Jaime Sunye Neto: exitoso ajedrecista, dirigente, formador y organizador (1)

por Uvencio Blanco Hernández
03/07/2021 – Nacido en mayo de 1957, Jaime Sunye Neto ya destacabas como uno de los mejores ajedrecistas brasileños a mediados de la década de los 1970. El brasileño no solo conseguiría el título de gran maestro, sino que también alcanzaría el título universitario de ingeniero civil. | Uvencio Blanco entrevista al destacado trebejista.

ChessBase 16 - Mega package Edition 2021 ChessBase 16 - Mega package Edition 2021

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

Entrevista

Uvencio Blanco Hernández: Brasil es la nación más grande de América Latina, con una superficie estimada en más de 8,515 millones de km², es el quinto país más grande del mundo; y una población cercana a los 213 millones de habitantes. Por alguna razón, la pandemia por coronavirus encontró un terreno fértil, lo que facilitó que Sudamérica sea el subcontinente más afectado del mundo. Hoy, al momento de publicar la presente entrevista la estadística indica más de 550 mil muertes oficiales por acción de este letal virus y, aunque el gobierno está generando un plan de vacunación masiva, no observamos que la curva se aplane. ¿Cómo estimas que esta pandemia ha impactado esta pandemia sobre los ciudadanos y comercio de Curitiba; ciudad en la que resides?

Jaime Sunye Neto: Muy fuertemente en Brasil. Las autoridades, como en la mayor parte del mundo, no llegan a encontrar los mejores caminos y sufrimos tanto en la cuestión de salud pública como en la económica. Curitiba tiene una estructura de salud pública razonable, comparada con otras ciudades de Brasil y como la economía del Estado de Paraná es más bien agrícola, tiene un poco menos de problemas económicos que otras regiones del país.

Nacido en mayo de 1957, para mediados de los 70 ya destacabas como uno de los mejores ajedrecistas brasileños y te perfilabas por esfuerzo propio, como candidato a la maestría. Entonces, ¿cómo fue tu formación ajedrecística hasta convertirte en un profesional de este deporte?

Empecé a frecuentar el Clube de Xadrez de Curitiba en 1970, donde jugaba blitz y periódicamente aparecían revistas con novedades de meses atrás, y participar en todos los torneos posibles. También leía las columnas de periódicos de Río e Sao Paulo y algunos libros en español como Estrategia Moderna de Ajedrez de Pachman y Finales de Fine, Averbach y Maizelis. En portugués solamente “Partidas Seleccionadas de Smyslov”, traducido al portugués por Airton Tourinho. Había poco material para estudiar.

Tuve suerte de que, con el crecimiento del ajedrez por el match Fischer x Spasski en Reykjavik 72, y acal con el suceso de Mecking en Petrópolis 73, se empezaran a organizar más torneos inclusive juveniles en Brasil y América a partir del 73 y pude jugar los panamericanos y mundiales de 74 y 75. En el 76 gané el 1o Nacional y en 79 jugué el Interzonal de Río, donde tuve un buen resultado, que me abrió nuevas oportunidades. En el 82 decidí dedicarme más y buscar el título de GM, que lo conseguí en el 86.

Has ganado siete veces el campeonato nacional de tu país; específicamente en las temporadas de: 1976, 1977, 1979, 1980, 1981, 1982 y 1983. Con estos logros a la vista, ¿cuáles fueron los triunfos que te dieron mayor satisfacción?

El Campeonato Panamericano Juvenil en Buenos Aires 75 fue mi primer título internacional, que me proporcionó una beca de la OEA para jugar en los EUA el National Open y Lone Pine. El 5o lugar en el Interzonal de Rio 79 me dio el título de MI y abrió un nuevo mundo con invitaciones para jugar torneos cerrados fuertes como Wijk aan Zee, Hastings y Yerevan. Ganar el torneo de Luanda 81, el primero en esta región de África, fue muy especial porque participé en la organización junto a Rogerio Silva, durante la Olimpiada de Malta en 80. Las victorias en Sevilla 82, Amsterdam 84 y Zenica 86, encaminaron mi título de GM. Pero el gran triunfo fue la Medalla de Oro en el 2o tablero en la Olimpiada de Manila 92, con el plus de haber jugado la última ronda, arriesgando sin necesidad el oro olímpico, para ayudar al equipo.

Fuimos testigos de tu premiación en Manila; lugar donde se desarrolló un excelente nivel de juego. Según tu opinión, ¿es diferente el ajedrez de finales del S. XX en comparación con lo que ahora se practica?

Si, el ajedrez de alta competencia es hoy muy distinto. Se mantuvo, con mejoras, la metodología de estudio, preparación y práctica, como también la parte psicológica y física, pero la administración de la información es de otro nivel. Empiezan a jugar en edad muy temprana, tienen mucha información e intercambio y llegan a un nivel muy alto.

Jaime. Además del título de GM alcanzaste el universitario de ingeniero civil. Construiste una familia junto a Liliane Roskamp y tres hijos ya profesionales: Marco, André y Isabela. Ahora estas jubilado de la actividad pública y casi del ajedrez competitivo. Desde muy joven mostraste interés por la organización y la dirigencia. Esto permitió que desde hace más de 40 años lideraras proyectos de ajedrez en las escuelas ¿Podrías hablarnos de tu desempeño como guía de estas experiencias?

Empecé con un proyecto Estadal en 1980 en la Secretaría de Educación de Paraná, que ganó mucha fuerza a finales de esta década y principios de los años 90, y siguió hasta 2010. Llegamos a tener más de cien mil alumnos/año, otro tanto en los proyectos municipales y un número menor, pero significativo, en escuelas privadas.

Un punto culminante fue organizar el 1o Seminario Internacional de Ajedrez en las Escuelas de la FIDE en el 93, junto con el 64o Congreso FIDE. Tuvimos muchos momentos críticos, como capacitar maestros y desarrollar material de calidad de bajo coste, pero la dificultad más grande fue cambiar la percepción que se tenía del ajedrez en Brasil, como un juego difícil, practicado por una elite. Una vez que los padres y maestros tuvieron la imagen de la práctica del ajedrez como algo benéfico a los niños, todo fue más fácil. Del 2003 al 2008 tratamos de replicar la experiencia estadal en todo el país a través de los Ministerios de Educación y Deportes, utilizando las tecnologías de información, especialmente el servidor de ajedrez desarrollado por el Professor Doctor Alexandre Direne de la UFPR en el año 2000.

Ese trabajo ha sido altamente reconocido tanto en FIDE como en nuestro continente. Observamos que el ajedrez escolar puede tener distintos propósitos: desarrollo de habilidades, establecimiento de transferencias, formación de nuevos jugadores, etc. ¿Qué enfoque le has dado a los proyectos de ajedrez escolar dirigidos por ti?

Básicamente en el desarrollo de Competencias y Habilidades cognitivas, confiando que serían transferibles a otras áreas. Tuvimos la suerte de tener a 2 competentes Profesores Drs, Antonio Villar Marques de Sa y después a Wilson da Silva, que nos dieron la estructura teórica firme que nos permite avanzar hasta hoy. Claro que utilizamos los trabajos de otros exponentes, como Gobet en Europa y tú en Venezuela, así como de la Federaciones de Holanda y Francia. Creía que la formación de nuevos jugadores sería un subproducto natural de los proyectos, lo que no pasó porque la estructura federativa no es adecuada, y más tarde creamos el Centro de Excelencia de Xadrez para atender esta demanda, y que sigue con su trabajo hasta hoy. Fue el CEX que permitió construir las asociaciones público-privadas para desarrollar el servidor de ajedrez con la UFPr, los eventos masivos de ajedrez escolar, apoyar las municipalidades, etc.

Ya para mediados de los 80, comenzaste a desarrollarte como dirigente del ajedrez organizado en tu país por lo que fuiste presidente de la CBX. ¿Cuáles fueron las actividades más importantes de tu gestión?

Estuve como presidente de la CBX del 88 al 92. El Dr Luiz Tavares da Silva asumió en el 86 en una situación muy difícil para la CBX, que se tornara irrelevante desde una crisis en el 82, y me invitó para ser Director de Relaciones Exteriores y Delegado en la FIDE. En su corto mandato de 2 años empezó a pagar las deudas con la FIDE, arreglar la documentación con el Ministerio de Educación y Deportes, reactivar la actividad en las federaciones estaduales, organizar los Campeonatos Nacionales en buenas condiciones y participar en los eventos FIDE. Ya en Dubai 86 la CBX envió una delegación completa, contrastando con Tesalónica 84 donde los jugadores tuvimos que pagar nuestros gastos. Esto nos dio una perspectiva positiva, pero la situación seguía crítica y dar secuencia al trabajo de Dr. Tavares de poner de pie la CBX era sostenida en los recursos que el movía, lo que era imposible para alguien sin la misma fuerza. Conversamos largamente en Dubai, mientras aguardábamos los resultados de las elecciones de la FIDE. Él quería ayudar, sabía lo que era necesario, pero no tenía la disposición de enfrentar las peleas necesarias.

A principios del 87 fui a Recife y de ahí a otros estados a conocer la realidad del ajedrez organizado en Brasil. Un par de meses después en Brasilia tuvimos una asamblea de la CBX donde nuestras propuestas tuvieron apoyo mayoritario. Empezamos a organizar un Plan Estratégico y montar un equipo de trabajo, que incluya no solamente la junta directiva sino también una decena de federaciones, Clubes y Organizadores privados. Mi diagnóstico era claro: el impulso del ajedrez de los años 70 en Brasil no había desaparecido, pero los organizadores estaban aislados, sin información, pero dispuestos a ayudar. La idea de que solamente Sao Paulo y Paraná seguían trabajando era equivocada. Claro que dependería mucho de estos 2 estados, pero teníamos a Magalhaes en Amazonas, Antonio Bento y Sandro Trindade en Brasilia, Martin de Haro y Adaucto Nobrega en Santa Catarina, Renato Genovesi en Goiania, Ruilon Mont’Alvern en Minas, Pedro II y Gilvan Quadros en Bahia, Licinio Correa en Ceara, Leoncio Leão en Pará, Orlando Silvestre en Mato Grosso do Sul, etc. todos trabajando mucho por el ajedrez local y dispuestos a ayudar la CBX. Para esto lo primero fue crear una Secretaría General que informaba y atendía a todos los jugadores, democratizando la información que en esta época era difícil de accesar, y hacer un rating Nacional, a cargo de Adaucto Nobrega, hoy responsable por el site BrasilBase.

Todo esto preparaba una vinculación de los jugadores con la CBX y las Federaciones y dividía la responsabilidad por la gestión con todos los involucrados. Invertimos mucho en las categorías de menores, especialmente sub 10 a 14. Teníamos campeones nacionales y continentales de todas partes: Tatiana Duarte de Amazonas, Rafael Leitao do Maranhão, Benares de Rondônia, etc... Ya en 89 hicimos Los Campeonatos Nacionales de Menores en Manaus y el Juvenil en Rio Branco. Se demostró que teníamos ajedrez de menores fuera del eje São Paulo - Paraná - Santa Catarina, un cambio de mentalidad importante. Reorganizamos todo el calendario para que los eventos CBX fueran sostenibles y enfatizamos la importancia de la participación en los Campeonatos Estaduales, Nacionales e Internacionales. Apoyamos los torneos por equipos, incentivamos los torneos abiertos y creamos un Circuito “Prosdócimo” de Ajedrez Rápido, que Rubens Filguth organizó con éxito.

En el 90 teníamos la CBX regularizada, con acceso a los recursos gubernamentales y nuevas oportunidades. En las categorías de menores, la diferencia de Brasil para Argentina, y otros países Sudamericanos, no era tan grande y Organizar los Festivales Panamericanos de Menores, regionalizando la idea de Rabel Mendes del Festival de la Paz, fue un primer paso para hacer un evento sostenible y garantizar práctica e intercambio para los jóvenes y permitir que un número significativo participara en un evento internacional. Empezamos con Cubatao 89, organizado por Jussara Chaves, y en un par de años el evento se firmó en las Américas, garantizando que todas las categorías, de Sub 10 a Sub 18, tendrían torneos Continentales todos los años.

Continuará...


Enlaces


Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Mundial de Ajedrez para las Escuelas FIDE Entrenador y organizador.

Comentar

Normas sobre los comentarios

 
 

¿Aún no eres usuario? Registro