Xie Jun heroína del pueblo chino

por Uvencio Blanco Hernández
01/11/2022 – Si alguien ha dado un aporte superlativo al ajedrez, esa persona es Xie Jun, Gran Maestro Internacional, triple campeona mundial de ajedrez, múltiple medallista olímpica y campeona mundial por equipos; completó una investigación de pregrado en literatura extranjera, una maestría en educación física, un doctorado en psicología y un posdoctorado en educación. Es directora del Centro de Jóvenes Talentos de Ajedrez y Go en Pekin, vicepresidente del Instituto Capital de Educación Física, presidente de la Asociación China de Ajedrez y recién designada vicepresidente de la Federación Internacional de Ajedrez. Debido al extraordinario aporte dado al ajedrez, es considerada el mayor referente del ajedrez chino; heroína del pueblo y un monumento viviente en la historia del ajedrez de la China contemporánea. Su nombre fue exaltado al Salón de la Fama del Ajedrez en la edición 2019. Artículo por Dr. Uvencio Blanco. | Foto: Xie Jun (FIDE)

ChessBase 17 - Mega package ChessBase 17 - Mega package

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta. - Paquete Mega.

Más...

Xiangqi probable ancestro del ajedrez moderno

Uno de los ajedreces más antiguos de los que se tiene noticia, es el llamado ajedrez chino; curiosamente denominado “ajedrez de elefantes” o “ajedrez de marfil”. Y decimos curiosamente, porque la mayoría desconocemos la existencia de elefantes en esta vasta región del extremo Oriente. Sin embargo, la investigación paleontológica ha ido revelando la presencia de mamuts -familiares de estos paquidermos- en tierras de la actual China.

De tal manera que se ha popularizado la idea de que el cultivo del ajedrez surgió de las palabras Xiangqi, Xiang qi o Xiangxi o de uno de sus predecesores y que existe como parte de la cultura china desde el siglo II AC.

Una primera mención del ajedrez chino tiene su raíz en un "Bi Ji" (Cuaderno de Literatura China); así como en referencias de una enciclopedia del siglo XVI; registros en los cuales son relatados los orígenes del ajedrez chino en una fecha tan lejana como 2300 años.

Efectivamente, según algunos historiadores, el propio ajedrez chino -presunto ancestro del ajedrez moderno- probablemente fue creado en tiempos del autoproclamado emperador de la China Qin, de la Dinastía Qin. Aunque el Xianqqi tiene una amplia presencia en China continental y algunos otros países del sureste asiático, ha estado cediendo paso al ajedrez occidental” tal y como lo conocemos en los últimos dos siglos.

Por esas calles de Pekín

Una de las personalidades más destacadas del ajedrez chino contemporáneo, corresponde a una mujer llamada Xie Jun, quien se inició -a sus tempranos 6 años- en los secretos de del antiguo juego de Xianqqi. Sin embargo, de la mano de su padre, comenzó a aproximarse al ajedrez occidental con una pasión que exigía un permanente enfrentamiento con terceros; preferiblemente jóvenes adultos. Y qué mejor lugar para encontrarlos si no es en la calle. En las transitadas y populosas calles de la Pekín o Beijing de los 70s y en plena Revolución Cultural.

Precisamente Mao Zedong, el líder máximo de la misma, moría en septiembre de 1976 dando fin a una de las eras más oscuras de la historia reciente. De inmediato, la “Banda de los Cuatro” encabezada por la esposa de Mao, Jiang Qing y varios de sus seguidores fueron apresados, juzgados y condenaos públicamente.

En palabras de la periodista Macarena Vidal (2016),

El 26 de diciembre de 1966 el presidente chino Mao Zedong celebraba su 73 cumpleaños con un brindis: “¡Por el nacimiento de una guerra civil por todo el país!”. Siete meses antes, el 16 de mayo, Mao había aprobado una directiva secreta que declaraba la guerra a los representantes de la burguesía y que daba inicio a lo que sería la Revolución Cultural. Diez años de sangriento caos -que inspiraron al régimen de Pol Pot en Camboya y a Sendero Luminoso- que dejó, según los cálculos de los expertos, cerca de dos millones de muertos; una economía arrasada, un patrimonio cultural milenario destruido y una psique nacional traumatizada.

Más adelante agrega:

La Revolución Cultural (1966-1976) es aún una herida sin cerrar. Declarada oficialmente una “catástrofe”, el Partido Comunista, instigador de aquel horror, no tiene el más mínimo interés en pasar revista a una época y poner en entredicho su legitimidad para seguir gobernando. El espíritu de Mao es aún uno de los grandes pilares en los que se basa el régimen.

Por esas agitadas calles y después de volver de la escuela, Xie se llegaba hasta una mesa rodeada de mucha gente que esperaba ver a una a niña de 6 -8 años ganando partida tras partida a jugadores curtidos a los vaivenes de este juego.

Siendo ya una celebridad, la propia Xie Jun afirmaría que:

“Cuando tenía 6 años, comencé a jugar al ajedrez con adultos en las calles de Beijing. Poco a poco, no pude encontrar un oponente en el vecindario y me convertí en un maestro de ajedrez en esa calle. Más tarde, hubo una niña que jugó muy bien al ajedrez en Jiuxianqiao, Beijing, y la noticia se extendió como alas en el círculo de ajedrez de la capital”.

Casi cinco décadas después, la vieja Pekín es una ciudad global y uno de los principales centros mundiales de cultura, diplomacia, política, finanzas, negocios, economía, educación, investigación, ciencia, tecnología, turismo, medios de comunicación, y deporte; entre ellos, un masivo y pujante movimiento ajedrecístico.

Trabajo duro y pasión a flor de piel

En varias entrevistas Xie Jun ha declarado que, al cumplir sus diez años, la Academia de Ajedrez de Beijing le seleccionó -no para seguir jugando al ajedrez chino- sino para ser incorporada al novedoso programa de masificación del ajedrez que recién iniciaba la Asociación China de Ajedrez.

Aunque prácticamente debió comenzar de cero, al principio se mostró un poco reacia al aprendizaje de la teoría y técnica del ajedrez occidental. Posteriormente, ella atribuyó la dificultad de pasar del ajedrez chino al occidental a que, aun siendo deportes intelectuales, los mismos son “incompatibles” entre sí. Sin embargo, también observó que su nivel de ajedrez ya estaba muy por delante de sus compañeros.

Un año después y después de algunos resultados alentadores, fue trasladada a al Escuela de Deportes Shichahai con el objeto de estudiar y entrenar. Allí conoció al entrenador Zhang Liancheng, quien según palabras de la propia Xie Jun abrió una "pequeña estufa para mí”.

Esta revelación me hizo recordar aquella sentencia que dice que “Cuando el alumno está preparado, aparece el maestro”. De hecho, aunque Xie mostraba tener gran habilidad para este deporte, Zhang Liancheng le dio atención diaria a la joven promesa que comenzó a mejorar rápidamente y crecer en sus numeritos provenientes del rendimiento deportivo. Y ocurrió que a medida que sus habilidades ajedrecísticas iban mejorando, también el ajedrez le atraía cada vez más. De tal forma que, justo antes de cumplir sus 12 años en el verano de 1982, quedó campeona individual de los Juegos Municipales de Beijing en la categoría de ajedrez adulto.

Más adelante en 1984, Xie alcanzó el título de campeona nacional de ajedrez. Siguió mejorando su técnica para en 1988 quedar empatada entre el segundo y cuarto lugar en el Campeonato Mundial Juvenil Femenino de Adelaida, Australia. Allí fue la asiática mejor clasificada en el torneo, obteniendo el título de Campeona Asiática Juvenil Femenina.

Su acceso al trono

En 1990 Xie se había ganado el derecho a disputar el título mundial femenino luego de vencer a Alisa Maric en la final del torneo de candidatas. Para ese momento, la titular era la georgiana Maia Chiburdanidzde quien venía de un largo reinado: desde 1978 cuando Xie tenía apenas 8 años y solo jugaba por esas calles de Beijing.

Derrota a Maia con un resultado de 8½-6½.

Luego en el ciclo de 1993, defendió exitosamente su título contra la también georgiana Nana Ioseliani ganando con un score de 8½-2½.

Posteriormente en 1994, la FIDE le concedió el título de Gran Maestra, siendo la sexta mujer en conseguirlo.

En el siguiente ciclo de 1996, Xie perdió el título mundial ante el super talento húngaro Susan Polgar con un contundente 8½-4½. Sin embargo, en 1999 la Pólgar se renuncia a defender su título al negarse a aceptar las nuevas condiciones impuestas por la FIDE para la discusión del mismo. En medio de esta situación Xie se prepara a fondo y logra recuperar el trono al derrotar a otra de las finalistas, la ucraniana Alisa Galliamova mediante un 8½-6½.

Para el 2000, la FIDE vuele a modificar el formato del campeonato mundial a uno de eliminatorias; evento en el que Xie repite ganando el título al vencer a la joven china Qin Kanying con un marcador final de 2½-1½.

En 2001 pierde el título a manos de su compatriota Zhu Chen, quien en 1996 había sido campeona mundial Sub 20.

Vale resaltar que Xie alcanzó su máximo rating con 2574 puntos en el Rating List de enero de 2008. Así mismo, representó a China en 8 olimpiadas (la última de ellas en Moscú 1994), en las que enfrentó a 94 oponentes resultando con 50 partidas ganadas, 34 tablas y 10 derrotas para un acumulado de 67 puntos y 71,3% de efectividad. Esta actuación le permitió ganar 12 preseas olímpicas: 3 de oro, 1 de plata y 3 bronces por equipos y 2 de plata y 3 de bronce individuales.

Xie, reconocida héroe nacional china

Haciendo una retrospectiva de su vida deportiva, la maestra Xie Jun recuerda que para comienzo de los 90s y desde el final de la Primera Guerra Mundial, cualquier jugador fuera de la Unión Soviética que lograra buenos resultados en el ajedrez sería considerado como una “persona celestial”, especialmente en la arena femenina. En la lista de clasificación de jugadores publicada por la FIDE de 1991, la calificación de Maia es 2495 y yo solo 2465 puntos. De cara a su posible enfrentamiento, nadie era optimista respecto a que pudiera desafiarla con éxito. Pero cuando era joven, no estaba dispuesta a luchar y ganar. Además, todavía tenía una sensación de agravio que no se reconocía, pensando en mi corazón por qué las dos nunca habían peleado entre sí, de hecho, ¡todos pensaban que Xie Jun definitivamente perdería! Entonces, contuve la respiración, esperando probarme a mí misma en el juego, en el tablero.

La historia es ya conocida: Xie derrotó claramente a Maia para convertir se en la octava campeona mundial de ajedrez femenino y la primera de una serie en China. Nos recuerda que el campeonato se celebró en Manila, Filipinas y la partida decisiva fue el día antes de su 21 cumpleaños.

Desde entonces, se coronó tres veces y también desempeñó el papel principal en los tres campeonatos mundiales por equipos del equipo chino y volvió a vestir la camiseta nacional cada vez que el equipo nacional le solicitara su valiosa presencia.

Los especialistas consideran que su éxito contribuyó a popularizar el ajedrez internacional en su país y en el resto de Asia.

En este sentido, una entrevista concedida a Andre Schulz, Xie afirmó:

“En el ámbito del ajedrez femenino a nivel de elite, las jugadoras chinas se han destacado especialmente en los últimos años. Las seis campeonas del mundo que han provenido de China son: Ju Wenjun, Tan Zongyi e Yifan Hou, y antes de ellas Xu Yuhua y Zhu Chen. La primera campeona del mundo femenina fue Xie Jun, hace ya casi 30 años”.

Es por estas razones y por el extraordinario palmares deportivo exhibido, Xie Jun es considerada el mayor referente del ajedrez chino; un monumento viviente en la historia del ajedrez de la China contemporánea.

Xie y Maia, de rivales a amigas

En cuanto a su relación con la gran maestra Maia Chiburdanizde, Xie ha confesado que:

El pasado, ya sea que estés satisfecho o arrepentido, ha pasado, y no hay un significado especial. Las personas no pueden vivir en el pasado, no pueden mentir sobre los méritos del pasado, siempre y cuando hagan todo lo posible para hacer lo que quieran hacer en el presente. Maia y yo nos hicimos muy buenas amigas, pero nunca volvimos a hablar de ese duelo, sino de otra cosa, como nuestras respectivas vidas, o el ajedrez que amábamos juntas.

Xie Jun académica

Xie Jun nunca dejó sus estudios de lado: completó una investigación de pregrado en literatura extranjera, una maestría en educación física, un doctorado en psicología por la Universidad Normal de Beijín y un posdoctorado en educación. Es directora del Centro de Jóvenes Talentos de Ajedrez y Go en Pekin y, vicepresidente del Instituto Capital de Educación Física. Así mismo, como ya dijimos, ha sido presidente de la Asociación China de Ajedrez y vicepresidente de la Federación Internacional de Ajedrez. Debido al extraordinario aporte dado al ajedrez, su nombre fue exaltado al Salón de la Fama del Ajedrez en la edición 2019.

Actualmente está casada con uno de sus primeros entrenadores, el maestro Wu Shaobin.

Palabras finales

Finalmente, quería decir que he tenido el gran honor de conocer y tratar a esta extraordinaria ajedrecista; inclusive, intentando ensenarle a bailar “Salsa Caribe” en la ya tradicional fiesta de “Las Bermudas” enmarcada en las olimpiadas de Ajedrez de Moscú 1994 y Yereván 1996.

Esta nota la hemos escrito en homenaje a su nuevo aniversario de su nacimiento que se cumple precisamente hoy, 30 de octubre. Desde estas páginas, nuestras más sinceras felicitaciones.

Fuentes y enlaces

  • Todos los artículos por Uvencio Blanco

  • Blanco, U. (2022). Glosario de ajedrez escolar. Caracas. Obra S/P.

  • ChessBase. ¡Feliz cumpleaños, Xie Jun! Andre Schulz, 30/10/2020.

  • ChessBase. China y su ajedrez de elefantes. Uvencio Blanco Hernández, 12.08.2021.

  • EL PAIS. Internacional. “La gran herida sin cerrar china” Macarena Vidal Liy. Pekín – 15.05. 2016.

  • Mao Zedong. presidente china 1976 - Búsqueda (bing.com)


Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Ajedrez y Educación FIDE. Escritor, Investigador, Conferencista, Árbitro Internacional, Organizador Internacional, Entrenador, Profesor de Ajedrez ECU y Lead School Instructor FIDE.
Debate y comentarios Envíe sus comentarios a los editores