Mauricio Perea y Linares

por Nadja Wittmann
25/03/2015 – Conoció a Vishy Anand en Linares en 1991 y fue allí donde él y su esposa Nieves lo convencieron para instalarse en España. Dirk Jan ten Geuzendam en su libro "Linares, Linares!" describe una interesante conversación con Mauricio sobre los toros y sobre lo que es Linares para él. Y en 2003 nos encontramos con Mauricio y su mujer Nieves. Impresiones gráficas de aquellos días...

ChessBase 15 - Mega package ChessBase 15 - Mega package

Find the right combination! ChessBase 15 program + new Mega Database 2019 with 7.6 million games and more than 70,000 master analyses. Plus ChessBase Magazine (DVD + magazine) and CB Premium membership for 1 year!

Más información...

Mauricio Perea en Linares 2003

Aruna, la esposa de Vishy con Mauricio Perea y su esposa Nieves en Linares 2003

Vishy Anand en Linares

Frederic Friedel y Mauricio "de tiendas" en Linares, aquí en el departamento de ajedrez de El Corte Inglés

Aparte del ajedrez, la música era la gran pasión de Mauricio, antes de la muerte de su esposa Nieves en 2004

Mauricio Perea, te echamos de menos

Mauricio Perea en el libro "Linares, Linares!" por Dirk Jan ten Geuzendam

Mauricio y Nieves Perea se casaron el día en el que el torero jienense Manolete perdió la vida en la plaza de toros de Linares.

"Manolete fue extraordinario. No por nada la gente lo conocía como "El Monstruo", el más grande de los grandes. Un año antes de que muriese en Linares, lo vi en México. Apareció dos veces. Su primera actuación le brindó dos orejas y el rabo del toro. Manolete hizo algo que nadie más jamás logró. Suele pasar muchas veces que el toro se acerca con la cabeza girada un poco hacia un lado y el torero entonces da un pequeño paso hacia atrás para darle sitio al toro. Manolete, sin embargo, nunca lo hacía. Era totalmente estóico. Se quedaba quieto, intentando manipular al toro con su capa de tal manera que el toro lo evitase", explica Mauricio Perea en el libro de Dirk Jan ten Geuzendam.

Manolete

"De ese modo Manolete fue herido en la segunda lucha, dirigiendo al toro sin apenas moverse. El torno no le esquivó y Manolete fue herido de manera seria en el muslo izquierdo. Hasta recuerdo el nombre del reportero que lo entrevistó en el hospital. Su nombre era Pepe Alameda y preguntó a Manolete por qué no se había apartado. Su respuesta fue: 'Es que si lo hubiese hecho, no sería Manolete".

Frederic Friedel (ChessBase) y Mauricio Perea en una charla de sobremesa en el hotel Aníbal en Linares

Frederic Friedel (ChessBase) y Dirk Jan ten Geuzendam (New in Chess) en Linares

"Lo triste es que falleciese por ignorancia. O por falta de conocimientos, o como quieras llamarlo. Le hicieron una trasfusión de sangre, pero también vino un doctor famoso desde Madrid que se subió al coche en el momento en el que se enteró del accidente para acercarse a Linares, llevándose lo más novedoso que había, la gammaglobulina. Nadie había oido hablar de eso, naturalmente. O no sabían qué exactamente que hacer con ello. Resulta que Manolete tenía algún tipo de alergia o algo así porque falleció directamente después de que le hicieran la transfusión. Fue muy trágico porque era tremendamente popular. Yo conocía a muchas familias mexicanas que se arruinaron económicamente solo para gastar su dinero por unas entradas para ver las corridas de Manolete'".

Dirk Jan ten Geuzendam: "No puedo creer lo que me estás diciendo, Mauricio. ¿No odias a los toreros?" Mauricio hace una mueca con los labios como si se estuviese dando cuenta de que lo que está contando tiene su punto gracioso.

"Ya, pero es que entonces yo era diferente. Mi padre era un gran aficionado a los toros. Todo lo andaluz le encantaba. Y yo era parecido. Incluyendo todo tipo de música también. Me llenó de melancolía y nostalgia. Años más tarde, cuando había regresado a España, no me podía explicar qué me había emocionado tanto en el canto de esos chalaos. Este tipo de sentimientos había desparecido por completo".

Dirk Jan ten Geuzendam ante la plaza de toros de Linares

Quién mejor que Mauricio Pera para poner en palabras lo que es Linares. A continuación va un sueño que le comentó a Dirk Jan ten Geuzendam hace muchos años, pero sus palabras parecen seguir de actualidad...

"Hace dos noches tuve un sueño. Lo apunté a la mañana siguiente en mi despacho. Soñé con que hacia un día sin viento. Había un mar precioso y azul que se extendía por el horizonte, flotando tranquilamente por debajo de los cielos despejados. El sol era radiante y caluroso y acariciaba a cualquiera que deseaba recibir esas caricias. Las terrazas en las calles estaban llenas de gente que estaban sentados a la sombra de sombrillas de colores. Mujeres sonrientes estaban charlando con otras y vigilando con un ojo a sus hijos que estaban jugando de manera animada en la arena. Los hombres jugaban al ajedrez y estaban sumergidos en sus partidas. Muy de repente, sin aviso previo alguno, la marea subió mucho y la escena idílica se convirtió en un horroso golpe. Los parasoles se voltearon, las mesas fueron empujadas hacia los lados y arrastradas por el agua; las casillas de los tableros de ajedrez se fundieron y adoptaron un color azul verdoso. Se veían cabezas con los ojos muy abiertos y con expresiones de terror, de personas que procuraban mantenerse por encima del agua. Pero aquello no duró mucho tiempo. Tan de repente como se había formado, la ola gigante desapareció y la paz volvió a la playa, como si alguien hubiese dado en el botón de rebobinar en una película. Las mujeres seguían charlando, los niños regresaron a sus juegos de manera despreocupada y los hombres volvieron a jugar al ajedrez. Y aún así, todo no estaba como lo había sido antes. Algo esencial había cambiado. Ahora todo el mundo era consciente de que la serena tranquilidad podría quedar perturbada en cualquier momento por una ola violenta".

Mauricio

Mauricio miró sus manos un momento y comentó:

"Por debajo de eso escribí: Eso es Linares".

Publicado por New In Chess, 2001, en inglés, paperback, 128 páginas, ISBN: 90.56911.077.9. Precio: € 15.84

Linares en 2003

Fotos y traducción de los extractos del libro de Dirk Jan ten Geuzendam en este reportaje: Nadja Wittmann (ChessBase)

___________________________________________________________________________

Eduardo Scala sobre su amistad con Mauricio Perea

Presenté mi breviario en forma de un escaque del tablero La Semilla de Sissa, publicado por JAQUE XXI, Madrid,1999, dedicado a Viswanathan Anand, “Mensajero de Sissa”, en compañía del gran campeón y el poeta Hilario Franco en el Torneo Ciudad de León de 2000. Mauricio Perea y Nieves, su señora, asistieron al acto en el Hotel Conde Luna.

La segunda edición de La Semilla de Sissa (Editorial Delirio, Salamanca 2010), también en forma de escaque, reproducía la dedicatoria a Viswanathan Anand , al mismo tiempo tuve el gozo y el honor de escribir: “32 Nuevos Aforismos a Mauricio Perea, Caballero del AjedreZ”. ∞

Dos anécdotas esenciales de mi amistad con Mauricio. Cuando asistí al Match Kasparov-Anand, que, curiosa y sorprendentemente, se inició el 11 de septiembre de 1995 en el Observatorio del piso 112 de una de las Torres Gemelas de Manhattan, Mauricio se alegró al verme y me hizo que le acompañara para ver la partida en la sala VIP, donde estaba Nieves, los padres de Anand y la delegación de la India.

En otra ocasión le cité en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y puntualmente apareció. Era el 8 de septiembre, fiesta de su cumpleaños. Desde entonces le felicitaba telefónicamente esa fecha, día 8, número rector del AjedreZ, “-estaba escrito, estaba escrito”, y nos reíamos de la graciosa coincidencia.

Eduardo Scala

_______________________________________




Editora de la web de ChessBase con noticias en castellano y marketing.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro