El ajedrez es algo más que 1. e4

por Uvencio Blanco Hernández
31/08/2021 – Recuerdo que en el marco de la XXXII Olimpiada de Ajedrez de Ereván – Armenia 1996, tuvimos la oportunidad de compartir con el gran maestro ruso Yuri Averbach labores en el Comité de Apelaciones de la misma. Para mí fue como estar en la escuela, porque más allá de las reuniones de rutina, estaban las conversaciones de sobremesa respecto a algunos tópicos del ajedrez que no son del común denominador. En las mismas y detrás de un rostro severo, se me reveló un ser muy amable, culto, flexible de pensamiento y por, sobre todo, amante del ajedrez y el arte. Casi en este orden. Artículo por Dr. Uvencio Blanco. | Cuadro en tela de 155 x 105 cm de Fernando Arrabal | Cortesía de fa

ChessBase 16 - Mega package Edition 2021 ChessBase 16 - Mega package Edition 2021

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

  • El gran maestro Averbach -quien en pocos meses será centenario- me hizo una particular observación respecto a una posición de la francesa en la que aparece “Rick Blaine”, protagonizado por uno de los iconos del cine y fuerte ajedrecista, Humprhey Bogard.
  • Existe una producción cinematográfica de varias decenas de películas en las que el tema principal gira alrededor del juego de ajedrez.
  • Entre los grandes exponentes de la relación entre la poesía y el ajedrez se encuentran Omar Kayyan, Constantino Cavafis, Jorge Luis Borges, Fernando Pessoa, Nicolás Guillén y Fernando Arrabal.

Averbach opina sobre “Casablanca”

En un momento dado, le hice un comentario sobre el tema del ajedrez en el cine, tomando como ejemplo la película “Casablanca” (Michael Curtiz, 1942). En ese punto, Averbach -quien en pocos meses será centenario- me hizo una particular observación de una posición de la francesa en la que aparece “Rick Blaine”, protagonizado por uno de los iconos del cine y fuerte ajedrecista, Humprhey Bogard. Me habló de una configuración que representaba la actitud del pueblo francés ante la ocupación de las tropas hitlerianas, ocurrida apenas dos años antes de la filmación.

En pocos minutos dimos un gran repaso de contenidos referidos a historia, geografía, arte, etc. Y ciertamente, esta es una de las características más interesantes del ajedrez; porque es tan multifacético -en sus aplicaciones- que nos da la impresión de que no solo “Todos los caminos conducen a Roma” sino al ajedrez.

De allí que en nuestro interés por promover la idea de que el ajedrez sea declarado “Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad” hayamos compilado información relevante en la que se observan conexiones del ajedrez con expresiones artísticas como la poesía, la pintura, el teatro, la música y, como en el caso “Casablanca”, el cine.

Películas donde el tema ajedrez es relevante

En relación con el ajedrez, existe una producción cinematográfica de varias decenas de películas en las que el tema principal gira alrededor del juego de ajedrez; y cientos de otras en las que aparece en una o varias escenas conectadas con el hilo central.

En este sentido, vale destacar el artículo “Ajedrez en las películas” del periodista y fotógrafo brasileño Albert W. Silver, que fuera publicado en ChessBase el 21/12/2013. Allí, Silver presenta una interesante relación histórica de varias de las películas más significativas en la que se aborda el tema del ajedrez como elemento principal y de las cuales solo haremos referencia a doce de ellas:

Casablanca (1942). Una de las mejores películas de todos los tiempos, y con una increíble cantidad de líneas que aún se citan hoy. Humphrey Bogart era un jugador singularmente fuerte, que ganaba dinero como jugador de ajedrez callejero antes de convertirse en la superestrella que era. Ingrid Bergman, fue la perfecta co-estrella. Película de culto “Tócalo otra vez, Sam”.

El asesinato (1956). Stanley Kubrick era un conocido aficionado al ajedrez, y no solo tenía un tablero de ajedrez con piezas en todos sus sets de películas, sino que también arrastraba a actores, personal e incluso periodistas a un juego. En "El asesino" (1956) se desarrolla una escena clave en un club de ajedrez, con una línea perfecta "¡Cállate, patzer!"

El séptimo sello (1957). La escena de ajedrez del clásico de Ingmar Bergman, "El séptimo sello" es posiblemente la escena de ajedrez cinematográfica más famosa de todos los tiempos. El desafío del Caballero a la Muerte por su vida en una apuesta de un juego es maravilloso de contemplar.

De Rusia con amor (1963). En la clásica película de James Bond "De Rusia con amor" (una de las mejores), con Sean Connery y Daniela Bianchi, uno de los autores intelectuales del crimen es el cobarde Kronsteen, que se muestra jugando por el título contra MacAdams. La posición en el cine fue tomada por el impresionante juego Spassky - Bronstein, sin dos peones. El juego de torneos de ajedrez que apareció al principio de la película costó $ 150.000 en ese momento, y el techo sobre el juego de ajedrez era en realidad una pintura mate.

2001 una odisea del espacio (1968). En el clásico de ciencia ficción “2001: Una odisea del espacio”, el astronauta Frank Poole juega un juego contra la computadora AI de la nave, HAL 9000.

El caso de Thomas Crown (1968). Es posiblemente único en la historia del cine, cuando el ajedrez se convierte en un elemento clave en una gran seducción, pero tanto Steve McQueen como Faye Dunaway, en el apogeo de sus carreras (y apariencia), lo logran con sensualidad y clase.

Blade Runner (1982). En la obra maestra atemporal Blade Runner (1982) de Ridley Scott, el ajedrez abre más puertas que solo la mente. Blade Runner se mostró inicialmente sin la narración de voces en off de Harrison Ford y fue golpeado por una prensa inconsciente que lo vio dos semanas antes del lanzamiento. Aterrorizado, el estudio lo agregó antes de llegar a los cines, y nadie podía entender de qué se quejaban las críticas. La visión vanguardista de Ridley Scott fue para un relato visual.

Juegos de guerra (1983). War Games fue una película icónica, que sigue siendo relevante en la actualidad, y pone de manifiesto los peligros potenciales de dejar que una computadora tome las decisiones en una situación de guerra. La escena final y la línea "¿Qué tal un buen juego de ajedrez?" Son parte de la historia del cine.

La Redención de Shawshank (1994). Esta película clásica basada en una historia de Stephen King, protagonizada por Tim Robbins y Morgan Freeman es, sencillamente, la película mejor calificada de la historia, basada en el voto popular. Y por una buena razón, ya que se trata de actuaciones brillantes, dirección y ritmo impecables y una historia de redención para inspirar a cualquiera. El ajedrez y la talla de piezas de ajedrez fueron los medios de Andy para mantenerse cuerdo.

Sherlock Holmes: Un juego de sombras (2011). El nuevo giro de acción en Sherlock Holmes con Robert Downey Jr. y Jude Law presenta el ajedrez en varias ocasiones, e incluso tiene un reloj de ajedrez cuando apareció por primera vez.

Harry Potter y la piedra filosofal (2001). En la primera película de Harry Potter, el ajedrez está presente a gran escala ya que los héroes necesitan jugar un juego mortal de ajedrez.

Harry Potter y la cámara secreta (2002). La representación del ajedrez con piezas que se apoyan mutuamente fue una alternativa a las películas anteriores e incluso al software (¿Battle Chess a alguien?), Pero muy divertido de todos modos.

La poesía incorporó al ajedrez hace casi un milenio

Por ejemplo, en la poesía; uno de los géneros literarios más importantes; llamada por algunos autores la sexta de las bellas artes. Una clase caracterizada por expresar –a través de la palabra- la más depurada manifestación de los sentimientos, emociones y reflexiones que puedan ser expresados por la naturaleza humana –a través de distintos recursos expresivos- en torno a valores como la belleza, el amor, la vida, la muerte o aquello que pueda ser considerado como trascendente.

Entre los grandes exponentes, tenemos al poeta portugués Fernando Pessoa (1888-1935), quien escribió de “Los jugadores de ajedrez”:

          “Oí contar que otrora, cuando en Persia /hubo no sé qué guerra, /cuando        ardía el saqueo en la ciudad / y las mujeres gritaban, / dos jugadores de          ajedrez jugaban / su continuo juego.

A la sombra de un amplio árbol, observaban / el tablero antiguo, / y, al lado de cada uno, sus momentos / más libres esperando, / cuando había movido la pieza y ahora / esperaba al adversario.

          Una jarra con vino refrescaba / sobriamente su sed.

          Ardían casas, saqueadas eran / las arcas y paredes, / violadas, las mujeres        eran puestas contra muros caídos, / traspasadas por las lanzas, las      criaturas / eran sangre en las calles…

          Mas donde estaban, cerca de la urbe / y lejos de su ruido, / los jugadores de          ajedrez jugaban / su juego del ajedrez…”

Pero también están Omar Kayyan, Constantino Cavafis, Jorge Luis Borges, Nicolás Guillén y Fernando Arrabal, entre otros.

Por cierto, conocí al maestro Arrabal en París; quien me fuera presentado por el gran maestro de origen sirio Bachar Kouatly; pudiendo disfrutar de una amena charla mientras junto a otros colegas, paseábamos en un paquebote por el rio Senna. Por supuesto, el tema central, fue el ajedrez; una de sus pasiones.

Arrabal, quien se aproxima a los 90 años, escribió un poema titulado el “Himno de Ajedrez” el cual dedicó al artista y ajedrecista francés, Marcel Duchamp.

          (“A mis partidas voy/ de mis partidas vengo…”)

          Con española de ataque que al tablero transformó. (1)
          Con un dios de “macadam” y un cowboy de mi convoy. (2)
          Con mi crisálida y toque que lleva espuelas de china. (3)
          Con mi armonía de caníbal que sabe de electrochoques. (4)
          Con mi frescura de fiordo y mis dientes de león. (5)
          Con peón y con peana, y de Castilla el pendón. (6)
          Con el torrente y la torre sin marfil desde mi garra. (7)
          Con un gato de venganza que en mi frontera maulló. (8)
          Con verdad y transparencia de nuestros nardos y espigas. (9)
          Con la manzana y la ciencia de serpiente siempreviva. (10)
          Con el rey guillotinado por mis vasallos del alma. (11)
          Con la Furia y la Gorgona de la psique y la saca. (12)
          Con las siete leguas luengas de mi legado y mi lengua. (13)
          Con las montañas rocosas de mi risco renaciente. (14)
          Con el regalo de magos y las migas de caballo. (15)
          Con incendio en el tablero y mi piel de rojo y gualda. (16)
          Con el rey descabezado y mi gaviota volando. (17)
          “A mis partidas voy/ de mis partidas vengo…”

[1] Steinitz. [2] Hou Yifan. [3] Ruy López. [4] Fischer. [5] Magnus Carlsen. [6]   Morphy. [7] Tal. [8] Alekhine. [9] Robert Hübner and Hölderlin. [10] Almira    Skripchenko. [11] Philidor. [12] Lasker. [13] Capablanca. [14] Gata Kamsky.         [15] Spassky. [16] Alexei Shirov. [17] Judit Polgar.

En ese sentido y por más de quince siglos, poetas de distintos orígenes y estilos, han dedicado parte de su atención a este juego del ingenio humano: el ajedrez. El ajedrez ha sido motivo de inspiración para muchos pensadores y escritores quienes perciben en el desarrollo de sus partidas, insondables posibilidades estéticas y creativas.


Nota de la redacción:


Arrabal 

Tweets y comentarios recientes de Fernando Arrabal

 

...¡qué pena! que  EMIRATES no invite a un poeta ("pobre y maldito")  

para  presenciar en Dubai  del 24 de noviembre al 16 de diciembre 

el campeonato del mundo entre Nepomiaschi  y Carlsen.  

Poeta que presenció ¿todos los acontecimientos ajedrecistas 

desde Nueva York  a Tromsø?

Inolvidable  ajedrecista 

fa

 

[¡muchas gracias!]

...  ¿fui el único forastero de acontecimientos ajedrecísticos?

...  ¿observé el  servilismo voluntario con las peores tiranías ?

...  me referí a todo ello en los mejores diarios

.... en el año katapún tuve el honor inmerecido de realizar una simultánea con resultado también inmerecido (pues solicito  que no vengan maestros)

... fui congratulado entre otros por Arturo Pomar

... un  eriodista inventó y publicó este lance nunca rectificado: "Arrabal abofeteó al niño que le ganó una partida"

 ...la dirección del semanario francés tras 33 años de mis crónicas semanales la sustituyó por la batalla naval 

Hoy:

...¿por qué abofetea a los niños que le ganan partidas?

...¿por qué prefiere ya la batalla naval al ajedrez? 

...¿por qué no le pide al presidente de Francia (como hizo por X ) la legión de honor  para Y?

 

Fuentes y en laces


Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Mundial de Ajedrez para las Escuelas FIDE Entrenador y organizador.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors