¿Existe alguna relación entre la práctica del ajedrez y el deterioro cognitivo? (II)

por Uvencio Blanco Hernández
04/06/2024 – La información disponible indica que, en tanto actividad intelectual, la práctica del ajedrez podría ser beneficiosa para mantener y mejorar las funciones cognitivas, incluso en personas que ya presentan algún nivel de deterioro cognitivo. La segunda parte del artículo por Dr. Uvencio Blanco. | Imagen: Uvencio Blanco Hernández

ChessBase 17 - Mega package - Edition 2024 ChessBase 17 - Mega package - Edition 2024

It is the program of choice for anyone who loves the game and wants to know more about it. Start your personal success story with ChessBase and enjoy the game even more.

Más...

Resultados generales de los estudios que miden el impacto del ajedrez en el desarrollo cognitivo

Estudios provenientes del área de la psicología cognitiva, han identificado una amplia gama de beneficios asociados con la práctica del ajedrez, que van desde la mejora de la concentración y la atención hasta el desarrollo del pensamiento estratégico, la creatividad, el pensamiento crítico y las habilidades ejecutivas. Así, conseguimos que los resultados más comunes sobre el impacto del ajedrez en el desarrollo cognitivo incluyen:

Mejora de habilidades cognitivas clave. El ajedrez puede mejorar habilidades como la atención, el razonamiento lógico, la inteligencia, el análisis, la síntesis, la memoria y la toma de decisiones en niños y adultos.

Estimulación del pensamiento analítico y crítico. El ajedrez fomenta el pensamiento analítico, la capacidad de análisis y el pensamiento crítico, lo que puede ser beneficioso para el desarrollo cognitivo.

Desarrollo de la memoria. Recordar movimientos, estrategias y patrones de juego anteriores contribuye al fortalecimiento de la memoria en los jugadores de ajedrez.

Mejora del razonamiento lógico y la resolución de problemas. El ajedrez estimula el razonamiento lógico y la habilidad para anticipar, planificar estrategias y resolver problemas de manera efectiva.

Desarrollo del pensamiento estratégico. El ajedrez fomenta el pensamiento estratégico y la planificación a largo plazo, lo que puede mejorar la capacidad de anticipar y resolver problemas de manera efectiva.

Mejora de la toma de decisiones. El ajedrez enseña a los jugadores a reflexionar, considerar alternativas y tomar decisiones de manera consciente y estratégica.

Estimulación de la creatividad. Jugar al ajedrez puede promover la creatividad al requerir la generación de nuevas ideas y soluciones para enfrentar situaciones complejas en el tablero.
Activación de ambos hemisferios cerebrales. Jugar al ajedrez implica el uso tanto del hemisferio izquierdo (identificación de piezas) como del derecho (descubrimiento de estrategias), lo que puede tener un efecto positivo en el desarrollo cognitivo general.

Los estudios destacan consistentemente la mejora de habilidades cognitivas clave, la estimulación del pensamiento analítico y crítico, el desarrollo de la memoria, el razonamiento lógico y la activación de ambas partes del cerebro como resultados comunes del impacto del ajedrez en el desarrollo cognitivo.

Adicionalmente están:

Beneficios psicológicos. Además de las mejoras cognitivas, el ajedrez también se asocia con beneficios psicológicos como el aumento de la confianza en uno mismo, la paciencia, la resistencia, el control emocional y la resiliencia mental.

Aplicaciones educativas. Se menciona que incorporar el ajedrez en programas educativos puede mejorar las capacidades cognitivas, la resolución de problemas, la concentración, el pensamiento estratégico y la paciencia de los alumnos, lo que puede ser beneficioso para el éxito académico.

Con base en lo anteriormente expresado, la práctica del ajedrez parece tener un impacto positivo en el desarrollo de habilidades cognitivas clave, como el pensamiento analítico, la concentración, la memoria y la toma de decisiones, más allá de su efecto en la prevención del deterioro cognitivo.

  • Habilidades cognitivas que se han medido en investigaciones sobre el impacto del ajedrez en el desarrollo cognitivo
  • Las habilidades cognitivas que se han medido en los estudios sobre el impacto del ajedrez en el desarrollo cognitivo incluyen:
  • Atención. La capacidad de enfocarse en la partida y mantener la concentración durante periodos prolongados de tiempo.
  • Razonamiento lógico. La estimulación del pensamiento lógico y la habilidad para anticipar y planificar estrategias.
  • Inteligencia. El desarrollo de habilidades analíticas y de pensamiento crítico para evaluar posibles consecuencias de cada movimiento.
  • Análisis. La capacidad de analizar y evaluar diferentes situaciones y posibilidades durante el juego.
  • Síntesis. La habilidad para integrar información y tomar decisiones estratégicas de manera consciente y pausada.

Estos estudios han demostrado que la práctica del ajedrez puede tener un impacto positivo en el desarrollo de estas habilidades cognitivas, lo que contribuye al crecimiento y fortalecimiento de las capacidades mentales de los jugadores.

¿Existen estudios que hayan medido el impacto del ajedrez en el deterioro cognitivo?

Sí, se han desarrollado algunos estudios que han medido el impacto del ajedrez en el deterioro cognitivo:

Un estudio longitudinal de 20 años realizado por Dartigues y colaboradores en 2013 encontró que los jugadores de juegos de mesa, como el ajedrez, tienen un 15% menos de riesgo de desarrollar demencia en comparación con los no jugadores.

Otro estudio de seguimiento a 3, 10 y 20 años reveló que el porcentaje de jugadores de ajedrez que desarrollaron algún tipo de demencia fue significativamente menor que el de los no jugadores. Después de 20 años, el 47% de los jugadores presentaron demencia, frente al 58% de los no jugadores.

Un grupo de investigadores españoles encabezados por el profesor Manuel Lillo Crespo analizaron 21 artículos publicados en revistas científicas, la mayoría de estudios longitudinales, y concluyeron que las actividades de ocio que implican estimulación cognitiva, como el ajedrez, se asocian a un menor riesgo de deterioro cognitivo y demencia.

En su trabajo, Sandoval-Tipán y Ramos-Galarza “Efectos del ajedrez en el funcionamiento neuropsicológico infantil de la memoria de trabajo y la planificación” (2020), concluyeron que “La práctica de ajedrez genera un impacto positivo en favor del desempeño de las funciones ejecutivas de planificación y memoria de trabajo. Se discuten los resultados en torno a investigaciones previas y subrayando el impacto positivo que produce la actividad de ajedrez en la memoria de trabajo y la planificación”.

Cibeira, N. y otros (2021), estiman que “La práctica regular de una actividad cognitivamente estimulante, como el ajedrez, puede ayudar a mantener un estado cognitivo, social y psicológico saludable durante el proceso de envejecimiento. Su estudio estuvo caracterizado por:

  • Diseñamos un protocolo de entrenamiento de ajedrez específico para instituciones de cuidado de personas mayores.
  • El programa tuvo un impacto positivo en el estado cognitivo general de los participantes
  • Se encontraron efectos favorables sobre la atención, la velocidad de procesamiento y las funciones ejecutivas.
  • Los participantes del grupo de ajedrez también mejoraron calidad de vida puntuaciones de antes a después de la intervención.

Cañas (2023), señala en su investigación que “El estudio citado nos proporciona un acercamiento al uso del ajedrez para reducir el riesgo de desarrollar deterioro cognitivo y/o demencia. Se lleva a cabo un estudio piloto controlado, no aleatorizado, con evaluaciones antes y después de un programa de entrenamiento de ajedrez con 22 adultos mayores institucionalizados y semi institucionalizados. Se valoran los efectos de esta intervención sobre el estado cognitivo, estado de ánimo y calidad de vida. Se obtienen mejoras significativas en el estado cognitivo y en la percepción de la calidad de vida de los/as participantes”.

Tengamos en cuenta que los pocos estudios revisados se enfocan principalmente en los beneficios del ajedrez en la prevención o retraso del deterioro cognitivo en personas mayores, sin hacer una distinción clara entre niños y adultos.

Sin embargo, algunos de los hallazgos sugieren que la práctica del ajedrez puede tener efectos positivos en el desarrollo cognitivo de los niños, al estimular habilidades como la atención, el razonamiento lógico, la inteligencia y el análisis: al igual que un efecto protector contra el desarrollo de deterioro cognitivo y demencia en personas mayores.

Por lo tanto, si bien no se han encontrado evidencias concretas sobre diferencias significativas en el impacto del ajedrez en el deterioro cognitivo entre niños y adultos, los resultados indican que el ajedrez puede ser beneficioso tanto para la prevención del deterioro en personas mayores, como para el desarrollo cognitivo en niños.

Conclusiones

La investigación apunta a que la relación entre la práctica del ajedrez y los procesos de deterioro cognitivo no está del todo clara. Si bien algunos estudios han encontrado asociaciones entre jugar ajedrez y un menor riesgo de desarrollar demencia, aún no se puede establecer una relación causal directa.

Es posible que otras variables, como el nivel educativo, el estilo de vida y la estimulación mental en general, también influyan en el riesgo de deterioro cognitivo.

Debemos destacar que la mayoría de los estudios se han realizado con población adulta mayor, por lo que se desconoce con precisión si los beneficios cognitivos del ajedrez se extienden a otras etapas de la vida. Por lo tanto, se necesita más investigación para comprender mejor si la práctica del ajedrez tiene un impacto significativo en la prevención o ralentización de procesos de deterioro cognitivo.

El ajedrez podría considerarse un factor protector contra la demencia y el deterioro cognitivo en las personas mayores, particularmente debido a la mejora de la reserva cognitiva. Sin embargo, las actividades basadas en habilidades en lugar de aquellas que dependen principalmente de la inteligencia general parecen ser más convenientes, ya que su implementación parece no ser tan desafiante en una población con características especiales como los pacientes con demencia, donde el aprendizaje de habilidades sigue siendo una posibilidad (Lillo Crespo y otros, 2019).

Fuentes y enlaces


Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Ajedrez y Educación FIDE. Escritor, Investigador, Conferencista, Árbitro Internacional, Organizador Internacional, Entrenador, Profesor de Ajedrez ECU y Lead School Instructor FIDE.
Debate y comentarios Envíe sus comentarios a los editores