De la guerra y de la paz (II)

por Uvencio Blanco Hernández
11/03/2022 – En un artículo anterior hablamos del peligro de la mezcla pandemia y guerra en Europa, de la infinita y recurrente estupidez humana, de las críticas de Kaspárov, Carlsen y otros y la posición de entes como el COI, la FIFA y la propia FIDE sobre estos temas. Finalizamos dicha entrega con un concepto sobre guerra cognitiva.

ChessBase 16 - Mega package Edition 2022 ChessBase 16 - Mega package Edition 2022

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

La guerra cognitiva

  • Guerra cognitiva es un concepto promovido por consultores militares que está siendo estudiado por la OTAN para referirse a un nuevo ámbito de combate, que vendría siendo el ámbito privilegiado en nuestra época de hiperconectividad a la internet.
  • Escepticismo activo define una forma de pensamiento crítico cuidadoso y militante, capaz de proporcionar a los sujetos la conciencia adecuada para evitar terminar siendo víctimas inconscientes de mensajes manipuladores y campañas de propaganda ingeniosamente inventadas.
  • ¿Queremos conocer de guerras? Preguntemos a Najdorf, un resiliente que llegó a perder a más de 300 familiares, amigos y conocidos durante el desarrollo de la II Guerra Mundial y en particular, como consecuencia de la invasión a Polonia por parte de las tropas hitlerianas en septiembre de 1939.
  • Los ciudadanos rusos Karjakin y Shipov tienen el soberano derecho a opinar sobre el tema hacia el que su conciencia les conduzca. De tal manera que, siendo un juicio sobre opiniones, una fuerte llamada de atención con advertencias o, una reprimenda, serían suficientes como para satisfacer la solicitud hecha por el Consejo FIDE.

En nuestro artículo anterior hablamos del peligro de la mezcla pandemia y guerra en Europa, de la infinita y recurrente estupidez humana, de las críticas de Kaspárov, Carlsen y otros y la posición de entes como el COI, la FIFA y la propia FIDE sobre estos temas. Finalizamos dicha entrega con un concepto sobre guerra cognitiva, tema este al que seguidamente damos continuación…

Por su parte, el cognitivista e investigador del ajedrez italiano Trinchero (2018), ampliaba esta idea y la llevaba al nivel de una nueva forma de guerra al considerar que:

… la Guerra Cognitiva, una forma de guerra que no implica violencia física sino manipulación sistemática de la información para aprovecharla. A partir de las formas en que los sujetos evalúan la credibilidad de la información que experimentan de los medios de comunicación…

En su investigación, propone una forma inteligente de enfrentar este tipo de manipulaciones a través de lo que él define como escepticismo activo. Este constructo lo define como “una forma de pensamiento crítico cuidadoso y militante, capaz de proporcionar a los sujetos la conciencia adecuada para evitar terminar siendo víctimas. inconsciente, de mensajes manipuladores y campañas de propaganda ingeniosamente inventadas”.

Contra la guerra cognitiva

Así mismo, Antequera Guzmán, en un artículo para “El Expectador” (2022), opina que, a propósito de este conflicto ruso-ucraniano, ha salido a la luz el concepto de “guerra cognitiva” que es, para pasar del miedo al desconcierto, una verdadera distopía en desarrollo. Y añade que, lo que dicen los informes de noticias sobre la “guerra cognitiva”, es que se trata de un concepto promovido por consultores militares que está siendo estudiado por la OTAN para referirse a un nuevo ámbito de combate, que vendría siendo el ámbito privilegiado en nuestra época de hiper conectividad a la internet.

… China y Rusia estarían ya ejecutando un tipo de ataques en los que utilizan herramientas para manipular cerebros, de modo que es un deber de quienes están siendo atacados reaccionar como corresponde.

Guerra de Quinta Generación (G5G)

Recientemente comentaba con mi profesor de “Analogías …” Osmar Santoro de la Universidad de la Defensa Nacional de Argentina, que algunos dirigentes aún no se han enterado que la primera guerra que en alguna época hubo entre los hombres, se desarrolló con palos y con piedras; hecho que se remonta a la aparición de la especie humana en la tierra; por evolución local, por hibridación, importando de fuera de este planeta o por simple ceración divina. Pero seguramente fue así con palos y con piedras. Pero ocurre que, millones de años después, esa misma especie corre el riesgo de luchar su próxima guerra, la IV Gran Guerra, ¡con palos y con piedras! … Noticia que amablemente nos había adelantado el Nobel de física Albert Einstein hace más de 70 años.

Ahora bien, ¿cómo podríamos caracterizar este tipo de guerra? Ocurre que las G5G:

  • Se inician con el siglo XXI, por lo que las podemos calificar como “postmodernas”
  • El hecho germinal de las mismas está en el ataque a las torres gemelas de Nueva York en septiembre de 2001
  • Implica la participación masiva de conceptos, procedimientos y tecnología propia de la Inteligencia Artificial, las ciencias cognitivas y de la computación, etc.
  • Tienen por objeto de producir desgaste en la voluntad política de líderes y pueblos, y la parálisis progresiva del tejido social.
  • Interesa alcanzar objetivos políticos a bajo costo
  • Se emplean masivamente hackers que generarán ciber choques, interferencias y jugarán papel protagónico en campañas de desinformación y propaganda –
  • Son irrestrictas. Esto es, no son susceptibles de ser reguladas mediante procedimientos militares. En tal sentido, cobra fuerza la diplomacia, la coacción jurídica, la amenaza directa u oculta, el ataque a civiles y guerra a través de las redes
  • Puede desarrollarse en distintos ambientes y de manera simultánea sobre aire, mar, tierra y espacio exterior
  • Es un conflicto de naturaleza multidimensional donde, además de los estados participan corporaciones, empresas e inclusive, de manera directa algunos elementos del sector civil mediante la utilización de redes sociales y de información, computadoras, celulares, tablets, etc.
  • No tienen restricciones, pueden utilizar o no, elementos de otros tipos de guerras; dirigir acciones agresivas y de contrainteligencia desde una oficina, casa o auto particular
  • La desinformación, la generación de terror a través de medios de información y redes sociales, la acción de ataques terroristas y la estimulación de la delincuencia y el desorden social, forman parte de este paquete estratégico
  • Sin embargo, más allá de estas particularidades, se mantiene como herencia estratégica de generaciones anteriores, “el desgaste sistemático y la aniquilación fulminante con el uso de tropas militares”

El escenario que en estos momentos se desarrolla en territorio ucraniano, tiene la mayoría de estas características en pleno funcionamiento; incluyendo una fuerte dosis de nacionalismo y revanchismo histórico.

Peligro: Chernóbil aun respira

Hace pocos días, reunidos en el “Círculo de Ajedrez de San Martín” en Villa Ballester de Buenos Aires, tuvimos la oportunidad de decir algunas palabras en la apertura de un torneo donde reflexionamos brevemente sobre la gravedad del momento histórico que la humanidad está atravesando. Como en otras oportunidades, hicimos énfasis en el rechazo a la guerra como vía para dirimir diferencias entre los hombres y los pueblos; de lo espantoso de sus procedimientos y resultados y del retraso moral, espiritual y material que esto significaba para la actual y futuras

generaciones. Finalmente les dije que, si querían saber de guerra, que hablaran con el maestro Najdorj, que consultaran la historia de un resiliente que llegó a perder -según confesión propia- a más de 300 familiares, amigos y conocidos durante el desarrollo de la II Guerra Mundial y en particular, como consecuencia de la invasión a Polonia por parte de las tropas hitlerianas en septiembre de 1939.

El actual conflicto, que aún no tiene 15 días de iniciado pero que, por sus características de G5G y la dinámica de las redes sociales parece tener meses, presenta un peligro adicional, más allá de la remota posibilidad, de que alguien decida apretar el botón rojo. Nos referimos a la central de Chernóbil y sus precarias condiciones en el marco de una guerra donde cualquier casi cosa le puede afectar.

Chernóbil está cerca de la región separatista de Donbas; tiene gran actividad industrial, con varias minas de carbón, fábricas de químicos y centrales termoeléctricas y ocupada por el ejército ruso. Pero, ¿cuál es el peligro allí latente? Que cualquier error de bombardeo en esta zona tan inestable, podría tener efectos devastadores sobre el ambiente local y planetario.

Chernóbil parece respirar, aunque muy lentamente

Blanco (2021), indica en su libro “La amenaza endógena” que:

Chernóbil era una planta en la cual … su reactor número 4 de la planta de energía, se salió de control durante una prueba rutinaria a baja potencia. Este hecho hizo que la planta explotara con el consecuente incendio del edificio; el cual quedó reducido a escombros humeantes. Así mismo, originó una nube de material radioactivo que iluminó el cielo de esa región de Ucrania; uno de los países miembros de la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Entonces, la explosión ocasionó la contaminación por radiactividad de 14 distritos administrativos ucranios y 17 rusos, además de toda Belarús Casi 60 fallecidos al instante y cientos de heridos y quemados graves, hasta ascender –a lo largo de casi cuatro décadas- a decenas de miles en toda Europa y otras regiones como consecuencia de enfermedades derivadas de la contaminación producida.

En su impacto inicial sobre el ambiente, pudo verificarse que poco más de 4 millones de hectáreas de bosques en el centro de Europa, quedaron contaminados por dicha radiación. Sin embargo, la expansión de radiactividad desde los bosques aun contaminados y los altos niveles de radionúclidos en los alimentos de origen forestal siguen siendo una amenaza para la salud de los lugareños, después de suscitado este accidente. Y en relación con la variable economía, los daños sufridos por los bosques de Belarús superan los USD 8 000 millones,

En 1996, investigadores europeos elaboraron un informe en el cual detallaban los “Efectos directos en las plantas y los animales” causados diez años después del accidente. A partir del mismo y otros estudios adicionales, se establecieron las perspectivas científicas después de Chernóbil, Viena (1996)

  • Para sofocar el incendio y las emisiones radiactivas, los expertos enterraron el núcleo central en un sarcófago de hormigón armado de acero y otros materiales aislantes
  • Los expertos a cargo del mantenimiento del sarcófago, informaron que desde 2015 los sensores venían registrando un incremento en la actividad relacionada con la liberación de neutrones; algo inexplicable porque desconocían las causas del fenómeno, su naturaleza y su alcance
  • A finales de 2016, cuando comprobaron que el agua de lluvia comenzaba a acumularse bajo la estructura, construyeron una cubierta adicional, llamada Nuevo Confinamiento Seguro, que permitía mantener seco ese ambiente
  • A mediados de abril de 2021, se observó un incremento en la actividad radiactiva de dicha estructura. Esto es, para su asombro, detectaron que la fisión sigue dándose en los átomos de elementos radiactivos que continúan allí atrapados. Esto implica que la liberación de neutrones está ocurriendo, aunque muy lentamente.
  • Además, no descartan la posibilidad de una nueva explosión, pero, con base en la cantidad de material allí atrapado, señalan que dicho evento no alcanzaría la magnitud de lo ocurrido en 1986. Por lo demás, no sería algo inminente, sino en el largo plazo, por lo que podría haber tiempo para resolver técnicamente la situación.

De tal manera que Chernóbil “está sensible”, tiene serios problemas estructurales que siguen estudiados por expertos que luchan por contener la pérdida de radiación hacia el ambiente pero que, cualquier perturbación eterna en términos de la explosión de bombas o misiles en sus instalaciones o alrededores, desataría una catástrofe ambiental de incalculables consecuencias. Ese es el peligro la amenaza y el reto.

El gran maestro Karjakin ante la Comisión de Ética FIDE

Serguéi Aleksándrovich Karjakin, ajedrecista profesional y niño prodigio, quien alcanzó el título de gran maestro con apenas doce años de edad, ha sido una de las figuras más rutilantes del ajedrez del siglo XXI. Nacido en 1990 en la ciudad de Simferópol de Crimea en Ucrania (en ese momento miembro de la URSS). A partir de 2009 se naturalizó ruso y ah dado apoyo a la gestión del presidente Vladimir Putin.

Hace unos días, el Consejo de FIDE le ha remitido -junto al también GM Segey Shipov- a la Comisión de Ética y Disciplina por acciones que dicho consejo estima contrarias al espíritu de la organización en el marco del conflicto ruso-ucraniano. Al respecto, este organismo deliberante de FIDE expresó:

El Consejo de la FIDE condena cualquier declaración pública de cualquier miembro de la comunidad ajedrecística que apoye una acción militar injustificada y lleva el caso de los grandes maestros de ajedrez Sergey Karjakin y Sergey Shipov a la Comisión de Ética y Disciplina.

En mi opinión y sin que se interprete como una postura oficial de parte de un funcionario FIDE, considero que se trata de una situación delicada que, efectivamente debe ser atendida y eventualmente, sancionada con una “reprimenda” por parte del equipo que lidera el abogado Francois Strydom. Strydom, sudafricano con más de 25 años de experiencia en derecho comercial en Johannesburgo, está acompañado por el empresario Ravindra Dongre, de la India; el nepalí Rajesh Hari Joshi; la joven abogada guyanesa Yolander Persaud y la también abogada y ajedrecista estadounidense Yuliya Levitan. Se trata de un equipo de alta calificación profesional y moral, con gran credibilidad en el ambiente del ajedrez y sabemos que serán cuidadosos en el tratamiento de este tema.

Ahora bien, en este caso ¿qué se va a juzgar? Pues, opiniones, actitudes. Si bien es cierto que estamos en contra de opiniones, posturas, pronunciamientos y acciones que promuevan el odio entre los pueblos, discriminen razas, credos o grupos y tendencias políticas y, estimulen guerras y conflictos, no podemos olvidar la preeminencia del derecho inalienable de opinar que tiene todo ciudadano que habite este planeta.

En este sentido, también ratifico que los ciudadanos rusos Karjakin y Shipov tienen el soberano derecho a opinar sobre el tema hacia el que su conciencia les conduzca. De tal manera que, siendo un juicio sobre opiniones y verifica la existencia de algún elemento punible, y si finalmente esta honorable comisión decide tomar acciones sobre este asunto, una fuerte llamada de atención con advertencias o, una reprimenda, serían suficientes como para satisfacer la solicitud hecha por el Consejo FIDE.

Las aportaciones dadas por estos dos grandes maestros del tablero al desarrollo del ajedrez, no deberían ser cortadas por medidas que vayan más allá de las precitadas. Considero que serían más que suficientes.

Fuentes

  • Blanco, U. (2021). La amenaza endógena. Amazon.
  • ChessBase. “Reacción de la FIDE al ataque de Rusia a Ucrania” 28.02.2022.
  • EL ESPECTADOR. “Qué es la guerra cognitiva” José Antequera. 23/2/2022
  • FIDE. fide.com
  • Tabori, P, (2000). Historia de la estupidez humana. Edit. Siglo Veinte. Ensayo.

Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Mundial de Ajedrez para las Escuelas FIDE Entrenador y organizador.

Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro