Jaime Sunye Neto: exitoso ajedrecista, dirigente, formador y organizador (3)

por Uvencio Blanco Hernández
16/07/2021 – Nacido en mayo de 1957, Jaime Sunye Neto ya destacaba como uno de los mejores ajedrecistas brasileños a mediados de la década de los 1970. El brasileño no solo conseguiría el título de gran maestro, sino que también alcanzaría el título universitario de ingeniero civil. La tercera parte de la entrevista realizada por Uvencio Blanco. | En la foto: Jaime Sunye Neto (via Pablo Alejandro Acosta)

ChessBase 16 - Mega package Edition 2021 ChessBase 16 - Mega package Edition 2021

Ideas nuevas, análisis precisos, y entrenamiento a medida. ChessBase es la base de datos de ajedrez particular de referencia en todo el mundo. Aprenda, disfrute y mejore su juego. Cualquier ajedrecista con ambiciones, desde el Campeón del Mundo hasta los jugadores de club o los amigos ajedrecistas aficionados, trabajan con esta herramienta.

Más...

Entrevista (parte 3)

Parte 1 de la entrevista

Parte 2 de la entrevista

Continuamos nuestra conversación con el GM Jaime Sunye Neto.

Demasiadas marchas y contramarchas; luchas intestinas y otras no tan solapadas por el poder; carencia de una visión coherente orientada a los mejores intereses de FIDE. Mucho tiempo y energía perdidos. Ahora, háblanos de tu candidatura a FIDE 1996.

Terminado el Congreso de la FIDE, con Durao y Kouatly agregados al Presidential Board como vicepresidentes, con la buena voluntad de Samaranch y la promesa de reunificación pensé que tendríamos una oportunidad de que el ajedrez volviera a ser importante en el mundo, pero ya en la primera reunión del Presidential Board quedó claro que la autofagia del enfrentamiento de los grupos de Kouatly y Makropoulos seguiría y Campomanes no tenía el control. 

Intenté seguir trabajando por mi cuenta, organizando eventos, enseñando la importancia que los aspectos educativos del ajedrez tenían en nuestro marketing, participando del Comité para Integrar la FIDE al COI. En la Comisión de Desarrollo y busqué formas creativas de ayudar a los países CACDEC en un periodo de presupuesto cero. Gelfer seguía ahí, pero era pragmático y dispuesto a buscar alternativas.

En América trataba de organizar más y nuevos torneos en distintas regiones y crear una estructura, basada en el apoyo de las federaciones más fuertes, que permitiese el desarrollo de los jugadores de las pequeñas federaciones, como el convenio con el ISLA, que atendía a muchos jugadores de Centroamérica y el Caribe. Tendríamos una Federación de las Américas en el 98, y yo imaginaba que sería una Junta Directiva de 3 (Presidente, Secretario y Tesorero), un Board con los presidentes de Zonas y un Consejo Técnico con los mejores jugadores. Para esto encaminaba mi trabajo.

El Congreso de París 95 vino con muchas sorpresas. Las grandes federaciones, lideradas por Francia, decidieron sacar a Campomanes que no había conseguido cumplir con sus promesas de Moscú. Yo llegué tarde porque estaba en el Mundial Sub 26 por Equipos de Parnaiba y cuando llegué Kouatly tenía la mayoría de los delegados, pero no los 2 ⁄ 3 necesarios para asumir.  El apoyo a Campomanes era minoritario y estaba dividido con el pequeño grupo de Makropoulos, que esperaba que el Deputy Gobash de Emirados Árabes, asumiera la presidencia. Entramos en un impasse. Al final vino la propuesta, creo que de Karpov, de que no fuera ni Kouatly ni Gobash, que Campomanes renunciara en favor de Kirsan Ilyumzhinov, un desconocido en la FIDE que había estado en el Congreso de Moscú para presentar la candidatura de Kalmikia a la Olimpiada del 98. Él prepararía la FIDE para las nuevas elecciones ya en Erevan 96. 

La justificación es que tenía recursos financieros y óptimas relaciones con Kasparov y Karpov para reunificar el título mundial. Esto me pareció muy malo para el ajedrez y en especial para la FIDE, pero esta posición ganó por largo margen. 

Salimos de Paris con un nuevo presidente que no conocía a la FIDE, que su brazo derecho, Kouatly, estaba en malos términos con la mayoría del Presidential Board, que no renunció y que su primera promesa, de reunificar el Título ya había sido negada por Kasparov. Bajábamos a un nuevo nivel y yo me sentía aislado, pesimista, sin ver perspectivas para la FIDE.

Como era de esperarse seguimos más un año errático, con peleas por el control de la secretaría y las finanzas de la FIDE, con reglamentos para los mundiales confusos y sin contacto con la realidad. De la reunificación del Título como en las negociaciones con el COI no se hablaba. Kouatly, Morten Sand y Leong no conseguían dar un nuevo camino. Los delegados de la mayoría de las federaciones llegaban a la misma conclusión de que no había cómo seguir así y empezaban a buscar alternativas. 

Lowenthal, delegado de Holanda, me invitó para una reunión en Amsterdam con un grupo de federaciones fuertes, dispuestas a dejar de lado sus diferencias e intereses propios por el bien común, y me pedían para liderar el grupo. Ser candidato a presidente no estaba en mis planes, prefería seguir organizando Américas y trabajando con el desarrollo de los países menos favorecidos, pero la situación era crítica.

Montamos un Presidential Board con Einar Einarsson (Islandia), Noureddine Tabbane (Túnez), Egon Ditt (Alemania), Andrei Makarov (Rusia), Steven Doyle (EUA), Emmanuel Omuku (Nigeria) y Gunther Loewenthal (Holanda). Faltaba Asia, pero la mayoría eran conocidos veteranos de la FIDE, con 2 excepciones.

No conocía a Doyle y hubiera preferido que la USCF indicará a Adams con quien venía trabajando y tenía excelentes relaciones. Con Makarov estuvimos en lados opuestos en Moscú, un par de años antes, pero fue muy correcto. 

Hasta llegar a Ereván todo fue muy bien, pero el Congreso fue difícil, con mucha presión, golpes y reglas cambiantes. 

Cometí muchos errores y perdí las elecciones.

Verdaderamente fuiste protagonista de una época difícil para el ajedrez institucionalizado; estimo que con situaciones traumáticas que, aún hoy, algunas de ellas no parecen superadas. ¿Por qué te retiraste de la dirigencia ajedrecística?

Una vez terminado mi mandato en América no volví a la dirigencia. No me parece saludable quedarse muchos años en un mismo puesto de dirección, mucho menos tratar de volver. Tampoco tengo la ambición ni el talento para quedarme décadas en lo mismo, aguardando. Entre para provocar cambios necesarios y salí cuando entendí que no podría realizarlos porque la FIDE tardaría muchos años para volver a tener una nueva chance de tener una relevancia significativa. Tardó más de 20 años para empezar los cambios. Los candidatos de oposición a Ilyumzhinov y que me siguieron, Bessel Kok (2006), Karpov (2010) y Kasparov (2014), no tuvieron mejor suerte; y solamente la ruptura interna abrió espacio para una renovación. 

FIDE eligió en el 1996 el camino más cómodo y sigue en esta trampa.

Es fácil comparar como el bridge, póker, e-james, gammon, etc. seguirán avanzando con los premios en los grandes eventos y el ajedrez se quedó. Conocí a Campomanes en 74 en el Mundial Juvenil de Manila. Llegué tarde, para la tercera ronda, y ya no tenían habitaciones libres, así que me quedé en el departamento de la organización, donde Campomanes siempre estaba tarde de la noche, mirando los boletines y leyendo los periódicos. En una de estas noches me habló de sus ideas para el ajedrez, que me parecieron fantásticas. Un año después Filipinas propuso una bolsa de 5 millones de dólares para el match que no se hizo de Fischer y Karpov, hoy algo en torno de US 25 millones, lo que nos ponía muy alto. En 1990 fue algo en torno de ⅓ de esto y nunca recuperamos este nivel. El ajedrez tiene el potencial para mucho más, y la FIDE tiene que cambiar para empujar el crecimiento. 

Desde tu actual perspectiva, ¿Cómo ves el panorama ajedrecístico del Brasil actual?

El Ajedrez Educacional sigue fuerte y crece mucho la practica por internet, nos lleva al borde de un Cambio Disruptivo de la Práctica del Ajedrez, que es muy interesante. 

En lo que llamamos de Ajedrez Organizado y de Alto Rendimiento estamos dentro de una América Latina que sigue su decadencia y pierde importancia en el mundo del ajedrez. 

Sumando a los problemas económicos y sociales de nuestros países, la distancia entre dirigentes y jugadores es muy grande. Los eventos bajaron mucho su calidad y tienen más la perspectiva del organizador que del jugador. 

Hay excepciones mostrando que hay formas de eludir estos problemas y avanzar, pero exige mucho trabajo, unión y credibilidad de los dirigentes para obtener recursos.

Integraste los equipos olímpicos de: 1980-1986, 1990, 1992, 1994, 1998, 2006 y 2008 donde jugaste un total de 100 partidas para un 60% de efectividad, producto de 39 triunfos, 42 empates y solo 19 derrotas. Hace 20 años estuviste en los 2560 puntos de Ello; hecho que te convirtió en uno de los grandes maestros del continente; lo que a la vez te permite opinar apropiadamente sobre eventos del ajedrez del más alto nivel. En ese sentido, ¿cuál es tu opinión respecto al desarrollo y nivel técnico del Torneo de Candidatos que recién ganó el GM Nepomniachtchi?

Nivel técnico increíble, muy alto. No había ningún jugador de nivel un poco abajo, todos jugaron muy buenas partidas. Infelizmente la interrupción por la pandemia dejó su mancha. Algunas veces la FIDE pierde la paciencia y comete errores desnecesarios.

Cierto, pero al ser retomado, todos lucharon con una fuerza inusitada; todos iban por el premio mayor. Al respecto, si el match por el campeonato del mundo entre los grandes maestros Carlsen y Nepomniachtchi comenzará la próxima semana, ¿cuál sería tu pronóstico?

Me parece muy equilibrado, pero si el Campeón tiene más experiencia, el Candidato tiene más motivación, y me inclino por Nepo.

Para finalizar, damos las gracias al gran maestro Jaime Sunye Neto por habernos permitido compartir estas experiencias relacionadas con su vida, su carrera ajedrecística y su participación en hechos relevantes de la historia del ajedrez de las últimas cuatro décadas.

Jaime Sunye Neto en la base de datos de jugadores online de ChessBase, players.chessbase.com

Jaime Sunye Neto en la base de datos de jugadores online de ChessBase

 

 

 

Enlaces


Uvencio Blanco Hernández, Venezuela. Comisión Mundial de Ajedrez para las Escuelas FIDE Entrenador y organizador.
Discussion and Feedback Join the public discussion or submit your feedback to the editors