Conversando con Oscar Panno (3)

19/11/2021 – Damos continuidad a nuestra “Conversando con el gran maestro argentino Oscar Roberto Panno. El texto que sigue, está parcialmente basado en la entrevista que le hiciéramos junto al maestro Gustavo Maass para su canal de Youtube “Maass ajedrez” el pasado 11 de octubre de 2021. | Foto: Carlos Ilardo

ChessBase 16 - Mega package Edition 2022 ChessBase 16 - Mega package Edition 2022

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

Uvencio Blanco: Maestro, ¿qué recuerdos tiene de sus encuentros con Bobby Fischer?

Oscar Panno: Mas que las partidas que hemos jugado un par de veces, Fischer era un fenómeno. Lo tratábamos porque le gustaba Argentina, hablaba bien el español y se portaba muy bien con sus colegas. Solo tenía problemas con los periodistas, porque lo molestaban, acosaban y se les escapaba; también estaba el tema del público que le seguían, la solicitud de autógrafos, etc. Pero con los colegas se portaba muy bien, era muy correcto y en la partida también era muy correcto. Le gustaba venir a la Argentina y tenia muchos amigos aquí. Antonio Carrizo que era locutor y quien después llego a ser presidente de la federación le tomo mucho cariño y se hicieron muy cercanos.

Usted estuvo cerca de Korchnoi en el match de Filipinas. ¿En qué consistió su trabajo técnico con él y cómo manejaron los momentos de dificultad y crisis?

Aprovecho entonces para complementar un poco lo que estábamos hablando de Najdorf. Esos conflictos técnicos del principio, donde éramos competidores, prácticamente dejaron de existir por allá por el año de 1957 cuando Najdorf no se clasifica en el Zonal de Rio de Janeiro. Yo saqué el primer puesto, clasificó Sanguinetti, clasificó Rosetto y Najdorf quedó a medio punto de la clasificación. El desistió de participar en el ciclo de FIDE. También tenía 47 y probablemente eso influyó en su decisión. Luego, se convirtió en un mecenas del ajedrez y se transformó en un mecenas, un amigo. Y después se hizo muy amigo de los ajedrecistas; recibíamos invitaciones para jugar y comer en su casa y así por el estilo. En ese contexto, en 1978 lo acompañé a Holanda para jugar el Torneo de Wijk ann Zee. El habló con Korchnoi y me promovió y me “vendió” por decirlo de alguna manera como analista, etc. y entonces, le interesó a Víctor y me preguntó si podía asistirlo en el match que tenía previsto para jugar contra Karpov en Baguio, Filipinas. Eso se lo debemos a Najdorf porque el hizo todos los tramites.

Aprovechamos la oportunidad para recordar que, en ese torneo de Wijk ann Zee, Korchnoi entró en segundo lugar.

El 40º Torneo Wijk aan Zee Hoogovens fue un evento celebrado en la población de Wijk aan Zee, Países Bajos en 1978. Allí, 12 grandes maestros compitieron en un torneo round robin de categoría XIII. Al mismo asistieron: Viktor Korchnoi (2665), Henrique Mecking (2630), Lajos Portisch (2630), Jan Timman (2585), Oscar Panno (2580), Gennadi Sosonko (2575), Lubmoir Kavalek (2570), Anthony Miles (2565), Ulf Andersson (2545), Miguel Najdorf (2525), Hans Ree (2500) y Paul Van der Sterren (2400). Debido a la participación del disidente Korchnoi, el torneo fue saboteado por los soviéticos al no aceptar invitación al mismo. Por Latinoamérica estuvieron Panno (6to), Najdorf (8) y Mecking (9), respectivamente. Finalmente, Portisch se alzó con el primer premio al superar a Korchnoi por medio punto; quedando la tabla final de posiciones de la siguiente forma:

  1. Lajos Portica 8.0

  2. Víctor Korchnoi 7,5

  3. Ulf Andersson 6,5

  4. Hans Ree 6.0

  5. Jan Timman 6.0

  6. Oscar Panno 5,5

  7. Anthony Miles 5.0

  8. Miguel Najdorf 5.0

  9. Enrique Mekong 5.0

10. Ganado Sosaño 4.5

11. Labor Kava lek 4.0

12. Paul Van de Steren 3.0

El maestro Panno continua con sus memorias sobre el match Karpov – Korchnoi.

