Reflexiones desde la cárcel

28/07/2011 – Después de una mala jugada he perdido la dama y me han dado jaque, me han comido mis caballos, alfiles y peones, y sin poder reaccionar, me encuentro con que todo lo dicho, todo mi esfuerzo, todas mis buenas obras, mis grandes jugadas en mi negocio y en mi vida no han valido de nada. Esas son parte de las reflexiones de Felipe sobre una famosa frase de Horowitz formulada pensado en el ajedrez, pero que como vemos no solo sirve en ese ámbito. No se pueden enmendar las jugadas, pero sí comenzar una nueva partida. Artículo de Juan Antonio Montero...

ChessBase 14 Download ChessBase 14  Download

Programa de gestión de bases de datos de ajedrez que es referencia mundial. Todos usan ChessBase, desde el campeón del mundo al aficionado. Inicie su historia de éxito personal con ChessBase.

Más información...

Reflexiones desde la cárcel

Por Juan Antonio Montero

Un proyecto social que lleva a cabo el Club de ajedrez Linex-Magic Extremadura es el denominado “Nuestro ajedrez reinserta”, realizado en los centros penitenciarios de Cáceres y Badajoz, financiado por la Fundación Jóvenes y Deporte de la Junta de Extremadura. Es un proyecto donde se enseña ajedrez, pero donde también se enseña educación en valores a través de este juego y además cómo manejar las claves del pensamiento estratégico en  beneficio propio, tal y como hacen los ajedrecistas de alto nivel cuando juegan o planifican una partida.

Algunas de las tareas que realizan los internos participantes en el proyecto consisten en reflexionar sobre frases o sentencias que dijeron alguna vez grandes ajedrecistas, para después relacionarlas con la vida, y a ser posible, con su propia vida. Es quizás éste uno de los ejercicios donde los internos son capaces de analizar mejor sus propias acciones y también de verse mejor a ellos mismos. Leeremos a continuación las palabras de Felipe, interno del centro penitenciario de Cáceres, reflexionado sobre la frase…

“Una jugada mala, anula cuarenta buenas” (Horowitz)

Estamos en una sociedad donde los valores y movimientos son paralelos o parecidos a los movimientos del ajedrez. Es cierto que una mala jugada anula cuarenta buenas, tanto en el ajedrez como en la sociedad.

Yo comparo esta frase con mi vida. Empecé mi partida con buenos resultados, me posicioné en la sociedad con honradez, trabajo y esfuerzo, respetando los valores que la sociedad ha impuesto, como es la convivencia, por ejemplo. Adelanté mis peones, saqué mis caballos, me enroqué, seguí avanzando cada día más cerca de conseguir mi objetivo, ganar la partida.

Pero después de una mala jugada he perdido la dama y me han dado jaque, me han comido mis caballos, alfiles y peones, y sin poder reaccionar, me encuentro con que todo lo dicho, todo mi esfuerzo, todas mis buenas obras, mis grandes jugadas en mi negocio y en mi vida no han valido de nada.

Una mala jugada me ha hecho venir aquí; he sido torpe en esa mala jugada, pero el jaque no es el mate, puedo retomar la partida, tengo mi rey y tengo piezas, y desde luego mi vida es como una partida de ajedrez. He realizado una mala jugada y me ha anulado todas las buenas que he hecho, pero no se ha acabado todavía el juego: voy a  intentar luchar con las piezas que me quedan y ganar esta partida.”

Suerte para Felipe en su partida. Este interno dejó el proyecto porque afortunadamente para él pudo salir en libertad.  El juego del ajedrez es uno de los pocos juegos en que una mala jugada puede dar al traste con una partida maravillosa: como en la propia vida, tal y como Felipe plasmó por escrito con elegancia y sentimiento.

Mucha gente opina que bastantes de las personas que salen de prisión, aunque aparentemente se propongan no volver a cometer delitos, cuando regresan al contexto en el que delinquieron vuelven a reproducir los comportamientos y a adquirir los hábitos que les llevaron en última instancia a la cárcel. En cierto modo, esa visión pesimista hace que gran parte de la sociedad no acepte de buen grado a quienes han salido de allí. Tiempo al tiempo, es lo que piensan muchos.

El ambiente influye mucho a cualquiera, es algo evidente y no hay que ser psicólogo para afirmarlo. Sin embargo, algo que no está ya tan claro para todo el mundo es que experiencias gratificantes y positivas llevadas a cabo en momentos clave pueden influir de forma muy determinante en las personas, sobre todo en aquellas que se hallan en situaciones complicadas. En las cárceles está ocurriendo eso con determinadas iglesias, lo que allí dentro se denomina el  culto. Bastantes internos de  muchas cárceles españolas se han propuesto cambiar de vida de forma muy sincera tras haber conocido allí dentro determinada religión.

Muchos de los internos participantes en “Nuestro ajedrez reinserta” encuentran muchas similitudes entre jugar una partida de ajedrez y el desarrollo de la vida. No es que tampoco eso se tenga que convertir en una religión, pero creo que como analogía para explicarse muchas cosas y para intentar cambiar, no está nada mal.

Enlaces:

30.05.2010

Clausura de 'Nuestro ajedrez reinserta'

Desde el mes de noviembre de 2009 y hasta mayo de 2010 se ha desarrollado el proyecto “Nuestro ajedrez reinserta” por el Club Linex-Magic Extremadura en los centros penitenciarios de Badajoz y Cáceres, gracias a la financiación de la Fundación Jóvenes y Deporte de la Consejería de los Jóvenes y del Deporte de la Junta de Extremadura. Como este proyecto ha sido muy especial, también se quiso que la clausura también lo fuera, así que se preparó en el Centro Nacional de Tecnificación “Ciudad Deportiva de Cáceres” un encuentro entre dos equipos representativos de cada centro penitenciario y una partida a la ciega que enfrentó al MI Pérez Candelario contra dos rivales: un buen ajedrecista del centro penitenciario de Cáceres y el Consejero de los Jóvenes y del Deporte. Juan Antonio Montero del Club Linex-Magic nos mandó su reportaje...

05.11.2010

Proyecto 'Movimientos por la Vida' en Sudáfrica

El 26 de octubre de 2010 será recordado como momento crucial en cuanto al desarrollo y la popularización del ajedrez en Sudáfrica. En una cena de gala, el presidente del país Jacob Zuma junto con los dirigentes de la federación y los patrocinadores industriales, presentaron el nuevo programa que se espera que sirva de ejemplo para otros países, para introducir el ajedrez en los colegios y entre los jóvenes. "Su principal beneficio es que contribuye al desarrollo del pensamiento estratégico, así como a la concentración, la capacidad de análisis y de resolución de problemas", afirmó el presidente de Sudáfrica. Zuma aprendió al jugar al ajedrez durante los años de cárcel como preso político. Su discurso fue francamente impresionante y emotivo...

16.03.2010

La experiencia del Linex Magic Extremadura en las prisiones

Desde noviembre de 2009 el Club Linex-Magic Extremadura está desarrollando en las cárceles de Badajoz y Cáceres el proyecto “Nuestro ajedrez reinserta”, financiado por la Fundación Jóvenes y Deporte y por la Consejería de los Jóvenes y del Deporte de la Junta de Extremadura. Lo que los técnicos del club extremeño enseñan es ajedrez pero también algo más: pensamiento estratégico, valores y cambiar actitudes vitales tomando como referencia el juego del ajedrez. Hasta el momento, los resultados son espectaculares. Reportaje por Juan Antonio Montero...

05.11.2008

Un domingo de ajedrez en la cárcel de Ixcotel

“Maestro, entre los que te vas a enfrentar, hay uno que mató a su maestro de ajedrez por haberle ganado”. Entre carcajadas Nibaldo Calvo Buides, economista, periodista y experto de Ajedrez, nacido en Cuba y ahora residente de México le respondió: “Entonces me dejaré ganar en todas las partidas, porque no sé quién es el que dices”. Para los presos de la cárcel de Ixcotel en el Estado de Oaxaca (México), la simultánea del maestro cubano fue una "escapada" bienvenida de la rutina diaria y para Nibaldo una bonita experiencia. Reportaje ilustrado...

29.09.2008

¡A la cárcel con el ajedrez!

El señor Rafael Fernández, famoso por un día y recluso de la prisión de Badajoz para más señas, declara ante varios medios de comunicación que él ocupa su tiempo "libre” en la cárcel leyendo, estudiando en la universidad a distancia (UNED) y jugando al ajedrez. Afirma también que este juego le ha enseñado muchas cosas y que está seguro de que varias de ellas le servirán una vez que haya salido. Imparte una sorprendente y espontánea lección de estrategia ajedrecística aplicada y traza un paralelismo impecable entre el ajedrez y la vida: "Ambos se parecen mucho", afirma, "Tanto en lo uno como en lo otro, los grandes errores se pagan muy caros". Reportaje de Juan Antonio Montero...

Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors


Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro