Ajedrez, ajedrecistas y dopaje

por Uvencio Blanco Hernández
12/08/2022 – El dopaje es un concepto estrictamente ligado al deporte; es un producto del deporte y su efecto y evaluación está —filosófica, ética y legalmente— asociadas al deporte. En el caso del ajedrez, los especialistas consideran que los estimuladores que actúan sobre las neuronas pueden mejorar directamente el rendimiento deportivo mediante el aumento de los tiempos de reacción o mediante la reducción de la fatiga. | Foto: Aleksander Kozminski

ChessBase 16 - Mega package Edition 2022 ChessBase 16 - Mega package Edition 2022

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

Es evidente que cada día y con mayor entusiasmo los deportistas —entre ellos, los ajedrecistas— intentan mejorar su rendimiento mental en la misma medida en que la ciencia y la tecnología informan que la estimulación de partes del cerebro a partir del uso de fármacos o mediante campos eléctricos o magnéticos, puede facilitar que las neuronas transmitan señales electroquímicas, algunas con efectos positivos sobre la resistencia a la fatiga o al dolor. En una palabra, mejorando el rendimiento deportivo.

¿Cuándo un ajedrecista puede ser considerado positivo?

El dopaje es un concepto estrictamente ligado al deporte; es un producto del deporte y su efecto y evaluación está —filosófica, ética y legalmente— asociadas al deporte. Y es tan potente su trascendencia y efecto social que el Comité Olímpico Internacional (COI), promovió la creación de una organización dedicada al tratamiento de tal tema: la Agencia Mundial Antidopaje (AMA por sus siglas españolas y WADA, por las inglesas).

Los investigadores Verner Møller & Ask Vest Christiansen (2021), informan que:

La formación de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) en 1999 fue impulsada por la revelación en 1998 del uso generalizado de la eritropoyetina (EPO) en el ciclismo profesional. La droga era supuestamente un peligro real. Se desconocían las consecuencias a largo plazo, pero se rumoreaba que hacía que la sangre de los atletas se espesara como una mermelada con coágulos y otras posibles consecuencias fatales circulatorias. Hoy el miedo a la EPO se ha disipado. Sin embargo, nuevas vías científicas como el "neurodopaje" han reemplazado a la EPO como amenazas emergentes e imaginarias para los atletas y para la integridad del deporte.

En ese sentido, y ya lo hemos expresado en artículos anteriores, que la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), es miembro del Comité Olímpico Internacional (COI). La asamblea del COI reconoció el ajedrez como deporte en 1999, aunque, hasta el momento, el ajedrez no ha sido incluido en el programa de los Juegos Olímpicos de Verano ni de Invierno. Sin embargo, el ajedrez fue incluido en los Juegos Asiáticos de 2006 y 2010. Además, la FIDE es signataria del Código Mundial Antidopaje (CMA) debió promulgar su propio Reglamento Antidopaje en 2017.

Es importante señalar que la política antidopaje liderada por la AMA, tiene por objetivo evitar la mejora artificial de las habilidades físicas, mentales y emocionales de los deportistas. Esto, a partir del concepto de rendimiento deportivo que integra lo concerniente al esfuerzo físico y mental; lo que implica un todo “cuerpo / mente” integrados, en la búsqueda de los mejores resultados posibles.

Expertos opinan que hay muchas formas legítimas de mejorar el rendimiento, pero, a medida que las tecnologías avanzan, la línea definitoria de lo que es o no dopaje se hace más delgada. Por ejemplo, para los Juegos Olímpicos de Verano de 2012 se permitieron bañadores de cuerpo entero y luego se prohibieron. Mientras que en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 y 2018 algunos deportistas se benefician de los avances en herramientas como los esquís compuestos de fibra de carbono, los trajes aerodinámicos de patinaje de velocidad, los patines y la ropa de abrigo cálida y liviana. Cada una de estas situaciones es llevada a la comisión correspondiente para su debido conocimiento y consideración y, con base en el informe técnico elaborado al efecto, la directiva de la AMA toma las decisiones respectivas.

De allí que con base en el contenido del artículo 1 del Código Mundial Antidopaje 2015, el término dopaje se define la comisión de una o varias infracciones de las normas antidopaje de acuerdo a lo dispuesto desde el artículo 2.1 al artículo 2.10 del Código. Al hablar de dopaje, nos referimos a:

  • La utilización de sustancias o métodos prohibidos por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA)
  • Omisión del deber de informar sobre el paradero de los deportistas
  • Omisión de un control por desconocimiento
  • La negativa de someterse a un control
  • Falta de disponibilidad para los oficiales responsables de los controles,
  • Incumplimiento de las instrucciones del personal que realiza los controles
  • Fraude o intento de fraude en un control de dopaje
  • Posesión, tráfico o entrega de sustancias prohibidas a terceros
  • Complicidad o incitación a incumplir la normativa antidopaje.

Según este enunciado, si un ajedrecista comete una o varias de tales infracciones, entonces se le puede considerar como un “positivo”; situación esta que le acarreará serias consecuencias legales.

Ahora bien, estando la definición de dopaje asociada a la ya clásica “acción mediante la cual un individuo utiliza sustancias que mejoren su rendimiento deportivo”, entonces la situación comienza a complicarse porque, a la fechade escribir este artículo, no se ha conseguido evidencia definitiva que respalde la idea de que una sustancia dada pueda ser decisiva en el resultado de un encuentro ajedrecístico por parte de quien la consuma.

Así, las potencialidades alcanzadas vía tratamientos de mejora eventualmente se podrían incluir como métodos o procedimientos en la lista prohibida por la AMA. Pero su peculiaridad no acaba aquí, pues el uso de estos estimuladores podría extenderse de los atletas profesionales o los aficionados, ya que son económicamente accesibles.

¿Qué se estimula en un deporte de la mente?

En el caso del ajedrez, los especialistas consideran que los estimuladores que actúan sobre las neuronas del cerebro, pueden mejorar directamente el rendimiento deportivo mediante el aumento de los tiempos de reacción o mediante la reducción de la fatiga, así como pueden mejorar la capacidad de los atletas para aprender y desarrollar habilidades deportivas específicas. Esto está siendo estudiado en varios de los llamados deportes de la mente; tal y como es el caso del ajedrez.

En una interesante investigación hecha por los ya citados Møller y Christiansen titulada Neuro-Doping - a Serious Threat to the Integrity of Sport? (Neurodopaje: ¿una grave amenaza para la integridad del deporte?) plantean la cuestión de si el ajedrez es un deporte, este hecho tiene implicaciones importantes para el ajedrez en términos de financiación y publicidad, y, si efectivamente, el ajedrez debe incluirse en la legislación penal potencial relacionada con el dopaje deportivo.

Además, en su estudio consideran que “ha habido un apoyo creciente a la idea de que el ajedrez es un deporte, pero esta clasificación sigue siendo algo controvertida”.

Por su parte, Kobeila señala que, en países europeos, los eventos de ajedrez se reportan al gran público como parte de las "noticias deportivas" en la televisión. Los ajedrecistas aparecen en las portadas de las revistas deportivas y los clubes de ajedrez son a menudo subdivisiones de clubes deportivos.

Ahora bien, ¿qué opinan estos autores respecto a si en el ajedrez profesional pueden observarse efectos fisiológicos significativos en el cuerpo? Efectivamente, el ajedrez de alto rendimiento y/o el ajedrez profesional requiere un alto nivel de condición física. Por ejemplo, un jugador que compite en un torneo importante, como la Copa Mundial de Ajedrez, puede quemar hasta 6000 calorías al día simplemente como resultado del estrés y la actividad mental, y los grandes maestros de ajedrez durante las competencias pueden experimentar cambios fisiológicos, como un aumento de la presión arterial a niveles comparables a competidores en deportes atléticos.

Adicionalmente, la ciencia actual nos indica que existe evidencia de que el ejercicio físico y la nutrición son cruciales para el desarrollo y mantenimiento de las habilidades cognitivas y la energía mental requerida para el éxito en el ajedrez

competitivo. También indican que estas funciones cognitivas se ven afectadas por la salud cardiorrespiratoria y la capacidad del cerebro para obtener energía del glucógeno, que puede mejorar con el ejercicio físico regular y posiblemente con una dieta rica en carbohidratos. De hecho, cuando se preparan para los torneos, los grandes maestros de ajedrez siguen regímenes de ejercicio exigentes y dietas estrictas, similares a las dietas y el entrenamiento que los atletas realizan antes de los eventos deportivos.


Winning Chess Strategies Vol.1 and 2

Throughout this video course, we will study how to master sacrifices and the initiative in several aspects: opposite-coloured bishops, the bishop pair, the exchange sacrifice, launching an attack, and the good moment to sacrifice will be covered.

Más...


Fuentes

  • Blanco, U. (2020) “La irresponsabilidad a jugar a ser dioses”. ChessBase.
  • Mihailov, E., Savulescu, J. Social Policy and Cognitive Enhancement: Lessons from Chess. Neuroethics 11, 115–127 (2018).
  • Møller, V., Christiansen, A.V. Neuro-Doping – a Serious Threat to the Integrity of Sport?. Neuroethics 14, 159–168 (2021).

Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Ajedrez y Educación FIDE. Escritor, Investigador, Conferencista, Árbitro Internacional, Organizador Internacional, Entrenador, Profesor de Ajedrez ECU y Lead School Instructor FIDE.
Debate y comentarios Envíe sus comentarios a los editores