Pero como Najdorf era periodista de ajedrez del diario Clarín, lo enviaron a cubrir el match. Él estuvo un mes, el primer mes del match, 12 partidas, y como él no podía permanecer mas de un mes, entonces Clarín me envió para que lo reemplazara y cubriera el resto del match y comentara para Argentina. De paso, me incorporé al equipo de Korchnoi que estaba constituido por dos jugadores ingleses, King y Esipin; más un jugador ruso-israelí Josua Murray que era un jugador ingenioso, hábil, no era de gran nota, pero era amigo de Korchnoi. En ese sentido, pudimos de alguna manera asesorarlo en ese torneo un poco anormal en el sentido de que se jugaba con una presión muy grande con todos los problemas que hubo ahí.

¿Pero también hubo problemas con la FIDE?

Y teníamos también a Campomanes que estaba muy inclinado para favorecer a la federación soviética porque Korchnoi en ese sentido, era considerado un traidor a la federación soviética porque había abandonado la URSS. Entonces, de alguna manera, sufrimos un poco todos esos vaivenes políticos, en medio de toda una controversia técnica bastante densa donde Korchnoi mostró su valía. Termino perdiendo después por detalles; perdió la última partida y había logrado equilibrar el match que se le presentaba muy desfavorable. Yo considero que es otro de los campeones sin corona. A Keres lo lamamos el campeón sin corona y Korchnoi también prácticamente hubiera merecido tener el titulo, pero no lo consiguió por muy poco. Además, Karpov fue un gran jugador y resistió los embates de Korchnoi.

Tenemos unas declaraciones del maestro Anatoly Karpov respecto a una película cuya producción ha finalizado hace unos dos meses y que está centrada en el match con Korchnoi de 1978.

Si, va a ser muy importante, pero vamos a pensar que es una visión del lado soviético y de Karpov. Porque de nuestro lado, también tenemos una visión no para hacer una película, pero por lo menos para poder comentar algunos detalles que hemos tenido que sufrir. Entonces, vamos a ver la película primero y hablamos después. Aprovecho para compartir con ustedes que escribí un libro con el maestro Carlos Guimard un notable ajedrecista argentino, titulado “Karpov y Korchnoi” sobre todas las partidas de Karpov y Korchnoi hasta Baguio. Allí están comentadas todas las partidas de Baguio. Un aporte que hicimos para la bibliografía nacional.

Maestro Panno, ahora háblenos del ajedrez argentino y del trabajo pedagógico que usted ha venido desarrollando.

La parte pedagógica la hemos desarrollado principalmente en el Club River Plate. Desde mediados de los años 70 soy profesor del club, aunque ahora lo hacemos por remoto porque está cerrado por el tema de la pandemia. Han salido buenos jugadores porque Argentina tiene una base muy amplia de ajedrecistas y probablemente sea el país con la base más amplia de Latinoamérica. Pero sufrimos ese aspecto de la falta de profesionalismo. A veces pienso que Cuba, con toda esa tradición derivada de Capablanca y con el aporte soviético que ha recibido en estas últimas décadas se ha destacado mucho. Pero también mismo, Chile tuvo la oportunidad de crear la escuela de talentos. Fue una inversión del país que sacó jugadores como Morovic, Cifuentes y algunos otros valores importantes. Quiere decir que la inversión rinde, de alguna manera. Acá no existe esa inversión. Acá el esfuerzo privado permite tener algunos torneos, algunas competencias. Ahora cada vez menos, porque las crisis pesan mucho. Y en ese sentido hay que ir adaptándose un poco a los alumnos y viendo que necesitan ellos y cubrir sus necesidades.

¿Quiénes considera Usted que sean los llamados a alcanzar las más altas notas del ajedrez argentino?

En la actualidad el numero 1 es Sandro Mareco; pero el más joven y con mucho terreno a recorrer es Alan Pichot. Aunque muchos jugadores se nos han ido al exterior. Por ejemplo, Daniel Cámpora que ha sido un número uno en algún momento se radicó en Valencia. Esta también Diego Flores quien es un gran jugador. Equipo hay, pero lo que pasa es que hay que juntarlos para que jueguen una olimpiada porque aquí no hay profesionalismo y cada uno hace lo que puede. En cuanto a las chicas están algunas jovencitas que están saliendo algunas con talento. Pero siempre hago referencia a una de mis mejores alumnas, Claudia Amura aunque ahora no está jugando mucho. Ella y Liliana Burijovich de Córdoba, han sido muy buenas jugadoras a nivel internacional. Muy apreciables. Ahora, las jovencitas que vayan saliendo tendrán que ver.

¿Qué nos puede decir respecto a los nuevos sistemas de preparación?

Últimamente he notado que hay una gran diferencia muy grande en la preparación debido al sistema electrónico que realmente ha influido mucho más que antes. Yo no me animaría ahora -de ninguna manera- a diagramar nada que no tenga que ver con la electrónica porque las bases, e incluso, los controles de las líneas de los programas electrónicos, son formidables. Hay que manejarlo y quien no lo maneje bien, está con problemas. Recuerdo un match amistoso, de investigación, entre Anand y Karpov en el que podían utilizar-en ciertas condiciones- un ordenador con el que podían acompañar el desarrollo de la partida. Anand le gano 5 a 1, o una cosa así. fue espantoso y no estaba para ganar en esos términos. Pero porque Anand maneaba muy bien ese sistema, pero Karpov no. Estaba muy limitado. Hoy día uno tiene que manejar muy bien la parte electrónica muy bien porque ha tenido un gran avance en ese sentido. Sirve para el entrenamiento, pero hay que saber manejar la máquina, si no uno tiene una remora demasiado muy grande.

Su opinión sobre el ajedrez en las escuelas.

Repito, el ajedrez está muy difundido acá, la base es muy amplia. Tenemos el concepto de que el ajedrez debe ser ensenado en los colegios, en las escuelas. Aquí tenemos una gran base, pero consideramos que tenemos que apuntar hacia la alfabetización ajedrecística. Todos los chicos deben aprender a jugar ajedrez. Es importante porque es una especie de disciplina que les conforma mentalmente para enfrentar la vida. La vida es superar objetivos y resolver problemas. Un niño debe aprender a tomar decisiones. Yo hablo de responsabilidad y Karpov habla de toma de decisiones.

Maestro, entiendo que Usted sigue actualizándose. ¿Continúa viendo partidas y siguiendo torneos?

Si, partidas veo todos los días, seguro. Incluso, me interesan partidas por Internet. Tengo una gran admiración por los jugadores de ahora que pertenecen a los Top ten porque tienen una técnica de los finales formidable. Cosa que hay que hacer porque hoy en día usted no tiene tiempo para tener suspendidas y para pensar en casa ni tiempo para la creatividad tiene que saber la parte técnica del final porque si no tiene grandes dificultades. Y los grandes jugadores del momento Aronian, Carlsen, Duda, son jugadores que manejan los finales de forma ejemplar.

¿Qué echa usted de menos del ajedrez de antes en comparación con el ajedrez actual?

Mi opinión es que nosotros hemos tenido muchas dificultades. Enrique Arguiñariz escribió una especie de biografía mía, la cual destaca en algún lugar de su libro. Yo les comento que el mejor teórico, acá y el más organizado era Julio Bolbochán. Por ejemplo, teníamos que viajar a la Olimpiada de Ámsterdam o donde sea. Cada uno iba al aeropuerto, subía al avión y Bolbochán sacaba sus revistas rusas de Shah Mat y nos la repartía para que las empezáramos a mirar. El avión aún no había decolado. Ahí estábamos mirando una revista rusa que tenía un año calendario de atraso. Nosotros recibíamos esas revistas con lo que había pasado en Rusia, los comentarios, los resultados, todo, con un año calendario en blanco. Entonces, memorábamos como podíamos, a presión, pero teníamos siempre teníamos un año en blanco, y eso de alguna manera nos obligaba a prestar más atención en las partidas porque nos imaginábamos lo que pudo haber pasado en ese año vacío. Eso más que un recuerdo o una comparación con el presente hoy día no pasa eso porque ahora estamos en tiempo real con la información. Nos pasaba a nosotros por dos motivos porque estábamos primero porque estábamos muy lejos de las mecas del ajedrez Europa, Rusia, etc. Y después, porque teníamos unos imbéciles en el servicio de inteligencia que se pasaban meses mirando a ver dónde estaba el terrorismo, y dónde estaba el mensaje de los espías porque el material venia en ruso y con unos signos que ellos no entendían tampoco. Y nosotros lo padecíamos porque cuando liberaban el material al final, ya había pasado un año. Eso es lo que sufríamos nosotros y quizás por eso no podíamos competir en el nivel profesional puro, porque el único que estuvo en ese nivel por su temperamento era Miguel Najdorf que jugo torneos en Europa con éxito.

¿Cuál es su pronóstico para el campeonato del mundo?

Pienso que Carlsen sigue siendo el numero 1 pero, no tiene que descuidarse. La vez pasada casi pierde con Karjakin, porque tuvo algunos problemas. Nepomniachtchi es un gran jugador y vamos a ver si Carlsen se prepara bien y se lo toma en serio. Debería tener mejores chances.

Finalmente, damos las gracias al gran maestro Oscar Roberto Panno, gloria del deporte argentino y exaltado al “Salón de la Fama del Ajedrez de América” , por habernos permitido compartir estas experiencias relacionadas con su dilatada y fructífera carrera ajedrecística.

Enlaces

Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors