Algunas opiniones de Mark Dvoretsky respecto a la formación y entrenamiento del joven ajedrecista (3/3)

por Uvencio Blanco Hernández
22/01/2021 – En nuestro artículo anterior sobre el celebrado entrenador de ajedrez moscovita Mark Dvoretsky (ChessBase, 13.01.2021), afirmábamos que “más allá de la excelente labor desarrollada, Dvoretsky se destacó por su obra escrita; una de las más prolíficas e innovadoras en la historia del ajedrez como deporte”. Efectivamente, este maestro internacional con fuerza y comprensión de un GM, tenía entre sus habilidades más destacadas la escritura; llegando a producir más de 20 obras de alta calidad técnica; muy apreciada por la comunidad ajedrecística. La tercera y última parte del artículo por Dr. Uvencio Blanco sobre las opiniones de Mark Dvoretsky. | En la foto: Mark Dvoretsky y su esposa Inna en 2016. | Foto: Amruta Mokal (ChessBase India)

ChessBase 16 - Mega package Edition 2021 ChessBase 16 - Mega package Edition 2021

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

  • En un grado significativo, el desarrollo de nuestra comprensión del ajedrez depende del trabajo de entrenamiento realizado anteriormente.
  • En ocasiones, un autor tiene ideas interesantes, pero carece de la fuerza necesaria para ilustrarlas con ejemplos valiosos.
  • Nuestra herencia de famosos maestros del pasado es un recurso inestimable para la auto-mejora.
  • Aunque se tenga una excelente intuición, es necesario desarrollar en uno mismo la capacidad de profundizar continuamente en los detalles concretos de una posición

El análisis de la partida Capablanca - Alekhine, Nueva York 1924

También cabe destacar su labor divulgativa a través de análisis de partidas para las principales revistas especializadas, conferencias, charlas, seminarios y videos.

En 1995, el American Chess Journal, le publicó un excelente trabajo titulado “Lecciones de un final simple, en el cual analiza una partida del encuentro Capablanca – Alekhine del Torneo de New York de 1924.

En el mismo, emite una serie de conceptos interesantes sobre el tema de la preparación de las partidas, la psicología del contrincante, la evolución del estilo, la confianza, etc.

Igualmente, vale la pena revisar otros textos y publicaciones, en las cuales Dvoretsky emite opiniones sobre el entrenamiento como parte fundamental en la formación y mejoramiento de la forma deportiva de nuestros jóvenes.

A tal efecto, y con un fin estrictamente pedagógico, he estimado pertinente trabajar algunos de estos contenidos, desde la óptica de una entrevista (imaginaria), hecha a esta destacada personalidad del ajedrez mundial con base en el referido artículo.

La entrevista a Dvoretsky

Uvencio Blanco: ¿La comprensión general de la posición ¿es relevante para el crecimiento del ajedrecista de alto rendimiento?

Mark Dvoretsky: Si. En el tablero de ajedrez operamos con movimientos y variaciones concretas, que surgen de nuestra experiencia y comprensión general del juego. En un grado significativo, el desarrollo de nuestra comprensión del ajedrez depende del trabajo de entrenamiento realizado anteriormente. Para que este trabajo sea productivo, no basta con memorizar información específica. Lo importante es que uno desarrolle modelos de ajedrez, o imágenes mentales, a partir de esta base de conocimiento.

¿A qué se refiere usted con el término “imágenes mentales”?

He expresado que el entrenamiento sistemático del ajedrez, estimula la comprensión; entendida esta como la habilidad de un individuo para entender, apreciar o justificar información aparecida sobre el tablero a través de posiciones dadas. Luego, a partir de este entendimiento o captación de la información, generar imágenes mentales de la misma. De allí que, cuanto más vívidas sean las imágenes, más tiempo permanecerán en la memoria; especialmente las ideas generales originales y profundas, demostradas en variaciones claras y convincentes.

Para la redacción de sus libros y artículos, ¿tiene usted alguna fuente particular de inspiración?

En todo caso diría, fuente de orientación. Me refiero a que muchos pensamientos valiosos para nuestro desarrollo como ajedrecistas están dispersos en los comentarios del juego escritos por los grandes ajedrecistas. Al estudiar tales comentarios, me fijo en las palabras más que en las jugadas. Tan pronto como veo el brillo de una idea original e interesante, nueva para mí de alguna manera, la escribo junto con la posición en la que se lleva a cabo. De la misma manera, escribo ejemplos que demuestran exitosamente ideas conocidas en forma clara y memorable. Así he logrado reunir una amplia colección de las más variadas ideas de ajedrez, ilustradas con ejemplos sobresalientes.

Uno de los problemas detectados en los procesos de instrucción y entrenamiento de jóvenes ajedrecistas, es el referido a la dispersión de la atención. ¿Qué nos puede decir al respecto?

Por cierto, cuando los jóvenes ajedrecistas leen un libro o escuchan una conferencia, con demasiada frecuencia sólo prestan atención a las variantes, dejando escapar el juicio del autor. Estoy convencido de que por esta razón se pierden muchas cosas; normalmente la información más valiosa se concentra en las palabras. A veces vale la pena detenerse y concentrarse en las cosas más simples, incluso las más banales. Al repasarlas y descubrir nuevas sutilezas, se fortalece la comprensión del ajedrez.

Sin embargo, algunos comentaristas o analistas tienden a confundir a sus lectores al no manejar adecuadamente los conceptos propios del ajedrez. ¿Qué opina al respecto?

Por supuesto, las cosas son más complicadas en la vida que en el papel. La mayoría de los comentaristas de revistas y libros son superficiales, y a veces simplemente fraudes. Una vez un maestro experimentado me explicó cómo trabaja. Si puede sostener dos dedos en una página de texto, y sólo hay movimientos debajo de ellos, entonces es hora de poner un comentario. Añade algo como "El Juego Español siempre lleva a una complicada y tensa lucha" - y su tarifa crece en un rublo. Aprender a distinguir las percepciones y pensamientos genuinos de tal paja literaria le será útil no sólo en el ajedrez.

¿Por qué algunos autores, conocedores a fondo de los aspectos más importantes del ajedrez, no expresan adecuadamente sus ideas?

A veces vemos el otro lado del cuadro. Un autor tiene ideas interesantes, pero carece de la fuerza necesaria para ilustrarlas con ejemplos valiosos. Por ejemplo, si un gran maestro comenta sus propios juegos, por regla general este problema no se plantea, porque sus ideas generales están estrechamente relacionadas con lo que sucede en el tablero. Pero tan pronto como decide escribir un artículo o un libro sobre un tema determinado, las dificultades comienzan inmediatamente, porque el material adecuado puede no estar a mano.

¿Puede usted darnos un ejemplo que respalde esta afirmación?

Sí. Recuerdo hojear un libro de Alexey Suetin llamado "El camino a la maestría" (una traducción al inglés fue publicada en 1982 por Pergamon Press como "Tres pasos hacia la maestría en el ajedrez"). Los títulos de varios capítulos parecían muy interesantes, por ejemplo, "El juego por analogía", "Sobre posiciones desesperadas", "La falta de consistencia" y "Problemas de la utilización del tiempo en la elección de una jugada". Estas son cuestiones vitales de la maestría del ajedrez. El libro hubiera sido excelente si el autor hubiera logrado dar algunas respuestas, pero desafortunadamente no profundiza en casi ninguno de estos temas. La mayoría de sus ejemplos son sosos o analizados superficialmente, y en su mayoría sólo vagamente conectados con el tema bajo investigación. Sin un material analítico adecuado es imposible llegar a ninguna conclusión significativa. ¿Y de dónde podría Suetin obtener buen material? Dejó la práctica hace mucho tiempo y no hace ningún trabajo de entrenamiento real. Algo, por supuesto, debe quedar todavía en su memoria - pero conecta a un título de capítulo los primeros episodios que le vienen a la cabeza, sean relevantes o no. Al mirar una sección, tiene curiosidad por ver cómo el autor explicará el problema en cuestión. Lees más y descubres que no lo entiende en absoluto; sólo escribe en generalidades.

¿En casos como estos, usted sugiere ir de los conceptos teóricos a los ejemplos prácticos?

No. Probablemente el orden correcto para este tipo de trabajo no es el de los temas a los ejemplos, sino al revés: desde un ejemplo sustancial y minuciosamente analizado hasta las conclusiones generales que se desprenden de él. De esta manera, estudiaremos un final clásico que ofrezco a su atención... por cierto, es uno de mis favoritos.

¿Cuál es su valoración del legado de los maestros del pasado?

Nuestra herencia de famosos maestros del pasado es un recurso inestimable para la auto-mejora. Es importante no limitarse a jugar las variantes del libro rápidamente sobre el tablero, sino tratar de verificarlas y comprenderlas. Entonces, incluso de una pequeña cantidad de material se puede obtener una gran cantidad de información valiosa.

Usted publicó un interesante artículo en el cual analiza la partida Capablanca – Alekhine de Nueva York 1924. ¿Con qué tema deberíamos conectar el final de Capablanca-Alekhine?

Si lo piensas un poco, verás que no hay una respuesta única. En el proceso de estudio de esta áspera gema de un final, descubrimos muchas facetas que son todas importantes para el jugador práctico. Repasemos lo que encontramos.

Este es un excelente ejemplo del típico juego de final de torre. Señalaré una idea relativamente trivial, expresada aquí de manera muy clara: una línea abierta a la que las torres pretenden entrar puede ser no solo una fila, sino a veces un rango.

Exactamente, ¿qué quiere decir con esta aseveración?

Me refiero a que estamos frente a un ejemplo de defensa precisa. Es instructivo seguir cómo Alekhine, sin perder su presencia de ánimo en una situación difícil, movimiento tras movimiento resolvió pacientemente los problemas que tenía ante él. Además, ilustra varios aspectos del problema de la realización de una ventaja. Aquí vimos la importancia de buscar y anticipar las contra-ofertas de su oponente al principio del final del juego. Luego vimos cómo las blancas reforzaron su posición hasta el límite antes de cambiar el panorama general del juego, transformando su ventaja en el momento adecuado (jugada 51). Finalmente, hubo la necesidad eventual (jugada 56) de rechazar la maniobra posicional y elegir un camino concreto basado en cálculos exactos.

Estos procedimientos, seguidos por ambos contendores, ¿qué nos muestran?

Esto demuestra la importancia del pensamiento profiláctico. Sin esto, por supuesto, es imposible encontrar la brillante solución posicional en el movimiento 39. En el resto del final, Alekhine construyó su defensa considerando todos los planes activos de su oponente y cómo contrarrestar cada uno de ellos.

Esto implica que parte del trabajo defensivo llevado adelante por el maestro Alekhine, ¿estuvo guiado por su intuición?

Es una ocasión, al pensar en jugadores de ajedrez con un estilo de juego intuitivo, vimos qué decisiones eran difíciles o estaban completamente fuera de los límites de un jugador así. Llegamos a la conclusión de que, aunque se tenga una excelente intuición, es necesario desarrollar en uno mismo la capacidad de profundizar continuamente en los detalles concretos de una posición y, cuando sea necesario, calcular exactamente las variantes.

¿Qué concepto general podemos derivar de esta experiencia?

Para un ajedrecista es muy importante evaluar objetivamente los puntos fuertes y débiles de un oponente. Las partidas anteriores del oponente formarán la base de esta evaluación. Algunas de ellas resultarán ser especialmente informativas.

Esta partida, altamente ilustrativa, concluyó en tablas. Hasta esa fecha Alekhine no había podido derrotar a Capablanca. Sin embargo, los expertos observaron en estos años, una evolución positiva en el estilo del maestro Alekhine. ¿Cuál es su apreciación al respecto?

En los años 20, Alekhine se preparaba para un duelo con Capablanca por la corona mundial. Esto es lo que Alekhine concluyó después del torneo de Nueva York de 1924:

"En este torneo hice una observación reconfortante, que para mí fue un verdadero descubrimiento. A saber, que, aunque en el primer juego conmigo Capablanca me superó en la apertura, logró una posición ganadora en el medio juego y conservó una parte importante de su ventaja en el final de la torre, al final dejó escapar la victoria y tuvo que contentarse con un empate. Esto me hizo pensar más, teniendo en cuenta que Capablanca tenía muchas ganas de ganar el partido, ya que intentaba atrapar a Lasker, que lideraba el torneo y el día anterior me había ganado. Estaba convencido de que, si yo estuviera en el lugar de Capablanca, habría llevado el asunto a la victoria sin falta.

En una palabra, noté en mi oponente una pequeña debilidad: el crecimiento de la incertidumbre ante una resistencia obstinada. Ya había descubierto antes que Capablanca de vez en cuando cometía pequeñas inexactitudes, pero no sospechaba que no era capaz de liberarse de esta deficiencia cuando estaba concentrando completamente sus energías. ¡Este fue un descubrimiento extraordinariamente importante para el futuro!"

Más tarde, en el conocido artículo "El torneo de Nueva York de 1927 como prólogo a la batalla de Buenos Aires por el campeonato mundial" que introdujo su libro del torneo, Alekhine subrayó una vez más el papel que este juego con Capablanca jugó para él: "Este juego, por cierto, fue el punto de partida para mi comprensión de la individualidad ajedrecística de Capablanca."

¿Qué otras observaciones comunicó Alekhine sobre el juego del campeón mundial Capablanca?

Añadiré algunos comentarios más de Alekhine sobre el estilo de su histórico oponente, confirmando las conclusiones que ya hemos hecho. Pueden parecer demasiado agudas, lo que puede explicarse por las conocidas y tensas relaciones personales entre los dos campeones. Pero objetivamente, estos juicios me parecen justos (por supuesto, sólo "en su mayor parte", y con la salvedad de que estamos hablando de la clase más alta de juego).

"... Capablanca no es de ninguna manera un maestro excepcional del final del juego. Su arte en esta etapa del juego es en su mayor parte un personaje técnico, y otros maestros en algunas áreas particulares del final lo superan o sobresalen (por ejemplo, Rubinstein en los finales de las torres)".

"... En los juegos de Capablanca uno tiene que notar a lo largo de los años una comprensión menos profunda de los detalles de una posición, y la causa de esto parece ser una inquebrantable (hablo todo el tiempo del período anterior a Buenos Aires) confianza en la impecable de su intuición

“… Lo más triste para Capablanca era que su sistema de jugar "buenas" jugadas era casi sin excepción suficiente, porque en su mayor parte se le oponía con armas posicionalmente desesperadas. Al quedar impune al elegir jugadas que no eran las mejores, por un lado, perdió el hábito de la concentración durante el juego que es la única garantía contra las poderosas fuerzas del error, y, por otro lado, su confianza en sí mismo creció hasta el infinito y se cruzó casi en la adoración de sí mismo ... "

Finalmente y desde un punto de vista pedagógico, ¿cuál es su opinión de este histórico encuentro entre los grandes maestros Capablanca y su futuro retador Alekhine?

Considero que no todos los juegos que se encuentran en los libros y revistas son tan valiosos como el de Capablanca y Alekhine. Pero claramente, un solo final puede enseñar muchas lecciones.

Fuente: Dvoretsky. “Lessons from a Single Ending”. M. American Chess  Journal, Number 3, (1995), pp. 36-43.

Enlaces


Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Mundial de Ajedrez para las Escuelas FIDE Entrenador y organizador.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors