Breve sinopsis de la reglamentación del ajedrez en los siglos XIX y XX

por Uvencio Blanco Hernández
23/09/2022 – En 1860 el reglamento publicado por Staunton en su libro Chess Praxis fue adoptado para los torneos europeos y americanos. Inclusive, por esta época el análisis de posición se hizo muy popular en el siglo XIX. Artículo por Dr. Uvencio Blanco | Imagen: ChessBase

ChessBase 16 - Mega package Edition 2022 ChessBase 16 - Mega package Edition 2022

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

El tema del tiempo en las partidas de ajedrez

El ajedrez competitivo se hizo popular a principios del siglo XIX. Durante este período de la historia del ajedrez moderno, los jugadores a menudo tardaban horas en analizar movimientos; a tal extremo que un jugador podía demorar hasta 2 horas y media para ejecutar un solo movimiento; por lo que los organizadores del Torneo de Londres, se preocuparon por el tiempo que tomaban los jugadores para pensar en sus jugadas. En consecuencia, comenzaron a desarrollar alternativas para el desarrollo de un juego más rápido; por lo que se comenzó a penalizar a aquellos jugadores que excedían un límite de tiempo dado.

En apoyo para la solución de esta problemática, aparece el reloj; a tal efecto, el reloj de arena se usó como medida de tiempo por primera vez en la historia del ajedrez moderno, en un torneo de Briston, Inglaterra celebrado en 1861. Luego estos relojes fueron reemplazados por los de péndulo.

Más adelante estos relojes se modificaron al incorporarse un pequeño pestillo llamado bandera para ayudar a resolver problemas de duración de las partidas y su impacto negativo en la organización de torneos de ajedrez.

Algunas obras pioneras

A comienzos del S. XIX en Inglaterra, las reglas aceptadas por el London Chess Club y escritas por Sarratt (1808), fueron reconocidas por la mayoría de los clubes de los países angloparlantes. Debemos agregar que precisamente Sarratt, fue el introductor en el país de la norma continental que establecía que aquella partida en la cual el Rey quedaba ahogado, debía considerarse tablas y, por tanto, compartir el punto.

A mediados del S. XIX (1847), Howard Staunton publicó en Londres el libro Chess Player´s Handbook, donde expone una nueva reglamentación para la organización de torneos. Poco tiempo después, en el Paris de 1850, fue publicado el libro Rágle de jeu des Échecs el cual contenía nuevas concepciones sobre regulaciones y consejos sobre el juego y la organización de eventos ajedrecísticos.

A pesar de este aporte fundamental, el primer torneo internacional de ajedrez celebrado en la capital inglesa (Londres, 1851), fue jugado utilizando reglas de los clubes europeos.

En 1860 el reglamento publicado por Staunton en su libro Chess Praxis fue adoptado para los torneos europeos y americanos. Inclusive, por esta época el análisis de posición se hizo muy popular en el siglo XIX.

Más adelante, el Congreso Americano de Ajedrez (1880), a través de su Comisión de Reglas, mostró preocupación por la diversidad de criterios y regulaciones existentes, para el ajedrez de competencia; por ello, adoptó el Código de Stauton. Este código fue reconocido hasta 1897, cuando el Manhattan Chess Club de Nueva York obtuvo los derechos americanos que fueron oficialmente incorporados por las 
primeras asociaciones y clubes de ajedrez de Gran Bretaña y publicados bajo el nombre de The American Chess Code.

Luego, en 1895, J. Muller de Brug organiza el primer torneo de ajedrez mediante el sistema suizo. Este ha sido un aporte fundamental que ha facilitado la organización de torneos de ajedrez para una gran cantidad de participantes y en pocos días de actividades.

La necesidad de un sistema universal de leyes, reglas y códigos

En Paris (1924), en el marco de la fundación de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), el problema de la definición de un sistema universal de reglas, fue considerado como prioritario por los miembros de dicho Congreso.

Pero no fue sino hasta 1929 cuando la FIDE adoptó y unificó las reglas generales del ajedrez, en el idioma oficial de esta organización deportiva, el francés. Aunque no todas las federaciones o clubes de ajedrez acataron esta disposición oficial, la mismas facilitó la divulgación del juego del ajedrez a nivel internacional.

Posterior al Congreso de Estocolmo (1956), la FIDE publicó, nuevamente en francés, una segunda edición de las Leyes del Ajedrez, añadiéndole algunas regulaciones suplementarias.

Ese mismo año Kenneth Harkness, el mánager administrativo de la USCF publicó Official Blue Book and Encyclopedia of Chess; allí incluía reglas sobre la anotación de partidas, los signos y símbolos del ajedrez en varios idiomas, etc.

Sin embargo, luego con la organización del l Torneo Internacional de Londres de 1851 y el inicio de las confrontaciones por el campeonato mundial entre Wilhem Steinitz y Johannes Zukertort (1886) y quienes les han sucedido hasta nuestros días, la producción y publicación de libros de ajedrez sobre la teoría de las distintas fases de la partida, problemas, estudios, reporte de torneo, etc. ha crecido exponencialmente hasta el punto de que desde hace unos 50 años, el juego de ajedrez ha producido un mayor volumen de literatura que todos los demás juegos, pasatiempos y deportes reunidos.

Finalmente, gracias a miles de libros y publicaciones periódicas y revisiones exhaustivas de las leyes, reglamentos y fases del juego, hasta los últimos cambios registrados en el Handbook FIDE durante el Congreso Fide celebrado en 2017 y que entraron en vigencia en enero de 2018; el juego de ajedrez se ha consolidado formalmente como una actividad deportiva; siempre en concordancia con los requisitos técnicos establecidos por el Comité Olímpico Internacional (COI).

Fuentes y enlaces


Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Ajedrez y Educación FIDE. Escritor, Investigador, Conferencista, Árbitro Internacional, Organizador Internacional, Entrenador, Profesor de Ajedrez ECU y Lead School Instructor FIDE.
Debate y comentarios Envíe sus comentarios a los editores