Algunas opiniones de Mark Dvoretsky respecto a la formación y entrenamiento del joven ajedrecista (1/3)

por Uvencio Blanco Hernández
06/01/2021 – Uno de los oficios más complejos que existen, es el de entrenador deportivo, pero aún más enmarañado, el de entrenador de ajedrez. Se trata de una actividad que se desarrolla según un horario de 24/7 durante los 365 días del año. En todo momento, el entrenador de ajedrez está pensando en cómo suministrar a sus entrenados, contenidos, ideas, puntos de vista y estrategias significativas, que vayan bien con su estilo cognitivo y de juego y que, a la larga sirvan para su mejoramiento deportivo. Artículo por Dr. Uvencio Blanco. | En la foto: Mark Dvoretsky | Foto: Amruta Mokal (ChessBase India)

ChessBase 16 - Mega package Edition 2021 ChessBase 16 - Mega package Edition 2021

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

  • El trabajo del entrenador va más allá de estos requisitos porque el mismo está asociado a un perfil que exige una serie de competencias científico-metodológicas que los habilitan para la productividad y que se denomina perfil científico-técnico.
  • En el entrenamiento del ajedrez conseguimos una serie de situaciones que están directamente relacionadas con habilidades cognitivas activadas durante la realización de una partida de torneo.
  • Se propone que la evidencia y conclusiones provenientes de la investigación cognitiva –aplicada en el dominio ajedrez-; sean debidamente analizadas, interpretadas, adaptadas e incorporadas a los diferentes programas de entrenamiento ajedrecístico

El exigente oficio del entrenador de ajedrez

Además, con la revisión y análisis de sus partidas, debe detectar los puntos débiles y fuertes de sus estudiantes interesados en adquirir y optimizar su pericia en el ajedrez. También y hasta donde la información recabada la permita, hacer el análisis correspondiente del juego del o los posibles contrincantes en un torneo. Evidentemente, es una labor de nunca acabar; en ocasiones, casi titánica cuando el entrenador atiende a varios jóvenes talentos a la vez.

Sin embargo, en una ocasión, el noveno campeón mundial de ajedrez Tigran Petrossian afirmo, respecto a este tema, que “El mejor entrenador de ajedrez es uno mismo”. Afirmación cierta, en el sentido de que, en tanto ajedrecistas de competición, debemos estar conscientes de nuestras limitaciones, debilidades y fortalezas, pero, aun así, el asunto está en cómo superarlas en el corto tiempo y que dicha experiencia quede en nuestra memoria de trabajo a largo plazo, disponible para ser utilizada en la solución de problemas similares en el futuro.

Ahora bien, el trabajo del entrenador va más allá de estos requisitos porque el mismo está asociado a un perfil que exige una serie de competencias científico-metodológicas que los habilitan para la productividad y que se denomina perfil científico-técnico.

Igualmente, el entrenador debe ofrecer la orientación necesaria relativa a los distintos aspectos del ajedrez de alto rendimiento; estimular y preparar adecuadamente a sus entrenados, planificar y desarrollar las sesiones de entrenamiento; facilitar consejos y experiencias para la mejora del desempeño; adecuar sus técnicas de entrenamiento con base en las necesidades expresadas y sentidas por sus entrenados; evaluar el desempeño en torneos y coordinar sesiones de acondicionamiento físico para mejorar la resistencia física ante el tablero; entre otras unciones.

Asimismo, están las aptitudes que exige la tarea de instructor/entrenador propiamente dicha y que incluye la enseñanza, la formación y la investigación y, todas aquellas características, cualidades, actitudes y aptitudes, que conforman los rasgos de la personalidad. Todos estos elementos se traducen en su habilidad para contribuir a modelar la personalidad y el carácter de sus entrenados; la parte más delicada y compleja de su misión y que denominaremos perfil ético-social.

En términos generales, el entrenador de ajedrez estará habilitado para:

  • Auxiliar a sus atletas en la preparación de planes de entrenamiento,
  • Promover en los atletas a su caro, el desarrollo nuevas habilidades,
  • Establecer comunicación asertiva con los entrenados;
  • Construir y aplicar pruebas de evaluación con el objeto de monitorear el progreso del entrenamiento y predecir el rendimiento.

Descubrimientos de la ciencia cognitiva que podrían apoyar el trabajo del entrenador

En una conferencia reciente titulada "Habilidades intelectuales y el desarrollo de la competencia experta en jóvenes ajedrecistas" (Blanco, U, 25.11.2020), celebrada en el marco del II Encuentro de Investigadores de Ajedrez, planteábamos lo siguiente:

“Por otro lado, en el entrenamiento del ajedrez conseguimos una serie de situaciones que están directamente relacionadas con tales habilidades cognitivas activadas durante la realización de una partida de torneo.

Con base en estos elementos, es relevante que el entrenador comprenda la necesidad de buscar información relativa a estos contenidos provenientes de la ciencia cognitiva. Por lo tanto, este profesional debe considerar que factores como la capacidad para la percepción y atención sobre configuraciones de piezas y peones, el análisis y la búsqueda profunda de elementos, patrones y conexiones presentes en dichas posiciones, la aplicación de principios posicionales generales y la planificación estratégica, son determinantes críticos del nivel de habilidad en jóvenes ajedrecistas. En consecuencia y en la medida en que disponga de los recursos adecuados, pueda transferir y aplicar algunos de estos conocimientos, en la optimización del programa de entrenamiento con el cual desarrolla su labor con jóvenes ajedrecistas”.

Y como conclusión de dicha conferencia:

“Se propone que la evidencia y conclusiones provenientes de la investigación cognitiva –aplicada en el dominio ajedrez-; sean debidamente analizadas, interpretadas, adaptadas e incorporadas a los diferentes programas de entrenamiento ajedrecístico con el objeto de promover dichas transferencias, para que contribuyan con la optimización del proceso de entrenamiento en la experticia y así mejorar las probabilidades de éxito deportivo de jóvenes ajedrecistas”.

Entre los entrenadores de alto nivel técnico que han aplicado algunos de estos hallazgos –de manera empírica o intuitiva- y con resultados impresionantes, se encuentra el maestro internacional moscovita Mark Izrailovich Dvoretsky (1947 - 2016); quien, en una oportunidad afirmó:

… Considero imprescindible un entrenamiento intenso, se llame como se llame el ajedrecista. El conocimiento por sí solo no basta. Hay que desarrollarse con la práctica, con el entrenamiento, pero también hay que desarrollar una forma de pensar personal y concreta (1992).

Continuará ….

Fuente: Conferencia “Habilidades intelectuales y el desarrollo de la competencia experta en jóvenes ajedrecistas” (Blanco, U, 25.11.2020).

Enlaces


Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Mundial de Ajedrez para las Escuelas FIDE Entrenador y organizador.