Johannes Zukertort y el primer match por el Campeonato del Mundo

por Eugene Manlapao
08/03/2023 – Johannes Zukertort es una de las grandes figuras de la historia del ajedrez. Antiguo aspirante al título mundial, fue tan brillante como incomprendido. En el 137º aniversario del primer match por el Campeonato del Mundo, merece la pena reexaminar su vida, su carrera y su legado.

ChessBase 17 - Mega package ChessBase 17 - Mega package

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta. - Paquete Mega.

Más...

Zukertort nació el 7 de septiembre de 1842 en Lublin (Polonia), ciudad que en ese entonces formaba parte del Imperio Austrohúngaro. Era el séptimo de los diez hijos del evangelista Jakub Ezekiel Cukiertort y de Etla Szmulowicz Marguli. En 1855, cuando Zukertort tenía doce años, la familia se trasladó a Breslavia. Allí, la familia cambió su apellido por Zukertort.

Zukertort estudió medicina en Breslavia, pero no completó su formación debido a su pasión por el ajedrez. Probablemente ya había aprendido a jugar en Lublin, pero en Breslavia se unió a un club de ajedrez y conoció a Adolf Anderssen. Al principio recibía de él la ventaja de un caballo, pero poco a poco fue progresando hasta enfrentarse a los rivales más fuertes de la región. Sin duda, Anderssen inspiró a Zukertort a convertirse en maestro de ajedrez.

En 1867, Zukertort se trasladó a Berlín y adquirió experiencia como periodista, convirtiéndose en editor del Neue Berliner Schachzeitung de Gustav Neumann y Berthold Suhle.

Anderssen fue su némesis en los inicios de su carrera, y entre 1868 y 1872 se enfrentaron en cientos de partidas. En 1868, perdió un match contra él por 3.5-8.5. En la revancha de 1871, Zukertort se impuso a Anderssen por 5-2.

Adolf Anderssen (6 de julio de 1818 – 13 de marzo de 1879)

En la lejana Londres, los miembros del Club de Ajedrez de St. George recibieron con entusiasmo la noticia de la victoria de Zukertort. Le ofrecieron 20 libras para que viniera a la ciudad y así poder apoyarle en un match contra Wilhelm Steinitz.

El austriaco Steinitz había llegado a Londres en 1862 para buscar fortuna como jugador profesional. En sus diez años en la ciudad, había enemistado a muchos en el círculo ajedrecístico inglés con su carácter orgulloso. Steinitz era un jugador de match dominante y había derrotado a Anderssen en un match en 1866. Los miembros del Club St. George que deseaban que Zukertort viniera eran sus enemigos, que llevaban mucho tiempo deseando ver derrotado al impetuoso austriaco. Al parecer, habían encontrado al rival perfecto en Zukertort.

Al aceptar la invitación, Zukertort desencadenó involuntariamente una rivalidad con Steinitz que culminaría en su match por el Campeonato del Mundo de 1886. Tras su llegada a Londres en 1872, fue desafiando gradualmente la posición de Steinitz como el jugador más fuerte del mundo. Sus filosofías fundamentales sobre el ajedrez eran debatidas mientras se superaban como jugadores y principales analistas de las columnas de los periódicos y revistas del momento.

Johannes Zukertort

Sin embargo, en el match siguiente Steinitz se impuso a Zukertort por 7-1. A pesar de la desalentadora derrota, Zukertort siguió fortaleciendo su juego en la capital europea del ajedrez. En 1875, venció por 4-2 al fuerte aficionado y periodista William Norwood Potter. Dos años más tarde, ganó el Campeonato de Alemania en Colonia y quedó segundo tras Louis Paulsen en Leipzig. Al año siguiente, consiguió el primero de sus dos mayores logros en París 1878. Zukertort empató en el primer puesto con Szymon Winawer después de 22 rondas, pero venció a Winawer en los desempates por 3-1. Steinitz no participó, pero observó el evento como corresponsal de The Field, que le había contratado desde 1873.

París 1878 - Tabla de posiciones final

Rg. Nombre 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 Pts.
1 Johannes H. Zukertort   01 10 ½0 11 11 ½½ 11 ½1 11 11 16.5 / 22
2 Szymon Winawer 10   ½½ 11 ½1 11 01 ½1 11 11 11 16.5 / 22
3 Joseph H. Blackburne 01 ½½   01 10 00 11 11 11 14.5 / 22
4 Ken MacKenzie ½1 10   01 00 ½0 01 01 11 11 13.0 / 22
5 Henry E. Bird 00 00 01 10   11 10 10 01 11 11 11 13.0 / 22
6 Adolf Anderssen ½0 11 11 00   10 11 10 10 11 12.5 / 22
7 Samuel Rosenthal 00 00 ½1 01   ½½ 01 10 11 11 11.5 / 22
8 Berthold Englisch ½½ 10 10 01 01 ½½   01 ½½ 11 10 11.5 / 22
9 Albert Clerc 00 ½0 00 10 10 00 10 10   01 10 11 8.5 / 22
10 James Mason ½0 00 00 00 01 01 ½½ 10   11 8.5 / 22
11 Henry W. B. Gifford 00 00 00 00 00 01 00 00 01 00   3.5 / 22
12 Karl Pitschel 00 00 00 00 00 00 01 00   2.5 / 22

Desempate Zukertort vs Winawer, París 1878

Johannes Hermann Zukertort ½1½1 3.0 / 4
Szymon Winawer ½0½0 1.0 / 4

Al año siguiente, 1879, Zukertort fundó la revista The Chess Monthly con Leopold Hoffer. Esto le proporcionó una plataforma periodística que rivalizaba con la de Steinitz en The Field. En 1880, ganó un match contra el campeón francés, Samuel Rosenthal, por 7-1. En 1881, venció al jugador más fuerte de Inglaterra, Joseph Henry Blackburne, por 7-2.

Tanto Zukertort como Steinitz analizaron las partidas del match contra Blackburne en sus respectivas columnas. Como era de esperar, el contraste de sus análisis y su afán de protagonismo desencadenó entre ellos una prolongada guerra de palabras que más tarde se conocería como ‘La guerra de la tinta. En el fragor de sus intercambios, Steinitz retó a Zukertort y Hoffer a un combate. Probablemente, el desafío se hizo sólo para molestar a los editores de The Chess Monthly, pero terminó siendo vital para la eventual realización del primer match por el Campeonato del Mundo.

En 1882, Steinitz mejoró su reputación como campeón del mundo cuando se hizo con el gran torneo internacional de Viena. Zukertort respondió con una espectacular victoria propia, al ganar el torneo de Londres en 1883.

Muchos de los mejores jugadores del mundo participaron en Londres 1883, un torneo a doble vuelta, pero Zukertort privó a todos de la oportunidad de ganar con su fulgurante actuación. Consiguió 22 puntos en 23 rondas y ganó el torneo a falta de tres rondas. Londres 1883 sería recordada como su victoria más importante.

Londres 1883 - Tabla de posiciones final

Rg. Nombre 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 Pts.
1 Johannes H. Zukertort   10  11  11  01  11  11  11  11  11  11  01  11  10  22.0 / 26
2 William Steinitz 01    01  00  11  10  11  00  11  11  11  11  11  11  19.0 / 26
3 Joseph H. Blackburne 00  10    10  00  01  11  1 *  1½  10  11  11  11  11  16.5 / 26
4 Mikhail I. Chigorin 00  11  01    11  01  01  10  01  10  01  11  11  10  16.0 / 26
5 George H. MacKenzie 10  00  11  00    ½½  01  10  10  01  11  ½1  11  11  15.5 / 26
6 Berthold Englisch 00  01  10  10  ½½    00  1½  10  01  11  11  11  11  15.5 / 26
7 James Mason 00  00  00  10  10  11    10  10  11  ½1  11  11  11  15.5 / 26
8 Samuel Rosenthal 00  11  0*   01  01  0½  01    ½1  10  01  10  11  11  14.0 / 26
9 Szymon Winawer 00  00  0½  10  01  01  01  ½0    01  10  11  11  11  13.0 / 26
10 Henry E. Bird 00  00  01  01  10  10  00  01  10    00  11  11  11  12.0 / 26
11 Josef Noa 00  00  00  10  00  00  ½0  10  01  11    10  10  11  9.5 / 26
12 Alexander Sellman 10  00  00  00  ½0  00  00  01  00  00  01    01  11  6.5 / 26
13 Arthur B. Skipworth 00  00  00  00  00  00  00  00  00  00  01  10    01  3.0 / 26
14 James Mortimer 01  00  00  01  00  00  00  00  00  00  00  00  10    3.0 / 26

Sólo un match entre Zukertort y Steinitz podría resolver la cuestión de quién es el mejor jugador del mundo, pero el primer match por el Campeonato del Mundo tardó tres años en organizarse. En 1883, Steinitz, incapaz de soportar su alienación en Londres, se trasladó a Nueva York, EE. UU. Zukertort, mientras tanto, aprovechó su popularidad tras la victoria de Londres y realizó una gira por EE. UU., donde dio exhibiciones de simultáneas y jugó partidas como invitado de varios clubes de ajedrez.

En Estados Unidos, Steinitz fundó The International Chess Magazine y acosó a Zukertort en esta nueva publicación con su desafío. De vuelta en Londres tras su gira por Estados Unidos, Zukertort finalmente aceptó. Su aceptación se publicó en el número de marzo de 1885 de The Chess Monthly, y refleja las tensas relaciones entre él y Steinitz:

Desde la conclusión del Torneo de Londres, el Sr. Steinitz ha considerado su deber posar como un mártir ante el mundo del ajedrez, perseguido y herido por mí y mis amigos. Me recuerda generosamente, en todas las ocasiones posibles e imposibles, que perdí una partida contra él hace trece años, y afirma que ahora evito cuidadosamente otro encuentro. Está más allá de los límites del decoro y del lenguaje parlamentario entrar en una discusión con un oponente que se enorgullece de la escurribilidad de su discurso y de sus escritos. La experiencia pasada me ha enseñado que cualquier negociación directa con el Sr. Steinitz agotaría la paciencia humana y finalmente resultaría estéril. Sin embargo, estoy dispuesto a jugar con el Sr. Steinitz a ambos lados del Atlántico, y le pido que designe a un representante con el que mi representante resolverá todos los asuntos preliminares necesarios.

Steinitz estaba dispuesto a disputar el match a diez partidas únicamente en Estados Unidos, ya que Londres se había vuelto demasiado “hostil”. Nueva York, San Luis y Nueva Orleans fueron las sedes elegidas. El premio en metálico se fijó en 2.000 dólares por bando, una suma enorme si se tiene en cuenta que los partidos entre los mejores maestros de la época sólo costaban una cuarta parte de esa cantidad.

La primera partida se jugó el 11 de enero de 1886. En Nueva York, Zukertort se adelantó por 4-1, pero Steinitz igualó el marcador a 4-4 en San Luis en sólo cuatro partidas. En Nueva Orleans, Steinitz ganó 6 partidas por 1 de Zukertort y se llevó el encuentro por 10-5. Steinitz se convirtió en el primer Campeón del Mundo oficial de ajedrez el 29 de marzo de 1886.

Johannes Zukertort, Wilhelm Steinitz

Johannes Zukertort y Wilheim Steinitz durante el primer match oficial por la corona mundial

1   William Steinitz 1000011½1½110½½1½111 12.5 / 20  
2   Johannes Hermann Zukertort 0111100½0½001½½0½000 7.5 / 20  

Según la opinión tradicional, Zukertort, un gran romántico, perdió frente a un Steinitz más moderno. Zukertort, en particular, era sobre todo un jugador táctico que nunca llegó a igualar la comprensión posicional de Steinitz. Sin embargo, en su nuevo libro, The Ink War, el autor Willy Hendriks presenta a Zukertort bajo una nueva luz. Su presentación es, cuando menos, muy interesante. También merece la pena tenerla en cuenta si queremos ampliar nuestra comprensión de Zukertort y del primer match por el Campeonato del Mundo.

Para Hendriks, el combate no fue tan sencillo como se cree. Puede que Zukertort haya empezado su carrera como un jugador romántico, pero comprendió y asimiló bien los principios de Steinitz. De ser un táctico, de hecho, estaba evolucionando hacia un jugador posicional. La valoración que Potter hizo de Zukertort en su revista City of London Chess Magazine tras perder su partida de 1875 es la que mejor resume el juego moderno de Zukertort:

Él (Zukertort) no es de los que se lanzan a ataques prematuros, ni de los que siguen desarrollándose después de que haya llegado el momento de actuar. La brillantez que se le atribuye brilla generalmente por su ausencia, e incluso la brillantez de concepción que cabría esperar de él se manifiesta sobre todo, y de hecho casi totalmente, no en la creación de una ventaja en el tablero, sino en la coronación de una ventaja luego de haber sido labrada con buen juego y un desarrollo sólido.

Hendriks añade además que ninguna de las partidas del primer match por el Campeonato del Mundo fue una lucha de estilos entre el Romanticismo y el Clasicismo. Si Zukertort perdió, fue simplemente porque Steinitz era mucho más fuerte. Además, Steinitz tenía una mentalidad más fuerte, lo que le permitió remontar un 4-1 en contra. Zukertort, en cambio, se derrumbó cuando su ventaja se evaporó.

El comentario de un lector en la revista British Chess Magazine poco después del match es muy relevante:

No cabe la menor duda de que Steinitz, tanto física como mentalmente, tiene más capacidad de resistencia que su oponente. A este respecto, puedo decir que un conocido jugador me dijo antes de que comenzara el match: “Verás, si Zukertort pierde las dos o tres primeras partidas de inmediato, se derrumbará por completo, pero si Steinitz pierde nueve partidas de un tirón, jugará la décima con la misma pertinacia con la que jugó la primera”. Steinitz nunca juega mejor que cuando lucha cuesta arriba. Zukertort sólo muestra lo mejor de sí cuando le sonríe la fortuna.

Zukertort tenía una salud frágil. Sufría del corazón y en Nueva Orleans se decía que estaba enfermo de malaria. Nadie sabe con certeza hasta qué punto su salud afectó su desempeño, pero en cualquier caso la derrota le dejó destrozado física y mentalmente. Thomas Seccombe escribió: “Sus nervios parecían sobrecargados, se le notaba un impedimento en el habla y no tenía la energía suficiente para despertar de una especie de letargo mental”.

Sin embargo, a Zukertort no le quedaba más remedio que seguir jugando. Todo iría cuesta abajo para él. Unos meses después del Campeonato del Mundo, sólo pudo puntuar 6 de 12 en el Congreso de la B.C.A. en Londres. En 1887, perdió un match contra su antiguo rival, Blackburne, por 5-1. En Fráncfort 1887, terminó en la mitad inferior de la tabla con sólo 8.5 puntos de 20 posibles.

En una ocasión, un médico amigo aconsejó a Zukertort que abandonara el ajedrez de competición, ya que de lo contrario pondría en peligro su vida. Él respondió: “Lo sé, pero juegue o no juegue, debo estar, y estoy, preparado para que me quiten la vida en cualquier momento sin previo aviso”.

Zukertort estaba jugando una partida informal en el Simpson’s Divan una noche cuando sufrió un derrame cerebral. Falleció al día siguiente, el 20 de junio de 1888. Sólo tenía 45 años.

La tumba de Zukertort en el cementerio Brompton | Foto: Wikipedia

En su mejor momento, Zukertort era un jugador táctico muy llamativo, pero no fue sólo un romántico. Demostró ser lo suficientemente polifacético como para asimilar la teoría moderna a medida que el ajedrez se trasladaba a la era clásica. Tenía sus debilidades. Incapaz, quizá, de desprenderse de la mentalidad de juego rápido del ajedrez de café, era impaciente y propenso a cometer errores en los momentos críticos de las partidas importantes. Su mala salud y su falta de fuerza mental jugaron en su contra al enfrentarse a rivales tan aguerridos como Steinitz. Finalmente, falleció siendo un ajedrecista relativamente joven, pero muy agotado. No obstante, fue uno de los jugadores más brillantes del siglo XIX. Su intensa rivalidad con Steinitz sacó lo mejor del ajedrez de cada uno y les convirtió en dignos contendientes en el primer match por el Campeonato del Mundo.

Fuentes:

  • Harding, Tim. Eminent Victorian Chess Players: Ten Biographies. North Carolina: McFarland & Company, Inc., Publishers, 2012.
  • Hendriks, Willy. The Ink War. The Netherlands: New In Chess, 2022.
  • Schulz, Andre. The Big Book of World Chess Championships. The Netherlands: New In Chess, 2016. 

Partidas

Zukertort vs. Blackburne, Londres 1883: La obra maestra de Zukertort, considerada con razón como una de las mejores partidas de la historia.

 
 

Zukertort vs. Rosenthal, 15a partida del match de 1880: Uno de los mejores finales de Zukertort. En una posición bloqueada, encuentra la forma de abrirse paso.

 
 

Zukertort vs. Potter, 12a partida del match de 1875: Una obra maestra ofensiva basada en un juego fino y posicional.

 
 

Zukertort vs. Steinitz, 5a del match por el Campeonato del Mundo de 1886: La mejor victoria de Zukertort en el match. En una partida que parece demasiado moderna y posicional para un jugador supuestamente romántico, Zukertort explota sistemáticamente su ventaja espacial.    

 
 

Zukertort vs. Taubenhaus: Una de las mejores partidas de Zukertort en sus últimos años. Su juego agresivo le proporciona una ventaja decisiva en el final.

 
 

Enlaces


Eugene es licenciado en Escritura Creativa. El ajedrez y la escritura son sus pasiones, y a menudo una de ellas le absorbe por completo y deja de lado la otra. Sus otros intereses son la literatura clásica, las biografías, los deportes y las artes visuales. Pasa su tiempo libre cuidando a sus dos encantadoras hijas.
Debate y comentarios Envíe sus comentarios a los editores