...

Racísmo y educación

El racismo es un sistema ideológico que defiende la categorización de las personas’ intentado legitimar la presunta superioridad de unas categorías sobre otras como medio para establecer, sostener y reforzar relaciones de poder dominantes.

La FIDE “rechaza el trato discriminatorio por razones nacionales, políticas, raciales, sociales o religiosas o por razones de género” - La FIDE condena el racismo en los términos más enérgicos.

Una concepción antirracista debe ser el pensamiento dominante en la gran familia del ajedrez mundial.

A principios de la tercera década del S. XXI, la humanidad se encuentra amenazada y acorralada por una pandemia que, paradójicamente nos coloca en condiciones similares, porque, indistintamente, cualquiera de nosotros puede ser su próxima víctima.

Es lo mismo que ha ocurrido en distintas etapas de la historia humana en relación con otras taras sociales e ideológicas como el racismo, la xenofobia, el antisemitismo y la islamofobia.

En el caso del racismo, se trata de un sistema ideológico que defiende la categorización de las personas’ intentado legitimar la presunta superioridad de unas categorías sobre otras como medio para establecer, sostener y reforzar relaciones de poder dominantes.

En tal sentido, hemos observado –estupefactos- cómo en sociedades occidentales. como la mayoría de las europeas y algunas americanas, estas tendencias han ido en aumento. 

Al respecto vale recordar que, concluida la segunda guerra mundial, la recién creada Naciones Unidas, a través de su Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), constituyó dos importantes conferencias de carácter científico. En las mismas participaron relevantes intelectuales y científicos que debatieron sobre el tema del racismo en la sociedad de la post guerra.

Al final, los participantes coincidieron en que la igualdad de derechos de todos los miembros de la sociedad era un principio ético independiente de cualquier conclusión científica sobre características raciales. Esa es la postura que debe seguir inspirando nuestro pensamiento sobre los conceptos de raza y ciencia. Aunque las corrientes de pensamiento.

En tal sentido, la educación desde todas las posturas, corrientes y filiaciones filosóficas y políticas, debe convertirse en herramienta fundamental en la lucha contra la difusión de este tipo de lacras sociales. Debido a esto, es importante que, mediante la educación, todos los niños y las niñas, de todos los orígenes, aprendan y practiquen la no discriminación; porque la educación es la fuente original para construir sociedades integradoras; ella contribuye a inculcar a los niños y niñas, los valores supremos de la igualdad, el respeto y la tolerancia.

La propia UNESCO considera que “las escuelas deberían ser refugios seguros, libres de racismo y discriminación. Los gobiernos, la sociedad civil y las escuelas deberían aunar esfuerzos con el fin de: exigir que las escuelas incorporen la lucha contra el racismo y la discriminación, así como el respeto de la diversidad, en su gestión y funcionamiento; velar por que la educación en derechos humanos se imparta desde la educación preescolar en adelante, y porque los materiales didácticos estén libres de contenido racista y actualizados con miras a reflejar la diversidad y pluralidad de la sociedad; proporcionar incentivos para el uso responsable de Internet; velar por que las escuelas adopten y hagan cumplir un código de conducta contra el racismo y la discriminación racial para el alumnado y el personal; y vigilar los incidentes racistas en las escuelas y establecer políticas para poner fin a los mismos”.

Aunque la definición de racismo es compleja debido como consecuencia de los múltiples factores que sobre el confluyen y por su habilidad de adoptar diferentes formas y expresiones con base en el contexto y el momento histórico, el mismo es altamente perjudicial para la sociedad humana. Es en atención a esta realidad, es importante señalar que el Handbook FIDE (2016(, establece en su artículo 1.2., lo siguiente:

“La FIDE se ocupa exclusivamente de las actividades de ajedrez. La FIDE está establecida democráticamente y se basa en los principios de igualdad de derechos de sus miembros. La FIDE es una organización sin ánimo de lucro. Rechaza el trato discriminatorio por razones nacionales, políticas, raciales, sociales o religiosas o por razones de género. Observa una estricta neutralidad en los asuntos internos de las federaciones nacionales de ajedrez”.

Ratificando esta posición, el pasado 13 de junio se pronunció en los siguientes términos:

La FIDE condena el racismo en los términos más enérgicos Durante los últimos días, hemos recibido algunas preguntas sobre cuál es la política de la FIDE con respecto a la discriminación racial, y cómo tratamos estos casos.

La FIDE condena el racismo en los términos más enérgicos, y estamos a favor de la no discriminación como uno de los pilares fundadores del Movimiento Olímpico, al que pertenece la FIDE. Esto se refleja en la Carta Olímpica, Principio Fundamental: "El goce de los derechos y libertades establecidos en esta Carta Olímpica se asegurará sin discriminación de ningún tipo, como raza, color, sexo, orientación sexual, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición".

Los jugadores de ajedrez tienden a viajar mucho, y cuanto más se viaja más se está expuesto al racismo y la xenofobia. Lamentablemente, ese ha sido el caso de nuestro colega Pontos Carson y de muchos otros: hemos escuchado sus testimonios y nos gustaría ofrecerles nuestro apoyo. Pero la mayoría de los incidentes ocurren fuera de las competiciones de ajedrez. En los torneos de ajedrez, nos enorgullece decir que los incidentes son mínimos, y nos mantendremos alerta para evitar que esto suceda. De hecho, nadie ha presentado una queja por discriminación racial en ninguno de nuestros eventos oficiales, al menos desde que la actual administración asumió el cargo en 2018.

La Olimpíada de Ajedrez, donde los jugadores de más de 180 países viven juntos durante dos semanas, es una verdadera celebración de la unidad de la humanidad en toda nuestra diversidad. Creemos que hay algo realmente hermoso en el ajedrez: nos hace centrarnos en lo que tenemos en común como seres humanos, en lugar de en lo que nos hace diferentes.

La razón es que cuando juegas una partida de ajedrez con alguien, es como si pudieras ver sus pensamientos. Te metes en el cerebro de tu oponente y estableces algún tipo de comunicación, aunque ambos jugadores no tengan un lenguaje en común. En el tablero de ajedrez, las diferencias de edad, sexo, religión, color o estatus económico se vuelven irrelevantes: simplemente se desvanecen. Inmediatamente se desarrolla un cierto respeto por una persona con la que se intercambian ideas a un nivel tan profundo.

Podríamos incluso decir que el ajedrez es el último ecualizador. Es por esta razón que el ajedrez está ganando tanta popularidad como herramienta educativa. Los beneficios educativos del ajedrez no se limitan al desarrollo intelectual: el juego es también una herramienta formidable para el desarrollo social de los niños.

La mejor contribución que la FIDE puede hacer para combatir el racismo es seguir trabajando para llevar este juego a las escuelas, y honrar nuestro lema: "Gens una sumus". GM Pontus Carlsson (SUE)

Por su importancia, estimamos que este mensaje debe ser divulgado lo más ampliamente posible; porque el mismo, debe ser el pensamiento dominante en la gran familia del ajedrez mundial.

Fuente: FIDE.com Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI)

 



Temas: racísmo

Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Mundial de Ajedrez para las Escuelas FIDE Entrenador y organizador.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro