Berna Carrasco Araya, una empoderada del ajedrez

por Uvencio Blanco Hernández
05/04/2022 – Berna Carrasco Araya fue una ajedrecista chilena que alcanzó la medalla de bronce en el Campeonato Mundial Femenino de 1939 y el título de maestra Internacional de la FIDE. Nacida en San Bernardo, comuna ubicada al sur de Santiago, 19 de diciembre de 1914, mostró una temprana curiosidad por el ajedrez. Artículo por Dr. Uvencio Blanco. | En la foto: Berna Carrasco Araya | Fotografía: via Uvencio Blanco

ChessBase 16 - Mega package Edition 2022 ChessBase 16 - Mega package Edition 2022

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

  • Berna alcanzó el tercer puesto y medalla de bronce, detrás de Vera Menchik (URSS) y Sonja Graaf (FIDE), en el campeonato mundial femenino de 1939.
  • Formó parte del equipo chileno que participó en la XVII Olimpiada de Ajedrez de La Habana de 1966. Era la única mujer en el listado de 299 inscritos en una olimpiada exclusiva para hombres.
  • Por su destacada carrera deportiva Berna Carrasco Amaya fue enaltecida en el Salón de la Fama del Ajedrez de América en 2021.

Apasionada por el ajedrez a temprana edad

A los siete años ya conocía las reglas y conceptos básicos del ajedrez; actividad que compartía con su entusiasta hermana Eliana, hasta que se hicieron socias del Club de Ajedrez Maestranza donde mejoraron su conocimiento técnico y comenzaron a interesarse por la competencia. De hecho, siendo estudiantes de primaria, Berna y Eliana, participaron en el campeonato nacional estudiantil que fuera organizado por el Internado Nacional Barros Arana.

Es importante señalar que a lo largo de la primera mitad del S. XX, las competiciones ajedrecísticas en Chile eran muy contadas y casi exclusivamente para varones; por lo que las hermanas Carrasco Araya comenzaron a participar en eventos que, con su presencia, convertían en mixtos.

Empoderada del ajedrez femenino

Para 1938, Berna era una joven que contaba 24 años y veía con preocupación que, a diferencia de lo que estaba ocurriendo en la mayoría de los países de Europa; en particular, en aquellos agrupados por la URSS, donde el ajedrez estaba experimentando un rápido crecimiento, en su país este deporte tenía poca importancia y divulgación por parte de los medios de comunicación e instituciones públicas del deporte; situación esta, que limitaba las posibilidades de crecimiento de los pocos jugadores que practicaban el ajedrez por aquel tiempo.

Sin embargo, para esa fecha la presidencia de la república estaba a cargo de Arturo Alessandri Palma, conocido como el “León de Tarapacá”, un político liberal que ejercía por segunda ocasión y que había manifestado gran interés por la difusión de la ciencia, las artes y el deporte; en particular, el ajedrez; por lo que esta disciplina comenzó a ser priorizada. Con su patrocinio comenzó a popularizarse el ajedrez y la celebración de torneos como el Torneo Mayor que, en las ramas masculina y femenina, ocurrían por primera vez.

También, aportó los premios para los torneos clasificatorios para asistir a la Olimpiada y el Campeonato Mundial Femenino de Buenos Aires de 1939. Precisamente, el evento en el cual se daría a conocer el nombre de Berna Carrasco Amaya al lograr el tercer puesto y medalla de bronce, detrás de Vera Menchik (URSS), quien le derrotó en su match individual y de Sonja Graf (FIDE), sobre la que impuso una mejor técnica en el tratamiento del medio juego.

Los especialistas y la prensa coincidieron en que lo alcanzado por Berna Carrasco, prácticamente una desconocida en el mundo del ajedrez de competición, fue sorpresivo por la escasez de antecedentes importantes en su carrera; además, por el resultado alcanzado de +15 =1 -3 para un total de 15,5/19 puntos y un 81,58% de efectividad. Una gesta deportiva no igualada hasta hoy en su Chile natal.

Por cierto, que en dicho campeonato también derrotó a la cubana María Teresa Mora quien alcanzaría el título de Maestra Internacional en 1950, mientras que Berna Carrasco lo recibiría en 1954; título FIDE obtenido mucho antes que el primer Maestro Internacional chileno masculino.

Con la muerte de la campeona mundial Menchik, en los años 40 se le consideró subcampeona del mundo, detrás la ajedrecista alemana Sonja Graf, quien quedó residiendo en Argentina.

Sin embargo, en el marco de la II Guerra Mundial y de una sociedad patriarcal y machista, donde la participación de la mujer en actividades deportivas como el ajedrez no era bien vista o apoyada, su hazaña no tuvo las repercusiones que se merecía. Pero ella siguió adelante, manteniéndose en su práctica y hasta avanzada edad, en los salones del Club de Ajedrez Chile.

Berna, única mujer en la Olimpiada de La Habana, 1966

Décadas después de su éxito en Buenos Aires, Berna formó parte del equipo chileno que participó en la XVII Olimpiada de Ajedrez de La Habana de 1966. Vale señalar que ella era la única mujer en el listado de 299 inscritos en una olimpiada exclusiva para hombres, mientras que la “Olimpiada Femenina” se desarrollaría ese mismo año, pero en Europa, en la ciudad de Oberhausen en Alemania Occidental.

El seleccionado chileno estuvo constituido por: 1er tablero: René Letelier, 2do tablero: Eugenio Larraín, 3er tablero: Héctor Jiménez, 4to tablero: Claudio Orpinas, 1er Suplente: Berna Carrasco y 2do Suplente: Pablo Vergara. En dicha ocasión, el ajedrez chileno clasificó en el Grupo 4 alcanzando 23,5 pts. lo que le valió el puesto 38 de la tabla general.

Por su parte, Berna perdió sus cuatro encuentros ante: Raúl Sanguinetti de Argentina (2da ronda), Silvain Zinser de Francia (5ta ronda), Gonchich Challhasuren de Mongolia (8va ronda) y Florencio Campomanes de Filipinas (12da ronda), respectivamente. Años después Campomanes se convertiría en maestro internacional y presidente de la FIDE.

En eventos oficiales FIDE, donde aparece identificada con un ID FIDE: 3400557 y con partidas registradas entre los años 1939 y 1978, la maestra Berna Carrasco logró un +9 =3 -2 para 10,5/14 pts. y 64,3% de efectividad; estimándose que para 2013 mantenía su máximo Elo de 2165 pts.

Su vida particular estuvo caracterizada por la discreción y el orden; fue una mujer longeva, de clara inteligencia, gran simpatía y belleza. y de buena salud. Se casó con Pedro Antonio Budinich Raguzin con quien tuvo dos hijos. Falleció en Santiago de Chile, a los 98 años de edad, el 7 de julio de 2013.

Por su destacada carrera deportiva Berna Carrasco Amaya fue enaltecida en el Salón de la Fama del Ajedrez de América en 2021.

Fuentes y enlaces


Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Ajedrez y Educación FIDE. Escritor, Investigador, Conferencista, Árbitro Internacional, Organizador Internacional, Entrenador, Profesor de Ajedrez ECU y Lead School Instructor FIDE.