Justificación del preajedrez en la Educación IniciaI

por Uvencio Blanco Hernández
03/03/2021 – Es pregunta común, por parte de directores de escuelas, docentes y padres, si es aconsejable incorporar ajedrez desde los primeros años de escolarización de los niños. Nos estamos refiriendo a aquellos que asisten a jardines de infancia y preescolares amparados bajo el concepto de Educación Inicial. | Foto: Sebastian Siebrecht (iniciativa "Faszination Schach")

ChessBase 16 - Mega package Edition 2021 ChessBase 16 - Mega package Edition 2021

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

  • El concepto de preajedrez comenzó a desarrollarse desde finales de los 80s del siglo pasado; y es una de las formas de innovación educativa que ha estimulado desde la propia UNESCO
  • La Educación Inicial implica “facilitar el desarrollo físico, cognoscitivo, socioemocional, psicomotriz, del lenguaje y moral del niño, dentro de una concepción integradora del desarrollo de la personalidad...”
  • La enseñanza sistemática del ajedrez comparte, con la escuela, el propósito del desarrollo del pensamiento, la educación en valores y el facilitar hábitos y patrones virtuosos del carácter.

La educación como derecho humano según UNESCO

A estos preocupados ciudadanos, les decimos que recomendamos una forma cercana al ajedrez: el preajedrez. A tal efecto, no se trata de ajedrez, propiamente dicho; sino de la utilización de algunos de sus elementos, como por ejemplo el tablero y las figuras de ajedrez, para trabajar aspectos importantes del currículo de Educación Inicial.

El concepto de preajedrez comenzó a desarrollarse desde finales de los 80s del siglo pasado; y es una de las formas de innovación educativa que ha estimulado desde la propia Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Al respecto debemos señalar que este organismo, establece que:

La educación es un derecho humano y una fuerza del desarrollo sostenible y de la paz.

Esta noción está íntimamente relacionada con la de una Educación para el Desarrollo Sostenible. Y esto es pertinente considerarlo aquí, porque precisamente, la Conferencia Mundial sobre la Educación para el Desarrollo Sostenible celebrada en Japón en 2015, produjo una declaración en la que UNESCO exigió acciones urgentes para generalizar una Educación para el Desarrollo Sostenible; e incluirla en el programa de desarrollo para después de 2015.

La Declaración pide a todas las naciones que pongan en marcha el Programa de Acción Mundial para el Desarrollo Sostenible. Para contribuir con esta propuesta:

  • Cada objetivo de la Agenda 2030 necesita de la educación para dotar a todas las personas de los conocimientos, las competencias y los valores necesarios que le permitirán vivir con dignidad, construir sus propias vidas y contribuir a las sociedades en que viven.

Por ejemplo, el Objetivo de Desarrollo Sostenible Nro. 4 de la Agenda 2030, constituye la síntesis de las ambiciones de la educación, cuyo objetivo es:

  • Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover las oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos” de aquí a 2030.

En este contexto, la UNESCO considera que la Educación Inicial es un componente central de las estrategias nacionales para la atención integral de la primera infancia.

Desde la perspectiva de los estados, la educación es un proceso intencionado que se diferencia, articula y complementa a la educación familiar. Su objetivo fundamental es promover el desarrollo de las capacidades de los niños y niñas pequeños desde su nacimiento, en un entorno adecuado, junto a referentes educativos y pedagógicos idóneos y capacitados.

Además, la UNESCO indica que el nivel inicial o Educación Inicial, es el primer tramo del sistema educativo que establecen las leyes de educación vigentes en cada país y constituye una de las formas en que los Estados ofrecen educación para la primera infancia.

El pequeño Fritz

¿Se acuerda de cómo aprendió a jugar al ajedrez? ¿Tal vez fue de la manera típica, clásica: con el abuelo como profe que nunca perdía la paciencia? ¿O en el club de ajedrez, en uno de esos cursillos dados por un tío algo raro pero a la vez simpático? ¿Quizá fue un autodidacto, que aprendió con la ayuda de un libro de bolsillo? Ahora ChessBase y la renombrada editorial alemana Terzio, especializada en software para niños, acaban de publicar un programa interactivo de enseñanza para aprender y entrenar ajedrez.

Más...

La concepción de Educación Inicial en Venezuela

Por ejemplo, en el caso Venezuela, su Ministerio de Educación estableció en 2005, como objetivos de la Educación Inicial, lo siguiente:

  • Facilitar el desarrollo físico, cognoscitivo, socioemocional, psicomotriz, del lenguaje y moral del niño, dentro de una concepción integradora del desarrollo de la personalidad..., así como... favorecer el desarrollo de las habilidades y destrezas como la base de los aprendizajes y experiencias educativas posteriores.

Aquí, es oportuno precisar una definición de preajedrez. El término preajedrez originalmente estuvo asociado a una antigua concepción del barcelonés Joaquín Pérez de Arriaga.

Según este historiador del ajedrez la palabra preajedrez trata de “las formas y estructuras originales desarrolladas por el juego en su evolución hasta ajedrez en el S. XV”.

Una interpretación diferente, es la que nosotros aplicamos cuando es utilizada como estrategia pedagógica en cursos de preescolar. Este vocablo lo definimos y presentamos en la II Jornada de la Realidad Educativa Distrital de Caracas en 1988 y lo hicimos en los siguientes términos:

  • Conjunto de actividades pedagógicas organizadas para niños y niñas cursantes del nivel de preescolar; utilizando las piezas, peones y el tablero de ajedrez (mural, de mesa o de piso), con el objeto de generar conexiones y articulaciones con saberes de los distintos sectores del currículo. Entre dichas actividades se encuentran: canciones, cuentos, poemas, danzas, dramatizaciones, dibujos, pinturas, títeres, sombras chinas, etc.” Es una propuesta metodológica sugerida para estimular habilidades del pensamiento y la motricidad en preescolares; así como una aproximación a los rudimentos y principios básicos del juego de ajedrez”.

Más adelante, en 2007, en el currículo del Sistema Educativo del Ministerio de Educación, es incorporado un programa de alfabetización y masificación del ajedrez para ser aplicado en los diferentes ambientes escolares, llevándolo al salón de clases como una estrategia pedagógica que permita potenciar el aprendizaje entre los niños de preescolar y primera etapa de Educación Básica.

Ese mismo currículo estima que en la etapa del preescolar, los niños no distinguen lo real de lo virtual o fantástico; juegan permanentemente, estando solos o acompañados.

En este sentido, los niños construyen su propio mundo. Probablemente sea esta la época donde la creatividad inicie sus primeros avances para más adelante, manifestarse particularmente en la resolución de problemas académicos, científicos y de la vida diaria.

Esta característica "creadora" tiende a manifestarse más frecuentemente en niños despiertos, vivaces y extrovertidos. Niños y niñas que generalmente se clasifican como talentosos, por ejemplo, aquellos que poseen memoria excelente para la identificación y clasificación de la información proveniente de su entorno, la atracción por la construcción de modelos, la capacidad de aprendizaje, el trabajo por el logro de objetivos personales, establecer relaciones entre causa y efecto, aplicar los conocimientos adquiridos y elaborar conclusiones propias.

El pequeño Fritz (2ª parte) Ajedrez en el Castillo Negro

Después del gran éxito de “El pequeño Fritz – Aprende y entrena ajedrez“, por fin llega la segunda parte de la historia.

Más...

Este nuevo enfoque curricular considera que el ajedrez es una estrategia pedagógica (juego, actividad lúdica o recreativa), fundamental en diferentes momentos de la rutina diaria, permitiendo a los niños aprender a través del juego.

En consecuencia, en el currículo venezolano, el ajedrez es considerado en educación inicial, como actividad lúdica, que favorece entre los niños la atención, concentración y desarrollo de su mente, le brinda oportunidad de desarrollar la capacidad de resolver situaciones, tener actitud crítica ante la vida enfrentando sus logros y fracasos de manera adecuada y desarrollando su inteligencia.

La investigación sugiere que el ajedrez, en sus diversas vertientes, tiene un marcado carácter formativo sobre la personalidad de los individuos, en particular en niños y niñas en edad preescolar.

En esta edad, (4 a 6) años e independientemente del sexo, algunos niños han aprendido en sus casas los rudimentos del ajedrez, han desarrollado a tal grado su capacidad intelectual, que están habilitados para comprender las características generales del tablero, así como también las de las diferentes figuras que se desplazan sobre él. Adicionalmente, han captado e interpretado el sentido del juego, las reglas más elementales y el jaque mate.

El juego y su propósito educativo

El juego ingresa en el temario educativo como una actividad natural, placentera, que facilita la adaptabilidad del hombre al entorno físico y social circundante. Esto explica por qué los estudios sobre el juego han avanzado en su presentación en tanto instrumento útil para el desarrollo de las personas, postura que podría asociarse a la idea expresada por Platón de «educar jugando» que pareciera persistir con consistencia en las aulas con la noción de «juego educativo».

Es así como el juego ha conseguido un lugar en la escuela en tanto actividad divertida, que implica la participación de personas haciendo uso de habilidades que se pretenden estimular en las nuevas generaciones. De hecho, en las propuestas educativas de juego, se suelen seleccionar primero las habilidades requeridas para participar y luego se define la forma del juego a proponer.

Aunque el ajedrez es solo un juego, ya hemos afirmado que puede ser aplicado como estrategia o recurso pedagógico que contribuye a estimular en los niños y niñas el desarrollo de importantes habilidades cognitivas; las cuales favorecerían en ellos la participación en la construcción de su proceso de aprendizaje.

En el ajedrez, cada una de las casillas del tablero y figuras que se desplazan sobre él, tienen personalidad y carácter propio; con mucho que contar y con un papel por desarrollar en ese gran teatro que es la vida.

¿Por qué el preajedrez en Educación Inicial?

Debemos tomar en cuenta que el trabajo del ajedrez con los niños de preescolar no apunta hacia la formación de jugadores, sino a la utilización del ajedrez como estrategia pedagógica. De hecho, nos ha sido reportado que docentes que desarrollan cursos de ajedrez en este nivel, al poco tiempo de iniciados dichos cursos, han observado una mejora en la conducta en clase de sus alumnos; al igual que un incremento apreciable en la atención y en la autoestima de los participantes.

Reforzando esta idea indicamos que en la introducción de la obra ¿Por qué el ajedrez en las escuelas? (Blanco, U. 1998), afirmamos que:

  • La enseñanza sistemática del ajedrez comparte, con la escuela, el propósito del desarrollo del pensamiento, la educación en valores y el facilitar hábitos y patrones virtuosos del carácter.

Efectivamente, se ha verificado que la incorporación del juego de ajedrez en las escuelas, como estrategia didáctica, estimula el desarrollo de destrezas cognitivas, el pensamiento organizado, la creatividad, el espíritu crítico; el sentido ético y artístico.

En este punto quisiéramos subrayar que la gran mayoría de las constituciones y sus respectivamente leyes de educación, establecen como fin último de la educación, el desarrollo del pensamiento crítico de los individuos. Es por ello, que la utilización de algunos de los elementos o rudimentos del ajedrez durante el desarrollo de actividades en preescolar, sirve de vía para hacer énfasis en aquellos lineamientos curriculares que apoyan el estímulo de esta importante habilidad.

Así mismo, el preajedrez puede contribuir con el desarrollo de la personalidad de estos niños, pues fomenta el respeto, el reconocimiento del otro, la comprensión y la responsabilidad, elementos importantes para su desarrollo socio – afectivo e intelectual, desde sus primeros años de vida.

En relación con el carácter, nos referimos a un conjunto de cualidades, atributos y habilidades adquiridas, que dotan y caracterizan, con un estilo propio, singular y único, a la forma de conducirse de cada individuo.

De esta manera, la formación del carácter moral es algo que concierne a todos los docentes, cuando nos interesa promover esa plenitud o crecimiento humano; en tanto propósito fundamental de la educación.

De tal forma que –en nuestra opinión- la enseñanza del Preajedrez en Educación Inicial, se justifica plenamente porque siendo una estrategia pedagógica:

  • Apoya los fines y propósitos de la Educación Inicial en relación con sus funciones social, política y pedagógica.
  • Reconoce las características particulares de las edades destinatarias alejándose de los parámetros de niñas y niños ideales o teóricos.
  • Colabora en la construcción de la ciudadanía y facilita “trayectorias escolares exitosas”.
  • Facilita, la realización de ejercicios de transversalidad con otras áreas del conocimiento dentro del currículo de este nivel educativo.
  • Resulta una herramienta importante en esta etapa del desarrollo del niño, por cuanto su cerebro necesita, además del alimento equilibrado y reparador y la estimulación para una adecuada adaptación al medio.
  • Contribuye con la estimulación en los niños y niñas al desarrollo de importantes habilidades cognitivas; las cuales favorecerían en ellos la participación en la construcción de su proceso de aprendizaje.
  • Resulta una herramienta importante en esta etapa del desarrollo del niño, por cuanto su cerebro necesita estimulación para una adecuada adaptación al medio.
  • Facilita el desarrollo del carácter moral de los niños porque fomenta el respeto, el reconocimiento del otro, la comprensión y la responsabilidad, elementos importantes para su desarrollo socio – afectivo e intelectual, desde sus primeros años de vida.

Finalmente, sugerimos que, para la enseñanza del ajedrez a edades tempranas, tal aproximación debe hacerse a través de la lectura de un cuento, una leyenda o una historia porque allí comienzan a tomar vida sus futuros amigos: el tablero y las piezas del ajedrez. Amigos que le acompañarán toda la vida, donde quiera que vaya.

Así mismo y con el fin de preservar la naturaleza propia del juego de ajedrez, estimamos conveniente transformar el aula o taller de preescolar, en un ambiente para el juego; en particular, si lo queremos utilizar como un medio de entrenamiento para la vida seria y para formar mejores ciudadanos. Un ambiente tal y como los griegos clásicos concebían a la escuela: un lugar de ocio, tiempo libre, paz y descanso.

Fuente

Blanco, U. (1988). "El Ajedrez como herramienta para el desarrollo de habilidades cognitivas en las escuelas básicas adscritas al SAED. II Jornadas de la Realidad Educativa Distrital. Caracas, Distrito Federal. Blanco, U. (2004). Preajedrez. Ministerio de Educación, Cultira y Deporte. Caracas, Venezuela.

El ajedrez como política de estado en Venezuela

Enlaces


Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Mundial de Ajedrez para las Escuelas FIDE Entrenador y organizador.